rauyzeus

AUTOR: Raul

   

AUTOR: Zeus

 

PONEMOS A PRUEBA EL BEAST SENSOR

1.- INTRODUCCIÓN

El artículo de hoy va destinado a intentar desgranar un dispositivo que desde hace unos meses estamos empleando para controlar y gestionar nuestras cargas de entrenamiento. Igualmente, vamos a ofrecer nuestra opinión como usuarios desde un punto de vista objetivo y lejos de cualquier conflicto de interés. Dicho esto, lo primero que debemos plantearnos al usarlo, es… ¿Qué nos aporta conocer la velocidad de ejecución durante nuestros levantamientos? Para ello, vamos a hablar brevemente sobre algunas consideraciones del mismo sin profundizar demasiado, ya que la temática es amplía y se puede profundizar en ello todo lo que uno desee en la diferente bibliografía, artículos del blog y vídeos del canal.

2.- MÉTODOS DE CUANTIFICACIÓN DEL 1RM Y PROBLEMÁTICA ASOCIADA A CADA UNO DE ELLOS

El 1RM es la carga máxima que podemos movilizar en una única ocasión. Normalmente se estipulan tres métodos para el cálculo del 1RM, [1] :

a) El método directo, que consiste en medir el peso máximo que se puede movilizar en una sola repetición y realizando un protocolo de aproximación a dicha carga.

b) El cálculo mediante una predicción indirecta, empleando diferentes fórmulas que estiman el 1RM a partir de la ejecución de varias repeticiones submáximas.

c) Mediante la medición de la velocidad de ejecución, siendo esta nuestra apuesta siempre y cuando contemos con posibilidades para ello.

La problemática asociada a cada uno de estos métodos es la siguiente:

a) Método de una repetición: Hace que el riesgo de lesión sea mayor, ya que es necesario trabajar con cargas elevadas de forma constante. Por otro lado, y teniendo presente que el 1RM fluctúa de un día a otro, en sujetos novatos este puede modificarse en poco tiempo y resulta imposible aplicarlo de forma continuada para adaptar cada día las cargas de ejecución. Por todo ello, sólo se debería aplicar en deportistas y personas capacitadas y con experiencia en el entrenamiento de la fuerza.

b) Respecto al método de estimación indirecta mediante una fórmula, debemos tener en cuenta que toda estimación conlleva un error, por lo que deja de ser el método idóneo para ser aplicado de forma continuada, especialmente con cargas de repeticiones lejanas al 1RM (> 6RM).

c) Por último, el método basado en la cuantificación de la velocidad de ejecución, nos permite obtener el 1RM diario con un breve test submáximo, lo que reduce el riesgo de lesión y la acumulación de fatiga. Con el fin de no extendernos en este punto, os recomendamos la lectura del siguiente artículo publicado por Óscar en la web: velocidad de ejecución como medida de intensidad de la carga de entrenamiento.

3.- MÉTODOS DE CUANTIFICACIÓN DE LA CARGA

3.1.- VOLUMEN/CARGA

En este caso recurrimos a cuantificar el número de series, multiplicando dicho valor por el número de repeticiones que realizamos durante la serie y multiplicando este valor por el peso que hemos movilizado en cada repetición [2]. Este enfoque tiene varias limitaciones, entre ellas, que no permite hacer una comparación inter-sujetos, ya que no hace mención ninguna a qué porcentaje del 1RM está movilizando cada sujeto [2].

3.2.- VOLUMEN/INTENSIDAD RESPECTO AL 1RM

Una posible solución es sustituir el peso levantado por el porcentaje del RM, lo que permite comparar a dos sujetos siempre y cuando el porcentaje del 1RM sea idéntico [2], tal y como se indica en la siguiente fórmula:

Volumen de carga en relación con 1RM = n° de serie x n° de repeticiones x % 1 RM [2]

Ahora bien, ¿qué limitación tenemos en este caso? Al igual que en el método anterior, desconocemos cómo se han distribuido las cargas a lo largo de la sesión, es decir, el volumen sería el mismo tanto si hacemos 3 x 10 como 10 x 3 [2]. Lógicamente, el trabajo es totalmente diferente, ya que la fatiga que acumulamos en una u otra distribución a lo largo de cada serie es diferente. Igualmente, desconocemos un factor que tiene una gran influencia en la fatiga generada como es la velocidad de ejecución.

