oscar1 150x150 POWERLIFTINGAUTOR: OSCAR

AUTOR: PAULA

EJERCICIOS DE KEGEL PARA SUELO PÉLVICO

En un artículo que escribimos anteriormente, se hacía referencia a los ejercicios hipopresivos como una opción para el trabajo de la musculatura del core y suelo pélvico. En esta ocasión vamos a analizar otro tipo de entrenamiento muy extendido entre la población femenina para la prevención y tratamiento de disfunciones de esta última estructura, son los ejercicios de Kegel.

La musculatura pélvica es de vital importancia. Debemos tomar conciencia de ella, cuidarla y trabajarla como lo hacemos con el resto de grupos musculares; tenerla en cuenta a la hora de analizar los requerimientos individuales y realizar un plan de entrenamiento adaptado.

La falta de funcionalidad en el suelo pélvico está relacionada con gran variedad de síntomas en todo el complejo pelviano que causan un efecto negativo en el estilo de vida de las personas que lo padecen.

En la sociedad actual sigue siendo un tema tabú del que muchas personas no quieren hablar, viviendo con ello sin considerarlo un problema al que darle importancia. Como ya sabréis la musculatura de suelo pélvico es fundamental en la continencia urinaria, una de las principales afecciones cuando existe un daño de esta musculatura, junto con la continencia anal, relaciones sexuales y prolapso de órganos pélvicos. Este daño puede limitar las actividades sociales de las personas que lo padecen [1].

En concreto, las mujeres pueden desarrollar problemas asociadas a disfunción del suelo pélvico en el periodo periparto; pero no es, ni mucho menos, la única etapa donde pueden aparecer disfunciones. Existen estudios que no avalan la teoría de que sean situaciones exclusivas de embarazadas y de mujeres, todo lo contrario, afirman que las disfunciones del suelo pélvico se dan en hombres y en mujeres, y en estas últimas, también en quienes nunca han estado embarazadas [2].

kegel continencia

La fascia endopélvica es una malla de tejido conectivo que sirve como soporte de los órganos pélvicos y la unión de las distintas capas musculares que lo forman. Si la musculatura sufre algún tipo de daño, tensión o fuerza excesiva no podrá realizar su función correctamente y la fascia se verá afectada haciendo descender los órganos pélvicos y proporcionando inestabilidad a todo el complejo estructural de la pelvis [1].

kegel diafragma

Es indispensable, para la planificación de una rutina de ejercicios del suelo pélvico, conocer las diferentes fibras musculares que lo componen: alrededor del 70% son fibras tipo I (fibras de contracción lenta, con mayor capacidad de resistencia) y el 30% restante son tipo II (fibras de contracción rápida, con mayor capacidad de fuerza) [3].También hay que tener en cuenta los diferentes planos de este conjunto:

• La musculatura superficial se relaciona con la función de contención.

• La musculatura profunda se relaciona con el sostén de los órganos pélvicos.

Cuando hablamos de suelo pélvico no solo debemos fijarnos en la parte más estructural de este complejo sino que también debemos tener muy en cuenta su vascularización e inervación nerviosa, esenciales para realizar correctamente su función.

EJERCICIOS DE KEGEL PARA EL ENTRENAMIENTO DE SUELO PÉLVICO

Los ejercicios de Kegel fueron introducidos en el año 1948 por el ginecólogo Dr. Arnold Hernry Kegel (1894-1976). Dichos ejercicios, como su nombre indican, son ejercicios destinados a fortalecer la musculatura del suelo pélvico de una forma no invasiva.

Los ejercicios de Kegel utilizan técnicas de contracción–relajación repetidas con periodos alternativos de descanso y combinados con la respiración.

kegel partoLos ejercicios de Kegel, en su mayoría, son recomendados para mujeres en etapas de pre-parto y post-parto para reducir los riesgos asociados a las disfunciones del suelo pélvico, donde la más común es la incontinencia urinaria; pero también son recomendados en personas que realizan actividades deportivas de alta intensidad que hayan manifestado algún síntoma de disfunción pélvica.

Existen evidencias científicas que indican que los ejercicios de Kegel, junto con otros métodos alternativos tales como el masaje perineal y el biofeedback previos al parto son efectivos en la prevención y reducción de traumatismos y disfunciones que pueden ser provocados durante el parto y post-parto [4].

