ECA VS SCY: DUELO DE COMBOS QUEMAGRASAS

Por Creado: 2/02/2018 1 Comentario Artículos relacionados : , , , ,

ECA VS SCY: DUELO DE COMBOS QUEMAGRASAS

Cuando llega el momento del “peaking” en la preparación de la competición de muchos atletas de culturismo y fitness, es muy habitual dar uso de sustancias ergogénicas (aquellas sustancias que mejoran el uso de energía, la producción, el rendimiento o la recuperación en los individuos). El uso de estas sustancias en principio no supone ningún problema, no obstante, sí que muchas de ellas están consideradas como dopaje por la WADA y, por tanto, su uso se encuentra prohibido.

En primer lugar, quiero dejar constancia que este artículo se ha escrito con un fin puramente divulgativo. En ningún momento estamos promoviendo o recomendando el uso de cualquier sustancia que sea potencialmente peligrosa para el organismo. Es por este mismo motivo, por lo que es de gran importancia el aporte de información documentada al respecto. Así, el uso de cada sustancia siempre queda bajo la responsabilidad crítica de cada individuo.

En este artículo se abordarán las dos estrategias más comunes que se realizan durante el peaking de la temporada. Es un momento crucial en el cual el recortar demasiadas calorías o entrenar por encima de las posibilidades individuales, puede traer consigo resultados desastrosos e incluso, comprometer la salud de cada persona.

CONTEXTO

Todos sabemos que una preparación para culturismo o cualquiera de sus variantes supone una disciplina especialmente complicada. Llegadas las últimas 4-5 semanas, los atletas sienten cierta inquietud, es ese momento donde aún no se dispone del “look” estético y definido posterior, pero tampoco del tamaño y la fuerza de la etapa anterior. En esta tierra de nadie hay tres opciones y formas de llegar a mejorar y salir de este punto:

• La primera, manteniendo nuestra actividad física diaria muy elevada.

• La segunda, mediante un déficit en nuestra alimentación (también muy pronunciado).

• La tercera, llevando a cabo una mezcla de ambas.

Este hecho hace que estemos en una complicada disyuntiva… tocar cualquiera de estas variables puede suponer un mal psicológico irreversible durante el resto de la preparación y despertar mecanismos disruptores que frenarán nuestro objetivo lipolítico a consecuencia de un marcado estrés. Es muy común ver culturistas sufriendo y con marcada ansiedad por la dieta, los entrenamientos y los fármacos, que actuando todos conjuntamente, crean trastornos en el sueño y en marcadores que nos alejan de la homeóstasis.

Es por esta razón por la que muchos atletas optan por otras alternativas que puedan ayudar a seguir progresando mediante la reducción de la grasa corporal sin llegar a generar un compromiso de los entrenamientos. Es más, muchas de estas sustancias pueden mejorar el rendimiento en los entrenamientos.

Existen varios combos: ECA (efedrina, cafeína y aspirina) y el combo SCY o SYC (sinefrina, yohimbina y cafeína) popularizado por Lyle Mc Donald.

ECA pastilla

Para comprender bien este artículo, os recomiendo que previamente os leáis los artículos anteriormente vinculados. Si ya los habéis leído, entonces podréis entender a la perfección los siguientes combos que describimos.

EFEDRINA + CAFEÍNA + ASPIRINA

Efedrina

Recordemos que es un componente activo que se obtiene de la droga de la planta Ephedra. Es un compuesto que permite la pérdida de grasa corporal mediante el incremento del uso de esta como sustrato energético. Además, también es capaz de inducir un incremento de la termogénesis, así como un aumento del 5% de la tasa metabólico. También actuará con células musculares, aumentando aún más el gasto calórico. Esto es debido, entre otras acciones, a su efecto agonista sobre receptores beta3-adrenérgicos.

Además, se han encontrado efectos sobre receptores alfa (por su similitud con epinefrina como hemos dicho) y puede actuar a la hora de mantener masa muscular. (Pasquali et al. 1994).

