Ivan alonso

AUTOR: IVÁN ALONSO

MOTIVACIÓN DEPORTIVA: ¿CONTRA QUIÉN COMPITES?

“No compitas con nadie, no tienes que demostrarle nada a nadie. No tienes que llegar a donde otro llegó, sólo superar tus propios límites. ¡se la mejor versión de ti mismo!”, “No se trata de ser mejor que tu rival, se trata de ser mejor de lo que eras antes”, “A la cima no se llega superando a los demás, sino superándose a uno mismo”…

A todos nos suena. Si prácticas algún deporte o estás metido en el mundo del fitness y alguna vez has buscado vídeos o frases motivacionales para seguir mejorando, lo más probable es que tengas estas palabras grabadas a fuego en la mente. Que lo más importante es que te centres en superarte a ti mismo y no tanto en superar a los demás.

Y en principio parece lo más lógico ¿verdad? Quizás si tenemos en cuenta otras orientaciones motivacionales nos demos cuenta de que estás frases pueden estar limitándonos.

motivacion fitness
ORIENTACIONES MOTIVACIONALES:VISIÓN CLÁSICA

En primer lugar, en psicología (no solo aplicada al deporte, sino en general) la visión clásica de motivación distingue dos tipos de orientaciones: la orientación a la maestría y la orientación a le ejecución. Estas dos orientaciones traen consigo una serie de rasgos emocionales, cognitivos y conductuales.

CONDUCTAS Y ACCIONES

• En la orientación a la maestría, la motivación se dirige a ser mejor de lo que se era en el pasado, más competente. Y, como es lógico, la única manera de saber si eres mejor de lo que eras antes es comparándote contigo mismo. Así, algunas preguntas que se puede hacer una persona con esta orientación serían “¿Cómo puedo hacer esto?” “¿Cómo lo he hecho?”. La incertidumbre se ve como un reto y los errores como algo de lo que aprender.

• Por su parte la orientación a la ejecución consiste más bien en mostrarse mejor (o al menos no inferior) a otras personas. En este caso nos comparamos con los demás. A diferencia de la anterior, en esta orientación veríamos preguntas como “¿Puedo hacerlo?” “¿Lo he hecho bien?”. En este caso la incertidumbre supone una amenaza, y los errores, fracaso.

motivacion carrera

¿CUÁL ES MEJOR?

Las evidencias recogidas nos ayudan a decantarnos más favorablemente por la orientación al aprendizaje. De hecho, cuando la situación es manipulada con la intención de que la orientación motivacional sea hacia la maestría (por ejemplo, actividades en las que la participación no lleva a competir o no es evaluada, como el mundo fitness) se encuentra habitualmente que las personas:

⋅ Elegimos retos de mayor complejidad en relación a nuestras capacidades;

⋅ Somos menos susceptibles a nuestros errores; es decir, no les damos tanta importancia;

Percibimos la actividad como más placentera y nos implicamos más emocionalmente.

⋅ Presentamos un interés intrínseco por la actividad en sí.

Para que nos hagamos una idea de hasta qué punto llega la diferencia entre ambas orientaciones, personas que se perciben como altamente competentes en una actividad eligen retos poco comprometedores cuando muestran una orientación a la ejecución. Por tanto, todo parece indicarnos que está es la peor forma de orientar nuestra motivación, pero como todos sabemos, en el ámbito del deporte (y casi en todos los ámbitos de la vida) no todo es blanco o negro.

RECONSIDERANDO LAS ORIENTACIONES MOTIVACIONALES

Investigaciones más recientes han ofrecido cierto matiz a lo que hasta ahora se creía. Los trabajos de Harackiewicz, Midgley y Elliot (especialmente la primera autora) han propuesto en primer lugar que la noción de metas de ejecución a lo mejor no se ha conceptualizado como es debido y que, como consecuencia, quizás las conclusiones tan favorables a la orientación a la maestría pueden ser algo precipitadas.

Así, surgió la necesidad de diferenciar dentro de las metas de ejecución dos subtipos: Las metas de aproximación (motivación a mostrar las competencias) y las metas de evitación (motivación a evitar el fracaso). Y, al aparecer estos dos nuevos subtipos, surgió a su vez la necesidad de compararlos de nuevo con las metas de aprendizaje, cuestionando los resultados obtenidos clásicamente.

⋅ Los sujetos orientados al aprendizaje evidenciaron al final del estudio mayores metas de aprendizaje puramente dicho que el resto de los sujetos.

⋅ Los que mostraron ejecución a la aproximación evidenciaron un mayor rendimiento, pero no interés.

Aquellos con metas de evitación obtuvieron los peores resultados del grupo.

También es un hecho reseñable que los sujetos que crearon metas de ejecución no mostraron efectos negativos sobre el interés. Seguro que también te ha llamado la atención que las personas que tenían mayor interés en la tarea no fueron quienes mejor rendimiento obtuvieron, sino aquellos que tenían metas a la ejecución.

¿Cómo podemos explicar que las personas que finalmente “llegaban a la cima” no eran los que se motivacion sparta racecomparaban consigo mismos, sino los que se comparaban con los demás? Las autoras del estudio nos señalan que una posible explicación es que al adoptar metas de ejecución los sujetos estaban muy motivados a superar a sus pares y esto hacía que trabajasen duro.

