¿PUEDE SER EL VINAGRE UN SUPERALIMENTO?

Marcos GutiérrezPor Creado: 13/10/2017 0 Comentarios Artículos relacionados : , , , ,

¿PUEDE SER EL VINAGRE UN SUPERALIMENTO?

El vinagre puede producirse a partir de casi cualquier fuente de carbohidrato fermentable, como pueden ser las manzanas sin ir más lejos, origen de uno de los vinagres más comunes. Para ello, los azúcares de la levadura sufren una fermentación alcohólica y otra acética. La concentración del ácido acético en el vinagre que puedes encontrar en la estantería del supermercado varía entre un 4-7% [1].

Últimamente, los grandes medios de comunicación han publicitado el vinagre de sidra (el que procede del jugo de la manzana) como una cura para todo, desde la detoxificación del organismo y la pérdida de peso a prevenir el cáncer. Parece que sólo tienes que tomar un poco de vinagre de sidra y todos tus problemas de salud desaparecerán.

Acostumbrados a mantener una actitud crítica, desde el Equipo Powerexplosive siempre que oímos este tipo de afirmaciones nos preguntamos: “¿Cuál es la evidencia al respecto?”.

Para responder esta pregunta y separar el trigo de la paja, hemos indagado en la literatura sobre el vinagre de sidra (y el vinagre en general). Lo siguiente es un resumen de la evidencia científica actual revisada por pares en relación a diferentes afirmaciones que se oyen frecuentemente sobre el vinagre.

GLUCOSA EN SANGRE

Este tema ha sido investigado en detalle. Estudios en ratones demuestran que tanto el vinagre [2] como el vinagre de sidra [3] tienen efectos positivos sobre el control de la glucosa en sangre…ya, ya, pero en ratones; bueno, vamos con humanos.

En humanos, el consumo de vinagre antes de la ingesta de una comida rica en carbohidratos reduce la respuesta de la glucosa en sangre aproximadamente un 20-30% [4, 5]. Sin embargo, merece la pena decir que el área bajo la curva de la glucosa en sangre 2h después de la comida no era diferente entre el grupo que consumió vinagre y el que no [6].

vinagre gráfica

Lo que esto significa es que mientras el consumo de vinagre reduce el incremento inicial de la glucosa en sangre, no evita la absorción de la glucosa, sino que la retrasa.

De hecho, el consumo de vinagre no interfiere con la absorción de carbohidratos [7]. Por otro lado, se ha demostrado que el consumo de vinagre de sidra [8] o el de vinagre de arroz [9] ralentiza el vaciado gástrico, es decir, el tiempo que tarda en eliminarse hacia el duodeno el contenido estomacal tras haber comido.

Diabéticos

Aunque se ha demostrado que el vinagre reduce la respuesta glucémica inicial tras una comida, es debatible la importancia del índice glucémico y la respuesta glucémica para la salud en sujetos no diabéticos [10].

• En individuos con resistencia a la insulina, también se han observado aumentos en la sensibilidad a la insulina tras la ingesta de vinagre junto con una comida alta en carbohidratos [11].

• Además, un breve ensayo clínico realizado en una pequeña muestra de diabéticos tipo 2 mostró una pequeña reducción en la glucosa en sangre en ayunas al consumir vinagre de sidra antes de dormir [12].

• Asimismo, otro estudio con pequeña muestra realizado en diabéticos mostró una ligera caída en los niveles de hemoglobina A1C tras la ingesta de 2 cucharadas de vinagre 2 veces/día durante 12 semanas [13]. Sin embargo, este efecto no se observó en un ensayo en no diabéticos con una muestra de mayor tamaño [14].

Aunque se necesita más investigación en este campo, parece que el consumo de vinagre con comidas altas en carbohidratos puede ayudar a mitigar la respuesta glucémica y quizá ayude al control de la glucosa en sangre en diabéticos.

vinagre ensalada

PÉRDIDA DE PESO

Muchos en la comunidad fitness promueven el vinagre de sidra para perder peso. Afortunadamente, se ha llevado a cabo investigación científica suficiente para debatir sobre esta afirmación.

• De nuevo, comenzando por la base experimental inicial, estudios en ratones muestran que la administración de ácido acético aumenta la oxidación de ácidos grasos y evita la acumulación de grasa [15, 16].

