perfil pro2
AUTOR: MIGUEL ÁNGEL

Retomando la línea del primer artículo que escribí “Comprender mi lesión ´´, en está segunda entrega tenemos que pensar que hemos superado con “ÉXITO´´ la fase aguda/crítica de nuestra lesión y que tanto el traumatólogo como el fisioterapeuta nos remarca que podemos retomar la actividad física con normalidad .

A los que seáis lectores observadores , os habréis fijado en el entrecomillado del éxito en la recuperación , puesto que un 20% de las lesiones recuperadas , vuelven aparecer al primer año de retornar a la disciplina deportiva (estudio 2013).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24062274

¿ENTONCES REALMENTE SE ESTÁ RECUPERADO CON EL ALTA MÉDICA ?

Realmente la respuesta es clara , NO .

Esta afirmación la vamos a defender lanzando varias hipótesis a lo largo del artículo , pero antes entendiendo que nuestra lesión no sucede por inercia y siempre acontecen unos mecanismos y factores tanto intrínsecos (edad,sexo,predisposición genética…) como extrínsecos ( disciplina deportiva , traumatismo , choque …).

lesion 1

Tabla I . Mecanismos de la lesión .

Como recuperar de manera integra una lesión , pues como nos ilustra la tabla I. nos basaremos no solo en la recuperación , debemos entender que la prevención , es la clave en este mecanismo dentro de nuestras lesión ,para recuperarnos con garantías , y lo mas importante , no volver a recaer en la misma .

Tenemos que entender la fisio-patología de la mayoría de las lesiones músculo-ligamentosas y las ideas que nos dan varios autores sobre estos acontecimientos :

1.- Barret et al. afirman que la laxitud no influye en el mecanismo lesional. Y por una inestabilidad funcional que produce una “sensación“ de inestabilidad secundaria a déficits propioceptivos y neuromusculares. La ILC puede ser causa de un factor mecánico, funcional o una combinación de ambas.

2.- Freeman et al fueron los primeros en describir el concepto de inestabilidad funcional (IF) en 1965 , atribuyéndolo a la lesión de los mecanorreceptores articulares de los ligamentos laterales del tobillo, y definiéndola como una sensación subjetiva de inestabilidad tras varios episodios de esguinces de tobillo que daban como resultado déficits propioceptivos.

3.- Más adelante el término fue redefinido por Tropp como el movimiento más allá del control voluntario, pero sin exceder del rango fisiológico articular.

4.- Entre el 10 y el 60% de los pacientes que han sufrido un esguince, desarrollaran una IF, debido a la suma de factores como déficit de propiocepción, debilidad muscular, déficit neurológico central o periférico y un aumento de la laxitud del ligamento peronéo astragalino anterior (LPAA). En la IF la pérdida de la función del ligamento por lesión tiene como consecuencias:

– Una perdida somatosensorial de la percepción propioceptiva que alterar el feedback necesario para mantener un buen funcionamiento de los programas motores. Siendo el LPAA con un 70% el ligamento que se daña con más frecuencia, debido a que es tres veces más débil que el resto del complejo ligamentoso, seguido de una lesión conjunta del LPAA y el ligamento peronéo calcáneo (LPC) en un 25% de los casos, y solo un 5% sufren lesión aislada del LPC.

5.- A lo largo de los últimos 40 años los investigadores han demostrado que ejercicios de fuerza y propiocepción a través de tablas de ejercicios son efectivos.

¿PROPIOCEPCIÓN / SOMATOSENSORIAL / MECANORECEPTOR?

Entendamos estos conceptos abstractos definiéndolos de manera sencilla primero que es la estabilidad :

La estabilidad postural es la capacidad de mantener la posición del cuerpo, y específicamente del centro de gravedad, dentro de los límites de estabilidad .

Los límites de estabilidad son la frontera de un área del espacio en la que el cuerpo puede mantener su posición sin cambiar la base de sustentación. También podrían definirse como el ángulo máximo medido desde la vertical al que una persona puede desplazarse sin modificar su base de sustentación . Pueden estar alterados en determinados procesos patológicos, o verse modificados por la tarea que realiza el sujeto u otros aspectos del entorno . Si en algún momento el centro de gravedad (CDG) cae fuera de los límites de estabilidad, la caída es inevitable a menos que se realice una maniobra rápida de corrección.

En segundo plano entendemos por propiocepción y el resto de elementos que interviene en nuestra estabilidad .