3.3.- VELOCIDAD DE EJECUCIÓN

Sin adentrarnos mucho en las variables que se cuantifican cuando hacemos referencia a la monitorización del entrenamiento en base a la velocidad, queremos hacer dos breves aclaraciones:

1. La velocidad que monitorizamos hace referencia a la fase concéntrica del movimiento.

2. La variable que se emplea normalmente en investigación como referencia es la velocidad medida propulsiva (VMP).

3.3.1.- MONITORIZACIÓN DE LA CARGA EN BASE A LA VELOCIDAD A LARGO PLAZO. ¿CUÁL ES MI 1RM DIARIO?

Como todos sabemos, a medida que se adquiere experiencia en el entrenamiento, existen una serie de cambios como consecuencia de la aplicación de un estímulo frecuente que solicita la adaptación del organismo; es lo que conocemos como Síndrome General de Adaptación. En este caso, un hecho que llama especialmente la atención, es que a pesar de que se produzca una mejora en el peso que somos capaces de movilizar en una única repetición, la velocidad a la que movilizamos la carga, permanece más o menos constante. Es más, no sólo permanece constante en un rango mínimo de velocidades, sino que los diferentes estudios llevados a cabo sobre el tema, nos permiten concluir que cada porcentaje del 1RM se corresponde con un pequeño rango de velocidades medias propulsivas (Imagen 1).

La tabla está configurada en base a los estudios de González Badillo y Sánchez Medina (2010) y Conceicao, Fernándes, Lewis, González-Badillo y Jiménez-Reyes (2016), junto con la publicada por Balsalobre y Jiménez-Reyes en su libro Entrenamiento de Fuerza, Nuevas Perspectivas Metodológicas.

sensor-resumen

Imagen 1: Tabla resumen de las Velocidad medias Propulsivas asociadas a cada porcentaje de un 1RM, junto con las repeticiones posibles que se pueden realizar en cada porcentaje.

Por lo tanto, a través de la medición de la velocidad de ejecución con una determinada carga submáxima, podemos ajustar nuestro 1RM diario, dada la estrecha relación entre la velocidad de ejecución y el porcentaje del 1RM. Así, mediante un modelo de regresión lineal podremos predecir el valor del 1RM tal y como podemos observar en el diagrama de dispersión.

sensor-modelo

Imagen 2: Modelo de regresión lineal. Podremos predecir el valor del 1RM obtenido para la sentadilla profunda.

3.3.2.- MONITORIZACIÓN DE LA CARGA EN BASE A LA VELOCIDAD DURANTE LA SESIÓN ¿CUÁNDO ME INTERESA PARAR?

En una serie hasta el fallo, la velocidad disminuye a medida que aumenta la fatiga [3]. Esto es algo lógico, y no justifica que debamos controlar la velocidad, pero sí el control de esta: la medición de la velocidad nos permite predecir cuántas repeticiones nos quedan para alcanzar el fallo, o trabajar hasta alcanzar un límite de pérdida de la velocidad, con el fin de evitar la aparición fatiga, que pueda ser contraproducente si nuestro objetivo es la mejora de los niveles de fuerza.

Esto es debido a que el patrón de descenso de la velocidad media alcanzada durante cada repetición (expresado como un porcentaje del valor inicial) y el número relativo de repeticiones (expresado como un porcentaje del número total de repeticiones realizadas) es el mismo con todos los porcentajes de 1RM que se probó empleados en el estudio de Izquierdo et al. [3] (60-75% 1RM).

sensor-sentadilla

Imagen 3: Velocidad Media Propulsiva en sentadilla hasta la paralela en la última repetición antes del fallo con porcentajes del 60% al 75% de 1RM.

sensor-banca

Imagen 4: Velocidad Media Propulsiva en press de banca en la última repetición antes del fallo con porcentajes del 60% al 75% de 1RM.

¿Qué límite debemos marcar como el valor máximo de pérdida de velocidad o qué debemos permitir para no acumular más fatiga?

Siguiendo el mismo estudio de Izquierdo et al., vemos que en la ejecución del press banca, la pérdida significativa de la velocidad se alcanzaba en el 34% del número total de repeticiones realizadas, siendo la reducción de la velocidad en dicho momento del 13% respecto a la primera repetición. Mientras que para la sentadilla, el porcentaje de las repeticiones realizadas antes de que se produzca la reducción significativa de la velocidad fue del 48%, correspondiéndose con una pérdida del 8% respecto a la primera repetición [3].

Esto no quiere decir que no podamos superar dichos valores de pérdida de velocidad, ya que esa decisión será responsabilidad del entrenador y/o del deportista en función de cada objetivo y el momento en que estamos entrenando respecto a las competiciones.

