POR QUÉ LA CALISTENIA ES INCREÍBLE

POR QUÉ LA CALISTENIA ES INCREÍBLE

“Haz lo que puedas, con lo que tengas, donde estés.” – Theodore Roosevelt

No infravaloremos a la calistenia. Su potencial para esculpir tu cuerpo y darte salud a la vez que te diviertes como un niño es incuestionable.

Su nombre procede del griego, kallos (belleza) y sthenos (fortaleza), es decir, Kallosthenos.

Muchas veces nos olvidamos de que, en cuanto a ganar fuerza y masa muscular, no tiene nada que envidiarle a entrenar con pesas. Al cuerpo no le importan los hierros, le importan ante todo los estímulos, ya que sabemos que es posible conseguir hipertrofia muscular con muy poco peso1, por no hablar de que excelentes ejercicios como las dominadas, los fondos y las zancadas pueden ser sobrecargados con muchísimo lastre con bajo riesgo de lesión comparado con otros.

No hay excusas, solo razones para adentrarte en esta disciplina.

Te obliga a estar magro

calistenia magro

En cierto modo, venderte al entrenamiento con tu propio peso corporal hace que te comprometas a estar magro.

Piénsalo. Si tu cuerpo no es magro, tu rendimiento en calistenia (fuerza relativa) dejará bastante que desear respecto al de tu versión magra. Todos esos kilos extra de grasa no son más que lastre a la hora de mover tu cuerpo en barras, anillas o en el suelo, y la gravedad es dura, no perdona. ¿Cómo vas a encaminarte hacia ser una máquina de la calistenia sin ser magro a la vez?

Si te dedicas de forma constante a progresar en calistenia, no habrá forma de que tu composición corporal no siga a tu mejora en el rendimiento, pues son dos caras de la misma moneda.

Cada vez que aumentes el número de repeticiones o el lastre en un ejercicio concreto, o que progreses hacia otro ejercicio más complejo, significará que tu cuerpo está, en cierto o mínimo grado, maximizando la masa útil (músculo) y minimizando la masa inútil (grasa).

¿Acaso no has visto aún lo definido que está el que tiene el Récord Guinness de dominadas con lastre?

¡Toma nota entonces!

Sostenibilidad

calistenia sostenibilidad
Hoy toca ir al gimnasio.

¿Estás pagando ya uno? ¿A qué esperas? ¿Demasiadas opciones a elegir?

Bueno, supongamos que ya estás apuntado a uno. Llegas y te encuentras 1754 máquinas y 5361 personas dando vueltas. Que si el monitor, que si la hoja de rutinas, que si la toalla en la máquina ocupada, que si el vestuario…

Ah, y todo suponiendo que, en el mejor de los casos, lo tengas cerca de casa para evitar que la pereza te pueda vencer.

Pero ¿qué ocurriría si pudieras entrenar siempre que quisieras en casa? ¿Y si pudieras entrenar cuando tuvieras tiempo y ganas al aire libre? En la playa, por ejemplo, disfrutando de la vitamina D que nos ofrece la luz solar. Quizás en un parque. O incluso en un gimnasio si te gusta.

¿Y si no tuvieras más opción que usar unos pocos ejercicios básicos, multiarticulares y con transferencia al resto de actividades cotidianas del ser humano?

Respuesta: que todo sería más sostenible.

No tendrías excusa para no entrenar en ese día ajetreado, en el que podrías hacerlo en casa de forma rápida, sin desplazarte ni hacer cola. También tendrías más variedad de sitios, lo que lo haría más ameno. Y al tener poca variedad de ejercicios, pero estos con patrones de movimiento muy eficientes y útiles, tardarías menos en plantear una buena rutina. Ya sabes, breve y bueno, dos veces bueno.

Ir a un gimnasio puede estar muy bien si te apasiona el sitio en sí o los hierros, pero quizás, para la persona promedio que quiere estar en forma, sea incluso más interesante la calistenia en este sentido.

Sentirte como un superhéroe

calistenia superhéroe
¿Recuerdas a Son Goku haciendo flexiones de pino? ¿Y a Rocky Balboa haciendo flexiones a una mano?

¿Te imaginas hacerlo tú algún día y servir como inspiración para otros?

Pistol squats, muscle ups, dominadas a una mano…

Trucos como los front y back lever, las planchas en paralelas, el pino…

Hay muchísimos ejercicios avanzados que pueden hacerte sentir y ver como un verdadero superhéroe al hacerlos. Estos pueden convertirse en metas que hagan de tu entrenamiento algo estimulante y desafiante.

Si alguna vez has conseguido o consigues, a base de constancia y sacrificio, amaestrar un ejercicio avanzado de calistenia, comprenderás cuán gratificante es la satisfacción y cuánto te ha aportado el camino a través del cual has llegado a ello. Algo así como cuando aprendes a montar en bici o a patinar por primera vez. Te diviertes como un niño, y con una actividad que no hace más que bien para ti.

No olvidemos

Ni la calistenia ni las pesas van a ayudarte a ganar fuerza y masa muscular si la dieta y el descanso no las acompañan, al menos no de forma considerable y sostenida en el tiempo. Te invitamos a revisar las numerosas entradas del blog para aprender a cuadrar tu sistema de entrenamiento, nutrición y descanso, con o sin calistenia, y progresar de verdad.

Bibliografía

1. Mitchell, C. J., Churchward-Venne, T. A., West, D. W., Burd, N. A., Breen, L., Baker, S. K., & Phillips, S. M. (2012). Resistance exercise load does not determine training-mediated hypertrophic gains in young men. Journal of applied physiology (Bethesda, Md. : 1985), 113(1), 71–77. doi:10.1152/japplphysiol.00307.2012