LESIONES HABITUALES EN JUDO

enriquePor Creado: 5/02/2018 1 Comentario Artículos relacionados : , , , ,

LESIONES HABITUALES EN JUDO

Las artes marciales, los deportes o disciplinas de contacto por antonomasia, pueden considerarse potencialmente peligrosas. A lo largo de este y otros artículos vamos a verlo y compararlo con otras actividades físicas.

judo sombra

Los participantes de estos deportes pueden usar técnicas de combate diseñadas para causar daño físico, aunque en una situación controlada. Sorprendentemente, en varios estudios descriptivos se demuestra que las artes marciales son más seguras que muchos otros deportes, incluyendo fútbol y baloncesto.

Los tipos más comunes de lesiones en artes marciales son los esguinces, distensiones y contusiones. Las lesiones menos comunes incluyen fracturas, dislocaciones y lesiones dentales. Por supuesto, el estilo particular de la práctica de cada arte marcial afecta a los tipos y tasas de lesiones. Por ejemplo, las lesiones de extremidades superiores son más comunes en Judo, las lesiones de cabeza y cara más comunes en Karate, y las lesiones de extremidades inferiores son más comunes en Taekwondo, un estilo que hace énfasis en las patadas. Los practicantes de Taekwondo también tenían una tasa de lesiones más alta que aquellos que practicaban Aikido, Kung fu, Karate o Tai chi.

Vamos a empezar este primer artículo por el Judo, aunque vendrán más en próximas entregas. No vamos a entrar en historia ni orígenes del deporte/disciplina, por lo que empezamos directamente con su incidencia de lesiones.

INCIDENCIA LESIONAL

De forma general, los estudios no se ponen de acuerdo en las variables de las lesiones en el Judo. En los juegos Olímpicos de Pekín y Londres hubo un promedio de lesiones entre 11,2 a 12,3% para los más de 380 atletas que participaron.

Por otro lado, en la evidencia actual los porcentajes son dispares, desde un 13-14% de riesgo hasta un 23-29%. Los valores más altos se encontraron con una tasa de incidencia de 1.18 lesiones / atleta-año. Las diferencias pueden deberse a los diferentes niveles de habilidad de los atletas participantes, los grupos de edad implicados, los diseños de estudio y las definiciones de las lesiones.

judo proyección

Respecto a las diferencias de sexo, los hallazgos son de nuevo inconsistentes. Algunos estudios no encontraron diferencias, mientras que otros mostraron un mayor riesgo de lesiones para hombres y en otros para mujeres, respectivamente. Una vez más, estas diferencias pueden deberse, en parte, a diferentes niveles de habilidades y grupos de edad.

La importancia de la edad como factor de riesgo también es incierta, especialmente porque puede interactuar con la experiencia como factor causal.

TIPOS DE LESIONES

Como en este tema tampoco hay unanimidad por los distintos diseños de estudios voy a hacer un resumen de todo lo encontrado:

Las lesiones más frecuentes han sido los esguinces (desde un 5,6 a un 59,8%) las distensiones y luxaciones (7 – 33,8%) y las contusiones (5,6 – 56%).

Además de un porcentaje algo mayor de esguinces entre mujeres y de las distensiones y luxaciones entre los hombres, no se han mostrado diferencias relevantes entre los sexos.

Tanto en adultos como en competidores de primera clase, prevalecieron dislocaciones y esguinces, mientras que en los judokas más jóvenes y de menor rango, las fracturas de la parte superior del cuerpo fueron más frecuentes.

Las zonas más comunes de lesión son las extremidades del cuerpo, especialmente la rodilla (hasta un 28%), los hombros (hasta un 22%) y manos / dedos (hasta un 30%). Este último dato varía dependiendo de los autores, pero teniendo en cuenta que los dedos están en continua tensión como consecuencia del continuo agarre y forcejeo, que es como pasan el mayor tiempo durante la pelea, es normal que sean de los lugares más comunes de lesión durante una competición. Sin embargo, estas lesiones generalmente se clasifican como “leves”.

Por otro lado, los estudios con escalas a través de cuestionarios identificaron la rodilla y el hombro como los lugares de lesiones más frecuentes como consecuencia de las caídas y los lanzamientos.

