INHALAR SALES DE AMONIACO PARA EL RENDIMIENTO

Mario MuñozPor Creado: 1/12/2017 0 Comentarios Artículos relacionados : , , , ,

INHALAR SALES DE AMONIACO PARA EL RENDIMIENTO

La fuerza y el desarrollo de potencia máxima están influenciados por muchos factores, entre los que encontramos el área de sección transversal y la activación neural, que mejoran como adaptaciones principales a este tipo de entrenamiento. Más específicamente, se incrementa la excitabilidad de las neuronas motoras, el ratio de envío del impulso nervioso, la sincronización óptima de las fibras musculares y el mayor reclutamiento de unidades motoras [1].

Muchos se detienen ahí a la hora de analizar cómo el entrenamiento de fuerza es capaz de mejorar el rendimiento, pero lo cierto es que la activación psicológica diaria, su entrenamiento y desarrollo parece ser particularmente importante para optimizarlo. Se ha demostrado que la excitación psicológica y la preparación mental influyen de manera directa [2].

Por supuesto, el uso de suplementos pre-entrenamiento es un intento de optimizar ambos, el desempeño fisiológico y psicológico. En particular, el más tratado en el blog por su extensa bibliografía e investigación, la cafeína, representa el ingrediente principal de muchos de ellos.

Una ayuda ergogénica menos común y más instantánea son las sales de amoniaco, ese producto en forma de polvo o disolución que bastantes atletas que compiten en Powerlifting o modalidad Strongman (aunque no únicamente) usan antes o durante los entrenamientos y la competición [3].

sales de amoniaco

¿POR QUÉ SE INHALAN SALES DE AMONIACO?

En la práctica, la inhalación de sales de amoniaco no está prohibida por la WADA, pero sí se prohíbe a los atletas que lo hagan de cara al público [4].

Entre las reacciones fisiológicas asociadas con la inhalación de las mismas se incluyen [5,6]:

• Irritación inmediata de los pulmones y la cavidad nasal, así como también activación de un reflejo de inhalación rápida

• Aumentos significativos en el flujo sanguíneo.

• Incremento de la velocidad en la perfusión y vascularización cerebral

• Aumento liviano de la frecuencia cardíaca, que constituye una respuesta cardiovascular con cierto efecto estimulante en este tipo de deportes donde la elevación de la misma es menos frecuente.

Aunque la incidencia de los efectos adversos informados o complicaciones asociadas con su uso son limitadas [7], algunos autores han sugerido que pueden complicar la evaluación de la lesión durante las competiciones enmascarando signos y síntomas de lesión; por lo tanto, desaconsejan su uso en competición [8].

A pesar de la popularidad de su uso en algunos deportes de fuerza y potencia como venimos diciendo, lo cierto es que únicamente algunos estudios científicos han investigado su efecto en la fuerza máxima y rendimiento explosivo:

• Richmond et al. [9] no informaron de mejoras significativas en el número de repeticiones realizadas al fallo durante un test con el 85% 1RM, tanto en press de banca como sentadilla.

• Del mismo modo, Perry y cols. [6] tampoco informaron de efectos ergogénicos respaldados en la fuerza expresada durante un tirón isométrico a mitad del muslo (IMTP).

sales bote

Por otro lado, no podemos olvidar que en Powerlifting, a pesar de que el propósito principal sea el de levantar más peso, las fases iniciales de cada movimiento requieren una alta expresión de fuerza aplicada en poco tiempo para superar el momento inicial de parada. De la misma forma, el sticking point seguirá un patrón parecido, donde la velocidad intencional del movimiento tiene que ser lo más alta posible a pesar de que desde fuera verdaderamente no se vea un movimiento rápido.

