ENTENDIENDO EL DOLOR LUMBAR: FACTORES PSICOSOCIALES

Por Creado: 18/06/2019 2 Comentarios Artículos relacionados : , , , ,

ENTENDIENDO EL DOLOR LUMBAR: FACTORES PSICOSOCIALES

Como hemos comentado previamente en la parte 1 de este artículo (https://powerexplosive.com/entendiendo-el-dolor-lumbar-factores-biologicos/), el 80% de la población padecerá dolor lumbar, y entre un 10-40% de estos dolores se volverán crónicos, ya sea por un mal tratamiento inicial (o la ausencia de este) o por la presencia de factores de riesgo.

El objetivo de este segundo artículo es darte a conocer cómo los factores psicológicos (Ej.: miedo al movimiento que altere cómo se mueve la zona o genere conductas de sobreprotección/hipertono) y factores sociales (Ej.: peligro de perder el trabajo por coger la baja, generando ansiedad y amplificando la percepción de ese dolor) pueden influir sobre un cuadro de dolor lumbar. Os dejo un esquema de cómo estos factores podrían tener mayor o menor peso en vuestro dolor lumbar.

lumbar esquema
FACTORES PSICOSOCIALES EN EL DOLOR LUMBAR

Tendemos a dar a los factores psicológicos y sociales menos relevancia en la generación de dolor. Para entender la contribución de estos factores resulta útil imaginarnos un vaso que representaría la capacidad que tiene nuestro cuerpo de soportar distintos estresores (Ej.: daño o irritación de los tejidos, estrés psicológico, problemas de trabajo o familia…) sin desarrollar dolor. Una vez tenemos esta imagen del vaso en la mente, consideraremos que una vez lleno, se manifestará el dolor. En este caso los factores biológicos (daño o irritación de los tejidos) serán agua, y los factores psicosociales serán cubitos de hielo.

Si ponemos sólo los cubitos de hielo, es complicado que el vaso se desborde (y por lo tanto se manifieste dolor), al menos a corto plazo. Pero si a esto le sumamos el agua (en este caso el daño en un tejido), la presencia de los cubitos de hielo (factores psicosociales) hará que el vaso desborde con mayor facilidad (es decir, que aparezca dolor).

Con esta analogía en mente (que espero que os haya quedado clara) analizaremos lo que dice la evidencia sobre cómo afectan estos factores al dolor lumbar. Si aún así no te ha quedado muy claro, en este vídeo damos algunos otros ejemplos de cómo funciona el sistema de dolor a grandes rasgos, y cómo el dolor puede originarse sin que exista daño en el cuerpo:

Se ha visto cómo la ansiedad y la depresión son comorbilidades del dolor lumbar, y cómo estos factores refuerzan patrones de movimiento anormales, malos hábitos de vida (exceso de reposo y aislamiento), aumentan la sensibilización de los tejidos e incrementan la discapacidad(1,2). Además estos factores se han asociado a un mayor riesgo de cronificación del dolor lumbar(3).

lumbar factores
También se ha visto como el miedo al movimiento y la evitación de actividades se relacionan tanto con un peor pronóstico del dolor lumbar (4) como con un peor pronóstico ante los tratamientos (5). Por lo que guardar reposo o coger miedo a mover la espalda y levantar cargas NO te va a ayudar a recuperarte, sino todo lo contrario. Por eso es importante contar con la ayuda de un profesional que te ayude a exponer gradualmente tu columna ante cargas y gestos, con la tranquilidad de saber que te pautará aquello que puedes hacer de forma segura.

Otro factor psicológico más que se ha visto relacionado con una peor evolución del dolor lumbar, es el catastrofismo (6). El catastrofismo son esas típicas conductas o pensamientos de desamparo, creer que nunca te vas a recuperar y que no existe solución para tu problema. Desgraciadamente este tipo de conductas se dan por una mala educación sobre el problema (información errónea en internet, nocebos por parte de los sanitarios…) y una creencia equivocada de que los tratamientos pasivos son mejores que los activos. Lo cual deja a los pacientes en esta posición y con estos pensamientos.

EN RESUMEN…

No debemos obviar este tipo de factores cuando padecemos dolor lumbar. Somos seres humanos, no un conjunto de tejidos, aparatos y sistemas que funcionan en conjunto. Por lo que nuestras creencias, pensamientos, conductas y el entorno que nos rodea tienen repercusiones sobre nuestras experiencias, y entre ellas se encuentra el dolor.

No es fácil cambiar las creencias y ciertas conductas cuando hablamos de personas experimentando dolor, pero los primeros pasos son los que hacen el camino hacia la recuperación. No tengas miedo a moverte ya que esa será la principal herramienta para recuperar tu calidad de vida y aliviar el dolor.

BIBLIOGRAFÍA

1. Gatchel RJ, Peng YB, Peters ML, Fuchs PN, Turk DC. The biopsychosocial approach to chronic pain: Scientific advances and future directions. Psychol Bull. 2007 Jul;133(4):581–624.

2. Reichborn-Kjennerud T, Stoltenberg C, Tambs K, Roysamb E, Kringlen E, Torgersen S, et al. Back-neck pain and symptoms of anxiety and depression: a population-based twin study. Psychol Med. 2002 Aug;32(6):1009–20.

3. Glattacker M, Heyduck K, Jakob T. Yellow flags as predictors of rehabilitation outcome in chronic low back pain. Rehabil Psychol. 2018 Aug;63(3):408–17.

4. Wertli MM, Rasmussen-Barr E, Weiser S, Bachmann LM, Brunner F. The role of fear avoidance beliefs as a prognostic factor for outcome in patients with nonspecific low back pain: a systematic review. Spine J. 2014 May 1;14(5):816–836.e4.

5. Wertli MM, Rasmussen-Barr E, Held U, Weiser S, Bachmann LM, Brunner F. Fear-avoidance beliefs—a moderator of treatment efficacy in patients with low back pain: a systematic review. Spine J. 2014 Nov 1;14(11):2658–78.

6. Wertli MM, Eugster R, Held U, Steurer J, Kofmehl R, Weiser S. Catastrophizing—a prognostic factor for outcome in patients with low back pain: a systematic review. Spine J. 2014 Nov 1;14(11):2639–57.

  1. LOS INVITAMOS A TOMAR CLASES GRATIS EN NUESTRA ACADEMIA.

  2. Gracias por la información, nunca lo había visto de la forma que lo explicas. gracias

Dejar una respuesta