Como prevención de la incontinencia urinaria los ejercicios de Kegel se consideran un método eficaz durante el tercer trimestre de embarazo y en el postparto dado que mejoran la oxigenación de los tejidos perianales por la movilización de la musculatura y proporcionan fuerza y elasticidad a la musculatura voluntaria. En relación a esto, es importante comentar que los ejercicios de Kegel implican una contracción voluntaria de la musculatura pero la mayoría de músculos pélvicos son de contracción involuntaria, por lo que no estaríamos trabajando esa musculatura involuntaria con este tipo de entrenamiento.

En la actualidad, a lo largo de los últimos años los ejercicios de Kegel se han introducido como parte del entrenamiento en mujeres que presentan problemas sexuales y relacionados con el músculo pubococcígeo.

kegel músculo

 

¿CÓMO PREVENIR LA INACTIVIDAD DE LA MUSCULATURA DEL SUELO PÉLVICO?

Como ya conocemos, el suelo pélvico no funciona de manera aislada, no debemos olvidarnos de la musculatura que guarda una estrecha relación con el suelo pélvico. Un papel fundamental juega el core, en concreto el transverso del abdomen. Este músculo, junto con el diafragma, se coordina para regular la presión intraabdominal, y en unión con el suelo pélvico ocasionan una correcta contractilidad de la musculatura. Si las presiones no son reguladas puede darse hiperpresión sobre el soporte pelviano produciendo debilidad.

No podemos olvidar la correcta alineación pélvica. Para ello, podemos ayudarnos del fortalecimiento muscular tanto de la zona central como de la musculatura de la cadera.

Debido al estilo de vida actual, existen muchas situaciones cotidianas que perjudican una correcta alineación corporal. La mayoría de las personas adoptan pautas posturales incorrectas que conllevan a una inestabilidad pélvica perjudicial para todo el complejo pelviano. Lo más común es adoptar un patrón de anteversión pélvica y debilidad glútea.

kegel inactividad

Realizar una rutina de ejercicios que incluya el Hip Thrust, Glute bridge, abducciones sentada con bandas de resistencia, peso muerto o sentadilla, entre otros, proporciona aumento del tono muscular en los glúteos, los cuales ayudan en el soporte de la pelvis y aumentan la fuerza y estabilidad de la misma.

Si nos fijamos en la biomecánica de la cintura pélvica debemos tener en cuenta otros músculos como psoas ilíaco, cuádriceps e isquiosurales y analizar los requerimientos individuales de cada persona de acuerdo a los problemas posturales que pueda presentar, para conseguir una correcta alineación de la pelvis. Además, los requerimientos durante el embarazo son diferentes y no debemos olvidarnos de realizar una adecuada planificación como mostramos en este artículo.

CONCLUSIONES

Las disfunciones pélvicas no solo son consecuencia de parto y postparto sino que manteniendo posturas diarias que impliquen flexión de cadera provocaremos un aumento de tensión en el sacro generando una virtualización del sacro.

Si no existe daño o disfunción pélvica no es necesario recomendar ningún tipo de ejercicio que aumente la presión o el tono muscular de aquella zona en la que existe algún tipo de dolencia. Los ejercicios de Kegel, junto con un entrenamiento adaptado a los requerimientos individuales (posturales, biomecánicos), serán recomendados en aquellos casos en los que la valoración individual nos indique evidencias de disfunción pélvica, ya sean de incontinencia urinaria, anal, problemas sexuales o prolapsos.

kegel correcto

Una valoración cuyo resultado sea exceso de hipertonía en dicha zona nos dará una sintomatología contraria y su abordaje será distinto. Por lo tanto, debemos insistir en la correcta valoración.

Referencias

1. Herbert J. The role of the pelvic floor muscles in core stability and bladder and bowel health. Sport Med. 2010;46(Oct):23-27

2. Morkved S, Bo K. Effect of pelvic floor muscle training during pregnancy and after childbirth on prevention and treatment of urinary incontinence: a systematic review. Br J Sports Med. 2014;48:299-310

3. Pierce H, Perry L, Gallagher R, Chiarelli P. Pelvic floor health: a concept analysis. J Adv Nurs. 2015;71(5):991-1004

4. Leitner M, Moser H,Taeymans J, Kuhn A, Radlinger L. Pelvic floor muscle displacement during voluntary and involuntary activation in continent and incontinent women: a systematic review. Int Urogynecol J. 2015;26:1587–1598

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
deportes
PUESTA A PUNTO EN DEPORTES DE EQUIPO

AUTOR: ASIER MORENO PUESTA A PUNTO EN DEPORTES DE EQUIPO El famoso tapering o puesta a punto, también conocido como...

Cerrar