Gonzalo

AUTOR: GONZALO ROSENDO

¿NOS COMUNICAMOS SUFICIENTE Y BIEN EN EL DEPORTE?

En este artículo hablaremos acerca de un factor de gran relevancia en multitud de modalidades deportivas, con independencia del nivel al que se practique, ya sea élite, amateur o formación: la comunicación.

Imaginad un campo de fútbol; por ejemplo, el estadio Ellis Park en Johannesburgo (Sudáfrica). ¿Alguno recuerda que ocurrió allí un 3 de Julio de 2010?

No os preocupéis, os pongo en situación: Cuartos de final de la copa del mundo, se enfrentan Paraguay y España. En el minuto 55’, hay un penalti señalado para la selección guaraní. El lanzamiento del jugador es despejado por el guardameta español. Al instante de parar, el portero mira al banquillo y dedica la parada a su compañero de portería que se encuentra en el banco (el portero suplente). Más tarde supimos que esta dedicatoria se debía a que Pepe Reina, portero suplente, le dijo donde debía lanzarse si Cardozo era el lanzador de un penalti (segundo 43 del siguiente vídeo).

Dicha situación implica una serie de aspectos importantes como son los antecedentes de la conducta (mensaje sobre dónde lanzarse), el comportamiento (comprender mensaje y realizar actuación) y la consecuencia (refuerzo positivo y aumento de motivación intrínseca).

Sin embargo, ¿qué sucedería si no se hubiese producido dicha comunicación por parte de su compañero? ¿Qué podría haber pasado?

En este artículo responderemos estas cuestiones e indicaremos la importancia de la comunicación en factores como el rendimiento, la cohesión o la motivación.

¿QUÉ ES LA COMUNICACIÓN?

Aunque parezca un término que está a la orden del día, en muchas ocasiones no sabemos bien a lo que se refiere ese concepto. La Real Academia Española tiene hasta 10 acepciones, pero nosotros lo resumiremos en una frase del Diccionario de Psicología y Educación (1998): “transmitir información entre un emisor y un receptor”.

Según diversos autores como Paoli (1983), a esta definición hay que añadirle que esa información debe tener significado para quien la recibe. Es decir que, cuando lanzamos un mensaje y el receptor no es capaz de entender lo que se transmite no podemos hablar de comunicación.

Pongamos un ejemplo en una modalidad deportiva para entender mejor esta definición:
Si en un entrenamiento de baloncesto el entrenador (emisor) quiere dar una instrucción (mensaje) a un jugador (receptor), existen diferentes vías para enviar la información, ya sea de forma verbal o no verbal (canal).

Cuando el entrenador le dice a su jugador que en el salto flexione más las piernas (comunicación verbal) y va haciendo el movimiento corporal de flexión (comunicación no verbal) permite que el jugador si no lo escucha lo vea y le sea más fácil interpretar el mensaje. Si a la hora de repetir la acción, a pesar de las indicaciones del entrenador el jugador hace algo totalmente distinto, quedaría claro que el jugador no lo ha entendido y que, por tanto, no podemos hablar de comunicación.

deporte entrenador

deporte emisor

¿POR QUÉ TENEMOS PROBLEMAS A LA HORA DE COMUNICARNOS?

Martens (1987) propone las siguientes causas como responsables de que se dificulte la comunicación entre deportistas o entre entrenador y deportista:

– No se transmite bien lo que se quiere decir porque se carece de habilidad verbal o no verbal. A veces un entrenador no es capaz de explicarle a un deportista de formación (niños) algo técnico porque necesita utilizar palabras más fáciles y coloquiales para que los niños lo entiendan.

– La falta de atención del deportista hace que no reciba el mensaje de manera adecuada.

– El deportista no comprende la información que le llega. Si en la vida cotidiana muchas veces ocurre que alguien no entiende o malinterpreta lo que hemos querido decir, imagínense bajo la presión de una competición, un entrenamiento o un momento importante en la carrera de cualquier deportista.

Cuando estemos ejerciendo cualquier deporte y queramos comunicarnos con alguien lo primero que debemos hacer es ponernos en el lugar de nuestro receptor. ¿Está atento a mi mensaje, puede recibirlo? ¿Quizás está en un estado que le es difícil ahora recibir cierta información?

Por ejemplo, no es muy conveniente que cuando un compañero de equipo falle, sea corregido al instante (seas entrenador o compañero), puesto que posiblemente se cumplan todas las condiciones anteriores para que la comunicación no sea óptima. Deberíamos esperar el tiempo que sea oportuno en función de cómo interpretamos la situación de la otra persona.

deporte pedro

TIPOS DE COMUNICACIÓN

Según la mayoría de libros de Psicología de la Actividad Física y del Deporte existen dos tipos de comunicación principales: comunicación verbal y comunicación no verbal.

Crespo y Balaguer (1994) indican que la comunicación no verbal hace referencia a las emociones, y la comunicación verbal a aspectos cognitivos. Además, hay veces en que la comunicación no verbal puede ser sustituta de la verbal o ser un apoyo de esta.

Centrándonos en cada una de ellas por separado, la comunicación verbal la podemos clasificar como la principal forma de transmitir información y de conseguir que los demás nos entiendan. Teniendo en cuenta el apartado anterior sobre los problemas a la hora de comunicarnos es importante que el emisor controle esas dificultades para llevar a cabo una buena comunicación verbal.