Igualmente, la literatura científica no ha determinado el valor exacto de pérdida de velocidad que debemos tolerar con el fin de minimizar la fatiga, pero sí se ha aproximado y estamos viendo que con pérdidas de velocidad menores, los resultados son idénticos o superiores respecto a la mejora de la fuerza que una mayor pérdida de la velocidad durante la serie. Lógicamente, esto favorece una menor acumulación de fatiga. Un ejemplo de ello es el estudio publicado recientemente por Pareja-Blanco et al. [4]

sensor-perdida

Imagen 5: Efectos de la magnitud en la pérdida de velocidad durante el entrenamiento de fuerza en la sentadilla.

4.- HERRAMIENTAS PARA LA CUANTIFICACIÓN DE LA CARGA: BEAST SENSOR

Beast Sensor es un dispositivo clasificado como wearable (“sin cables”) que nos permite cuantificar las cargas de entrenamiento en ejercicios de resistencia que implican la movilización de cargas externas o del propio cuerpo. Mediante un dispositivo inalámbrico y transportable que incorpora un acelerómetro, se registran las variaciones que se producen respecto a la velocidad de la parte del cuerpo u objeto donde se coloca.

Este registro nos permite obtener mediante una App sincronizada a través de bluetooth con el dispositivo, la información respecto a la velocidad media o pico, o vatios de potencia que generamos en cada una de las repeticiones que realizamos, según el tipo objetivo del entrenamiento que indiquemos en la App.

4.1. DESCRIPCIÓN Y USO DEL BEAST SENSOR

Si acudimos a la web donde se comercializa, podemos observar las características del Beast Sensor.

sensor-caracteristicas

Imagen 6: Características Técnicas del Beast Sensor.

¿Cómo se sitúa el Beast Sensor?

En primer lugar, deberemos colocar el dispositivo en función del ejercicio que vayamos a realizar, es decir, en aquella parte del cuerpo sobre la que se vaya a realizar el desplazamiento. Por ejemplo, si vamos a realizar un press de banca, el dispositivo se puede colocar o bien en la muñeca (con la muñequera que se incluye con el mismo), o bien en la barra gracias a un imán que incluye el dispositivo en su interior. Por otro lado, en aquellos movimientos donde es nuestro cuerpo el que se desplaza, deberemos colocar el dispositivo cerca del centro de masas.

sensor-posicionamientos

Imagen 7: Posibles posicionamientos del Beast Sensor durante la ejecución del Press de Banca.

4.2.- DESCRIPCIÓN Y USO DE LA APP BEAST

sensor-logotipo

Imagen 8: Logotipo del producto.

Una vez que se inicia la App Beast, podremos ver la pantalla de inicio, donde tenemos en la esquina inferior izquierda un indicador de luz que nos muestra el estado de la conexión de bluetooth, el cual aparece de inicio en rojo y cambia su color a verde una vez que se sincroniza el acelerómetro con la App.

Una vez que la sincronización se ha realizado correctamente, os aconsejamos que le echéis un vistazo a la configuración del dispositivo. Para ello, pulsaremos sobre la rueda dentada (círculo azul) de la esquina derecha inferior.

sensor-inicio

Imagen 9: Pantalla de inicio de la App.

A continuación, se nos abrirá el siguiente menú, donde podemos establecer los siguientes valores:

▶ La ejecución de una cuenta atrás de 3”, 5” o 10” o la ausencia de la misma.

▶ Los valores que nos muestra la app sean la media o el valor pico de cada repetición.

▶ La aplicación emita sonidos cuando inicia la cuenta atrás o bien durante el periodo de recuperación (cada 30 segundos trascurridos).

▶ La unidad de medida, en kilogramos (Kg) o Libras (Lb).

sensor-menu

Imagen 10: Pantalla del menú de configuración de la App.

Una vez que hemos configurado el dispositivo, volveremos a la pantalla de inicio, donde tenemos dos opciones: 1) iniciar el entrenamiento directamente desde la aplicación, donde iremos incluyendo cada uno de los ejercicios que vamos realizando, o bien, 2) mediante el inicio de una rutina diseñada por nosotros previamente desde el portal web.

sensor-pantalla

Imagen 11: Pantalla de inicio de la App.

El siguiente paso será seleccionar el ejercicio que vamos a ejecutar, para ello disponemos de un amplio menú que nos aporta la propia App. No obstante, siempre podemos implementar un ejercicio nuevo a través del portal web o, en el caso de tener un dispositivo iOS, podremos hacerlo desde la App. Esta opción se implementará en las próximas semanas en la versión Android.

Ahora bien, si dicho ejercicio no responde a uno de los criterios como que el movimiento sea lineal, probablemente los datos que nos arroje el dispositivo pierdan validez.

sensor-listado

Imagen 12: Listado de movimientos que nos ofrece la App.

