Como comentábamos en el primer artículo LINK, desatar la bestia que lleváis dentro no es fácil requiere de sangre, sudor, lágrimas y quizás alguna vomitona sobre el suelo de tu gym, nada que una buena fregona no pueda resolver. En ésta segunda parte os daremos las claves para dejar...
Leer más