Por su parte, la comunicación no verbal si la relacionamos con las emociones como comentábamos anteriormente tiene un control más complicado. Por ello, para mejorar la comunicación no verbal hay que intentar hacerla consciente, intentar pensar en cómo gesticulamos con las manos, la cara, la posición del cuerpo…gran ejemplo de ellos son los emoticonos tan presentes en RRSS y métodos de comunicación a distancia.

deporte emoticonos

Martens (1987) dice que existen tres maneras de comunicación no verbal:

1. Lenguaje corporal: relacionado con la apariencia física, postura corporal y gestos.
2. Proximidad física: Simplemente con la distancia podemos transmitir algo.
3. Paralenguaje: Se refiere a la manera en la que se transmite el mensaje y que muestra el estado del emisor o la intencionalidad. Por ejemplo: el tono, pausas o volumen.

Os habréis fijado lo que nos gusta ejemplificar las cosas. A continuación lo haré con una ilustración. ¿Qué diferencia veis en estas dos fotografías?

deporte cristiano

En términos de comunicación, el jugador transmite dos cosas muy diferentes de una imagen a otra a través de la vía no verbal. Nosotros podemos interpretar de muchas maneras el significado de la imagen, pero seguro que en su momento la persona a quién iba dirigida supo apreciar lo que le quería transmitir su compañero o rival.

TRABAJAR HABILIDADES COMUNICATIVAS PARA MEJORAR OTROS PROCESOS BÁSICOS

Aunque podemos señalar ciertas conductas que servirían para ser un mejor comunicador, es importante señalar que es necesaria la motivación y el esfuerzo de la persona por querer conseguir mejorar su comunicación. Así que, además de anotar estas necesidades, es conveniente entrenarlas en el día a día para poder moldear y modificar un proceso que se lleva aprendiendo durante muchos años (Dósil, 2008):

– Una cualidad importante es escuchar a la persona a la que queremos transmitir un mensaje, estar receptivos y demostrarlo.

– Cuando estamos realizando deporte tenemos que saber aceptar comentarios que quizás no son halagos ni refuerzos, hay que saber encajar las críticas constructivas que nos llegan, esto permite contestar de forma correcta.

– Si estás en mitad de una competición o un entrenamiento y te encuentras concentrado, no es la mejor opción dar muchos rodeos para transmitir una corrección o mandar una acción, el mensaje debe ser conciso y directo.

– A la hora de comunicarse lo mejor es hacerlo en positivo, en lugar de decir: “lo haces mal, no hagas esto”, es mejor decir: “si lo hacemos así, posiblemente saldría mejor”.

– Intentar tomar la mejor posición y un buen aspecto para incrementar el significado de la comunicación no verbal.

– Una técnica para ir mejorando la comunicación y ensayando es realizar role playing. Dicha técnica consiste en realizar interpretaciones en las que se representa una situación como si se estuvieses llevando a cabo en ese momento.

Es bueno hacer una evaluación de nuestra comunicación a partir de videos, grabaciones de audio… Esto nos permite saber qué debemos mejorar, dónde hemos fallado más y, sobre todo, valorar si estamos mejorando la comunicación.

Por último, aconsejar que estas indicaciones intenten aplicarse intentando individualizar lo máximo posible con quién y en qué momento estemos comunicando.

Dentro del deporte hay un abanico muy amplio de personas que se encuentran en continua comunicación, niños, pues son los padres, directivos, entrenadores, jugadores de distintas edades, deportistas en equipo, deportista y entrenador a nivel individual. Es importante tener esto en cuenta a la hora de utilizar diferentes gestos, palabras, tecnicismos o algunas jergas.

Bibliografía y referencias

– Alzate, R., Lázaro, I., Ramírez, A., y Valencia, J. (1997). Análisis del impacto del estilo de comunicación del entrenador en el desarrollo de la cohesión grupal, la eficacia colectiva y la satisfacción. Revista de Psicología del deporte. 12(1).

– Chicau, C., Silva, C., y Palmi, J., (2012). Programa de Intervención psicológica para la optimización del concepto de equipo (team building) en jóvenes futbolistas. Revista de Psicología del deporte. 21 (1), 49-58.

– Crespo, M., y Balaguer, I., (1994) Entrenamiento psicológico en el deporte, Valencia: Albatros.

– Cruz, J., Torregrosa, M., Sousa, C., Mora, A., & Viladrich, C. (2010). Efectos conductuales de programas personalizados de asesoramiento a entrenadores en estilo de comunicación y clima motivacional. Revista de Psicología del Deporte, 179-195.

– Dósil, J., (2008) Psicología de la actividad física y del deporte. Madrid.

– Martens, R. (1987) Coaches guide to sport psychology, Champaign: Human Kinetics.

– Paoli, A., (1983) Comunicación e información, perspectivas teóricas. México: Trillas.

– Vallejo, G., Plested, M., y Zapata, G., (2004). La comunicación no verbal en el nado sincronizado. Educación física y deporte. 23 (2), 79-95.

– Vallejo, G., y Plested, M., (2008). Tipos de comunicación en interacciones deportivas. Ikala, revista de lenguaje y cultura. 13 (19), 43-61.

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
ayuno
AYUNO 16/8: ¿MAYOR PÉRDIDA DE GRASA?

AUTOR: MARCOS GUTIÉRREZ AUTOR: ADRIÁN SASTRE AUTOR:VÍCTOR AYUNO 16/8: ¿MAYOR PÉRDIDA DE GRASA? El ayuno intermitente es un tema sumamente...

Cerrar