Una vez que hemos seleccionado el ejercicio que vamos a monitorizar, debemos seleccionar el objetivo del entrenamiento:

sensor-modos

Imagen 13: Modos de entrenamientos que nos ofrece la App.

Si vuestro conocimiento sobre el entrenamiento en base al control de la velocidad no es muy elevado, en el icono que aparece en forma de signo de interrogación, os aparecerá un breve resumen sobre las velocidades recomendadas para cada uno de los objetivos junto con la descripción de la carga (liviana, moderada o elevada) y el número de repeticiones que se suelen realizar de acorde a los parámetros anteriores.

Ejemplo de trabajo

Sin entrar en valorar la información que se aporta, os comento cómo trabajamos nosotros. En nuestro caso, empleamos el Beast principalmente en el modo de “velocity” ya que nuestro fin es controlar la velocidad media propulsiva, con el fin de evitar una pérdida de la misma por debajo de un valor, y con porcentaje del RM que vamos modificando en función del objetivo que tenemos. Un ejemplo de ello es la imagen inferior, donde finalizamos la serie cuando la velocidad se ha reducido en un 10% respecto a la primera repetición de la serie.

sensor-ejemplo

Imagen 14: Ejemplo de pérdida de la velocidad en una serie.

Independientemente del modo de entrenamiento que empleéis, la App os va a proporcionar las siguientes pantallas:

1ª Pantalla: Con el número de repeticiones que estamos haciendo en cada serie, la carga que hemos indicado con la que estamos realizando cada una de ellas, y un diagrama de barras que indica en relación a la unidad de medida con la que estamos obteniendo el feedback (velocidad (m/s), Vatios (W) si es potencia y Newton (N) si es fuerza).

sensor-trabajo

Imagen 15: Pantalla resumen del trabajo realizado durante la sesión de entrenamiento.

2ª Pantalla: Podemos visualizar una gráfica de los valores alcanzados:

sensor-grafica

Imagen 16: Gráfica resumen del trabajo realizado durante la sesión de entrenamiento.

3ª Pantalla: En la que se indica la velocidad media propulsiva de la serie:

sensor-velocidad

Imagen 17: Pantalla Velocidad Media Propulsiva de la última repetición realizada.

4ª Pantalla: En esta última, se nos hace un resumen de la orientación de nuestro trabajo en función de las características que define la app cada uno de estos:

sensor-orientacion

Imagen 18: Pantalla resumen de la orientación del trabajo realizado.

5.- NUESTRA OPINIÓN

5.1.- PROBLEMAS QUE HEMOS ENCONTRADO

En este apartado vamos a analizar todos los problemas que de forma personal hemos encontrado durante el uso prolongado de este aparato, aunque somos conscientes de que en las próximas actualizaciones solventarán la mayoría de estos.

1.- En ciertas ocasiones, el dispositivo no registra todas las repeticiones, por lo que la cuantificación que hace del trabajo realizado es menor del real. Este error se minimiza si entre repetición y repetición si realizamos una breve parada. Igualmente, si deseáis medir con la mayor seguridad posible la velocidad de vuestra fase concéntrica, os recomendamos la lectura del siguiente artículo publicado por Óscar en la web: fiabilidad de las mediciones isoinerciales.

2.- Con cargas cercanas al 1RM, donde la velocidad es reducida, no hemos obtenido lectura de la velocidad por parte del dispositivo. Lo que nos hace pensar que a medida que la velocidad se reduce, el dispositivo tiene menos capacidad de registrar la misma.

3.- Igualmente, no tenemos valores para determinar si la validez y fiabilidad de las mediciones es la misma cuando colocamos el dispositivo en un punto del cuerpo o en el objeto que estamos desplazando (véase, por ejemplo, la imagen 7).

5.2.- ASPECTOS QUE CONSIDERAMOS QUE SE PUEDEN MEJORAR

Sin entrar en la validez y fiabilidad de los datos que arroja el dispositivo, os planteamos una serie de aspectos que consideramos que se pueden mejorar, y posible solución para optimizar vuestro entrenamiento:

1.- Teniendo presente que es interesante la monitorización de la fatiga mediante el control de la pérdida de velocidad, sería un opción muy interesante el poder incluir un porcentaje de pérdida de la misma, donde una señal sonora nos indique que hemos sobrepasado dicho umbral. Como no disponemos de esta opción, os recomendamos que siempre intentéis calcular respecto a la primera o la segunda repetición, tomando como referencia la que indique un valor mayor, la pérdida de velocidad que consideréis oportuna. Por ejemplo, imaginemos que en mi primer levantamiento, obtengo una velocidad de 1m/s, si quiero marcar el límite de pérdida de velocidad en el 20%, debería hacer todas las repeticiones posibles mientras la VMP sea superior a 0.8m/s, parando en aquel momento donde acumule dos repeticiones a una velocidad inferior a 0.8m/s.