El sistema propioceptivo capta el sentido del movimiento, de la posición y de la tensión músculo-esquelética. Está formado por unos mecanorreceptores situados en la profundidad de los músculos, articulaciones y tejido conectivo. La información captada es transmitida a través de los cordones posteriores de la médula espinal, pasa a través del lemnisco medial y finalmente llega a la corteza cerebral, donde se hace consciente .

El equilibrio en posición erecta es imprescindible y previo a la deambulación, y facilita la realización de muchas de las actividades propias del ser humano, por lo que adquiere una gran importancia en nuestra vida de relación. Pero es una posición.

¿CÓMO ESTÁ MEDIADA LA ESTABILIDAD / EQUILIBRIO O QUÉ ÓRGANOS SON LOS ENCARGADOS DE SU CONTROL?

La descripción sencilla comprendería lo siguiente :

El equilibrio, tanto estático como dinámico, se logra gracias a la interacción entre los receptores sensoriales localizados en los sistemas vestibular, visual y somatosensorial, el Sistema Nervioso Central (SNC) y los arcos reflejos musculares esqueléticos . La acción coordinada de estas estructuras anatómicas es responsable del mantenimiento del centro de gravedad del organismo dentro de su base de sustentación para evitar una eventual caída.

El sistema vestibular es la pieza básica para el mantenimiento del equilibrio en posición de bipedestación . Dispone de unos sensores de movimiento que envían la información al Sistema Nervioso Central, donde se generan los reflejos vestíbulo-ocular (RVO) y vestíbulo-espinal (RVE), encargados de la estabilización de la mirada y del control postural, respectivamente.

¿TAN IMPORTANTE ES EL CONTROL DE LA ESTABILIDAD (PROPIOCEPCIÓN)?

Estudios recientes vislumbran :

• Un reciente meta-análisis de 2013 , nos habla del déficit creado a nivel de estabilidad tras la lesión del Ligamento cruzando anterior , extrapolable a otras articulaciones .

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24690442

• Déficit en la estabilidad están directamente relacionados con riesgo de lesión (LCA)(2013).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23672381

• Protocolos compuestos con ejercicios de propiocepción y control neuromuscular han demostrado ser mas efectivos que tratamientos convencionales en síndrome de “impingement subacromial ´´(2014).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24429918

Por tanto alteraciones en la propiocepción: La sensibilidad propioceptiva es la que permite al cuerpo orientarse en bipedestación y en movimiento con respecto al suelo y a las partes del cuerpo. El progresivo deterioro de los mecanorreceptores de las articulaciones puede dar lugar a alteraciones posturales. Este deterioro es mayor en las extremidades inferiores que en las superiores.

De la afirmación antes expuesta podremos entender que no solo afecta a las articulaciones , y que no sólo lo entenderemos como una lesión simple , y si como una fuente de patologías continua .

¿CÓMO VALORAMOS NUESTRA ESTABILIDAD ARTICULAR?

Es primordial en la evaluación del mayor que sufre caídas de repetición, ya que distintos estudios han demostrado la relación entre los trastornos del equilibrio y de la marcha con las caídas .

La exploración de la marcha nos debe permitir conocer la velocidad, características del paso, movimientos acompañantes, etc. Esto permitirá conocer patrones de marcha característicos de determinados procesos patológicos que favorecen las caídas.

A continuación se describen diferentes tipos de test , que nos permitirán evaluar estado actual de nuestra estabilidad global y específica tanto en estático como en marcha :

• Test de Romberg : En bipedestación, con los ojos cerrados durante 30 segundos. Se valoran desviaciones, rápidas o lentas, hacia los lados.

• Test de estación unipodal : Consiste en mantener el equilibrio sobre una sola pierna, con la otra en flexión. Se estima un tiempo mínimo de permanencia de 5 segundos. Tiempos inferiores orientan hacia un mayor riesgo de sufrir lesiones durante la caída.

• Prueba de alcance funcional : Con los pies fijos en el suelo y el brazo extendido, se mide la distancia hacia delante que el paciente puede alcanzar sin mover los pies. Distancias inferiores a 10 cm son predictoras de fragilidad y caídas.

• Timed get up and go : Se le pide al paciente que se levante de la silla, camine 3 metros, de la vuelta y se siente de nuevo. Se cronometra el tiempo empleado. Entre 10 y 20 segundos se considera el límite normal para individuos frágiles, y tiempos superiores a 20 segundos sugieren alto riesgo de caídas y aconsejan valoraciones más intensivas.

