MINDFULNESS EN EL DEPORTE. LA CONSCIENCIA PLENA DEL PRESENTE

Por Creado: 6/06/2018 0 Comentarios Artículos relacionados : , , , ,

MINDFULNESS EN EL DEPORTE. LA CONSCIENCIA PLENA DEL PRESENTE

Cambios sociales, culturales, económicos y tecnológicos han traído cosas positivas pero también unos costes personales muy altos. Vivimos rodeados de estímulos que reclaman nuestra atención constantemente provocando estar y sentirnos más dispersos, de manera que se crea una tendencia a estar en el momento equivocado de manera continua.

Dichos momentos ocurren con total normalidad durante nuestra vida cotidiana por ejemplo, cuando estamos en el trabajo y nos notamos cansados llegando a pensar en llegar a casa y estar en la cama, provocando estos pensamientos una dificultad en la tarea que debemos realizar. O por el contrario, estar acostados en la cama y no parar de presentarse por nuestra cabeza pensamientos del trabajo o de acontecimientos vividos durante el día, intentamos luchar contra esos pensamientos, provocando una dificultad para conciliar el sueño.

Durante la práctica de deporte y actividad física también ocurre. En ocasiones no podemos controlar ciertos pensamientos, emociones o sensaciones corporales, valorados como contraproducentes, que afectan a la ejecución de la tarea que debemos llevar a cabo. Intentamos controlar dicho estado y empleamos recursos cognitivos en mitigar sus efectos interfiriendo esta manera de actuar en el rendimiento.

En la actualidad, existe una alternativa que implica abandonar la lucha y el control de nuestra mente y adoptar una postura contemplativa. Esta alternativa se conoce con el nombre de Mindfulness.

Mindfulness es un estado de consciencia que implica prestar atención a la experiencia del momento presente.

MINDFULNESS

Mindfulness es una palabra de origen británico traducida como “atención o consciencia plena“. La base del Mindfulness es la meditación ZEN, donde no se altera la consciencia sino que se consigue un estado en el que esta es más consciente de lo normal.

Kabat-Zinn, Lipworth y Burney (1985) lo definen como: “consciencia que surge de prestar atención, de forma intencional, a la experiencia tal y como es en el momento presente, sin juzgarla, sin evaluarla y sin reaccionar a ella”.

Mindfulness gráfica

Kabat-Zinn (2003) establece siete elementos fundamentales relacionados con la actitud hacia la práctica de la atención plena: no juzgar, paciencia, mente de principiante, confianza, no esforzarse, aceptación y ceder, dejar ir o soltar.

En la práctica de Mindfulness, Bishop et al. (2004) diferencian dos tipos de componentes implicados:

• Por una parte, la autorregulación de la atención, cuya función es el mantenimiento y la redirección de la atención, incrementando el reconocimiento de los eventos mentales en el momento presente.

• Y por otra, la orientación hacia la experiencia, que implica adoptar una relación particular hacia la propia experiencia en el momento presente, caracterizada por una actitud de curiosidad, apertura y aceptación, aprendiendo a no reaccionar automáticamente a la estimulación que se esté experimentando.

Mindfulness y evidencia científica

Observando las bases de datos del servicio EBSCO (Medline, Psycinfo, Cinahl, etc.) podemos hacernos una idea de este incremento. Entre los años 1980 y 2000 aparecen 976 referencias sobre Mindfulness. Del 2000 al 2012, sin embargo, aparecen 12687 (el 84% de ellas en los últimos años). Cabe destacar también el hecho de que en el 2010 aparece el primer volumen de una nueva revista llamada Mindfulness, con el fin de divulgar el avance científico, la práctica clínica y teorías referentes a Mindfulness.

En la actualidad se considera que el trabajo de Mindfulness o consciencia plena mejora (Baer, 2003):

– La capacidad de regular las emociones.

– Disminuye las disfunciones emocionales.

– Mejora las diversas pautas cognitivas, reduciendo la rumiación o el exceso de pensamientos negativos.

Se han encontrado mejoras relevantes en relación a la gestión del estrés y ansiedad (Beddoe y Murphy, 2004; Chiesa y Serretti, 2009), síntomas depresivos, mejora del sistema inmunitario y reducción del dolor (Grossman et al, 2004) y mejora del bienestar subjetivo y la calidad de vida, tanto en individuos sanos como enfermos (Irving et al., 2009; Siegel, 2010; Shapiro et al., 2008).