Un buen ejemplo lo constituye la famosa “barrera de los cuatro minutos”. En la primera mitad del Siglo XX se creía, casi de manera científica, que era físicamente imposible recorrer una milla en menos de un minuto para una persona. Sin embargo, en 1954 Roger Bannister logró romper esta creencia consiguiendo un tiempo menor de esos cuatro minutos. Curiosamente al año siguiente otros dieciséis atletas lograron romper la barrera. Todos ellos tenían la capacidad de hacerlo antes de que Roger lo consiguiese, pero quizás no se exigieron lo suficiente hasta que tuvieron la fuerte motivación de batir a alguien que ya lo había hecho. Y esto es frecuente, la mayoría de las personas señalan como imposible aquello que aún no han logrado y por tanto ni siquiera lo intentan, se conforman.

Y es que si te limitas a hacer lo que se supone que es normal, lo que otros hacen, nunca vas a dar todo lo que puedes dar, no vas a saber lo que puedes conseguir.

“¡No te conformes! Las barreras, los imposibles, dejan de serlo cuando tú dejas de verlos como tal. No consideres suficiente cualquier mejora, piensa una meta que realmente te motive y da todo de ti mismo hasta que la meta inicial sea sólo trabajo acumulado para luchar por tu siguiente meta”.

motivacion sprint

COMO CONCLUSIÓN

Lo que más nos interesa es que la nueva consideración de las orientaciones motivacionales hizo patente el hecho de que realmente no está justificado contemplar ambos tipos de metas como incompatibles. La llave del éxito podría encontrarse en combinar ambas orientaciones.

De este modo, las metas de aprendizaje (coloquialmente podríamos decir el luchar contra uno mismo) podrían ayudarte a centrar la atención en que aspectos debes seguir mejorando, mientras que las metas de ejecución (luchar por ser el mejor en un deporte o actividad) podrían hacer fuerte la pasión por conseguir aquello que te propongas.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que alguien te diga que tienes que luchar contra ti mismo y que no intentes superar a los demás, piensa bien si realmente te conformas únicamente con eso o está vez vas a trabajar duro de verdad. Recuerda que aunque no todos los que se esfuerzan consiguen triunfar, si quieres triunfar solo hay un camino, ¡Esfuérzate!

Referencias

• de la Fuente Arias, J. (2004). Perspectivas recientes en el estudio de la motivación: la Teoría de la Orientación de Meta. Electronic journal of research in educational psychology, 2(3), 35-62.

• Dweck, C.S. (1986). Motivational processes affecting learnig. American Psychologist, 41, 1040-1048.

• Dweck, C.S. y Legget, E.L. (1988). A social cognitive approach to motivation and personality. Psychological Review, 95, 256-273.

• Jaakkola, T., Ntoumanis, N., & Liukkonen, J. (2016). Motivational climate, goal orientation, perceived sport ability, and enjoyment within Finnish junior ice hockey players. Scandinavian journal of medicine & science in sports, 26(1), 109-115.

• Murcia, J. A. M., Galindo, C. M., Moreno, V., Pardo, P. M., Marín, L. C., & González, R. M. (2012). Motivation, Belief in Ability and Intent to be Physically Active at The End of Compulsory Education. De psicología, 29(2), 175-183.´

• Ruiz Juan, F., & Baena-Extremera, A. (2015). Predicción de las metas de logro en educación física a partir de la satisfacción, la motivación y las creencias de éxito en el deporte. Revista Iberoamericana de Psicología del Ejercicio, 10(2), 193-203.

  1. 8 mayo, 2016

    Gracias por el artículo, creo que es de lo más acertado que he leído. Te felicito

  2. 8 mayo, 2016

    Me gustó mucho el artículo. Es algo que deberíamos tener siempre en cuenta. No dejes de seguir enseñándonos. Gracias

3 Trackbacks

  1. […] Origen: MOTIVACIÓN DEPORTIVA: ¿CONTRA QUIÉN COMPITES? | Power Explosive […]

  2. […] Aunque de manera muy simplista la motivación podría reducirse a esos tres parámetros (elección de una meta, intensidad y persistencia), la realidad es que se trata de un proceso psicológico mucho más complejo, el cual puede ser manejado en función del origen (con diferentes motivos, ya sean motivos básicos, innatos, propios de la especie o motivos sociales, aprendidos), en función de la actividad (pudiendo darse motivación intrínseca a la propia actividad o motivación extrínseca, ajena a la actividad) o en base a diferentes orientaciones motivacionales como ya vimos en este otro artículo Motivación deportiva ¿Contra quién compites?. […]

  3. […] Los deportistas con percepción de control interna están orientados motivacionalmente al aprendizaje y al dominio técnico y no sólo a la competitividad. Por tanto, sus pensamientos implican que el […]

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
71m_J5oCq94.jpg
CÓMO ENTRENAR PIERNAS: ISQUIOS Y GLÚTEOS EN CASA [El mejor ejercicio]

CÓMO ENTRENAR PIERNAS: ISQUIOS Y GLÚTEOS EN CASA [El mejor ejercicio] ██ ¡¡Nuevas camisetas Powerexplosive (Modelo 2016)!! https://goo.gl/nHzvgA ██ En...

Cerrar