¿TU BÁSCULA TE MIENTE? TRANQUILOS; AQUÍ LA SOLUCIÓN

Mario MuñozPor Creado: 22/01/2020 0 Comentarios Artículos relacionados : , , , ,

¿TU BÁSCULA TE MIENTE? TRANQUILOS; AQUÍ LA SOLUCIÓN

Tratas de perder peso graso y la báscula no se mueve; un día, otro día… ¡otro más!

Pero, ¿qué estoy haciendo mal?

Bueno, en realidad puede que estés haciendo todo mal…o nada.

Vamos a ponernos en contexto de una persona que viene de realizar un superávit calórico con entrenamiento previo y frecuente, y que viene haciendo una transición desde entrenamiento de fuerza de volumen más bajo a entrenamiento de hipertrofia de volumen más alto con el objetivo principal de mantener o incrementar ligeramente la masa muscular y perder peso graso.

Nutrición: Bajas calorías de 3200 a 2400 (hombres) o de 2500 a 2100 (mujeres).

Cardio: no hay cambios, pero la actividad física diaria ha aumentado en promedio unos 2500 pasos.

Esperas que al reducir 800 calorías de la dieta y aumentar el gasto energético diarios también se esperaría una gran caída en el peso en la báscula, ¿no?… sí, pero no ha sucedido. Tu peso prácticamente se ha mantenido cerca del inicial y hace ya unas semanas que se mantiene kg arriba y abajo.

báscula cardio

Este caso, que podría ser el tuyo, es bastante habitual y nos lo encontramos día a día en consultas a través de redes sociales, emails, preguntas personales…por eso vamos a intentar dar una explicación resumida y directa para entenderlo.

¿QUÉ NO NOS ESTÁ CONTANDO LA BÁSCULA?

Puedes pensar que el cambio en el tipo de entrenamiento te haya hecho ganar algo de tejido muscular magro, pero en caso de existir este incremento, cosa algo improbable, quizás sea una ganancia tan ridícula que ni siquiera tenga impacto en el peso total. Lo más importante que ha ocurrido es el que has pasado a un déficit y aumentado los niveles de actividad, los que supone un importante factor de estrés para el cuerpo.

Sabemos que la pérdida de grasa no es lineal, de hecho, tampoco lo es el aumento de peso, seguro que a la larga lo son, pero a corto / medio plazo, no lo son.

El proceso por el que las células grasas disminuyen en tamaño y en contenido (grasa subcutánea) es de la siguiente manera:

1. Las células grasas se van vaciando de triglicéridos almacenados.

2. Una vez que las células grasas se vacían de los triglicéridos almacenados, se llenan temporalmente con agua porque el glicerol, molécula componente de los tri-glicéridos, atrae al agua, lo que podría ser parte del mecanismo. Por lo tanto, no habría un cambio inmediato en el tamaño, el peso corporal o la apariencia física, aunque sí en la composición corporal.

En el caso de las mujeres y sus fluctuaciones hormonales, dependiendo de la semana del ciclo menstrual en la que estuvieran, podrían ver incluso de manera más frecuente una cifra igual o mayor a la inicial en la báscula.

3. Luego, después de un período de tiempo, el agua caería, las células de grasa se reducirían en tamaño y contenido, aunque no desaparecerían hasta pasados muchos años por regeneración celular.

báscula adipocito

Una forma resumida y algo extraña de verlo podría ser que la pérdida de grasa instantánea o a corto plazo se haga «aparente». Es decir, la grasa se vació y se quemó hace días o semanas, pero hasta que el agua no cae, nada parece haber sucedido.

Es por eso por lo que después de este pequeño periodo de estancamiento se pueda ver una caída repentina. Una interesante forma de verlo sería con el análisis pormenorizado con una bioimpedancia que estructura la composición corporal en los diferentes componentes del cuerpo humano, y de esta manera se podría hacer una comparativa con la medida inicial, aunque no son 100% exactas y también deberían ser solo una referencia de mediana importancia. En estos casos, probablemente los pliegues subcutáneos no sean una medida tan válida para analizar los resultados ya que los propios pliegues, por volumen, podrían dar lugar a interpretaciones erróneas.

Ser constante y no seguir modificando patrones de entrenamiento, nutrición o estilo de vida sin paciencia es importante. Si por ejemplo te entra cierta angustia por no perder peso graso y tiendes a estresarte, reducir calorías o agregar más ejercicio, podría empeorar la situación fácilmente, agregando más cortisol a la mezcla, lo que provocaría que se retuviera más agua y se enmascaran incluso más los resultados.

báscula calorías

CONFÍA EN EL PROCESO, NO EN LA BÁSCULA

No puede mentir, si pesas más, o menos en un día determinado, es un hecho. Sin embargo, lo que no puede decirte es si has perdido o ganado grasa / músculo.

En todos los casos, si eliminamos la báscula del proceso de pérdida de peso se eliminaron todas las preocupaciones. Confiad en el proceso, no os fijéis en la báscula de manera habitual y utilizadla sólo de manera eventual a lo largo de los meses que puede llevar una pérdida de peso graso correcta.

báscula objetivo