Y se están abriendo numerosas líneas de investigación en relación a este concepto.

MINDFULNESS EN EL CONTEXTO DEPORTIVO

El primer antecedente del uso de Mindfulness lo encontramos en el año 1985 cuando Kabat-Zinn y colaboradores utilizaron una intervención con el equipo olímpico de remo de los EEUU en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, observando mejoras en el rendimiento y determinadas variables psicológicas como el afrontamiento a la competición, el cansancio o la recuperación deportiva (Kabat-Zinn, 1985).

Mindfulness deportita

Recientemente, Palmi y Solé (2016), llevaron a cabo un análisis sistemático de publicaciones en psicología del deporte en los que se incluyen contenidos y técnicas Mindfulness. Pese a que en los últimos años ha habido un creciente interés, todavía hay pocos estudios realizados y muchos de ellos presentan deficiencias metodológicas. Entre las conclusiones a las que llegaron, cabe destacar:

• Diferenciaron dos modelos de intervención basados en Mindfulness: el Mindfulness-and-Acceptance-Commitment (MAC) o enfoque a través de la consciencia plena, aceptación y compromiso, desarrollado por Gardner y Moore, (2004) y el Mindfulness Sport Performance Enhancement (MSPE) o mejora del rendimiento deportivo a través de la consciencia plena desarrollado por Kauffman et al, (2009).

• Variables como los niveles de Mindfulness y de flow han mejorado de forma significativa; en general, los niveles de ansiedad y de evitación experiencial han disminuido, y los valores de aceptación de la realidad y de personalidad resistente han aumentado (Franco, 2009).

Reducción significativa de los niveles de irritación (estado de ánimo), mientras que no ha habido cambios importantes en las variables de perfeccionismo, pensamientos recurrentes y auto-confianza, aunque en algunos estudios se encuentra una tendencia a la mejora que merece ser evaluada con más profundidad.

MINDFULNESS Y LESIONES DEPORTIVAS

Una revisión bibliográfica llevada a cabo por Solé, Carrança, Serpa y Palmi (2014) evidenciaron que las intervenciones desde la psicología del deporte han demostrado ser bastante eficaces ante la prevención y mejor rehabilitación de la lesión deportiva (Cupal y Brewer, 2001; Olmedilla et al., 2011). Los resultados de la revisión hecha para este artículo confirman que el trabajo en consciencia plena o Mindfulness empieza a tener resultados convincentes en psicología del deporte (Aherne et al., 2011; Birrer et al., 2012; John, Verma, y Khanna; 2011).

Dado que la aplicación de Mindfulness posee una amplia trayectoria y sus resultados han sido probados en otros campos de actuación, como la gestión del estrés, dolor, etc, se recomienda su introducción progresiva en intervenciones psicológicas encaminadas tanto a la prevención como rehabilitación de lesiones deportivas, siendo una aportación de gran utilidad ya que puede mejorar variables como el equilibrio en la acción deportiva, la ansiedad pre-competicional, la reactividad emocional post-lesión, el control del dolor, la adherencia al programa de recuperación establecido, la capacidad atencional, y la mejora de recursos de afrontamiento que parece que no terminan de mejorar con las intervenciones consideradas clásicas.

Una reciente investigación de Vargas-Moreno, López-López, González, Matías y Alonso (2017), para el cual llevaron a cabo un estudio longitudinal con el objetivo de analizar el papel de algunas variables psicológicas relacionadas con los procesos de rumiación y atención plena en la predicción de la intensidad del dolor experimentada durante los primeros días tras una lesión deportiva no encontraron relevancia en la predicción del dolor cuando el deportista experimentaba un estado de atención plena (Mindfulness).

Mindfulness dibujo

CONCLUSIÓN

Mindfulness es un concepto nuevo y de conceptualización compleja. A pesar de que se precise abrir nuevas líneas de investigación en relación a esta estrategia psicológica, empieza a tener ya una demostrada eficacia en psicología del deporte, tanto en optimización del rendimiento deportivo (autoeficacia, gestión del estrés, afrontamiento de la competición, foco atencional, etc) como en procesos de recuperación de lesiones.

