INFLUENCIA DE LA TENSIÓN NEURAL EN LESIONES DE ISQUIOS.

Por Creado: 2/03/2018 0 Comentarios Artículos relacionados : , , , ,

INFLUENCIA DE LA TENSIÓN NEURAL EN LESIONES DE ISQUIOS.

Las lesiones en la musculatura isquiosural son comunes en deportes que implican sprints, aceleraciones, desaceleración, cambios rápidos de dirección y saltos. Además, la recidiva (o re-lesión) en la zona dañada es muy frecuente, siendo la historia previa de lesión su principal factor de riesgo (algunos estudios estiman un ratio de recurrencia de hasta el 17% en jugadores de fútbol) (Freckleton, 2012).

A pesar de los esfuerzos realizados en los últimos años en el diseño de planes de prevención de dichas lesiones, la incidencia de lesiones en la musculatura isquiosural se ha incrementado hasta un 4% anual en futbolistas desde el año 2001 (Ekstrand, 2016).

isquio gráfica

Imagen 1. La incidencia de lesiones de la musculatura isquiosural en futbolistas mostró un aumento anual del 4% en el periodo (2001-2014) (Ekstrand, 2016).

Debido a los datos expuestos anteriormente, el objetivo principal en la rehabilitación es que el atleta retorne a la práctica deportiva en el menor riesgo de recurrencia, y con niveles de rendimientos similares a los existentes previos a la lesión. Algunos de los factores a tener en cuenta para tomar esta decisión son los niveles de fuerza (teniendo en cuenta el ratio isquiotibial : cuádriceps), flexibilidad, control motor lumbopélvico, etc. (Heiderscheit, 2010; Zambaldi et al, 2017).

isquio criterios

Imagen 2. Criterios de ‘Return to Play’ tras una lesión muscular de la musculatura isquiosural en futbolistas (Zambaldi et al, 2017).

TENSIÓN NEURAL ADVERSA

Además de los elementos descritos anteriormente, el objetivo de este artículo es conocer la implicación que la tensión neural (en este caso, del nervio ciático) tiene en los procesos de lesión y recurrencia de las lesiones en la musculatura isquiosural.

Se trata de un factor menos estudiado, pero su implementación dentro de los planes de rehabilitación y prevención de la lesión en la musculatura isquiosural puede ser interesante.

Kornberg (1987) mostró como existía una elevada incidencia de ‘slump test’ positivos en lesiones grado I de jugadores fútbol (hasta una 64% de los sujetos), considerando el test positivo si se reproducían los síntomas en dicha posición, y se aliviaban con el cese de la flexión cervical.

De este estudio el autor extraía dos posibles hipótesis que explicarán la relación entre las lesiones musculares grado I repetitivas (aquellas en las que no existen signos evidentes de rotura muscular) y la tensión neural anormal:

1. La tensión neural anormal es la responsable de la sintomatología que mimetizaba los síntomas de una lesión muscular.

2. La tensión neural anormal es consecuencia de la recurrencia de lesiones en dicho grupo muscular (fibrosis que pudieran causar tensión extraneural o inflamación crónica que pudiera causar alteraciones intra- y extraneurales).

isquio contracción

Imagen 3. ‘Slump test’ o ‘Test de la posición contraída’ (Shacklock, 2014).

En 1989, el mismo autor realizó un estudio en el que mostró cómo el uso del ‘slump test’ dentro de un plan de rehabilitación habitual era más efectivo que el simple uso del tratamiento habitual en pacientes con lesiones grado I de la musculatura isquiosural, que demostraron un ‘slump test’ positivo en el examen físico.

El ‘slump test’ debería usarse como test diferenciador, con el objetivo de implementar un régimen de tratamiento más efectivo (Kornberg, 1989).

Turl (1998) describe la presencia de un 57% de ‘slump test’ positivos en sujetos con aparente lesión muscular grado I en la musculatura isquiosural, sugiriendo que la inclusión de test neurales debería ser incluida en la valoración de dichas lesiones, e hipotetizando que, “la incorporación de técnicas neurodinámicas (o de movilidad neural) pueden ser interesantes dentro de los protocolos de rehabilitación o de prevención de dichas lesiones”.

En 2001, Krabak y colaboradores remarcan la importancia en la contribución del componente neural en la flexibilidad de la musculatura isquiosural, no pudiendo atribuirse las mejoras en dicha capacidad únicamente a factores viscoelásticos de la musculatura o al aumento a la tolerancia del estiramiento (Krabak, 2001).

