MINDFULNESS, DEPORTE Y LESIONES DEPORTIVAS

MINDFULNESS, DEPORTE Y LESIONES DEPORTIVAS

¿QUÉ ES MINDFULNESS?

Mindfulness, para que le demos un punto de partida, sería definido por Jon Kabat- Zinn (1982), persona que lo introdujo en occidente, como prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar.

El mindfulness o también llamado atención plena sería una variante de la meditación Budista que trata de mantener la atenciónen el momento presente y tomar conciencia de lo que va surgiendo en nuestro cuerpo y nuestra mente sin juicio.

Prestar atención al momento presente, sin juzgarlo, sino observándolo tal y como es, nos permitirá reducir la reactividad emocional hacia una situación y responder de manera consciente.

Eso no significa que no duela, dé rabia, nos entristezca o nos dé miedo, sino que a la hora de afrontarla, el punto de partida será neutro, siendo lo que es, y no negativo (no me gusta, lo rechazo, no lo quiero…), ayudará a tomar distancia de la situación y poder afrontarla desde otro punto.

IMPORTANCIA DE NO JUZGAR: ¿A QUE SE REFIERE EL NO JUICIO?

Cuando nos sucede algo que no nos gusta, nuestra mente tiene 3 opciones a la hora de procesarlo antes de emitir una respuesta:

-Catalogarlo como positivo, lo cual sería extraño.

-Catalogarlo como negativo, lo normal.

-O bien como neutro, es lo que es.

Ahora bien, esto ha sido adaptativo y nos ayudó a desenvolvernos en un entorno cambiante y a aprender sobre él.
La cuestión radica cuando nos quedamos en el juicio negativo de una situación y nos retroalimentamos con él. La tensión emocional aumenta, aumenta el número de pensamientos negativos y perdemos parte de conciencia a la hora de responder a esa situación.

Pongamos una situación muy común, cometer un error.

De por si, la palabra error ya tiene una connotación negativa asociada, pero si lo observamos desde otro punto, el error o fallo es una parte fundamental del proceso, ya que enfocándolo adecuadamente puede convertirse en el escalón del progreso. Si somos capaces de no juzgarlo y verlo como un escalón más del camino del aprendizaje podemos aprender de él y no machacarnos o bloquearnos.

Cuando enfocamos o afrontamos una situación tal y como es, sin entrar en juicios, aceptándola, reducimos la tensión interna generada por la situación, lo cual nos permitirá generar un abanico de opciones para gestionar y sostener la situación el tiempo que dure.

La mente puede convertirse en la peor enemiga de uno, pero enfocada en nuestros propósitos puede ser una herramienta muy potente. Nos permite salirnos del “piloto automático” y retomar la conciencia sobre lo que hacemos, pensamos y sentimos.

Veamos también un ejemplo deportivo. Uno de los retos que los deportistas enfrentan en su día a día es la tendencia a evaluar la ejecución y clasificarla como buena y mala, se le asigna un valor positivo o negativo. Ahora bien, si nos enganchamos en evaluar y juzgar nuestro rendimiento constantemente esto influirá sobre nuestro desempeño, además que una vez iniciados los juicios negativos, es más fácil caer en generalizar estos juicios, como “nunca voy a meter ese gol”, “siempre fallo los tiros libres”, “nunca voy a levantar la marca propuesta”. Perdemos el estado de fluidez y esto influye sobre nuestro rendimiento y nuestro disfrute.

Juicio Negativo→ Sobreexigencia al cuerpo→ Tensión muscular, mental y emocional→ Exceso de esfuerzo → Perdemos la atención→ Reducción de la concentración→Reducción del desempeño y disfrute

Mindfulness nos da la posibilidad de enfocarlo como “ese tiro se ha ido alto”, “me he dado cuenta que tengo tensión en el tiro libre”, “activarme me ayudará a levantar mi marca”… Tomar conciencia de lo que es, y desde aceptarlo poder crecer y cambiar.

¿PARA QUÉ PUEDE AYUDARNOS MINDFULNESS EN EL DEPORTE?

La primera aplicación que se realizó de Mindfulness en deporte fue en el año 1985, cuando Jon Kabat-Zinn y colaboradores realizaron una intervención con el equipo olímpico de remo de EEUU en los Juego Olímpicos de Los Ángeles en 1984.

Los resultados observados fueron una mejora en el rendimiento y en determinadas variables psicológicas como el afrontamiento a la competición, el cansancio o la recuperación deportiva (Kabat-Zinn, 1985).

Como hemos dicho, Mindfulness supone prestar atención plena al momento presente, lo que esta sucediendo, lo que pensamos, cómo nos sentimos en ese momento, sin juzgarlo.

A la hora de practicar actividad física o un deporte es fundamental la conciencia sobre lo que estamos haciendo con nuestro cuerpo y cómo nuestros pensamientos y emociones pueden influir sobre ello.

Cuando vamos a lanzar una falta, realizar un tiro libre, hacer un saque, realizar un levantamiento, realizar un paso etc… necesitamos todos nuestros recursos atencionales en lo que estamos haciendo para conseguir un desempeño satisfactorio. En ese momento, puede aparecer un pensamiento negativo, un juicio negativo o una emoción que nos sobrepasa y nuestra atención se focaliza automáticamente en lo negativo, sacándonos del presente y viéndose afectado nuestro desempeño.

Es fundamental realizar una gestión de emociones y pensamientos que favorezcan nuestro desempeño de la actividad y, por supuesto y no hay que olvidarse de ello, el disfrute, la principal motivación que nos mueve a practicar actividad física o deporte.