No se han visto diferencias en la localización de las lesiones entre los judokas masculinos y femeninos.

CAUSAS DE LESIÓN

Casi el 85% de las lesiones de judo se producen durante la pelea de pie en comparación con las fases de pelea en suelo, probablemente porque se pasa más tiempo luchando de pie, donde los atletas deben agarrar a su oponente antes de atacar.

Ser proyectado contra el suelo parece ser la situación que conduce más frecuentemente a lesionarse, alrededor del 70%, y es también donde ocurren las más graves.

También cobra mucha importancia la recepción del golpe en el suelo, comprobándose que esta habilidad también se asocia con lesiones tanto de carácter agudo como crónico.

Además, las técnicas “Seoi Nage” suponen un riesgo más alto de lesión en el hombro, en cualquier grupo de edad. También suele haber muchas recaídas en las lesiones causadas por las proyecciones y por una vuelta a la competición demasiado acelerada. De la misma forma, la incorrecta técnica de realización de los lanzamientos también estaba involucrada en el favorecimiento de la lesión.

judo suelo

No hay causas relacionadas con la edad o relacionadas con el sexo en la literatura. De hecho, en judo, tanto hombres como mujeres utilizan técnicas similares en los torneos olímpicos contemporáneos. Sin embargo, las mujeres parecen estar más expuestas durante la fase de lucha en el suelo, donde además se lesionan más durante técnicas de bloqueo del brazo.

Mecanismo de lesiones frecuentes

Los mecanismos de las lesiones de judo son variados. Si nos centramos en hombros, rodilla y dedos podemos encontrar en la literatura que las dislocaciones glenohumerales se producen principalmente por la resistencia al caer del defensor que, en un intento de evitar golpear el suelo con la espalda (lo que significaría perder la pelea), cae con el brazo extendido.

Dependiendo del tipo de caída será una lesión u otra. Si la caída es con la parte superior del hombro, puede provocar disfunciones o luxaxiones acromioclaviculares y/o esternoclaviculares. En algunos casos (sobre todo entre niños y adolescentes) puede haber fracturas de clavícula debido a que los huesos aún están sin haberse desarrollado totalmente.

En la rodilla las lesiones suelen producirse por traumatismos, en las lesiones de Ligamento Cruzado Anterior, Ligamento Lateral Interno o esguinces de rodilla a menudo ocurren con las técnicas de pierna como O Soto Gari.

judo competición

Además, tener un agarre diferente al del oponente parece ser un factor de riesgo para las lesiones del LCA.

Las lesiones en los dedos suelen ser dislocaciones o esguinces de las articulaciones interfalángicas, principalmente debido a un agarre incorrecto con los dedos bloqueados en el judogi (kimono).

A parte de las nombradas como principales, en los estudios escogidos también se nombran por ejemplo, las lesiones de tobillo, que suelen ser esguinces del ligamento lateral externo y que se producen por acabar usando posiciones muy repetitivas en varo.

Volviendo al miembro superior, también podemos nombrar las dislocaciones del codo, que son causadas principalmente por una defensa incorrecta, sobre todo en el suelo y con llaves.

Por último y en menor medida, las técnicas de ahogo, que se basan en una opresión en la laringe o carótida asociada a un apoyo detrás del cuello, pueden llegar a producir una pérdida de conciencia si el defensor no abandona la pelea a tiempo.

Mecanismo de lesiones severas

Las zonas más comunes donde se producen lesiones graves son la cabeza y la columna cervical.

Normalmente las técnicas de proyecciones son la causa de hasta un 70% de las lesiones de cabeza en el Judo. Además, de este porcentaje, un 90% son practicantes jóvenes (menores de 20 años) y que llevan menos de 3 años entrenando, por lo que normalmente las lesiones se atribuyen a la inexperiencia.

Respecto a la columna cervical, en los estudios que investigan este tipo de lesión se encuentran unos 19 casos graves en 8 años (en Japón) y el 63% de ellos de nuevo eran causados por las proyecciones como “Uchi mata”.

judo Uchi

LESIONES CRÓNICAS

A parte de todo lo comentado anteriormente, hay algunas lesiones que se consideran crónicas por su prevalencia en el tiempo en los practicantes. Las zonas más comúnmente afectadas son las articulaciones de los dedos, zona lumbar y las orejas.