• En humanos, el consumo de vinagre junto con una comida de alto índica glucémico tuvo una tendencia de reducción de la ingesta calórica durante el resto del día de aproximadamente 200 kcals, aunque esta no fue estadísticamente significativa [17]. Se pensaba que esto sería debido a una ralentización del vaciado gástrico que resultaría en un aumento de la saciedad; sin embargo, existe cierta evidencia que sugiere que este efecto supresor del apetito se produce en realidad por el regusto (a veces incluso naúseas) del consumo de vinagre [18].

Verdaderamente, hasta la fecha sólo un estudio ha investigado los efectos del vinagre en la pérdida de peso en humanos. Kondo y colaboradores [19] reclutaron 155 japoneses obesos y les asignaron tomar 15ml de vinagre, 30ml de vinagre o placebo diariamente durante 12 semanas. La pérdida de peso se observó que seguía una relación dosis-respuesta creciente, a pesar de no existir diferencias en las ingestas calóricas reportadas entre los 3 grupos:

• El grupo que tomaba 15ml/día perdió 1,2kg.

• El de 30ml/día perdió 1,9kg.

• El grupo placebo mantuvo su peso.

vinagre SFA

Sin embargo, merece la pena señalar que, en general, las ingestas calóricas reportadas por sujetos obesos parecen ser altamente imprecisas y subestimadas [20].

Aunque el consumo de vinagre puede aumentar la saciedad hasta cierto punto, se necesita mucha más investigación antes de afirmar que el vinagre acelera la pérdida de peso.

ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

También se ha asociado el vinagre de manzana a la disminución de factores de riesgo de enfermedad cardiovascular y mortalidad. Sin embargo, la mayoría de la evidencia existente que apoya estas afirmaciones es en roedores y hay muy poca investigación realizada en humanos:

• En roedores, el consumo de vinagre de sidra mejora los lípidos en sangre [3, 21] y reduce el estrés oxidativo [22]. Se ha demostrado que el vinagre negro también reduce el estrés oxidativo en roedores [23]. Además, altas dosis de vinagre reducen la presión sanguínea en un modelo animal de la hipertensión [24].

• En humanos, un estudio observacional muestra una correlación entre el consumo de aceite y vinagre en las ensaladas y una disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular en mujeres [25]. Merece la pena destacar que estos individuos también mostraron un mayor consumo de ácidos grasos poliinsaturados; por lo tanto, no está claro si la reducción en el riesgo de enfermedad cardiovascular se debió al vinagre, al mayor consumo de ácidos grasos poliinsaturados o a algún otro factor.

• Hasta la fecha, pocos ensayos clínicos se han realizado sobre el consumo de vinagre y los factores de enfermedad cardiovascular. Además de mayor pérdida de peso, el estudio de Kondo y colaboradores [19] mostró una reducción en los triglicéridos en sangre; sin embargo, como hemos mencionado antes, desde el 2009 que se publicó este estudio no se han replicado los resultados.

• En un ensayo clínico aleatorizado de Panetta y colaboradores [14] en 97 sujetos no diabéticos se observó un cambio no significativo en los lípidos en sangre después de 8 semanas de consumo diario de vinagre de sidra.

Por si fuera poco, no se han realizado estudios hasta la fecha examinando los efectos del consumo de vinagre normal sobre los eventos cardiovasculares y la mortalidad. Por tanto, de nuevo, se necesita mucha más investigación antes de afirmar que el vinagre reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular.

CÁNCER

Recientemente, se han realizado también una serie de afirmaciones en relación con el consumo de vinagre de sidra y el cáncer. No queremos decir que el resto de temas no sean importantes, pero jugársela a hacer afirmaciones sin fundamento suficiente en este tema es, cuanto menos, delicado.

En general, no hay apenas evidencia para apoyar esta afirmación:

• Estudios que emplean cultivos celulares [26] y animales [27, 28] han mostrado efectos anticancerígenos del vinagre.

• Sin embargo, estudios observacionales en humanos muestran tanto un aumento [29] como una disminución [30] en cáncer ante un alto consumo de vinagre.