Bibliografía y referencias

• Aherne, C., Moran, A. y Lonsdale, C. (2011). The effects of mindfulness training on athletes’ flow: an initial investigation. The Sport Psychologist, 25, 177-189.

• Baer, R. (2003). Mindfulness training as a clinical intervention: A conceptual and a empirical review. Clinical Psychology: Science and Practice, 10, 125-143.

• Birrer, D., Röthlin, P. y Morgan, G. (2012). Mindfulness to enhance athletic performance: theoretical considerations and possible impact mechanisms. Mindfulness, DOI 10.1007/s12671-012-0109-2

• Beddoe, A. E. y Murphy, S. O. (2004). Does mindfulness decrease stress and foster empathy among nursing students?. Journal of Nursery Education, 43(7), 305-312.

• Bishop, S. R., Lau, M., Shapiro, S., Carlson, L., Anderson, N., Cardomy, J., Segal, Z., Abbey, S., Speca, M., Velting, D. y Devins, G. (2004). Mindfulness: A proposed operational definition. Clinical Psychology: Science and Practice, 10, 230-241.

• Chiesa, A. y Serreti A. (2009). Mindfulness-based stress reduction for stress Management in healthy people: a review and meta analysis. The journal of alternative and complementary medicine 15(5), 593-600.

• Cupal, D. D. y Brewer, B. W. (2001). Effects of relaxation and guided imagery on knee strenght, reinjury anxiety, and pain following anterior cruciate ligament reconstruction. Rehabilitation Psychology, 46(1), 28-43.

• Franco, C. (2009). Modificación de los niveles de burnout y de personalidad resistente en un grupo de deportistas a través de un programa de consciencia plena (mindfulness). Anuario de Psicología, 40(3), 377-390.

• Grossman, P, Niemann, L., Schmidt, S. y Walach, H. (2004), Mindfulness-based stress reduction and health benefits. A meta-analysis. Journal of Psychosomatic Research, 57, 35-43.

• Irving, J., Dobkin, P. y Park, J. (2009). Cultivating mindfulness in health care professionals: a review of empirical studies of mindfulness-based stress reduction. Complementary Therapies in Clinical Practice, 15, 61-66.

• John S. J., Verma, S. K. y Khanna, G. L. (2011). The effect of mindfulness meditation on HPA-Axis in pre-competition stress in sport performance of elite shooters. NJIRM, 2(3), 15-21.

• Olmedilla, A., Ortega, E., Abenza, L. y Boladeras, A. (2011). Lesiones deportivas y psicología: una revisión (2000-2009). Cuadernos de Psicología del Deporte, 11(1), 45-57

• Palmi, J., & Solé, S. (2016). Intervenciones basadas en mindfulness (atención plena) en psicología del deporte. Revista de psicología del deporte, 25(1).

• Kabat-Zinn, J., Lipworth L. y Burney R. (1985). The clinical use of mindfulness meditation for the self-regulation of chronic pain. Journal of Behavioural Medicine, 8(2), 163-190.

• Kabat-Zinn, J. (2003). Vivir con plenitud las crisis. Cómo utilizar la sabiduría del cuerpo y la mente para afrontar el estrés, el dolor y la enfermedad. Barcelona: Kairós.

• Kauffman, K. A., Glass, C. R. y Arnkoff, D. B. (2009). Evaluation of Mindful Sport Performance Enhancement (MSPE): A new approach to promote flow in athletes. Journal of Clinical Sports Psychology, 4, 334-356.

• Shapiro, S. L., Oman, D., Thoresens, C. y Plante, T. (2008). Cultivating mindfulness: effects on well-being. Journal of Clinical Psychology, 64(7), 840- 862.

• Siegel, D. J. (2007). The Mindful Brain. Nueva York: Norton & Company

• Solé, S., Carrança, B., Serpa, S., & Palmi, J. (2014). Aplicaciones del mindfulness (consciencia plena) en lesión deportiva. Revista de psicología del deporte, 23(2).

• Vargas-Moreno, E., López-López, A., González-Gutiérrez, J. L., Matías-Pompa, B., & Alonso-Fernández, M. (2017). Papel predictor de la rumiación y el mindfulness rasgo en el dolor y el estado de ánimo negativo tras una lesión deportiva: un estudio longitudinal. Revista de la Sociedad Española del Dolor, 24(3), 125-131.

Dejar una respuesta