Las lesiones repetitivas en los dedos lo convierten en un factor de riesgo para desarrollar Osteoartritis. A nivel lumbar, en uno de los estudios principales estudiados, se habla de una prevalencia de dolor inespecífico lumbar y anormalidades radiológicas de entre un 35,4% y 81,7% en judokas de élite japoneses.

En las categorías de menos peso había menor incidencia, siendo en las categorías medias y pesadas donde aumenta.

En la oreja, encontramos la deformación en “coliflor”, debida a continuos traumatismos y hematomas por las caídas y roces sobre la oreja, también común en otros deportes como el boxeo.

judo foto

Bibliografía

• Birrer RB. Trauma epidemiology in the martial arts: the results of an eighteen year international survey. Am J Sports Med. 1996;24(6):572-579.

• Catanese AJ. The medical care of the judoka: a guide for athletes, coaches and referees to common medical problems in judo. Tucson, AZ: Wheatmark, 2012:36–7.

• Fujiwara M, Suzuki A, Nagata T, et al. Cauliflower ear dissection. J Plast Reconstr Aesthet Surg 2011;64:e279–82.

• Katoh S, Shingu H, Ikata T, et al. Sports-related spinal cord injury in Japan (from the nationwide spinal cord injury registry between 1990 and 1992). Spinal Cord 1996;34:416–21.

• Kujala UM, Taimela S, Antti-Poika I, et al. Acute injuries in soccer, ice hockey, volleyball, basketball, judo, and karate: analysis of national registry data. BMJ 1995;311:1456–8

• Okada T, Nakazato K, Iwai K, et al. Body mass, nonspecific low back pain, and anatomical changes in the lumbar spine in judo athletes. J Orthop Sports Phys Ther 2007;37:688–93.

• Okada T, Nakazato K, Iwai K, et al. Body mass, nonspecific low back pain, and anatomical changes in the lumbar spine in judo athletes. J Orthop Sports Phys Ther 2007;37:688–93.

• Pocecco, E., Ruedl, G., Stankovic, N., Sterkowicz, S., Del Vecchio, F. B., Gutiérrez-García, C., … & Menz, V. (2013). Injuries in judo: a systematic literature review including suggestions for prevention. Br J Sports Med, 47(18), 1139-1143.

• Rau R, Raschka C, Brunner K, et al. Spectral analysis of electroencephalography changes after choking in judo ( juji-jime). Med Sci Sports Exerc 1998;30:1356–62.

• Rodriguez G, Vitali P, Nobili F. Long term effects of boxing & judo-choking on brain. Ital J Neurol Sci 1998;19:367–72.

• Salanne S, Zelmat B, Rekhroukh H, et al. Traumatismes secondaires à la pratique du judo chez l’enfant. Arch Pédiatrie 2010;17:211–18.

• Souza M, Monteiro H, Del Vecchio F, et al. Referring to judo’s sports injuries in São Paulo State Championship. Sci Sports 2006;21:280–4.

• Spencer DC. Narratives of despair and loss: pain, injury and masculinity in the sport of mixed martial arts. Qual Res Sport Exerc Health 2012;4:117–37.

• Sterkowicz S. Analiza wypadków u kobiet i mężczyzn uprawiających judo w latach 1977-1980. Sport Wyczynowy 1983;4:33–4

• Wedlake L, Rowe M. La estrangulación carotídea: dormir, ¿tal vez morir? Rev Artes Marciales Asiáticas 2009;4:50–69.

enrique
enrique | Autor

  1. Gran artículo y bastante fiel a lo que es la realidad del tatami.

    Solo un pequeño apunte; dentro de las técnicas de pierna más lesivas no deberíamos contar O Shoto Gari, puesto que es relativamente segura. Un mejor ejemplo serían Tai Otoshi o Tani Otoshi. Incluso Uchi Mata o Hiza Guruma son más peligrosas.

    Todo lo demás, perfecto.

Dejar una respuesta