ECA molécula

En contrapartida, al presentar este efecto simpaticomimético no selectivo (es decir, no actúa exclusivamente sobre un tipo de receptores, como nos gustaría que fuese sobre receptores beta3), tiene gran cantidad de efectos adversos que hacen que el consumo de esta sustancia sea potencialmente peligroso. Al tener una estructura muy similar a la noradrenalina, actúa sobre sus receptores en corazón y vasos sanguíneos, donde se producirán aumento del automatismo cardiaco y se generará vasoconstricción periférica, lo cual inducirá a un incremento de la presión arterial y aparición de taquicardias.

También actúa sobre receptores adrenérgicos de pulmón, produciendo efecto de broncodilatación. Junto a los efectos anteriormente expuestos no será de extrañar la aparición de sofocos, ansiedad e hiperactividad.

Además, debido a su efecto euforizante, la efedrina puede generar adicción, siendo considerada por muchas entidades como droga de abuso. Dicha acción se da nuevamente por motivos de analogía estructural; al parecerse a la anfetamina (de hecho, es un derivado hemisintético de la misma), tiene acción central gracias a su capacidad de atravesar barrera hematoencefálica. Un dato curioso es que, si quitamos un OH- a la estructura de la efedrina, podremos obtener la famosa metanfetamina.

Resulta lógico pensar que la efedrina no será una sustancia aprobada por la WADA, por lo que su consumo actualmente se encuentra totalmente prohibido a menos que sea para el tratamiento de una patología, siempre bajo prescripción médica. Su consumo puede dar lugar a su detección en orina y, por tanto, dar positivo en la presencia de anfetaminas.

Cafeína

En este punto, cabe a destacar que también favorece la lipólisis en los adipocitos, inhibiendo AMPc fosfodiesterasa, enzima que convierte el AMPc en su forma inactiva y por el efecto antagonista en los receptores de adenosina (Scotini, 1983). Además, inhibe la lipogénesis al neutralizar la enzima LPL y disminuye así su actividad en los adipocitos maduros

ECA bote

Aunque quizás este artículo os sea de más ayuda si queréis profundizar, en algunos puntos podemos resumir que la cafeína (Duncan and Oxford, 2011) estimula la acción de la dopamina (lo cual permitirá un efecto estimulante locomotor), reduce inflamación, inhibe TNF-alfa, prolonga el efecto de la adrenalina, facilita la captación de oxígeno y aumenta la actividad cardiaca.
Aspirina
La aspirina es el éster salicílico del ácido acético, principio activo obtenido de la familia de plantas Salix. Es un fármaco que fue introducido en la clínica en el año 1899, siendo esta utilizada como analgésico, anti-inflamatorio, antipirético y antitrombótico. Cabe a destacar que, el éster del ácido acético será sometido a hidrólisis dentro del organismo para dar lugar al ácido salicílico, que es un componente igualmente activo. Debido a su mecanismo de acción y propiedades farmacológicas, la aspirina es considerada un fármaco que pertenece a la familia de antiinflamatorios no esteroídicos o AINEs.

De forma resumida, la aspirina actúa como inhibidor enzimático no selectivo de la ciclooxigenasa (COX), que es la enzima responsable de la transformación del ácido araquidónico, en prostaglandinas (mediadores de fiebre, dolor e inflamación), prostaciclinas y tromboxanos (mediadores implicados en la coagulación sanguínea).

El principal efecto por el que se usa la aspirina es por su efecto antitrombótico. Y es que la aspirina, a bajas dosis, actúa sobre la COX-1 de plaquetas, que se encarga de la producción de tromboxano A2 implicado en fenómenos de vasoconstricción y agonista de plaquetas, es decir, aumenta la expresión de plaquetas. Esto es porque la COX-1 de las plaquetas es mucho más sensible a la acción de este compuesto que la del endotelio.

De este modo se podrá conseguir el marcado efecto antitrombótico. Sin embargo, es cierto que al aumentar la dosis se podrá actuar sobre COX-1 del endotelio y esto permitirá una vasodilatación y una mejora en la circulación sanguínea, permitiendo que el efecto de las otras sustancias se revele rápidamente.