PIEL

Una parte importante de las afirmaciones que se escuchan respecto al vinagre de sigra tienen que ver con la piel: tratamiento del acné, mejora de las arrugas, curación de heridas, eliminación de berrugas y reducción en el tiempo que duran los moratones, entre otras.

Se ha demostrado que el vinagre no es efectivo en la curación de heridas [31] o en el tratamiento contra piojos [32]. De hecho, incluso se han observado quemaduras por intentos de eliminación de berrugas con vinagre [33] y exposición prolongada de la piel al vinagre [34]. En base a estos hallazgos, estarás mejor si te alejas del uso del vinagre en tratamientos dermatológicos.

vinagre piel

SALUD DENTAL

Se ha oído también últimamente que el vinagre de sidra blanquea los dientes y mejora el mal aliento. Sin embargo, no hay evidencia para apoyar dichas afirmaciones. El vinagre es ácido; por lo tanto, exposiciones prolongadas pueden erosionar el esmalte como cualquier otra comida ácida [35]. Dicho esto, existe algo de evidencia de que el vinagre puede limpiar los dientes de forma efectiva [36].

EFECTO ANTIBACTERIANO

Gran parte de la investigación sobre los efectos antibacterianos del vinagre se han centrado en su habilidad para matar bacterias patógenas en los alimentos [37]. También se ha investigado como limpiador, pero no es tan efectivo como limpiadores comerciales disponibles [38].

En gambas, altas dosis de vinagre de sidra (1-4% de la dieta) mejoró la expresión de genes relacionados con la inmunidad [39]. Sin embargo, la relación entre vinagre e inmunidad, enfermedad o afonía no se ha estudiado en humanos. De hecho, se han encontrado casos de lesiones en el esófago tras consumo de suplementos de vinagre de sidra [40]. En dicho estudio se halló una gran variabilidad en la composición de los suplementos de vinagre de sidra.

Por tanto, aunque se ha escuchado decir que el vinagre de sidra es efectivo combatiendo enfermedades como el resfriado común o reducir la duración de la afonía, la evidencia para respaldar estas afirmaciones es muy escasa.

ALERGIAS

Hasta la fecha, sólo se ha realizado un estudio sobre el consumo de vinagre y las alergias en humanos. En este estudio, se les realizaron pruebas cutáneas o de punción a 7 sujetos con alergia a los huevos, pollo y lentejas en las cuales las comidas fueron hechas con o sin vinagre de vino blanco. Las comidas preparadas con vinagre resultaron en una reducción en la reacción durante las pruebas cutáneas [41].

Sin embargo, merece la pena destacar que el vinagre es ácido y muy probablemente desnaturaliza las proteínas tal y como ocurre en el estómago como parte del proceso de digestión. Por lo tanto, no está claro si la desnaturalización de las proteínas por el vinagre antes de su ingesta oral tendría un resultado diferente que la que ocurre en el estómago.

Obviamente, ante UN único estudio y que además se realizó únicamente en 7 sujetos, se puede decir que carece de sentido afirmar nada en relación a este tema pues se necesita mucha más investigación.

INFLAMACIÓN

vinagre inflamación

Muchas personas afirman que el vinagre de sidra reduce la inflamación producida por la artritis u otras condiciones inflamatorias. En un modelo animal de colitis, grandes dosis de vinagre redujeron la inflamación, mejoraron la población de bacteria intestinal y atenuaron la pérdida de peso corporal [42].

Hasta la fecha, estos resultados no han sido replicados en humanos y no hay estudios en humanos apoyando estas afirmaciones, por lo que, de nuevo, la evidencia para respaldar esta afirmación es escasa.

FERTILIDAD

También se han realizado ciertas afirmaciones respecto a que el vinagre de sidra mejora la fertilidad. El único ensayo clínico existente sobre este tema utilizó como muestra 7 mujeres japonesas con síndrome de ovario poliquístico (PCOS) que no tenían un ciclo menstrual normal. Tras el consumo de 15g de vinagre diariamente durante 90-110 días, 4 de las 7 mujeres recuperaron su ciclo menstrual y se pensó que esto se debió al efecto del vinagre a través de la normalización de la resistencia insulina, la cual se asocia comúnmente con el PCOS [43].

Aunque la tendencia se muestra positiva, lo cierto es que esta relación está en pañales.

