TENDINOPATÍAS: MITOS Y TRATAMIENTOS EFECTIVOS

Por Creado: 6/05/2019 1 Comentario Artículos relacionados : , , , ,

TENDINOPATÍAS: MITOS Y TRATAMIENTOS EFECTIVOS

Parte 1:TENDINOPATÍAS: FASES Y FACTORES DE RIESGO

MITOS Y ERRORES EN EL TRATAMIENTO DE LA TENDINOPATÍA

A lo largo de los años son muchos los errores que se han venido cometiendo en el tratamiento de las tendinopatías. Algunos de ellos son:

– El reposo completo: Esto es algo comúnmente utilizado en muchas lesiones, pensando que dejando descansar al cuerpo, se recuperará solo.

En este caso está contraindicado en el manejo de la tendinopatía y se ha demostrado que disminuye la fuerza del músculo, reduce las propiedades mecánicas del tendón, afectan la cadena cinética y conducen a cambios en la corteza motora (hiper excitabilidad e hiper inhibición). El descanso dará lugar a una inmediata disminución del dolor, pero volver a la carga aumentará el dolor debido al efecto negativo de la descarga en el tendón, músculo, cadena cinética y cerebro.

Tratamientos pasivos: Otro tratamiento común se basa en el tratamiento pasivo.
Se ha visto que, en la tendinopatía, la gran mayoría de tratamientos pasivos utilizados tradicionalmente no son efectivos a largo plazo. Por ejemplo, el cyriax o masaje transverso profundo, muy utilizado tradicionalmente, no tiene evidencia de calidad que lo respalde.

– Otras opciones a las que se recurre comúnmente sin éxito son el uso de medicamentos, infiltraciones, colágeno, etc. No hay evidencia que los respalde, la tendinopatía rara vez mejora con su uso a largo plazo, habiéndose demostrado que el entrenamiento es mucho más eficaz.

Daño y dolor: Un error común es pensar que los hallazgos en pruebas de imagen van a ser determinantes. La realidad es que no se correlacionan directamente con el dolor. Puede haber daño sin dolor y viceversa.

tendinopatía medicamentos
TRATAMIENTO EFECTIVO DE LAS TENDINOPATÍAS

tendinopatía tratamiento

El tratamiento del dolor en las tendinopatías se debe manejar a través de un programa de rehabilitación en la que cesamos las actividades que provocan el problema y realizamos ejercicios para restaurar la función a largo plazo. Para ello utilizaremos herramientas de educación del paciente y control y gestión correcta de la carga mediante el ejercicio.

– La educación del paciente tiene varios beneficios, incluido el manejo de las expectativas de una solución rápida, el alivio de la ansiedad por los hallazgos de imágenes y facilitar la adherencia en un programa de rehabilitación basado en ejercicios. Es importante que los pacientes entiendan que se pueden notar molestias durante la recuperación.

– La terapia basada en el ejercicio constituye la piedra angular del tratamiento en las últimas tres décadas. Incrementar progresivamente la fuerza y funcionalidad del tendón afectado.

Las tendinopatías responden a la carga muy positivamente, pero de forma muy lenta. El ejercicio es el mejor tratamiento basado en evidencia. Por tanto, es importantísimo ponerse en manos de un buen profesional para llevar un buen tratamiento mediante el control de la carga, ya que tanto un exceso como un defecto en la carga a la que sometemos al tendón puede dar lugar a un mal resultado.

Se han estudiado principalmente 3 tipos de entrenamientos a la hora de recuperarse de una tendinopatía:

– El entrenamiento excéntrico ha sido el rey a la hora de rehabilitar una tendinopatía en las últimas 2 décadas, aunque actualmente se han incorporado otro tipo de trabajos debido a que estos podrían no ser eficaces para todas las personas, ni en todas las fases del tratamiento. Sin embargo, sigue estando entre las herramientas más eficaces.

– El trabajo de fuerza (HSR), es decir, trabajos con cargas pesadas a baja velocidad, ha resultado tener eficacia comprobada en las tendinopatías rotulianas y aquileas, por tanto, es una muy buena estrategia de trabajo.

– El trabajo isométrico ha demostrado ser también eficaz, además de proporcionar analgesia en la zona trabajada después de realizarlos, lo que puede ser de mucha utilidad a la hora de abordar este trabajo. Tradicionalmente se ha recomendado que la duración de la contracción sea de 45’’, aunque actualmente se ha visto que, con menos tiempo de trabajo, se obtienen los mismos resultados siempre que el tiempo total bajo tensión sea el mismo. Por tanto, individualizar según la tolerancia del paciente es lo más inteligente.