El entrenamiento de Mindfulness en psicología deportiva permite retomar el manejo del foco atencional al no reaccionar de manera automática a lo que sucede, sino fluyendo con lo que hay y respondiendo conscientemente.

¿PARA QUÉ PUEDE AYUDAR MINDFULNESS EN UNA LESIÓN DEPORTIVA?

Cuando un deportista o practicante de deporte se lesiona suceden una serie de consecuencias a diferentes niveles que afectan a la persona y a cómo afrontará el proceso de lesión, en concreto hablaremos sobre las consecuencias psico-sociales que tiene para la persona.

Una lesión deportiva (según el tipo de lesión, duración, gravedad, pronóstico etc..) supone, para empezar, un impedimento físico para la persona, por el cual va a tener, en principio, que pausar su actividad deportiva. A su vez esto supone salir de un contexto donde la persona se siente a gusto, disfruta, canaliza emociones y pensamientos, socializa..

Puede verse en la tesitura de tener que lidiar con emociones como tristeza, frustración, miedo o impotencia, lo cual si no se gestiona podrá afectar a su estado de ánimo y adherencia a la rehabilitación, pueden darse un mayor número de pensamientos negativos sobre la situación o juicios, salirse del grupo de entrenamiento, los partidos del entrenamiento, conversaciones, etc. O el propio hecho de tener que gestionar el dolor en casa o durante la rehabilitación , no son tarea fácil sumado a todo lo anterior.

Ahora bien, a nuestro favor sabemos gracias a la ciencia, que hay un elemento clave a la hora de afrontar la lesión deportiva, y ese es la valoración que hace el deportista de la lesión cuando sucede (Wiese-Bjornstal et al., 1998). Por lo tanto, cómo valore el deportista esta situación será de gran importancia, es decir, cómo la juzgue.

Mindfulness como ya hemos visto, realiza hincapié en no juzgar la situación, es decir, “me he lesionado”, “me duele la pierna/brazo/mano”, “tengo 4 meses de recuperación”… frente a “me he roto”, “me duele mucho, es insoportable”, “nunca me recuperare”, “es demasiado tiempo”…

La reactividad emocional tiene consecuencias sobre el cuerpo y la mente, supone mayor tensión en los músculos, mayor sensibilidad al dolor, incrementarse el miedo, rabia, frustración o impotencia, sensación de ansiedad, estrés, más pensamientos negativos…teniendo un impacto en la vida del deportista y sobre el proceso de rehabilitación, pudiendo llegar a abandonarla.

Por último vamos a ver algunos beneficios que tiene la aplicación de Minfulness en lesiones deportivas, según la literatura científica:

– Mejor recuperación (Kabat-Zinn, 1985).

– Menor condicionamiento cuerpo-mente (Simón, 2006).

– Mejor autorregulación emocional (Shapiro, 2006).

– Mayor aceptación de sensaciones y/o emociones negativas y reducción en el riesgo de sobreentrenamiento (Birret et al., 2012).

– Mayor conciencia corporal ( Bernier et al, 2009).

CONCLUSIONES

La aplicación de Mindfulness a las lesiones deportivas supone otra herramienta más para favorecer la recuperación y rehabilitación de la lesión. Es importante poder ampliar la perspectiva de variables que influyen sobre la lesión deportiva y darle la importancia que merecen a las variables psicológicas que influyen sobre las lesiones, y sobre el proceso de recuperación y rehabilitación.

A la hora de recuperarnos de una lesión es importante que abramos nuestra perspectiva de tratamiento ante diferentes disciplinas, como en este caso es la psicología y la psicología deportiva, y así contribuir desde diferentes planos a una mejor recuperación y rehabilitación de la lesión deportiva.

REFERENCIAS

1. Bernier, M., Thienot, E., Codron, R. y Fournier, J. (2009). Mindfulness and acceptance approaches in sport performance. Journal of Clinical Sports Psychology, 4, 320-333.

2. Birrer, D., Röthlin, P. y Morgan, G. (2012). Mindfulness to enhance athletic performance: theoretical considerations and possible impact mechanisms. Mindfulness , DOI 10.1007/s12671-012-0109-2

3. Kabat-Zinn, J., Massion, A. O. y Rippe, J. (1985).
A systematic mental training program based on mindfulness meditation to optimize performance in collegiate and Olympic rowers. Presentado al ISSP World Congress in Sport Psychology, Copenhagen, Dinamarca.

4. Palmi i Guerrero, J., & Solé, S. (2016). Intervenciones basadas en mindfulness (atención plena) en psicología del deporte. Revista de psicología del deporte, 25(1), 0147-155.

5. Shapiro, S. L., Carlson, L. E., Astin, J. A. y Freedman, B. (2006). Mechanisms of mindfulness. Journal of Clinical Psychology, 62, 373-386.

6. Simón, V. (2006). Mindfulness y neurobiología. Revista de Psicoterapia, 17 (66-67), 5-30.
7. R.S.Weinberg, & D.Gould. (2010). Fundamentos de Psicología del Deporte y del Ejercicio Físico. Madrid: Panamericana.

8. Wiese-Bjornstal, D. M., Smith, A. M., Shaffer, S. M., &Morrey, M. A.
(1998). An integrated model of response to sport injury: Psychological and
sociological dynamics.Journal of Applied Sport Psychology, 10, (1), 46-69.

Dejar una respuesta