2.- A diferencia de otras aplicaciones, la App de Beast no incluye un test que permita obtener el RM, por lo que si deseamos obtener dicho valor es necesario recurrir a una hoja Excel, donde podemos obtener el RM tras realizar una serie de cálculos, o bien emplear aplicaciones móviles como PowerLift.

3.- Como hemos indicado anteriormente, el RM fluctúa entre sesiones, y teniendo presente que el dispositivo no predice dicho valor, sería recomendable anotar nuestro RM calculado de forma diaria en base a la velocidad, lo que nos permitirá; a) ver nuestra progresión, b) ser consciente de como fluctúa el mismo. Aspecto que podemos solucionar anotado nuestros RM diario en una hoja Excel.

sensor-rm

Imagen 19: Ejemplo de Seguimiento del RM diario en Press de Banca.

4.- A nivel más técnico, consideramos que sería interesante que el dispositivo nos facilitase mediciones del rango de movimiento realizado en cada repetición. Esto nos permitiría controlar, no únicamente si existe una pérdida de la velocidad, sino si estamos modificando el desplazamiento que realizamos entre repeticiones (generalmente, ante cargas más altas, el ROM se reduce).

5.- Si no estás acostumbrado a entrenar intentando realizar cada repetición a la máxima velocidad posible, verás que las velocidades que obtienen fluctúan continuamente, lo cual es lógico, ya que al principio estarás más pendiente del valor que te da el propio dispositivo que de las sensaciones que te ofrece tu propio cuerpo. En este caso, no olvides percibir la velocidad de ejecución de forma autónoma e interna, empleando el dispositivo como un elemento que te permita retarte para darlo todo, pero no dependiendo únicamente de él, ya que como hemos comentado anteriormente no tenemos datos de validez y fiabilidad del mismo.

6.- Por último, y por eso lo situamos aquí, para que lo tengas muy presente, es que antes de iniciar un entrenamiento donde el foco de atención se pone en movilizar la carga a alta velocidad, consideramos que es necesario que el dominio técnico del gesto sea perfecto, más aún si vamos a trabajar con cargas elevadas y en ejercicios multiarticulares, por lo que asegúrate bien de que ejecutas el ejercicio de forma técnica correcta en todo momento.

5.3.- ASPECTOS POSITIVOS

Lo primero que debemos destacar es que el entrenamiento coge un aire de frescura, ya que se transforma automáticamente en una competición contra uno mismo en pro de alcanzar en cada repetición la máxima velocidad posible.

En segundo lugar, es innegable que es un salto de calidad el apostar por el control del entrenamiento en base a la velocidad, ya que nos permite cuantificar la fatiga en cada serie o a lo largo de una sesión, lo que lógicamente repercute en un mejor control del estímulo que damos en cada momento y la capacidad de planificar de forma más precisa el siguiente estímulo que vamos a dar, es decir, poder individualizar el estímulo en entrenamiento para cada uno.

6.- REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Conceicao F, Fernandes J, Lewis M, Gonzalez-Badillo JJ, Jimenez-Reyes P. Movement velocity as a measure of exercise intensity in three lower limb exercises. Journal of sports sciences. 2016 Jun;34(12):1099-106. PubMed PMID: WOS:000372026600001. English.

2. Scott BR, Duthie GM, Thornton HR, Dascombe BJ. Training Monitoring for Resistance Exercise: Theory and Applications. Sports medicine (Auckland, NZ). 2016 May;46(5):687-98. PubMed PMID: 26780346. Epub 2016/01/19. eng.

3. Izquierdo M, Gonzalez-Badillo JJ, Hakkinen K, Ibanez J, Kraemer WJ, Altadill A, et al. Effect of loading on unintentional lifting velocity declines during single sets of repetitions to failure during upper and lower extremity muscle actions. International journal of sports medicine. 2006 Sep;27(9):718-24. PubMed PMID: 16944400. Epub 2006/09/01. eng.

4. Pareja-Blanco F, Rodriguez-Rosell D, Sanchez-Medina L, Sanchis-Moysi J, Dorado C, Mora-Custodio R, et al. Effects of velocity loss during resistance training on athletic performance, strength gains and muscle adaptations. Scand J Med Sci Sports. 2016 Mar 31. PubMed PMID: 27038416. Epub 2016/04/03. Eng.

