jose maria perfil

AUTOR: JOSÉ MARÍA

     

PROPIEDADES Y BENEFICIOS NUTRICIONALES DEL ACEITE DE COCO

El presente artículo se considera la segunda parte de la guía sobre los triglicéridos de cadena media (TCM) y aceite de coco que me propuse realizar. Hace unas semanas se publicó la primera parte, “Triglicéridos de cadena media y aceite de coco”. Recomiendo encarecidamente que lea antes la primera parte, pues es fundamental que entienda el mecanismo fisiológico de los triglicéridos de cadena media, los ácidos grasos más abundantes de nuestro querido aceite de coco.

En este artículo especificaremos mucho más en el consumo de aceite de coco, obviando sus usos en la piel, por ejemplo. Dedicaremos la información a su uso estrictamente nutricional, mostrando estudios realizados en humanos y de sujetos que han tomado aceite de coco, aceite TCM o coco.

coco propiedades
ALGUNAS PROPIEDADES BÁSICAS

Aunque el aceite de coco es menos rico en polifenoles que aceites como el de oliva [1], también posee una buena fuente de estos, que disminuirán en función del tipo de aceite de coco que sea. Es decir, el aceite de coco virgen, poseerá mayor porcentaje de polifenoles que el aceite de coco refinado, puesto que con el proceso de refinación, se pierden propiedades nutricionales.

El punto de fusión del aceite de coco es de 24 – 25ºC. A temperaturas menores de esos 24 – 25ºC, el aceite se encuentra en forma sólida. Si habéis comprado alguna vez aceite de coco, lo habréis podido comprobar.

En estaciones de frío, el aceite se puede conservar con forma sólida perfectamente a temperatura ambiente, pero cuando aumentan las temperaturas, el aceite se vuelve líquido.

Otra particularidad del aceite de coco es su alto punto de humeo (punto de calentamiento en ºC), siendo de 180ºC, aproximadamente, en aceite de coco virgen, y 230ºC en aceite de coco refinado.

coco punto de fusión
La gran particularidad por la que se conoce el aceite de coco – ya explicada en el primer artículo -, es por estar formado mayoritariamente de ácidos grasos de cadena media (AGCM). Estos ácidos grasos contienen entre 6 – 12 átomos de carbono. Con la unión de 3 AGCM + 1 glicerol se forma el TCM (triglicérido cadena media).

En el aceite de coco, el ácido graso de cadena media (AGCM) más presente es el ácido láurico, pero existen otros AGCM importantes, como es el caso del ácido mirístico, ácido cáprico y ácido caprílico.

coco aceite
ACEITE DE COCO VIRGEN (ACV) VS ACEITE DE COCO REFINADO (ACR)

El aceite de coco virgen es un aceite de coco de mayor calidad, y suele diferenciarse económicamente del refinado en unos 5 – 6€. Aconsejo invertir algo más de dinero en un ACV, ya que traerá beneficios organolépticos y nutricionales del producto.

coco virgen El aceite de coco virgen se realiza con un procesado en húmedo a partir del coco, leche de coco, etc. Una de las opciones más famosas para su obtención, es a través de una centrifugadora tubular:

coco centrifugado
Por otra parte, en el aceite de coco refinado (ACR), al haber sufrido procesos físico-químicos, se alteran propiedades sensoriales y nutritivas del alimento. Es el aceite de coco más ampliamente usado en industrias alimentarias y cosméticas. Una particularidad de los productos de ACR es que no poseen el típico y gustoso aroma y sabor (propiedades sensoriales) del aceite de coco virgen.

Pero, incluso se podría obtener una hidrogenación parcial (grasas trans) o total de este aceite con el objetivo de insertarlo más en la industria y aumentar la vida útil del alimento, ya que al tener un punto de fusión de 24 – 25ºC, los alimentos que contengan aceite de coco se podrían derretir. Con esta hidrogenación, el punto de fusión aumentaría y se alargaría el proceso de solidificación del aceite (más información sobre los peligros de las grasas trans en “Grasas trans o hidrogenadas”).

Por último, en la legislación española, aunque no existen demasiadas leyes, el Reglamento (UE) nº 835/2011 sobre contenido máximo de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP)* en los productos alimenticios [2], informa de la existencia de HAP, concretamente benzoantraceno y criseno, en el aceite de coco. Son dos HAP que no se eliminan fácilmente ni refinando el aceite. El Reglamento pone de manifiesto que deben controlarse sus niveles al máximo.

*Los hidrocarburos aromáticos policíclicos son compuestos orgánicos naturales tóxicos encontrados en el medio ambiente o en alimentos, ya sea en estado normal o cocinados a altas temperaturas (barbacoas, frutas, verduras, cereales…).

BENEFICIOS NUTRICIONALES

¿Qué dicen los estudios sobre mejoras en la salud con un consumo de aceite de coco en humanos?

En un estudio [3] realizado en mujeres con obesidad abdominal, se comparó el consumo de aceite de coco con el aceite de soja para comprobar los perfiles bioquímicos y antropométricos después de sus consumos.

El protocolo de consumo fue de 30 ml durante 3 meses. Los resultados confirmaron que, las mujeres que consumieron aceite de coco redujeron su obesidad abdominal y mejoraron los rangos de colesterol, aumentando el colesterol HDL (colesterol ‘bueno’) y disminuyendo el colesterol LDL (colesterol ‘malo’).