La aspirina, además, viene a ser un intento de frenar coágulos por parte de la efedrina y la cafeína; por tanto, ya vemos sus posibles complicaciones para la salud.

SINEFRINA + YOHIMBINA + CAFEINA

Sinefrina

También conocido como extracto de naranja amarga, la p-sinefrina es una sustancia que actúa de forma más selectiva (pero no exclusiva) sobre receptores beta3-adrenérgicos. Y, por tanto, esto permite actuar mayoritariamente sobre los receptores encargados de fomentar la liberalización de ácidos grasos para su utilización como sustrato energético y la termogénesis. En definitiva, estamos fomentando la producción de energía y calor a través de la quema de grasa, además de incrementar la tasa metabólica basal. También, se pudo comprobar que la sinefrina aumentaba el efecto térmico de los alimentos (Gougeon et al., 2005).

Es cierto que los efectos producidos por la sinefrina no serán tan pronunciados como los que se pueden dar en la efedrina, pero por otro lado el consumo de sinefrina no tendrá efectos sobre la presión arterial o sobre la cognición (Stohs et al., 2011).

La p-sinefrina, al contrario que la efedrina, es una sustancia no prohibida por la WADA, aunque tenemos que tener en cuenta que el metabolito obtenido de la sinefrina, la octopamina no es aprobado por la WADA. Al final, como la sinefrina no produce incrementos significativos de octopamina en orina, se podría utilizar sin problemas.

No será de extrañar que el extracto de naranja amarga sea principio activo de muchos preparados destinados a la reducción de grasa corporal, como parte de pre entrenos, termogénicos e incluso productos farmacéuticos caracterizados por comercialización en venta libre.

Su seguridad se pudo probar en un estudio de este mismo año en el que se comparaba su uso junto a un suplemento pre-entreno frente a un grupo control que utilizaba sólo el segundo, viéndose una mejora del bienestar y del rendimiento (Jung et al. 2017).

Yohimbina

Es una sustancia obtenida a partir de la droga de la corteza del árbol de Yohimbe. También forma parte de los compuestos quemadores de grasa.

La yohimbina es utilizada principalmente para perder grasa durante el ayuno a corto plazo.

El mecanismo de acción implicado en la reducción de la grasa corporal reside en su acción simpaticomimética mediante incremento de las concentraciones de adrenalina en el cuerpo. Dicha acción se da en ausencia de insulina (por ello su uso durante el ayuno) y actúa fundamentalmente sobre los receptores alfa-2, donde siendo un antagonista (Nair et al. 2011) tiene efecto moderado en la movilización de grasa de carácter rebelde (abdomen, zona lumbar, ingles…) (Galitzky et al. 1988). El efecto antagonista consigue aumentar la quema de grasas gracias a que la yohimbina se encarga de inhibir mecanismos de regulación que bloquean la lipólisis, lo cual permitirá que se siga oxidando grasa (Lafontan et al., 1992). Es por este motivo por el cual el uso de yohimbina sólo sirve a corto plazo (Reiner et al., 2010).

Debido a esta acción la yohimbina también tendrá efectos afrodisiacos, habiendo mostrado buenos resultados en estudios en pacientes con disfunción eréctil de leve a moderada (Lebret et al., 2002).

ECA gráfica

El principal problema que tiene es que produce un aumento de la presión arterial a bajas dosis, por lo que sería óptimo en un trabajo cardiovascular de baja intensidad. En caso de incrementar la intensidad del entrenamiento, no convendría el uso de esta sustancia.

Las dosis normalmente efectivas suelen ser de 0,2 mg/kg; no obstante, esta recomendación no es demasiado precisa ya que la yohimbina tiene un estrecho margen terapéutico (margen que dé efectos terapéuticos sin encontrar efectos secundarios por sobredosificación) y, por tanto, su consumo debe de realizarse bajo estrecho control médico o farmacéutico ya que su farmacocinética requiere especial vigilancia. Además, resultará conveniente que, antes de consumir yohimbina se asegure una adecuada función cardiaca.