• Test de Tinetti : Ha demostrado su eficacia en la detección de mayores en riesgo de caer. Valora la marcha mediante 12 items y el equilibrio dinámico y estático mediante 16 items, considerándose de riesgo valores inferiores a 9 en la marcha y a 12 en el equilibrio. Este test permite comprobar componentes anormales de la movilidad durante las actividades de la vida diaria, las causas de la dificultad encontrada, así como los riesgos a los que está expuesto el mayor durante la acción, permitiendo de esta manera realizar intervenciones médicas necesarias para mejorar la movilidad.

POTENCIACIÓN VS PROPIOCEPCIÓN

Llegados a este punto entendamos la siguiente imagen , es lo que se denominaremos los pilares de nuestra recuperación .

Se tiende a cometer dos errores comunes en todas las recuperaciones ;

El gran error de la mayoría de deportistas es basar su recuperación , tan sólo en la fuerza / potenciación y dejar de lado la propiocepción . Ambas son coadyuvantes pero la potenciación no tiene ningún sentido sin un trabajo amplio de la propiocepción .

LESION 2

TABLA II . PILARES DE LA READAPTACIÓN FUNCIONAL EN LA LESIÓN

Otro error común , es el momento en el que el deportista se “siente recuperado ´´,y se limita a realizar el apartado de potenciación dejando en el olvido tanto como propiocepción como la flexibilidad .

¿PERO REALMENTE QUE BENEFICIOS SUPONE EL TRABAJO DE POTENCIACIÓN Y PROPIOCEPCIÓN?

Según estudios recientes :

Ejercicios de fuerza y equilibrio demostraron ser eficaces para contrarestar /reducir el grado de asimetría en la fuerza en la extremidad inferior (2014).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24790496

El entrenamiento pliométrico supuso cambios biomécanicos en la estabilidad/equilibrio (2014) .

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24714537

El trabajo de fuerza enfatizando la fase excéntrica puede evitar hasta en un 70% las lesiones de los músculos isquio-peronéo-tibiales (2014).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24336837

El ejercicio excéntrico demuestra ser una herramienta fundamental en la recuperación , pero aún se necesita mucha investigación (2013) .

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23657934

Revisión sobre diferentes protocolos de fuerza y sus beneficios en la prevención de lesiones (2014).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24158788

Lesiones sobre todo en miembro inferior pueden causar déficit de propiocepción .(Meta-análisis 2013) .

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24690442

El entrenamiento propiceptivo , supuso mejoras en el salto mejorando la distancia final frente a un grupo control (2014).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24389517

La cadena cinética cerrada sobre plataforma inestable demostró mejorar la estabilidad (2013) .

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24259766

Déficit en la estabilidad , marcará la aparición de futuras lesiones (2013).

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23672381

El trabajo de propiocepción supone mejoras en la creación de colágeno tipo III , además de mejorar la estabilidad de la articulación.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23299851

DE LA TEORÍA A LA PRÁCTICA

Como traducimos todo lo expuesto en algo práctico para nuestra lesión , aunque ahondaremos con profundidad en siguientes artículos , os dejo un un ejemplo sencillo de trabajo preventivo dentro de la readaptación del ligamento lateral externo del tobillo en uno de mis deportistas .

En el intercalamos los tres pilares antes mencionados , aunque es una visión ilustrativa ya que esto va ceñido a una temporalización que depende de la mejora y percepción del deportista ante su lesión , así como el aumentar el grado de complejidad a lo largo de las fases de recuperación de la lesión .

TABLA III.TRABAJO DE READAPTACIÓN DEL LIGAMENTO DELTOIDEO DEL TOBILLO .

LESION 3

BIBLIOGRAFÍA

• Fuller EA. Center of Pressure and its theoretical relationship to foot pathology. J Am Podiatr Med Assoc. 1999;89:278-291.

• Morrison K, Kaminski Th. Foot Characteristics in Association with inversion ankle injury. Journal of Athletic tTraining. 2007;42(1):135-142.

• Tropp H. Functional Ankle Instability Revisited. Journal of Athletic Training 2002;37(4): 512-515.

• Hertel J. Functional Anatomy, Pathomechanics and Pathophysiology of lateral ankle instability. Journal of Athletic Training 2002;37(4):364-375.