DETOXIFICACIÓN

Las dietas detox son dietas de moda que se basan en la premisa de que se han acumulado “toxinas” en el organismo y que para eliminarlas se necesita una intervención dietética. Estas dietas a menudo contienen vinagre de sidra debido a los supuestos efectos purificadores del mismo. Sin embargo, un individuo con un hígado y riñones saludables ya eliminan continuamente diferentes sustancias químicas para que no se acumulen hasta niveles tóxicos.

Además, una revisión reciente de la literatura concluyó que no hay evidencia de que las dietas detox eliminaran toxinas del cuerpo [44]. Por lo tanto, no hay evidencia de que el vinagre de sidra o cualquier otra comida hagan que tu cuerpo elimine toxinas (abordaremos este tema más en profundidad en futuros artículos).

vinagre DETOXIFICACIÓN

EL EQUILIBRIO DEL PH EN LA SANGRE: DIETAS ALCALINAS

Se han realizado también afirmaciones de que el vinagre de sidra puede ayudar a que el cuerpo sea más alcalino. Sin embargo, el pH de la sangre está controlado de forma estricta dentro de un rango de 7,35-7,45 por los riñones. Incluso ligeras variaciones de este rango pueden resultar en enfermedades graves, hospitalización y la muerte. Afortunadamente, no hay evidencia de que la dieta de los humanos tenga un efecto significativo en el pH de la sangre en sujetos con una función renal normal [45] y no existe evidencia que apoye esta afirmación.

OTRAS (MUCHAS) AFIRMACIONES

Muchas otras afirmaciones se han oído sobre el vinagre de sidra y la salud. Entre estas encontramos una reducción del reflujo gastroesofágico, prevención de la osteoporosis, tratamiento de la caspa, mejora de la vitalidad, una disminución en los calambres, eructos y muchas más. Por ahora, no hay evidencia suficiente, ni en cantidad ni calidad, para apoyar ninguna de estas afirmaciones.

¿CUÁL ES EL VEREDICTO FINAL?

vinagre final

• La gran mayoría de las afirmaciones que se suelen oír sobre el vinagre de sidra y la salud no están respaldadas por la evidencia científica actual.

• Existe cierto grado de evidencia de que el consumo de vinagre puede reducir la respuesta glucémica como respuesta a una comida y potencialmente aumentar la saciedad.

Por tanto, individuos con diabetes o que quieren perder peso, pueden beneficiarse ligeramente de su consumo. Con tan solo 3 kcal/cucharada apenas afectará tu ingesta calórica y puede ser útil si estás en una de esas situaciones [46].

• No existe evidencia de que su consumo sea perjudicial para la salud o vaya a empeorar la pérdida de peso.

NO NOS ENCONTRAMOS ANTE NINGÚN SUPERALIMENTO: si quieres perder peso, céntrate en restringuir tu ingesta calórica aumentando la densidad nutricional de tu dieta priorizando comida real y aumentando el gasto calórico a través de la actividad física.

• Como aderezo, eso sí, aporta un sabor característico e intenso que ayuda a dar vida a la comida.

Fuente principal

• Fitschen, P (2017) Is Apple Cider Vinegar a Miracle Food – What is the Evidence? http://sciencedrivennutrition.com Traducido, adaptado y recuperado el 18 de septiembre de 2017 de http://sciencedrivennutrition.com/apple-cider-vinegar-evidence/

Referencias bibliográficas

1. Johnston, C.S. and C.A. Gaas, Vinegar: medicinal uses and antiglycemic effect. MedGenMed, 2006. 8(2): p. 61.

2. Sakakibara, S., et al., Acetic acid activates hepatic AMPK and reduces hyperglycemia in diabetic KK-A(y) mice. Biochem Biophys Res Commun, 2006. 344(2): p. 597-604.

3. Shishehbor, F., et al., Apple cider vinegar attenuates lipid profile in normal and diabetic rats. Pak J Biol Sci, 2008. 11(23): p. 2634-8.

4. Brighenti, F., et al., Effect of neutralized and native vinegar on blood glucose and acetate responses to a mixed meal in healthy subjects. Eur J Clin Nutr, 1995. 49(4): p. 242-7.

5. Johnston, C.S., et al., Examination of the antiglycemic properties of vinegar in healthy adults. Ann Nutr Metab, 2010. 56(1): p. 74-9.