  1. 27 octubre, 2016

    Yo no lo compraría si se busca seriedad. Aquí dejo las razones que se suman a vuestros problemas encontrados:

    1. La toma de velocidad la hace a veces instantes antes de llegar al punto de finalización del levantamiento. Os dejo este vídeo donde se ve muy claramente que antes de terminar el levantamiento el cacharro ya ha tomado medidas (en el primer y tercer levantamiento), resultando totalmente inútil si se pretende medir seriamente la velocidad de un movimiento completo: https://www.instagram.com/p/BLzMsb8gOdo/

    2. No estoy seguro de que aun siga siendo así (en la página no aparece información suficiente), pero antes para poder usarlo era obligatorio pagar mensualmente una cuenta online para poder utilizarlo. Con lo cual al final se trataba casi más de un alquiler de un aparato que de una compra. Esto obligaba también a requerir de conexión de internet en la zona donde entrenes, lo cual es estúpido y una muestra de como la tecnología no siempre juega a favor del ser humano. No se si esto lo han cambiado, pero hace no mucho era así. (En caso de que esto lo hayan cambiado, perfecto)

    Un saludo

  2. 27 octubre, 2016

    Impresionante artículo! llevaba tiempo esperando leer algo así.

    De paso os dejo una duda: el beast sensor no es capaz de predecir el 1RM en base a varios levantamientos submáximos?

  3. 27 octubre, 2016

    Buenas John Donuts,

    En primer lugar, gracias por tu comentario.

    En relación a ellos, te comentamos nuestra opinión, aunque el vídeo que aportas es muy ilustrativo, yo esperaría a ver si se publica algún estudio que compruebe la validez y fiabilidad de las mediciones para determinar hasta que punto los datos que arroja el dispositivo son correctos.

    En relación al segundo, nosotros lo empleamos sin pagar ninguna cuota mensual, y con la conexión de los datos del móvil o de una wifi, sacamos los valores sin ningún tipo de problema.

    Un saludo!!

  4. 27 octubre, 2016

    Buenas Franky,

    Respecto a la cuestión que indicas, es cierto, la app no calcula el 1RM diario. Por ello proponemos emplear una hoja de cálculo, una app complementaria, o ya que tenemos el móvil a mano, podemos tener la diapositiva guardada en el mismo con la relación entre las VMP y el %RM asociado, y hacer un cálculo rápido sobre el 1RM diario.

    Un saludo y gracias por comentar!!

  5. 27 octubre, 2016

    Según tengo entendido, la push band sí se ha demostrado que prácticamente da la lectura de un encoder. Pero del beast sensor no he oído nada.

  6. 27 octubre, 2016

    Franky,

    Sobre la Push Band hay un artículo publicado recientemente donde obtiene una correlación muy buena respecto al encoder en la ejecución de sentadillas con cargas del 25 al 85% 1RM.

    Os dejo el enlace al estudio:

    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26670993

    Sobre el Beast, aun no hay nada, pero será cuestión de tiempo.

    Un saludo

  7. 27 octubre, 2016

    La verdad que deja bastante que desear su funcionamiento en el vídeo que ha puesto John Donuts.

  8. 27 octubre, 2016

    Yo dispongo del sensor desde hace un tiempo y estoy muy de acuerdo con todo lo que decís, aunque realmente lo uso puntualmente y aún he de exprimirla más. De cara a powerlifting decir que creo que funciona mejor en sentadilla y peso muerto que en banca a la hora de detectar todas las repeticiones. También depende de cómo orientes el dispositivo en el espacio. Puedes obtener diferentes mediciones si esta longitudinal al antebrazo o transversal…
    Me decepcionó un poco que no calculara la 1RM y para su precio pensaba que iría a ser más fiable pero bueno, se le puede sacar mucho provecho. A ver si con las actualizaciones mejoran aun más.

    Un saludo

  9. 27 octubre, 2016

    Yo lo que no entiendo es cómo alguien a estas alturas no ha sacado ya algún encoder barato. De electrónica sé bastante poco, pero no me da la impresión de que hablemos de algo extraordinariamente complicado.

  10. 28 octubre, 2016

    Para Zeus:

    1.En caso de que el cacharro del chico del vídeo este defectuoso, entiendo tu propuesta de esperar al estudio. Pero si esto es la norma y no la excepción, no hay que esperar a nada, simplemente si no espera hasta el final del movimiento para tomar medidas NO puede ser fiable ni usado de manera sería.