Algunos de los efectos adversos que se da con la yohimbina son: leves taquicardias, nudos en la garganta…ninguno de ellos demasiado alarmantes. Sin embargo, al aumentar la dosis sí que se han dado reacciones adversas más graves como desmayos y fuertes arritmias.

Cafeína

Aunque ha sido previamente descrita, cabe a mencionar la sinergia que esta presenta con la sinefrina. Ejemplo de ello es un estudio de 2016 (Ratamess et al. 2016) en el que se vio claramente como la combinación de p-sinefrina y cafeína tiene un efecto más que teórico, tanto en composición corporal como rendimiento. En el siguiente gráfico podemos observar un aumento del trabajo total, sin aumentar fatiga y RPE, estableciendo sinergias:

ECA cafeína

IMAGEN 5

Ahora, aunque hay análisis del combo ECA, y de SC, no se ha demostrado en la práctica su sinergia con la yohimbina de manera directa, puede que por motivos éticos. En muchos foros es un tema recurrente, por lo que intentaremos arrojar algo más de luz gracias a los datos que nos aporta la ciencia y también a la lógica.

Respecto al timing de uso y su peligrosidad:

• La yohimbina tarda en actuar cerca de 35 a 45 min y tiene una vida media de 3 horas.

• La efedrina actúa entre 15 y 45 minutos después de su ingesta, y dura entre 2 y 4 horas…

Por ello, es algo común que cuando se combina ECA con yohimbina al principio no se noten efectos, y se tomen dosis más elevadas, provocando que a partir de la primera haya un enorme riesgo para la salud (taquicardia, alteraciones marcadas en la coagulación…).

Por otro lado, el gran problema de la efedrina (la sustancia más peligrosa de todas las mencionadas), es que aunque más potente y mucho más efectiva en la pérdida de grasa, a la vez genera una gran problemática en cuanto a los tejidos a los que afecta. Los receptores beta-1 y beta-2 tocan órganos vitales, aumentando, entre otras variables, la frecuencia cardiaca.

El efecto sobre receptores alfa-2 y el uso de sustancias complementarias como yohimbina para ser maximizado hace que se magnifique el peligro. Y es que, aunque la efedrina tenga una potencia bastante superior, al no ser selectiva, exige una dosis mucho más específica y necesidad de estrecha monitorización para evitar la aparición de los efectos secundarios.

En relación al perfil seguridad-efectividad el combo SCY es superior al ECA.

CONCLUSIONES Y RESUMEN

• Existen alternativas al dopaje. En función de qué sustancias utilicemos, unas pueden ser más interesantes que otras de cara a mejorar el rendimiento.

• Aunque una sustancia sea legal debemos considerar que su farmacocinética y farmacodinamia puede variar de forma alarmante entre varias personas y ocasionar consecuencias no deseadas. Es por ello por lo que debe de haber un especial control y monitorización sanitaria.

• En atletas naturales, el uso del combo SCY es una de las opciones más conocidas para mejorar la composición corporal debido a su gran potencial activo.

• Se han demostrado grandes efectos lipolíticos y de rendimiento con la combinación de cafeína y sinefrina. El uso de yohimbina se encuentra en cierta tesitura debido a su difícil situación legislativa:

Bibliografía y referencias

• Akiba T et al. (2004) Inhibitory mechanism of caffeine on insulin-stimulated glucose uptake in adipose cells. Biochemical pharmacology, 68(10):1929-1937.

• Astrup A, Lundsgaard C, Madsen J, Christensen NJ. (1985). Enhanced thermogenic responsiveness during chronic ephedrine treatment in man. The American Journal of Clinical Nutrition. (1):83-94

• Bakhiya N, Ziegenhagen R, Hirsch-Ernst KI, Dusemund B, Richter K, Schultrich K, Pevny S, Schäfer B, Lampen A (2017) Phytochemical compounds in sport nutrition: Synephrine and hydroxycitric acid (HCA) as examples for evaluation of possible health risks. Molecular Nutrition and Food Research. 27;10(10)

• Coffey CS, Steiner D, Baker BA, Allison DB. (2004) A randomized double-blind placebo-controlled clinical trial of a product containing ephedrine, caffeine, and other ingredients from herbal sources for treatment of overweight and obesity in the absence of lifestyle treatment. International Journal of Obesity. 28(11):1411-9.