• Wright IC, Neptune RR. The Influence of foot positioning on ankle sprains. JBiomech 2000;33:513-519.

• Lephart SM, Ferris CM, Riemann BL, et al. Clin Orthop 2002;401:162-169.

• Hicks JH. The mechanics of the foot, I: the joints. J Anat. 1953;87:345-357.

• Baumhauer JF, Alosa DM, Renström PAFH, Trevino S, Beynnon B. A prospective study of ankle injury risk factors. Am J Sports Med. 1995;23:564-570.

• Fong DT, Hong Y, Chan LK, Yung PS, Chan KM. A systematic review on ankle injury and ankle sprain in sports. Sports Med. 2007;37:73-94.

• Braun BL. Effects of ankle sprains in a general clinical population 6 to 18 months after medical evaluation. Arch Fam Med. 1999;8:143-148.

• Woods C, Hawkins R, Hulse M, Hodson A. The Football Association Medical Research Programme: an audit of injuries in professional football: an analysis of ankle sprains. Br J Sports Med. 2003;37(3):233-238.

• 267

• Reduca (Enfermería, Fisioterapia y Podología) Serie Trabajos Fin de Master. 2 (1): 255-272, 2010 ISSN: 1989-5305

• Freeman MAR. Instability of the foot after injuries to the lateral ligament of the ankle. J Bone Joint Surg Br. 1965;47.669-677.

• Brand RL, Black HM, Cox JS. The natural history of the inadequately treated ankle sprain. Am J Sports Med. 1977;5:248-249.

• Renstrom PAFH, Konradsen L. Ankle ligaments injuries. Br J Sports Med. 1997;31:11-20.

• Bosien WR, Staples OS, Russell SW. Residual disability following acute ankle sprains. J Bone Joint Surg Am. 1955;37:1237-1243.

• Hertel J. Functional instability following lateral ankle sprain. Sports Med. 2000;29:361-371.

• Hosea TM. Carey CC. Harrer MF. The Gender Issue: epidemiology of ankle injuries in athletes who participate in basketball. Clin Orthop. 2000;372:45-49.

• Wilkerson GB, Pinerolla JJ, Caturano RW. Invertor vs Evertor peak torque and power deficiencies associated with lateral ankle ligaments injury. J Orthop Sports Phys Ther. 1997;26:78-86.

• Lundberg A, Goldie I, Kalin B, Selvin G. Kinematics of the ankle/foot complex: plantar flexion and dorsiflexion. Foot & Ankle.1989;9:194-200.

• Silter M, Ryan J, Wheeler B, Mc Bride J, Arciero R, Anderson J, Horodyski M. The prevention of ankle sprains in sports. A systematic review of the literature. Am J Sports Med 1999; 27(6):753-760.

• Beynnon BD, Renstrom PA, Alosa DM, Baumhauer JF, Vacek PM. Ankle ligament injury risk factos: a prospective study of college athletes. J Orthop Res. 2001;19(2):213-220.

• Tropp H, Odenrick P, Gillquist J. Stabilometry recordings in functional and mechanical instability of the ankle joint. Int J Sports Med. 1985;6: 180-182.

• Green T, Refshauge K, Crosbie J, Adams R. A randomized controlled trial of a passive accessory joint mobilization on acute ankle inversión sprains. Phys Ther.2001; 81:984-994.

• Barret JR, Tanji JL, Drake C, Fuller D, Kawasaki RI, Fenton RM. High-versus-low top shoes for the prevention of ankle sprains in basketball players. A prospective randomized study. Am J Sports Med. 1993;21(4):582-585.

• Wilkerson GB, Nitz AJ. Dynamic ankle instability: mechanical and neuromuscular interrelationship. J Sport Rehabil. 1994;3:43-57.

• 268

• Reduca (Enfermería, Fisioterapia y Podología) Serie Trabajos Fin de Master. 2 (1): 255-272, 2010 ISSN: 1989-5305

• Freeman MAR. Instability of the foot after injuries to the lateral ligament of the ankle. J Bone Joint Surg Br. 1965; 47: 669-677.

• Elis E, Rosenbaum D. A multi-station propioceptive excercise program in patients with ankle instability. Medicine and Science in Sports Exercise. 2001;33:1991- 1998.