Ni que decir tiene que en otros deportes de uso relativamente frecuente como rugby, hockey o baloncesto (especialmente americano o de países del Este de Europa), la potencia de cada acción es la variable que determina el rendimiento.
Por ello, Bartolomei et al. [10] se propusieron analizar los efectos agudos de la inhalación de sales de amoniaco sobre la potencia del tren inferior, la producción de fuerza máxima y la velocidad de desarrollo de fuerza durante un IMTP (imagen inferior). La hipótesis fue que, a priori, el uso de estas sales podría influir en la tasa de desarrollo de la fuerza más que la máxima expresión de la fuerza en personas entrenadas.

sales entrenamiento

Mejora del tiempo de aplicación de fuerza

Pese a que, en línea con las investigaciones previas, no se encontraron diferencias significativas en la potencia media o la fuerza máxima total, sí se encontró una diferencia significativa en el pico de desarrollo de fuerza (PRFD) cuando se usó una ventana de 20 milisegundos.

Ahora bien, cabe preguntarse por qué una persona experimentaría un mayor pico de fuerza en espacios cortos de tiempo inicial sin ver cambios en la potencia media en comparación con el grupo de control. La respuesta de los autores se sustenta en la propia técnica del salto vertical (es decir, el tiempo de la contracción excéntrica o el ángulo máximo de flexión de la rodilla), que son factores mucho más importantes que inhalar sales de amoníaco.

Se observa una tendencia a que inhalar sales de amoníaco puede ser más apropiado si se realizan levantamientos explosivos (ejemplo: sólo fase concéntrica, desde bloques) que para aumentos de fuerza máxima.

sales fuerza

Ahora, también es importante considerar qué tipo de levantador (principiante VS experimentado) puede beneficiarse más al usar sales de amoníaco. Si bien Perry et al. [6] no encontraron diferencias significativas entre los grupos de su investigación, los participantes carecían de experiencia en levantamientos de esfuerzo máximo. Sin embargo, en el estudio de Bartolomei [10] los sujetos sí tenían una experiencia media de entrenamiento de 6.5 años.

Así, como hemos introducido al comienzo del artículo, la interacción entre los factores psico-fisiológicos más desarrollados en quienes mayor experiencia de entrenamiento tienen pueden suponer el punto de inflexión para beneficiarse más de este tipo de ayuda inhalada.

Referencias

1. Enoka, R. M. (1988). Muscle strength and its development. Sports Medicine, 6(3), 146-168.

2. Perkins, D., Wilson, G. V., & Kerr, J. H. (2001). The effects of elevated arousal and mood on maximal strength performance in athletes. Journal of Applied Sport Psychology, 13(3), 239-259.

3. Pritchard, H. J., Stannard, S. R., & Barnes, M. J. (2014). Ammonia inhalant and stimulant use among powerlifters: results from an international survey. J Aus Strength Cond, 22, 52-54.

4. World Anti-Doping Agency (2017). The world Anti-doping code: the 2017 prohibited list. https://www.wada-ama.org/sites/default/files/resources/files/wada-2017 prohibited-list-en.pdf. (Último acceso el 16 de octubre de 2017).

5. McCory, P. (2006). Smelling salts. Br J Sports Med 40: 659-660.

6. Perry, B. G., Pritchard, H. J., & Barnes, M. J. (2016). Cerebrovascular, cardiovascular and strength responses to acute ammonia inhalation. European journal of applied physiology, 116(3), 583-592.

7. Herrick, R. T., & Herrick, S. (1983). Allergic reaction to aromatic ammonia inhalant ampule A case report. The American journal of sports medicine, 11(1), 28-28.

8. Velasquez, J. R. (2011). The use of ammonia inhalants among athletes. Strength & Conditioning Journal, 33(2), 33-35.

9. Richmond, S. R., Potts, A. C., & Sherman, J. R. (2014). The impact of ammonia inhalants on strength performance in resistance trained males. J Exerc Physiol Online, 17, 60-66.

10. Bartolomei, S., Nigro, F., Luca, G., Gabriele, S., Ciacci, S., Hoffman, J. R., & Merni, F. (2017). Acute Effects of Ammonia Inhalants on Strength and Power Performance in Trained Men. The Journal of Strength & Conditioning Research.

Dejar una respuesta