En otro estudio [4] realizado en hombres y mujeres, se comprobó que a razón de 30 ml de aceite de coco durante 6 meses, los hombres (no tanto las mujeres) redujeron centímetros de sus cinturas, y aumentaron los valores del colesterol HDL, redujeron LDL y redujeron triglicéridos.

coco colesterol
Otros estudios interesantes en los que se le dieron a los sujetos productos/subproductos derivados del coco, teorizaron y/o demostraron beneficios, como:

– El coco y su aceite podrían ser una buena opción terapéutica para la prevención y el tratamiento con la enfermedad de Alzheimer [5], ya que a partir de los TCM se crean cetonas (cuerpos cetónicos), una alternativa como fuente de energía para nuestro cerebro (no olvidemos que la principal debe ser la glucosa).

– Comparando el consumo de aceite TCM con aceite de oliva [6] se puede concluir que, el grupo que tomó aceite de TCM perdió más masa grasa. De nuevo, el poder de los TCM sale a flote.

– Para terminar, un interesante estudio [7] de mayo de 2016 teoriza, bajo una larga bibliografía científica, el papel tan importante que podría tener una correcta microbiota intestinal de cara a enfrentar la obesidad. Muchos obesos tienen desórdenes en su microbiota. Este estudio señala que, alimentos y suplementos ricos en triglicéridos de cadena media podrían ser utilizados como tratamiento en la obesidad, para así prevenir el síndrome de la permeabilidad intestinal, y remodelar la microbiota.

RESUMEN DE LAS DOS PARTES

• El aceite de coco virgen es un producto más recomendable que el aceite de coco refinado, pues mantiene sus propiedades nutricionales y sensoriales que se pierden al refinar el aceite.

• El aceite de coco también se puede hidrogenar parcialmente. Este es el aceite de coco utilizado en bollería industrial y SÍ es perjudicial.

• La pérdida de grasa relacionada con el consumo de alimentos y productos ricos en TCM se da, sobre todo, en personas con un % de grasa alto y en cantidades de >5 gramos.

• El aceite de coco tiene poder saciante, produce cuerpos cetónicos y mejora el estado de cetosis (buena opción en protocolos donde se busca).

• Es una buena opción como pre-entreno por su singular metabolización: pasa de forma inmediata del intestino delgado al hígado, sin pasar por el sistema linfático. Es decir, se produce una utilización rápida de energía, al igual que con el consumo de carbohidratos.

Referencias

[1] Marina A.M., Che Man Y.B., et al. Virgin coconut oil: emerging functional food oil. Trends in Food Science & Technology. 2009; 481 – 487.

[2] Contenido máximo de hidrocarburos aromáticos policíclicos en los productos alimenticios. Reglamento de la Comisión Europea, nº 835/2011.

[3] Assunçao ML, Ferreira HS, et al. Effects of dietary coconut oil on the biochemical and anthropometric profiles of women presenting abdominal obesity. Lipids. 2009 ;44(7):593-601.

[4] Kai Ming Liau, Yeong Yeh Lee, et al. An open-label pilot study to asses the efficacy and safety of virgin coconut oil in reducing visceral adiposity. ISRN Pharmacol. 2011; 2011: 949686.

[5] Fernando WM, Martings IJ, et al. The role of dietary coconut for the prevention and treatment of Alzheimer’s disease: potential mechanisms of action. Br J Nutr. 2015; 114(1): 1 – 14.

[6] St-Onge MP, Bosarge A. Weight-loss diet that includes consumption of medium-chain triacylglycerol oil leads to a greater rate of weight and fat mass loss tan does olive oil. Am J Clin Nutr. 2008; 87(3): 621 – 6.

[7] Sabri Ahmed Rial, Antony D., et al. Gut microbiota and metabolic health: the potential beneficial effects of a medium chain triglycerides diet in obese individuals. Nutrients. 2016; 8(5), 281.

  1. 15 julio, 2016

    interesante articulo, el aceite de coco suele ser mal visto debido a su gran cantidad de grasas saturadas, muchos dicen que es bueno y otros que es todo lo contrario, supongo que hace falta ver a fondo lo que hay en letras pequeñas ( beneficios nutricionales) de este producto.

  2. 6 agosto, 2016

    Me parece de vergüenza ajena que digas que el aceite de coco “podría” ser bueno para el tratamiento de Alzheimer, o lo es o no lo es, eso de podría, también podrían ser buenas muchas cosas. Los paleos no sabeis que hacer para promocionar el aceite de coco.

  3. 6 agosto, 2016

    Si el acido laúrico representa un 46% del aceite de coco y no es considerado TCM, y por lo tanto no tiene los beneficios de ser un TCM, cómo puede considerarse tan bueno? Cómo se metaboliza este TCL? Pasaría el acido laúrico al sistema linfático? Se depositaria éste fácilmente en forma de grasa corporal?

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
temperatura
AUMENTO DE LA TEMPERATURA Y EJERCICIO

AUTOR: ÍÑIGO AUMENTO DE LA TEMPERATURA Y EJERCICIO Se acerca el cambio de estación, llega el verano, llega el sol....

Cerrar