• Kinzey S, Ingersoll D, Knight K. The effects of selected Ankle Appliances on Postural Control. Journal of Athletic Training. 2007;32(4):300-303.

• Faulkner KG., Cummings SR., Black D., et al. Simple measurement of femoral geomery predicts hip fracture. The study of Osteoporotic Fractures. J Bone Min Res 1993; 8 b1211. Richardson DA., Shaw FE., Bexton R., Steen N., Kenny RA. Presence of a carotid bruit in adults with unexplained or recurrent falls: Implications for carotid sinus massing. Age Ageing 2002; 31: 379-84.

• Robbins AS., Rubenstein LZ. Postural hypotension in the elderly. J Am Geriatric Soc 1984; 32: 769-74.

• American Heart Association (1994). Preventing falls after a stroke. Dallas: American Heart Association. Recovering from a Stroke.

• Ugur C., Gücüyener D., Uzuner N., Özkan S., Özdemir G. Characteristics of falling in patients with stroke. J. Neurol Neurosurg Psychiatry 2000; 69: 649-51.

• Lázaro del Nogal M., Latorre G., González A., Ribera JM. Características de las caídas de causa neurológica en ancianos. Rev Neurol 2008; 46(9): 513-6.

• Caley L., Pinchoff DM. A comparison study of patient falls in a psychiatric setting. Hospital and Community Psychiatry 1994; 45 (8): 823-5.

• Nevitt MC., Cummings SR., Kidd S., et al. Risk factors forrecurrent nonsyncopal falls: a prospective study. JAMA 1989; 261: 2663-8.

• Calvo J.J. Caídas en el medio residencial en España. Las caídas en las personas ancianas. Zaragoza: XVII Reunión de la SEGG, junio 1995.

• Jiménez J.J. Factores de riesgo socioambientales. Osteoporosis y caídas en el anciano. Barcelona: Edipharma Edit. 1994; 1-14.

• Tinetti ME. Factors associated with serious injury during falls by ambulatory nursing home residents. J Am Geriatr Soc 1987; 35: 644-8.

  1. 25 julio, 2014

    Muy buen artículo 😉

  2. 25 julio, 2014

    Bravo!! (APLAUSOS)
    Muy buen artículo compañero, como bien dices un déficit en la propiocepción es el causante de la mayoría de las lesiones, para ello el trabajo de propiocepción con ojos cerrados/abiertos, planos estables/inestables, solicitaciones, etc. Es muy importante, no solo una vez nos hemos lesionado, si no como método de prevención.

    Uno de los mayores factores de recaída de lesión es una propiocepción alterada, ya que una vez nos lesionamos los tejidos (ligamentos muy ricos en mecanorreceptores) pierden la calidad previa, por lo tanto la propiocepción se verá disminuida y si esto va unido a una disminución en la calidad del tejido, es muy probable que haya recaidas. Por eso una vez que nos hacemos un esguince es muy frecuente que haya recidivas constantes si no ha habido una buena rehabilitación

    Respecto al trabajo excéntrico para mí, es de lo mejor en cuanto a prevención y recuperación de lesiones musculares/ligamentosas puesto que orienta las fibras en la dirección correcta y aumenta la calidad de estos tejidos (colágeno y músculo) siendo más difícil lesionarse.

    ¡No somos conscientes de lo que la FISIOTERAPIA puede hacer por nosotros, hay que concienciar a la gente!

  3. 25 julio, 2014

    En el entrenamiento excéntrico me quería referir a lesiones musculo-tendinosas no ligamentosas. Perdón! xD

  4. 16 septiembre, 2015

    Es un muy buen artículo, pero quisiera hacer una crítica constructiva, he visto algunas cosas que deberían ser escritas de manera que se entienda al leerlo a primera vista, porque hay algunas frases que no tienen ningún sentido debido a los conectores que se usan, y por ello deben ser escritas con mayor propiedad, cito textualmente:

    “Una perdida somatosensorial de la percepción propioceptiva que alterar el feedback necesario para mantener un buen funcionamiento de los programas motores”

    “En segundo plano entendemos por propiocepción y el resto de elementos que interviene en nuestra estabilidad ”

    Ante todo, digo que son pequeños detalles, el artículo es muy bueno 🙂

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
selección
SELECCIÓN DE EJERCICIOS

AUTOR: OSCAR He hablado sobre descanso, frecuencia, volumen e intensidad, por último voy a hablar de la selección de ejercicios....

Cerrar