VARIABLES PSICOLÓGICAS QUE INFLUYEN EN LAS LESIONES DEPORTIVAS

VARIABLES PSICOLÓGICAS QUE INFLUYEN EN LAS LESIONES DEPORTIVAS

A día de hoy son cada vez más las personas que se suman a la actividad física o práctica deportiva debido a los numerosos beneficios, tantos físicos como psicológicos. Pero la practica deportiva no está exenta de riesgos y, en este caso, el riesgo principal es sufrir una lesión.

Los estudios epidemiológicos muestran que con el incremento de la participación en el deporte, la incidencia de lesión se ha elevado (Olmedilla, Andreu, Ortín & Blas, 2008). Por otro lado, la importancia de los factores psicológicos en el mundo deportivo ha ido creciendo a lo largo de los últimos años gracias a la investigación, por lo que empezar a tener en cuenta estas variables en nuestros entrenamientos y práctica deportiva, podría ayudar a reducir nuestra probabilidad de lesionarnos y a afrontar mejor nuestras lesiones.

¿QUE ES UNA LESIÓN? ¿QUÉ ES UNA LESIÓN DEPORTIVA?

El concepto de lesión hace referencia a un daño o rotura de los tejidos como consecuencia de la presión ejercida por una fuerza superior a la resistencia de los mismos (DTCM, 1992). Por lo que podemos aplicar esta definición al ámbito deportivo.
Los factores físicos son las principales causas de las lesiones deportivas, tales como una mala preparación física, sobre-entrenamiento o algún golpe con el adversario. Pero, a día de hoy, se ha descubierto la verdadera importancia de las variables psicológicas sobre las lesiones deportivas, tanto en el riesgo a lesionarse como en la adherencia a la recuperación (Weinberg & Gould, 2010).

La repercusión que tiene una lesión deportiva no implica únicamente consecuencias físicas como el reposo o retirada de la práctica deportiva durante un tiempo, sino también cómo las personas interpretamos nuestra lesión y la afrontamos con los recursos que tenemos durante el proceso que pasaremos hasta recuperarnos (puede ser desde días, meses, años o cronificarse, lo cual también habrá que aprender a gestionarlo).

Dejar durante un tiempo algo que nos produce placer y disfrute, alejarnos temporalmente del contexto del deporte que practiquemos, que en ocasiones también es un potente agente socializador, romper la rutina de ejercicio, una vía menos de gestión emocional, sentir miedo a la incertidumbre de cuándo volveremos a practicarlo, frustración por no poder hacer algo que nos gusta, en ocasiones dolor durante la rehabilitación etc.. son situaciones que se experimentan cuando aparecen las lesiones deportivas y si no las afrontamos adecuadamente, esto puede repercutir de manera negativa durante el proceso de rehabilitación.

Hoy vamos a hablar sobre dos de las variables que más influyen en el riesgo de lesión y en la adherencia al proceso de rehabilitación y recuperación.

PERSONALIDAD

La personalidad podría ser definida como los patrones o rasgos de conducta, emocionales y mentales que caracterizan la adaptación de las personas a las situaciones de la vida. Nos aportan estabilidad ante las diferentes situaciones, maneras de afrontar nuestro día a día desde una coherencia interna, pero esto no significa que no podamos cambiar si trabajamos por ello.

Pongamos a un deportista o a una persona que se lesiona durante su práctica deportiva y como consecuencia de ello le toca afrontar el proceso de la lesión deportiva.

Tenemos a la persona A, con un perfil de personalidad optimista, flexible, racional y paciente, que a la hora de lesionarse reconoce la gravedad de la situación, pero es capaz de enfocar todo el proceso que va a vivir de manera constructiva, sin forzar tiempo , pudiendo trabajar otros aspectos de su práctica deportiva, como puede ser el trabajo mental mientras se recupera o aprovechar el parón para potenciar uno de los 4 pilares fundamentales en toda práctica deportiva (mente, físico, técnica y táctica).

Ahora bien, la persona B, tiene un perfil de personalidad pesimista, rígida e impulsiva, por lo que a la hora de lesionarse, tenderá a interpretar la situación de manera más negativa, como catastrófica, de difícil solución, tendrá prisa por recuperarse y su atención estará focalizada en lo que le limita, lo que quita y no en lo que puede ganar a través de una lesión.
Eso no significa que uno sea mejor que otro, sino que hay rasgos que facilitan la adherencia a la rehabilitación y la probabilidad de lesionarse.

La importancia en la personalidad radica en conocerse, es decir, a través de profundizar en mi autoconocimiento (más en concreto en el ámbito deportivo y personal) podré gestionar mejor el riesgo y el afrontamiento de las lesiones deportivas, además de poder organizar y planificar la recuperación con el profesional especialista, lo más especifica, beneficiosa y motivadora posible para la persona lesionada, adaptándolo desde mis patrones o generando nuevos.

Aunque parezca raro, las lesiones deportivas son en ocasiones buenas oportunidades para profundizar en nuestro aprendizaje sobre nosotros mismos y como un escalón de crecimiento personal y deportivo, ahora bien, el enfoque que pongamos sobre el proceso será la clave.

Tips para trabajar la personalidad:

– Conócete. Obsérvate como te relacionas con tu ámbito deportivo.