6. Ostman, E., et al., Vinegar supplementation lowers glucose and insulin responses and increases satiety after a bread meal in healthy subjects. Eur J Clin Nutr, 2005. 59(9): p. 983-8.

7. Salbe, A.D., et al., Vinegar lacks antiglycemic action on enteral carbohydrate absorption in human subjects. Nutr Res, 2009. 29(12): p. 846-9.

8. Hlebowicz, J., et al., Effect of apple cider vinegar on delayed gastric emptying in patients with type 1 diabetes mellitus: a pilot study. BMC Gastroenterol, 2007. 7: p. 46.

9. Liljeberg, H. and I. Bjorck, Delayed gastric emptying rate may explain improved glycaemia in healthy subjects to a starchy meal with added vinegar.Eur J Clin Nutr, 1998. 52(5): p. 368-71.

10. Raben, A., Should obese patients be counselled to follow a low-glycaemic index diet? No. Obes Rev, 2002. 3(4): p. 245-56.

11. Johnston, C.S., C.M. Kim, and A.J. Buller, Vinegar improves insulin sensitivity to a high-carbohydrate meal in subjects with insulin resistance or type 2 diabetes. Diabetes Care, 2004. 27(1): p. 281-2.

12. White, A.M. and C.S. Johnston, Vinegar ingestion at bedtime moderates waking glucose concentrations in adults with well-controlled type 2 diabetes.Diabetes Care, 2007. 30(11): p. 2814-5.

13. Johnston, C.S., A.M. White, and S.M. Kent, Preliminary evidence that regular vinegar ingestion favorably influences hemoglobin A1c values in individuals with type 2 diabetes mellitus. Diabetes Res Clin Pract, 2009. 84(2): p. e15-7.

14. Panetta, C.J., C.J. Yvonne, and A.C. Shapiro, Prospective randomized clinical trial evaluating the impact of vinegar on lipids in non-diabetics. World Journal of Cardiovascular Diseases, 2013. 3(2): p. 191-196.

15. Kondo, T., et al., Acetic acid upregulates the expression of genes for fatty acid oxidation enzymes in liver to suppress body fat accumulation. J Agric Food Chem, 2009. 57(13): p. 5982-6.

16. Fushimi, T. and Y. Sato, Effect of acetic acid feeding on the circadian changes in glycogen and metabolites of glucose and lipid in liver and skeletal muscle of rats. Br J Nutr, 2005. 94(5): p. 714-9.

17. Johnston, C.S. and A.J. Buller, Vinegar and peanut products as complementary foods to reduce postprandial glycemia. J Am Diet Assoc, 2005. 105(12): p. 1939-42.

18. Darzi, J., et al., Influence of the tolerability of vinegar as an oral source of short-chain fatty acids on appetite control and food intake. Int J Obes (Lond), 2014. 38(5): p. 675-81.

19. Kondo, T., et al., Vinegar intake reduces body weight, body fat mass, and serum triglyceride levels in obese Japanese subjects. Biosci Biotechnol Biochem, 2009. 73(8): p. 1837-43.

20. Lichtman, S.W., et al., Discrepancy between self-reported and actual caloric intake and exercise in obese subjects. N Engl J Med, 1992. 327(27): p. 1893-8.

21. Budak, N.H., et al., Effects of apple cider vinegars produced with different techniques on blood lipids in high-cholesterol-fed rats. J Agric Food Chem, 2011. 59(12): p. 6638-44.

22. Naziroglu, M., et al., Apple cider vinegar modulates serum lipid profile, erythrocyte, kidney, and liver membrane oxidative stress in ovariectomized mice fed high cholesterol. J Membr Biol, 2014. 247(8): p. 667-73.

23. Chou, C.H., et al., Amino acid, mineral, and polyphenolic profiles of black vinegar, and its lipid lowering and antioxidant effects in vivo. Food Chem, 2015. 168: p. 63-9.

24. Kondo, S., et al., Antihypertensive effects of acetic acid and vinegar on spontaneously hypertensive rats. Biosci Biotechnol Biochem, 2001. 65(12): p. 2690-4.

25. Hu, F.B., et al., Dietary intake of alpha-linolenic acid and risk of fatal ischemic heart disease among women. Am J Clin Nutr, 1999. 69(5): p. 890-7.