Pietrzak et al (2016) examinan el efecto de la aplicación de técnicas neurodinámicas de tensión en sujetos sanos, observando incrementos significativos tanto en la pierna en la que se aplicaba la técnica como en la contralateral, concluyendo que la tensión neurodinámica es un importante neuromodulador de la flexibilidad muscular.

Por último, Kouzaki et al (2017) estudian la velocidad de conducción nerviosa en sujetos con lesión en la musculatura isquiosural, concluyendo que existen alteraciones en la conductividad nerviosa del nervio ciático de la pierna lesionada, cuando se compara con la extremidad contralateral.

Todos estos datos nos hacen pensar que la inclusión de técnicas neurodinámicas (de tensión y deslizamiento) pueden ser importantes dentro de la rehabilitación de las lesiones de musculatura isquiosural (especialmente en la lesión grado I, en sujetos que presentan un ‘slump test’ positivo dentro del examen físico, y frecuentes recidivas). El uso de la movilización neural en lesiones más severas o en etapas agudas de la lesión no ha sido investigado (Heiderscheit, 2010).

Del mismo modo, la inclusión de dichas técnicas podría ser interesante dentro de programas de prevención o como parte del calentamiento en deportes en los que existe mayor riesgo de lesión de dicha musculatura.

CONCLUSIONES

– Las lesiones musculares de isquiosurales son muy frecuentes en el deporte y presentan ratios elevado de recurrencia.

– La tensión neural anómala puede ser un factor relevante en episodios de recidiva lesional, especialmente en lesión musculares grado I.

– El ‘Slump test’ o ‘Test de la posición contraída’ muestra buenos resultados cuando se quiere conocer la implicación de la tensión neural en un proceso lesional, pudiendo ser una maniobra a tener en cuenta como elemento diferenciador.

– Podría resultar interesante la inclusión de técnicas neurodinámicas en los protocolos de rehabilitación de dichas lesiones, así como parte de los protocolos de prevención o calentamiento en aquellos deportes que presentan un ratio lesional elevado.

Referencias

• Ekstrand, J., Waldén, M., & Hägglund, M. (2016). Hamstring injuries have increased by 4% annually in men9s professional football, since 2001: a 13-year longitudinal analysis of the UEFA Elite Club injury study. Br J Sports Med, 50(12), 731-737.

• Freckleton, G., & Pizzari, T. (2012). Risk factors for hamstring muscle strain injury in sport: a systematic review and meta-analysis. Br J Sports Med, 47(6):351-8

• Heiderscheit, Bryan C., et al. Hamstring strain injuries: recommendations for diagnosis, rehabilitation, and injury prevention. Journal Of Orthopaedic & Sports Physical Therapy, 2010, vol. 40, no 2, p. 67-81.

• Krabak, B. J., Laskowski, E. R., Smith, J., Stuart, M. J., & Wong, G. Y. (2001). Neurophysiologic influences on hamstring flexibility: a pilot study. Clinical Journal of Sport Medicine, 11(4), 241-246.

• Kornberg, D., & Lew, P. C. (1987). The effect of using slump as a stretching technique on grade on hamstring injuries. In 5th Biennial Conference. Manipulative Therapists Association of Australia, Melbourne, Proceedings (pp. 183-191).

• Kornberg, C., & Lew, P. (1989). The effect of stretching neural structures on grade one hamstring injuries. Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy, 10(12), 481-487.

• Kouzaki, K., Nakazato, K., Mizuno, M., Yonechi, T., Higo, Y., Kubo, Y., … & Hiranuma, K. (2017). Sciatic Nerve Conductivity is Impaired by Hamstring Strain Injuries. International Journal of Sports Medicine, 38(11), 803-808.

• Pietrzak, M., & Vollard, N. B. (2016). Effects of a Novel Neurodynamic Tension Technique on muscle extensibility And Stretch Tolerance: A Counterbalanced Cross-Over Study. Journal Of Sport Rehabilitation, 1-31.

• Turl, S. E., & George, K. P. (1998). Adverse neural tension: a factor in repetitive hamstring strain?. Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy, 27(1), 16-21.

• Zambaldi, Mattia; Beasley, Ian; Rushton, Alison. Return to play criteria after hamstring muscle injury in professional football: a Delphi consensus study. Br J Sports Med, 2017, p. bjsports-2016-097131.

Dejar una respuesta