    2. Me alegro que hayan cambiado lo de la suscripción y hayan acabado con el “alquiler” del aparato. Mi queja meses atrás sirvió para algo… No obstante, te recuerdo que no todo el mundo tiene internet en el móvil, ya sea porque no pueda o quiera. Yo en mi caso no quiero tenerlo, y me impediría usar este aparato en caso de quererlo. Algo en mi opinión ridículo. A esto se suma que en ciertos garajes, si están bajo tierra, no llega el wifi de casa.

    Un saludo

  11. 28 octubre, 2016

    Buenas Jhon Donuts

    Discrepo respecto a lo que comentas, de una sola imagen no podemos sacar resultados concluyentes, como dices puede que el dispositivo en ese caso no este calibrado correctamente, u otros factores que desconozco.

    Desde mi punto de vista, insisto en que antes de hacer una afirmación sobre la validez y fiabilidad, habría que estudiar como se comporta el dispositivo ante distintos porcentajes del 1RM, y cómo de fiable es al realizar las mediciones en diferentes momentos, posiciones y movimientos, y con todo ello poder determinar realmente hasta que punto merece la pena o no hacer la inversión económica para adquirirlo, a la vez que disponer de las condiciones de conexión necesaria para su uso.

    Un saludo

  12. 28 octubre, 2016

    Buenas Fabio

    Lo primero, gracias por tu comentario.

    Como indicas, hay muchas variables que se deben estudiar sobre el dispositivo para ver el potencial real que tiene.

    Respecto al cálculo del 1RM, es algo que si se echa en falta, esperemos que la marca tome nota de todo esto y planteen opciones para ello.

    Un saludo!!

  13. 28 octubre, 2016

    Para Zeus:
    Vosotros sois los que habéis hecho un post donde poníais a prueba este cacharro. Os dejo como petición ponerlo a prueba enserio y realizar esas pruebas más concluyentes si así lo desearais.

    Hasta entonces, y ante los errores observados (repito, ante la evidencia de distintos y graves errores para trabajo serio, sean la excepción o la norma, ya que el comprador no lo conoce), es obligatorio que se saquen conclusiones propias sobre si es inteligente comprarlo o no (elección binaria) y más de cara a un trabajo serio de medición. Tan concluyente como que no se puede simplemente comprarlo a medias.

    Hasta entonces (y hasta que se demuestre el correcto funcionamiento del aparato) mi recomendación es que si se busca seriedad, no se compre este aparato. Y digo esto porque antes de comprarlo, ni sabemos que ejercicios podrán ser medidos correctamente ni sabemos que % del 1RM podrá medir correctamente (atendiendo a tu comentario).

    Nadie se compraría un coche sin saber por donde puede moverse, además si ha visto que tiene fallos en la acción principal para la que ha sido diseñado: moverse, al menos hasta que sepa que donde ha visto los fallos eran coches defectuosos y casos aislados.

    Conclusión: donde si se pueden sacar resultados concluyentes es sobre si estos errores son decisivos o no a la hora de gastarse 250€.

    Un saludo

  14. 28 octubre, 2016

    Buenas Jhon Donuts,

    Creo que el planteamiento no es si beast o push band funcionan igual que un encoder, ya que no lo hacen, e igualmente no cuestan lo mismo que este. Sobre eso creo que no hay mucho más que decir.

    Yo no tengo ninguna intención ni en defender el aparato ni en criticarlo, simplemente me gusta tener datos antes de establecer una afirmación, por ello, creo que es necesario que se hagan estudios para obtener dichos datos. Créeme que si tuviera un encoder a mi libre disposición y las condiciones idóneas para poder hacer pruebas, algo hubiéramos intentado hacer.

    Un saludo y gracias por tus comentarios

  15. 28 octubre, 2016

    Hola a todos,
    mi nombre es Ernst-Vittorio, es el CEO de Beast Sensor, me gustaria comentar dado el gran trabajo realizado por nuestro equipo durante los últimos tres años para llegar hasta la versión actual del producto y el trabajo que siguen haciendo para mejorarlo. Nuestro objetivo y ‘permitir que todo el mundo – incluso los menos expertos – de cuantificar su performance en el gimnasio.
    Algunos comentarios:

    – La exactitud de nuestro producto es actualmente la misma que cualquier otra tecnología similar basado en el acelerómetro
    – Hemos probado un algoritmo mejorado que estará disponible con una actualización a finales de este año para llegar a un nivel muy alto de precisión en el área de 25% -85% de 1RM
    – Después de lo cual el cálculo de la 1 RM será implementado en la aplicación;)
    – El precio de 250 euros es el único que nos permite seguir con vida para seguir trabajando para crear esta innovación

    John, Frank: puedo garantizar que nuestro equipo trabaja todos los días para hacer el producto y los algoritmos cada vez mejores y más precisos, gracias a los feedbacks de cada usuario. Ya tenemos muchos clientes satisfechos. Y todas las actualizaciones están disponibles de forma gratuita simplemente actualizando la App

    Un deportivo saludo,

    Ernst-Vittorio Haendler

  16. 28 octubre, 2016

    Para Zeus:
    -Si que hay productos por ese precio, pero hay que buscarlos.
    -Por supuesto que te creo. Un saludo y gracias.