– Potencia aquellos rasgos que sean beneficiosos, como la flexibilidad cognitiva o la resiliencia (la capacidad de superar la adversidad y salir reforzado de ella.)

– Busca nuevas maneras de enfocar la situación, por ejemplo, pros y contras de la lesión.

– Escribe en una hoja los rasgos que más valoras sobre ti y plantéate como te ayudan en tu día a día y en tu práctica deportiva.

AUTOCONCEPTO DEPORTIVO O IDENTIDAD DEPORTIVA

El autoconcepto es la representación mental global que la persona hace de sí misma. Supone la parte de la identidad subjetiva de la persona que se atribuye una persona a si misma de forma. El autoconcepto utiliza predominantemente los elementos que consideramos nos diferencian y sirven para identificarnos frente a los demás (Moreno, 2007). En este caso, el aspecto que nos diferencia de los demás es la práctica deportiva a través de la cual crearemos una identidad deportiva.

La identidad deportiva o autoconcepto deportivo es el grado en el cual un individuose identifica con su rol de deportista (Brewer, Van Raalte, &Linder, 1993). Es decir, la valoración que hace una persona sobre sí mismo (en este caso sobre el aspecto deportivo), en el que entran capacidades, habilidades, modo de juego, rasgos de personalidad, etc. Por lo tanto, a más identificación, mayor relevancia tiene el aspecto deportivo en la identidad global de la persona. Esto no significa que sea positivo o negativo, dependerá de la gestión que realicemos de la misma.

Por ejemplo, el principal y más destacable beneficio de ser un deportista o practicante de deporte comprometido con su rol de atleta es el compromiso que podría llevarle a continuar con su rutina de entrenamiento en momentos de mayor dificultad, mayor adherencia a la rehabilitación si sufriese una lesión o apoyo a los compañeros.

Por otro lado, uno de los costes de estar muy comprometido y centrado en esta identidad es el sobreentrenamiento, que en muchas ocasiones puede llevarnos a sufrir una lesión deportiva y alejarnos del deporte temporalmente. O debido a ese compromiso, querer forzar el proceso de recuperación, volver a romperse y alargar el proceso.
Como he dicho más arriba, la clave radica en cómo la gestionemos de cara a orientarla a la recuperación de la lesión.

Tips para trabajar la identidad deportiva:

– Valora cuán de importante es el deporte en tu vida y cuánto tiempo le dedicas.

– Antes que ser deportista o practicante de deporte eres persona, no lo olvides, eres mucho más que tu ámbito deportivo.

– Abre tu abanico de actividades para realizar en tu vida, prueba actividades nuevas, sal de tu zona de confort.

CONCLUSIONES

Aquí podemos ver una parte pequeña sobre las variables psicológicas que influyen en las lesiones deportiva, por lo que es de vital importancia empezar a tenerlas en cuenta en nuestro entrenamiento y práctica deportiva para aprovechar sus beneficios.
En cuanto a la personalidad, desde mi experiencia en el trabajo con deportistas de diferentes modalidades, es fundamental conocerse para afrontar las diferentes situaciones que viviremos en relación con el deporte y la práctica deportiva, además el deporte es una de las mejores herramientas de autoconocimiento que conozco, así como de desarrollo y potenciación de capacidades psicológicas.

Por otro lado, hemos visto como la identidad deportiva, el grado en que nos identificamos con el deporte, puede influir de cara a lesionarse y sobre la rehabilitación y recuperación. Por lo que también es importante concebir que antes que deportistas, son personas y las personas son valiosas por muchas otras cosas, aparte de hacer deporte.

Como he comentado más arriba, para mi los 4 pilares fundamentales del deporte son la mente, técnica, táctica y físico, ahora bien, también creo que el que consigue que todos funcionen en la misma dirección y al unísono es la mente, por lo que considero fundamental su trabajo.

Por último comentar que aunque en un primer momento una lesión puede ser algo negativo, aplicando el enfoque adecuado podremos utilizarlo como un escalón de crecimiento y una oportunidad para conocernos mejor y potenciar nuestros recursos para afrontarlas.

REFERENCIAS Y BIBLIOGRAFIA

1. Brewer, B. W., Van Raalte, J. L., &Linder, D. E. (1993). Athletic identity: Hercules’ muscles or achilles heel? International Journal of Sport Psychology

2. Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas
(1992, 13ª ed.). Barcelona: Masson.

3. Moreno Jiménez, B. (2007). Psicología de la Personalidad: Procesos. Madrid: Thomson.

4. Olmedilla Zafra, A., & Andreu Álvarez, M., & Ortín Montero, F., & Blas Redondo, A. (2008). Epidemiología lesional en futbolistas jóvenes. Cultura, Ciencia y Deporte, 3 (9), 177-183.

5. R.S.Weinberg, & D.Gould. (2010). Fundamentos de Psicología del Deporte y del Ejercicio Físico. Madrid: Panamericana.

  1. Evidentemente que la mentalidad influye tanto para bien, como para mal. Fuera del gimnasio pasa exactamente lo mismo. En cuanto al culturismo (Y sus derivados) el secreto está más allá de los farmacos, el último gimnasio de moda, o lo que come, el secreto y la diferencia de los mejores está en la mente que tienen.

    Saludos

Dejar una respuesta