• Duncan MJ1, Oxford SW. (2011) The effect of caffeine ingestion on mood state and bench press performance to failure. Journal of Strenght and conditioning Research. (1):178-85

• Galitzky J, Taouis M, Berlan M, Rivière D, Garrigues M, Lafontan (1988) Alpha 2-antagonist compounds and lipid mobilization: evidence for a lipid mobilizing effect of oral yohimbine in healthy male volunteers. European Journal of Clinical Investigation. (6):587-94.

• Gougeon, R., Harrigan, K., Tremblay, J. F., Hedrei, P., Lamarche, M., & Morais, J. A. (2005). Increase in the thermic effect of food in women by adrenergic amines extracted from citrus aurantium. Obesity, 13(7), 1187-1194.

• Jung YP, Earnest CP, Koozehchian M, Galvan E, Dalton R, Walker D, Rasmussen C, Murano PS, Greenwood M, Kreider RB. (2017) Effects of acute ingestion of a pre-workout dietary supplement with and without p-synephrine on resting energy expenditure, cognitive function and exercise performance. Journal of International Society of Sports Nutritionist. 2017. 12:14:3.

• Lafontan, M., Berlan, M., Galitzky, J., & Montastruc, J. L. (1992). Alpha-2 adrenoceptors in lipolysis: alpha 2 antagonists and lipid-mobilizing strategies. The American journal of clinical nutrition, 55(1), 219S-227S.

• Lebret, T., Hervé, J. M., Gorny, P., Worcel, M., & Botto, H. (2002). Efficacy and safety of a novel combination of L-arginine glutamate and yohimbine hydrochloride: a new oral therapy for erectile dysfunction. European urology, 41(6), 608-613.

• Nair SG, Navarre BM, Cifani C, Pickens CL, Bossert JM, Shaham Y. (2011) Role of dorsal medial prefrontal cortex dopamine D1-family receptors in relapse to high-fat food seeking induced by the anxiogenic drug yohimbine. Neuropsychopharmacology. 36(2):497-510.

• Pasquali R, Casimirri F, Melchionda N, Grossi G, Bortoluzzi L, Morselli Labate AM, Stefanini C, Raitano A. (1992). Effects of chronic administration of ephedrine during very-low-calorie diets on energy expenditure, protein metabolism and hormone levels in obese subjects. Clinical Science 82(1).

• Ratamess NA, Bush JA, Kang J, Kraemer WJ, Stohs SJ, Nocera VG, Leise MD, Diamond KB, Campbell SC, Miller HB, Faigenbaum AD. (2016) The Effects of Supplementation with p-Synephrine Alone and in Combination with Caffeine on Metabolic, Lipolytic, and Cardiovascular Responses during Resistance Exercise. Journal of American College of Nutritionist. 35(8):657-669.

• Reiner, S., Ambrosio, M., Hoffmann, C., & Lohse, M. J. (2010). Differential signaling of the endogenous agonists at the β2-adrenergic receptor. Journal of Biological Chemistry, 285(46), 36188-36198.

• Scotini E et al. (1983) New derivatives of methylxanthine: effect of thiocaffeine, thiothéophilline and 8-phenyltheophylline on lipolysis and on phospho diesterase activities. Pharmacol Researching Community, 15(2):131-143.

• Stohs, S. J., Preuss, H. G., Keith, S. C., Keith, P. L., Miller, H., & Kaats, G. R. (2011). Effects of p-synephrine alone and in combination with selected bioflavonoids on resting metabolism, blood pressure, heart rate and self-reported mood changes. International journal of medical sciences, 8(4), 295.

  1. Jesus Armenta

    Gracias por contenido tan magnifico !

Dejar una respuesta