En una revisión sistemática del 2018 se concluyó que los ejercicios isométricos serían más eficaces a corto plazo (inicios del tratamiento) y los trabajos excéntricos o HSR eran más eficaces a largo plazo en la mejora del dolor y la función.

Para un buen control del proceso de recuperación, es una muy buena herramienta utilizar una escala numérica de percepción del dolor.

tendinopatía dolor
Si el dolor se mantiene por debajo del 4, normalmente estaremos en una zona segura. A través de la fluctuación del dolor podremos saber si el tendón se está adaptando a la carga y si podemos progresar, mantener o disminuir esta carga.

tendinopatía carga

PROGRESIÓN DE TRABAJO

Como progresión de trabajo, vamos a ver una propuesta de aumento de la carga de 2018, la cual me parece muy acertada.

tendinopatía programa

En primer lugar, trabajaríamos con isométricos, por las razones antes comentadas. Posteriormente, se podría realizar un trabajo de fuerza lento (HSR), seguido de actividades más específicas de cada deporte si se necesitara. Iríamos añadiendo movimientos dinámicos a mayor velocidad, así como trabajos más explosivos. Por último, ejercicios pliométricos en los cuales el tendón absorbe mucha carga. Durante todo el proceso se debe controlar la carga al máximo e ir progresando en intensidad (variable más importante), volumen y frecuencia a lo largo del tiempo.

Me parece de gran importancia recalcar que debería ser un profesional el que ajuste, programe y controle la carga, ya que tanto un exceso, como un defecto, dará lugar a un mal resultado en el proceso de recuperación, ya que, en las tendinopatías, la piedra angular del tratamiento se basa en la modificación y el control de la carga que aplicamos sobre el tendón.

BIBLIOGRAFÍA:

1. Cardoso, T. B., Pizzari, T., Kinsella, R., Hope, D., & Cook, J. L. (2019). Current trends in tendinopathy management. Best Practice & Research Clinical Rheumatology.Mascaró, A., Cos, M. À., Morral, A., Roig, A., Purdam, C., & Cook, J. (2018). Load management in tendinopathy: Clinical progression for Achilles and patellar tendinopathy. Apunts. Medicina de l’Esport, 53(197), 19-27.

2. Cook, J. L., Rio, E., Purdam, C. R., & Docking, S. I. (2016). Revisiting the continuum model of tendon pathology: what is its merit in clinical practice and research?. Br J Sports Med, 50(19), 1187-1191.

3. Obst, S. J., Heales, L. J., Schrader, B. L., Davis, S. A., Dodd, K. A., Holzberger, C. J., … & Barrett, R. S. (2018). Are the mechanical or material properties of the achilles and patellar tendons altered in tendinopathy? A systematic review with meta-ANALYSIS. Sports Medicine, 1-20.

4. Breda, S. J., Oei, E. H. G., & Verhaar, J. A. N. (2019). Clinical risk factors for Achilles tendinopathy: a systematic review. British journal of sports medicine.

5. Murphy, M. C., Travers, M. J., Chivers, P., Debenham, J. R., Docking, S. I., Rio, E. K., & Gibson, W. (2019). Efficacy of heavy eccentric calf training for treating mid-portion Achilles tendinopathy: a systematic review and meta-analysis. Br J Sports Med, bjsports-2018.

6. Murphy, M., Travers, M., Gibson, W., Chivers, P., Debenham, J., Docking, S., & Rio, E. (2018). Rate of improvement of pain and function in mid-portion Achilles tendinopathy with loading protocols: a systematic review and longitudinal meta-analysis. Sports Medicine, 1-17.

7. Lim, H. Y., & Wong, S. H. (2018). Effects of isometric, eccentric, or heavy slow resistance exercises on pain and function in individuals with patellar tendinopathy: A systematic review. Physiotherapy Research International, 23(4), e1721.

8. Sprague, A. L., Smith, A. H., Knox, P., Pohlig, R. T., & Silbernagel, K. G. (2018). Modifiable risk factors for patellar tendinopathy in athletes: a systematic review and meta-analysis. Br J Sports Med, 52(24), 1575-1585.

  1. yeray

    Gran artículo Alvaro! l Muchas gracias!

Dejar una respuesta