    Para Ernst:
    -No he hablado de precisión con respecto a nada, sino de Precisión, que es lo que se busca, más claramente hablando en entornos serios o semiprofesionales, donde Precisión más allá de 85% es de suma importancia. No dudo que vuestro producto sea interesante y para el que le interese no creo que haya problema en pagar 250€, pero en vuestra página no aportáis ningún dato sobre Precisión (al menos yo no la he podido encontrar) y creo que es necesario conocer esa información antes de comprar.
    Aprovecho para sugeriros que el aparato no requiera de conexión a internet para su utilización (en caso que así sea).
    Un saludo

  17. 28 octubre, 2016

    Interesante artículo, personalmente más la primera parte que la segunda (propia del Beast).

    Cuando habláis de
    “¿Qué límite debemos marcar como el valor máximo de pérdida de velocidad o qué debemos permitir para no acumular más fatiga?”

    ¿Para qué frecuencia de entrenamiento habláis?
    Porque entiendo que si la frecuencia es 2, tal vez infraentrenaremos, pero si la frecuencia es 7 a lo mejor incluso sobreentrenamos.
    Entiendo que ese valor de pérdida de velocidad dependerá de la frecuencia que le demos al ejercicio, ¿no?

    Sería interesante profundizar en estos temas en otros artículos.

  18. 28 octubre, 2016

    En relación al comentario de John Donuts, es normal que te haga las mediciones mal dado que haces el ejercicio con una parada en tu sticking point cuando estás en la fase propulsiva y el sensor detecta que a finalizado el recorrido.
    Te pongo un ejemplo, en las dominadas si haces series pasando la barbilla y llega un punto que te lastras en exceso o estas fatigado y no llegas a pasar la barbilla el sensor te detectara que a finalizado el recorrido.
    Yo lo uso mucho en dominadas y funciona muy bien! Pero para que funcione a la perfección hay que hacer siempre los movimientos bastante explosivos y sin paradas en mitad del recorrido.
    Simplemente hay que ser consciente que es un sensor inalámbrico, no un encoder con su cable que hay no hay fallo!
    Supongo que en actilaziones futuros incluirán medición de 1 rm en función de algún test o algo similar.
    Un saludo

  19. 29 octubre, 2016

    Para Alberto; según tengo entendido se recomienda una pérdida de hasta el 20% para una frecuencia 2-3, y de 10% para 6-7 días. En alguna ocasión Explosivo también ha comentado entrenar hasta perder solo un 5%.

    Para Alexgc; pues yo en el vídeo no veo una repetición lenta, de hecho se ve bastante explosiva.

  20. 30 octubre, 2016

    Para Franky, pues yo lo veo muy claro que la velocidad la disminuye mucho diría q hasta por debajo de 0,10 y por eso para la medición! Ya te digo estoy harto de usarlo y si no haces el recorrido lineal y sin paradas marca bien! Y eso de que lo hace explosivo es relativo, el inicio es rápido pero luego le cae la velocidad empicado para luego retomar lentamente 📈

  21. 31 octubre, 2016

    Espero que toda esta tecnologia basada en acelerometros pronto sea factible en pulseras cuantificadoras o smartwatch, y que se reduzca el precio. En cuanto a encoders alguno habeis probado chronojump? http://chronojump.org/index.html

  22. 1 diciembre, 2016

    Hablando de esto, que encoder(de cable) recomendáis?

  23. 2 diciembre, 2016

    Buen artículo y buen resumen sobre el tema de la velocidad de los trabajos de Medina y Badillo, la cual uso como seguimiento en mis entrenamientos.

    En cuanto al dispositivo yo soy más de la vieja escuela, me gusta controlar yo mismo todos los parámetros, así sé de primera mano lo que hago bien y siendo consciente de dónde nace el resultado.

    Para quién le interese tengo un archivo de Excel que calcula tu 1RM en base a tu velocidad. No es tan sofisticado como estos aparatos pero no cuesta ni un céntimo.

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.