Un buen compañero de entrenamiento es una de las mejores ayudas ergogénicas. Por un lado, en algunos casos, su presencia puede ayudar a que la adherencia al entrenamiento sea mayor; y por otro, también puede hacer que la calidad del entrenamiento mejore sustancialmente. Un mal compañero de entrenamiento, opuestamente, puede...
Leer más