26. Mimura, A., et al., Induction of apoptosis in human leukemia cells by naturally fermented sugar cane vinegar (kibizu) of Amami Ohshima Island.Biofactors, 2004. 22(1-4): p. 93-7.

27. Seki, T., et al., Antitumor activity of rice-shochu post-distillation slurry and vinegar produced from the post-distillation slurry via oral administration in a mouse model. Biofactors, 2004. 22(1-4): p. 103-5.

28. Shimoji, Y., et al., Extract of Kurosu, a vinegar from unpolished rice, inhibits azoxymethane-induced colon carcinogenesis in male F344 rats. Nutr Cancer, 2004. 49(2): p. 170-3.

29. Radosavljevic, V., et al., Non-occupational risk factors for bladder cancer: a case-control study. Tumori, 2004. 90(2): p. 175-80.

30. Xibib, S., et al., Risk factors for oesophageal cancer in Linzhou, China: a case-control study. Asian Pac J Cancer Prev, 2003. 4(2): p. 119-24.

31. Rund, C.R., Non-conventional topical therapies for wound care. Ostomy Wound Manage, 1996. 42(5): p. 18-20, 22-4, 26.

32. Takano-Lee, M., et al., Home remedies to control head lice: assessment of home remedies to control the human head louse, Pediculus humanus capitis (Anoplura: Pediculidae). J Pediatr Nurs, 2004. 19(6): p. 393-8.

33. Feldstein, S., M. Afshar, and A.C. Krakowski, Chemical Burn from Vinegar Following an Internet-based Protocol for Self-removal of Nevi. J Clin Aesthet Dermatol, 2015. 8(6): p. 50.

34. Bunick, C.G., et al., Chemical burn from topical apple cider vinegar. J Am Acad Dermatol, 2012. 67(4): p. e143-4.

35. Willershausen, I., et al., In vitro study on dental erosion caused by different vinegar varieties using an electron microprobe. Clin Lab, 2014. 60(5): p. 783-90.

36. Mota, A.C., et al., Antifungal Activity of Apple Cider Vinegar on Candida Species Involved in Denture Stomatitis. J Prosthodont, 2015. 24(4): p. 296-302.

37. Entani, E., et al., Antibacterial action of vinegar against food-borne pathogenic bacteria including Escherichia coli O157:H7. J Food Prot, 1998. 61(8): p. 953-9.

38. Rutala, W.A., et al., Antimicrobial activity of home disinfectants and natural products against potential human pathogens. Infect Control Hosp Epidemiol, 2000. 21(1): p. 33-8.

39. Pourmozaffar, S., A. Hajimoradloo, and H.K. Miandare, Dietary effect of apple cider vinegar and propionic acid on immune related transcriptional responses and growth performance in white shrimp, Litopenaeus vannamei. Fish Shellfish Immunol, 2017. 60: p. 65-71.

40. Hill, L.L., et al., Esophageal injury by apple cider vinegar tablets and subsequent evaluation of products. J Am Diet Assoc, 2005. 105(7): p. 1141-4.

41. Armentia, A., et al., Vinegar decreases allergenic response in lentil and egg food allergy. Allergol Immunopathol (Madr), 2010. 38(2): p. 74-7.

42. Shen, F., et al., Vinegar Treatment Prevents the Development of Murine Experimental Colitis via Inhibition of Inflammation and Apoptosis. J Agric Food Chem, 2016. 64(5): p. 1111-21.

43. Wu, D., et al., Intake of vinegar beverage is associated with restoration of ovulatory function in women with polycystic ovary syndrome. Tohoku J Exp Med, 2013. 230(1): p. 17-23.

44. Klein, A.V. and H. Kiat, Detox diets for toxin elimination and weight management: a critical review of the evidence. J Hum Nutr Diet, 2015. 28(6): p. 675-86.

45. Bonjour, J.P., Nutritional disturbance in acid-base balance and osteoporosis: a hypothesis that disregards the essential homeostatic role of the kidney. Br J Nutr, 2013. 110(7): p. 1168-77.

46. Kohn, J.B., Is vinegar an effective treatment for glycemic control or weight loss? J Acad Nutr Diet, 2015. 115(7): p. 1188.

Dejar una respuesta