FOFISANOS, ¿ES POSIBLE TENER SOBREPESO Y ESTAR SANO?

Por Creado: 4/03/2021 0 Comentarios Artículos relacionados : ,

En el día de hoy nos gustaría reflexionar sobre el sobrepeso y estar sano. Sabemos que muchos de vosotros que nos leéis no tenéis sobrepeso, pero estamos seguros de que todos conocemos a alguien que lo tiene. Muchos de ellos, incluso, puede ser que tengan algo más que sobrepeso y alcancen rangos de peso corporal y grasa que se asocien con obesidad y un importante número de patologías asociadas.

No obstante, que no estemos en ese sector de la población no quiere decir que no atendamos a un audio como este. Las implicaciones del sobrepeso y la obesidad nos afectan a todos, y todos, a su vez, de alguna u otra manera, podemos influir y actuar sobre ellos.

Seguro que todos en alguna ocasión hemos escuchado que alguien con sobrepeso ha exclamado que él o ella “es feliz como está y no quiere cambiar nada de su vida” porque le gusta disfrutar de la comida y sufre haciendo ejercicio. Desde nuestra posición, desde la posición de alguien que realiza ejercicio habitualmente y que ha estudiado y se sigue formando en materia de ejercicio, nutrición o salud, ya sea en cursos / carreras especializadas o por mero hobbie, ¿estamos obligados a respetar esta decisión sin hacer nada?

Sin duda es una pregunta difícil de responder. Si vamos a la parte teórica y dejando de un lado la moral y la ética individual, tenemos que decir con rotundidad que no se puede tener sobrepeso y estar sano. Es la falsedad de los fofisanos o los gordos metabólicamente sanos, aunque en muchas ocasiones estos calificativos no son de nuestro agrado, pues tienen cierta connotación despectiva.

Y aunque no es la primera vez que esta afirmación sale a luz, lo cierto es que día tras día seguimos descubriendo información que añade fuerza a la misma. Así las cosas, una revisión reciente con participación española de la Sociedad Europea de Cardiología [1] constata que la actividad física no anula los efectos negativos del exceso de peso corporal sobre la salud del corazón. La investigación refuta la idea de que un estilo de vida físicamente activo puede anular por completo los efectos nocivos del sobrepeso y la obesidad.

INVESTIGACIÓN MÉDICA. ¿ES COMPATIBLE TENER SOBREPESO Y ESTAR SANO?

Una revisión reciente con participación española de la Sociedad Europea de Cardiología constata que la actividad física no anula los efectos negativos del exceso de peso corporal sobre la salud del corazón.

El estudio utilizó datos de 527.662 trabajadores en España, con una edad media de 42 años y con un 32% de mujeres. Los participantes se clasificaron en peso normal (con un índice de masa corporal, IMC, de 20 a 24.9), sobrepeso (IMC = 25 a 29.9) y obesidad (IMC = 30 o superior).

Además, se agruparon por nivel de actividad: regularmente activos, definidos como los que hacen el mínimo recomendado para adultos por la Organización Mundial de la Salud; insuficientemente activos (alguna actividad física de moderada a vigorosa cada semana, pero menos que el mínimo de la OMS); e inactivos (sin ejercicio).

De todos los participantes, aproximadamente el 41 % de los participantes tenía un peso normal, un 41% sobrepeso y el 18 % de las personas eran obesas. La mayoría eran inactivas (63,5 %), mientras que el 12,3 % eran insuficientemente activas y el 24,2 % eran regularmente activas.

RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Un dato para llevarse las manos a la cabeza es que más de la mitad de la población española tiene, al menos, sobrepeso, y sólo 1 de cada 4 personas aproximadamente realiza actividad física de manera frecuente.

Los resultados mostraron que, determinando la salud cardiovascular de los tres principales factores de riesgo de infarto e ictus como son la diabetes, el colesterol elevado y la hipertensión arterial, el 30 % tenía el colesterol alto, el 15% la tensión arterial elevada y el 3% diabetes.

En todos los niveles de índice de masa corporal, cualquier actividad (independientemente de que cumpliera o no el mínimo de la OMS) estaba relacionada con una menor probabilidad de padecer diabetes, hipertensión arterial o colesterol alto, en comparación con la ausencia de ejercicio.

Esto nos dice que todo el mundo, independientemente de su peso corporal, debería ser físicamente activo para salvaguardar su salud.

En todos los pesos, las probabilidades de diabetes e hipertensión disminuían a medida que aumentaba la actividad física: más actividad es mejor, así que caminar 30 minutos al día es mejor que caminar 15.

Sin embargo, los participantes con sobrepeso y obesidad presentaban un mayor riesgo cardiovascular que sus compañeros con peso normal, independientemente de los niveles de actividad.

Por ejemplo, en comparación con los individuos inactivos de peso normal, los obesos activos tenían aproximadamente el doble de probabilidades de tener el colesterol alto, cuatro veces más probabilidades de sufrir diabetes y cinco veces más de tener la tensión arterial alta.

Por tanto, el ejercicio no parece compensar los efectos negativos del exceso de peso. Sabiendo esto, ¿dejaríamos dejar sin más a esas personas que, por ignorancia, omiten datos como estos a la hora de ensalzar su felicidad por encima de su salud?

CONCLUSIÓN SOBRE EL SOBREPESO Y ESTAR SANO.

Desde Powerexplosive, creemos que la lucha contra la obesidad y la inactividad es igualmente importante, y debería ser una batalla conjunta. La pérdida de peso debe seguir siendo un objetivo primordial de las políticas sanitarias, junto con la promoción de estilos de vida activos, desde luego, pero tampoco podemos quedarnos esperando a que esto ocurra.

Cada individuo que tenga algo de conocimiento sobre el sobrepeso y estar sano debería, y entramos ahora en terreno pantanoso con las obligaciones morales de cada persona, intentar dejar el mundo mejor de lo que se lo encontró cuando nació. Esa es una de las cosas que hemos venido los seres humanos a hacer a esta vida.

Por tanto, os animamos a que a todo aquel o aquella que sepáis que no conoce datos como estos, se los presentéis desde la humildad y con el objetivo principal de ayudarles a mejorar su vida. Y enfatizamos que debería realizarse desde la humildad, ya que de aquí pueden surgir otros debates como la supuesta superioridad moral que muchos creen que tienen frente a estas personas por el mero hecho de tener una condición física buena y seguir un estilo de vida saludable. Esperamos que ninguno de los que nos estáis oyendo sea así, pero este debate, como decimos, queda reservado para otra ocasión si es que os parece interesante.

Como ser humano, toda persona debería intentar dejar el mundo mejor de lo que se lo encontró cuando nació. Conociendo estos datos preocupantes, deberíamos transmitir siempre, sea cual sea nuestra posición en la sociedad, que el ejercicio es un derecho de cada individuo, pero también es un deber consigo mismo y con los demás. Por la salud de todos.

Esperamos que la presentación de los resultados de este importante estudio y las reflexiones que hemos realizado en torno a ellos puedan ayudar a personas como tú, que nos estás leyendo y quieres mejorar tu vida o la de los que te rodean, no necesariamente siendo familiares o allegados. Estaremos encantados de que nos contéis vuestras experiencias y de que realicéis comentarios al respecto de este tema en los comentarios.

Bibliografía y referencias

  • Valenzuela, P. L., Santos-Lozano, A., Barrán, A. T., Fernández-Navarro, P., Castillo-García, A., Ruilope, L. M., … & Lucia, A. (2021). Joint association of physical activity and body mass index with cardiovascular risk: a nationwide population-based cross-sectional study. European Journal of Preventive Cardiology.