powerexplosive_javier

AUTOR: JAVIER

       G+     

TÉCNICA DE CARRERA: EL MOVIMIENTO DE LOS BRAZOS

Cuando corremos tenemos que prestar especial atención a la técnica que utilizamos, por lo que no debes centrarte solamente en tu zona inferior, sino también en controlar (en este caso) los movimientos de los brazos.

Normalmente, solemos creer que el punto fuerte son las piernas, pero también hay que tener en cuenta cada parte de nuestro cuerpo para obtener una técnica mucho más eficiente en carrera y deshacernos de malos hábitos que se van adquiriendo a lo largo de los años.

EL BRACEO EN CARRERA

El movimiento de los brazos sirve para impulsarnos hacia delante y ganar velocidad, además de estar involucrados en el equilibrio mientras corremos. Pero, aparte de impulsar y equilibrar, nos permite ahorrar energías y retrasar la aparición de fatiga.

Una prueba sencilla para comprobar estos beneficios es no controlar el movimiento de los brazos durante la carrera (pegándolos al cuerpo, controlando constantemente el pulsómetro…). De este modo, verás cómo tu cuerpo se desequilibra más fácilmente y empeora tu rendimiento (notando mayor sensación de fatiga), además de perjudicar la postura corporal.

CONSEGUIR UNA BUENA TÉCNICA

Cada individuo tiene su propio estilo y, es cierto que unos tienen mejor técnica que otros. Pero también es cierto que no hay técnicas “buenas o malas”, ya que el cuerpo se adapta de forma independiente según la persona. Aun así, el braceo es importante, y se puede corregir o mejorar con consejos básicos y muy eficientes.

Es importante que no exista tensión para evitar derrochar energía que pueda ser valiosa durante la carrera.

Por lo tanto, lo idea es estar relajados y colocar los brazos en un ángulo aproximado de 90 grados.

El braceo ha de ser fluido, sintiendo la conexión del cuerpo y el movimiento (no hay que forzar ni dejarlos “sueltos”). Los brazos deben estar paralelos al cuerpo y sin estar muy alejados del tronco.

Las manos no deben subir muy alto, que no sobrepasen la altura del hombro, y tampoco llevarlas demasiado abajo, haciéndolas pasar por la altura de la cintura. Además, no deben estar tensas y apretadas, es decir, no hay que correr apretando los puños.

EFICIENCIA EN LA ZANCADA

Como he comentado anteriormente, hay que intentar llevar un movimiento controlado, guiado tanto por las piernas como por los brazos. Por ejemplo, sí aumentamos el ritmo de nuestro braceo, la zancada también lo hará.

De igual modo, hay que huir del movimiento amplio (recorridos de brazos y piernas exagerados). Sí estiramos de forma excesiva los brazos hacia delante, guiaremos nuestra zancada demasiado hacia adelante también, y perderemos eficacia y rendimiento durante la carrera. Recuerda que, un movimiento más amplio no significa mayor velocidad.

CONCLUSIÓN

Como en todos los deportes, la técnica siempre es importante. Favorece muchos aspectos de nuestros entrenamientos y nos ayuda a progresar de manera adecuada.

Os aconsejo que realicéis estas sencillas recomendaciones de manera lenta y controlada antes de salir a correr (2-3 minutos antes), mirándoos a un espejo y corrigiendo aquellos defectos que no consideréis beneficiosos para seguir mejorando. ¡Aplícalo después en tu carrera y notarás la diferencia!

  1. 6 febrero, 2016

    Buenos consejos.
    Los pondré en práctica.
    Muy buena información en general. Increíble, los felicito!

  2. 6 febrero, 2016

    Gracias por tus palabras Ricardo.

    Seguiremos trabajando en este tipo de contenidos que puedan serviros de la máxima ayuda posible. ¡Un saludo!

  3. 13 julio, 2016

    Excelente artículo! Hace poco comencé a correr en competiciones de cross… aprecio cada oportunidad de aprender! Gracias por compartir! !

  4. 14 julio, 2016

    Me alegro de tu iniciación en esa modalidad. Adelina. ¡Gracias a ti por leer y comentar!

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
pistacho-foto
PISTACHOS: BENEFICIOS REALES DEMOSTRADOS

AUTOR: JOSÉ MARÍA PISTACHOS: BENEFICIOS REALES DEMOSTRADOS Hace ya más de un año que se publicó mi artículo “Frutos secos:...

Cerrar