héctor
Autor: HECTOR

ROLLING PATTERNS: SIMETRÍA EN EL CONTROL DEL CORE Y EXTREMIDADES

Los rolling patterns han sido descritos como una forma de trabajo de estabilización axial que consiste en realizar un giro desde posición prona a supina (o a la inversa) en el cual el cuerpo permanece alineado con la cabeza gracias al control neuromuscular de los diferentes segmentos corporales, permitiendo su movimiento sincrónico. Pese a su aparente simplicidad, la realización de este tipo de tareas implica una correcta movilidad, estabilidad central, control motor y coordinación intermuscular para permitir un movimiento fluido y controlado sin perder el bracing o compactación de la musculatura abdominal.

¿POR QUÉ FIJARNOS EN LOS PATRONES DE ROTACIÓN?

Si bien parece lógico que el control de la rotación axial constituya un factor implícito en los gestos de rotación de tronco ¿realmente los patrones de rotación tienen relación con otras formas de movimiento? Efectivamente, los rolling patterns están vinculados con la distribución del peso corporal entre los miembros inferiores durante la locomoción y la transferencia de fuerzas entre el núcleo y las extremidades en bipedestación y sedestación. En cualquier deporte multidireccional (fútbol, baloncesto, pádel, tenis…) e incluso en otros de predominio en plano sagital (como en atletismo) el control de la rotación es fundamental para un movimiento eficiente y una óptima performance.

LOS ROLLING PATTERNS COMO HERRAMIENTA DE EVALUACIÓN

Durante el desarrollo postnatal e infancia del ser humano el movimiento de rodar sobre el eje vertical rolling patterns niñoprecede a otros patrones de locomoción más complejos, por lo que, desde hace años, autores tales como Hoogenboom, Vooight, Cook y Gill (2009) proponen emplear test de control de rotación en adultos para identificar disfunciones asociadas a una pobre coordinación e inestabilidad rotacional.

Un ejemplo es el test de rotación torácica en posición de sentado, diseñado para identificar la rolling patterns deportistamovilidad de la columna toracolumbar en rotación e identificar posibles asimetrías en el control rotacional de ambos hemicuerpos. Un sujeto sano debería tener un rango de movimiento articular (ROM) en rotación bilateral igual o superior a 30 grados (Imagen de la derecha).

Frecuentemente, pueden encontrarse alteraciones en los movimientos de rotación que suelen deberse a errores en la secuencia de activación muscular y la estabilización, en mayor medida que al déficit de actividad motora en un grupo muscular concreto, dando lugar a un control diferente de ambos hemicuerpos durante la rotación en función del sentido en el que se realice el giro, lo cual se manifiesta en asimetrías del movimiento.

Este fenómeno de asimetría es relativamente frecuente en deportistas que emplean un patrón de rotación unidireccional con el lado dominante, como lanzadores, tenistas o golfistas y debería ser corregida mediante entrenamiento para evitar disfunciones que deriven en una lesión. Sin embargo, el cuerpo humano está diseñado de forma simétrica y una alteración en el control de ambos hemicuerpos puede ser causante de disfunciones que desencadenen una lesión. En la detección de dichas anomalías en el control motor y en su corrección pueden emplearse movimientos específicos de rotación que describiremos a continuación.

ENTRENANDO LOS PATRONES DE ROTACIÓN

A la hora de reeducar el sistema nervioso central en el control de la rotación puede ser recomendable recurrir a variantes de movimiento de supino a prono contra gravedad y a la inversa, combinando ambas opciones con un inicio del gesto desde la región superior del cuerpo o desde el tren inferior, dando lugar a varias secuencias posibles que pueden ser empleadas como entrenamiento de control motor sobre la zona media y las extremidades. En las variantes descritas a continuación el sujeto debe comenzar tendido en el suelo decúbito supino o prono, con los bazos extendidos sobre la cabeza y las piernas extendidas, manteniendo un pequeño grado de abducción entre las extremidades superiores e inferiores, respectivamente (Posición de X, en adelante).

rolling patterns rotación
Posiciones iniciales de los ejercicios de rotación de supino a prono (izquierda) y de prono a supino (derecha). Los ejes de rotación quedan descritos por las líneas discontinuas que unen las extremidades superiores e inferiores de lados opuestos. Imagen tomada de Hoogenboom, Vooight, Cook y Gill (2009).

1. Rotación de supino a prono iniciando el movimiento en la región superior.

El movimiento parte de una posición de X tendidos decúbito supino y se inicia con la flexión y rolling patterns supinoaducción horizontal del hombro para continuar en una rotación del tronco y finalmente, flexión de cadera con rotación de la pelvis para permitir que el cuerpo ruede hacia el lado elegido, quedando definido el eje del movimiento por el brazo que queda apoyado en el suelo y la pierna contralateral (Línea amarilla en imagen derecha).

Resulta determinante que la región cervical permanezca en una posición neutral, quedando alineada respecto al tronco en todo momento de forma que se mantenga una conexión constante entre la musculatura del core, la cintura escapular y región cervical.

2. Rotación de supino a prono iniciando el movimiento en la región inferior.rolling patterns prono

El individuo se sitúa tendido en posición de X en decúbito supino. Desde este punto, comienza la rotación desde el miembro inferior realizando una flexión de cadera con aducción de la pierna que inicia el movimiento, gesto acompañado de la rotación de la pelvis en retroversión y ligera flexi
ón lumbar, culminando con la flexión-rotación del tronco para permitir finalizar la rotación.

Al igual que en los casos anteriores, el eje de rotación queda descrito por la pierna del lado hacia el cual se rota y el brazo contralateral (línea amarilla en imagen derecha).

El miembro inferior que inicia el movimiento debe ser responsable de generar la fuerza de rotación hacia el núcleo, para transferirse hacia la extremidad superior contralateral sin que esta última participe activamente en el inicio del movimiento. Al igual que en los casos anteriores, cabeza y cuello deben permanecer estables y alineados con el tronco a fin de mantener una óptima conexión core-
cuello-cabeza.

3. Rotación de prono a supino iniciando el movimiento en la región superior.

Los movimientos de rotación de prono a supino suelen resultar más difíciles de ejecutar para la rolling patterns superiormayoría de los sujetos, especialmente cuando el movimiento debe partir de la extremidad superior.

Este patrón parte de una posición inicial de X en decúbito prono, desde la cual se realiza una flexión de hombro en abducción de aproximadamente 90 grados (brazo izquierdo, en el ejemplo de la imagen izquierda). El movimiento continúa con la extensión y rotación del tronco en el sentido del giro, combinado con la rotación de la pelvis para permitir el final de la rotación. Como en el caso anterior, el eje de rotación queda descrito por la pierna del lado desde el que se produce el movimiento y el brazo contralateral (línea amarilla en la imagen derecha).

En este patrón el miembro inferior no debe intervenir de forma activa en la rotación, ya que el movimiento debe partir de la extremidad superior, transfiriendo la fuerza hacia la zona media y miembros inferiores.

El cuello y la cabeza deben permanecer en línea con el tronco, respetando la conexión entre el núcleo y la región cervical – cabeza.

4. Rotación de prono a supino iniciando el movimiento en la región inferior.

Al igual que el caso anterior, el ejercicio comienza en posición de X tendido decúbito prono, realizándose una extensión de cadera con anteversión pélvica seguidas de la extensión del tronco y rotación en el sentido del giro hasta completar la rotación y quedar el sujeto tendido decúbito supino.

rolling patterns inferior

Durante la ejecución del movimiento debe realizarse una correcta extensión de cadera evitando la hiperextensión lumbar mediante la correcta activación del glúteo mayor, así como un óptimo control del raquis para evitar la desestabilización de la cintura pélvca y escapular, quedando siempre cuello y cabeza alineados con el tronco evitando la flexión o extensión cervical.

En este patrón de movimiento, el eje de rotación queda descrito por la pierna del lado hacia el que se realiza el giro y el brazo contralateral (Pierna izquierda y brazo derecho, en el ejemplo de la imagen superior en el que se realiza una rotación hacia la izquierda).

En el siguiente vídeo podemos ver ejemplificada la ejecución de cada patrón de rotación.

ALTERACIONES COMUNES EN LA EJECUCIÓN DEL ROLLING PATTERN

El conocimiento de los patrones de movimiento básicos permite identificar sus disfunciones, siendo necesario realizar una observación detallada del comportamiento de ambos hemicuerpos y miembros superior e inferior durante la ejecución de cada una de las tareas descritas. De este modo, debe prestarse especial atención a las diferencias en la ejecución de cada movimiento hacia ambos lados, con el objetivo de detectar posibles asimetrías en el control motor que pueden estar relacionadas con un control deficiente de la musculatura del núcleo y los principales núcleos articulares, produciéndose compensaciones y, eventualmente, disfunciones que conduzcan a una lesión.

Algunos signos de ejecución incorrecta del rolling pattern descritos por Hoogenboom, B. J., & Voight, M. L. (2015) son:

– Incapacidad para terminar el movimiento en la posición final correcta.

– Usar la inercia del cuerpo o del balanceo de las extremidades para completar la rotación por falta de control o capacidad para generar el movimiento activamente.

– Usar las extremidades que no corresponden al movimiento para iniciar la rotación.

– Empujar el suelo con la extremidad opuesta a la que debe iniciar el movimiento para generar empuje y fuerza eterna ante la incapacidad de producir el movimiento desde el miembro indicado.

En la ejecución correcta de los patrones de rotación intervienen varios factores que pueden alterar la ejecución del movimiento de forma coordinada, fluida y controlada. Los más determinantes son la correcta activación y capacidad de generar fuerza de la musculatura estabilizadora de la escápula y hombro, pelvis, extremidades, así como la adecuada movilidad y elongación de los principales núcleo articulares y grupos musculares, respectivamente.

CONCLUSIÓN DEL AUTOR

El sistema nervioso central juega un papel fundamental en el control del movimiento, por lo que pueden darse casos en los que el individuo sea incapaz de realizar un patrón de rotación correctamente pese a contar con capacidad muscular y movilidad adecuadas. No debemos olvidar que el rolling pattern constituye un trabajo integrado en que debe dominarse el breathing o patrón respiratorio, bracing abdominal y timming de activación de la musculatura del núcleo. Cualquier alteración en estos factores puede alterar la ejecución de un patrón de movimiento que, teóricamente, debería ser solventado fácilmente por el individuo funcional.

Tal vez debamos plantearnos, como afirma Michael Boyle, si el entrenamiento está hecho en mayor medida para el cerebro que para los músculos.

ARTÍCULOS DE REFERENCIA

Hoogenboom, B. J., & Voight, M. L. (2015). ROLLING REVISITED: USING ROLLING TO ASSESS AND TREAT NEUROMUSCULAR CONTROL AND COORDINATION OF THE CORE AND EXTREMITIES OF ATHLETES. International journal of sports physical therapy, 10(6), 787.

Voight, M. L. (2009). NAJSPT. North American Journal of Sports Physical Therapy| Volume, 4(2), 70.

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
arándanos
ARÁNDANOS: IMPORTANTES ALIMENTOS FUNCIONALES

AUTOR: MARÍA CASAS ARÁNDANOS: IMPORTANTES ALIMENTOS FUNCIONALES Los arándanos son los frutos o bayas comestibles que se obtienen en época...

Cerrar