Roberto

AUTOR: ROBERTO GARCÍA

HIPOTIROIDISMO: ANÁLISIS GENERAL

El hipotiroidismo es un trastorno endocrino caracterizado por la disminución de hormonas tiroideas, provocado por alguna(s) de las siguientes causas, que se explicarán en profundidad durante esta primera parte de la saga:

1. Una alteración de la glándula tiroides (hipotiroidismo primario),

2. Deficiencia en la producción de Hormona Estimulante de la Tiroides (TSH) en la hipófisis o glándula pituitaria (hipotiroidismo secundario); o

3. Porque el hipotálamo no produce la hormona liberadora de tirotropina (TRH ó TSHRH) impidiendo la secreción de TSH en la hipófisis (hipotiroidismo terciario).

hipotiroidismo tiroides

La glándula tiroides está formada por dos lóbulos y se sitúa en la porción anterior (delantera) del cuello.

Secreta hormonas muy importantes como la triyodotironina o T3 libre y la tiroxina o T4 libre, las cuales realizan funciones sobre nuestro metabolismo; por ejemplo, estimulando a casi la mayoría de los tejidos del cuerpo para producir proteínas y aumentar la cantidad de oxígeno que las células consumen. Otra hormona de gran importancia secretada por esta glándula es la calcitonina, que estimula la construcción ósea.

Para que estas hormonas tiroideas sean formadas, la glándula tiroides necesita yodo, un mineral que contienen algunos alimentos (pescados, marisco, algas, etc) y el agua.

Una cantidad inadecuada de estas hormonas tiene consecuencias generalizadas: algunos estudios han demostrado que el hipotiroidismo puede producir retraso en el desarrollo esquelético, enfermedades cardiovasculares, hipertensión secundaria, el deterioro de la salud reproductiva humana, bocio, y cambios en la estructura y la función cerebral, entre otros.

TIPOS DE HIPOTIROIDISMO

-Hipotiroidismo primario

Es el más frecuente. La glándula está afectada y no funciona correctamente. También puede aparecer bocio (agrandamiento de la glándula tiroides). Hay varias posibilidades:

• Que la función de la glándula sea normal, y la causa sea otra.

• Que la función de la tiroides esté disminuida dando lugar a hipotiroidismo.

• La aparición de bocio es más frecuente en zonas donde hay déficit de yodo, lo que presenta una relación directa con la dieta.

-Hipotiroidismo secundario o central

La glándula tiroidea está en perfecto estado, sin embargo, la hipófisis no secreta TSH, y es por ello por lo que no se producen las hormonas tiroideas. En estos casos no aparecería bocio.

hipotiroidismo hipofosis
-Hipotiroidismo terciario o periférico

Es el hipotálamo el que se ve afectado. No produce la Hormona Liberadora de Tirotropina (TRH), haciendo que todo el conjunto se vea afectado, puesto que sin esta, la pituitaria no puede secretar la TSH y, a su vez, la tiroides tampoco es capaz de secretar sus hormonas.

hipotiroidismo hipotalamo
– Otras clasificaciones

Además de estos tipos, cuya clasificación es la más común y se realiza según el nivel anatómico donde se produzca la disfunción, dependiendo de diferentes factores, se pueden realizar otras clasificaciones del hipotiroidismo:

Según el momento de inicio de la patología: hipotiroidismo congénito (se presenta en el momento de nacer, o incluso antes) o hipotiroidismo adquirido.

De acuerdo a su severidad: hipotiroidismo subclínico (niveles de TSH elevados, con hormonas tiroideas libres dentro de rangos normales) o hipotiroidismo clínico (baja concentración de T4 libre en sangre con TSH elevada).

Más del 90% de los casos de esta patología son primarios (por una menor cantidad de tejido glandular de la tiroides) y de estos, más del 70% son subclínicos.

hipotiroidismo patologia
CAUSAS

-Tiroiditis de Hashimoto o autoinmunitaria

La causa más común de hipotiroidismo es la denominada Tiroiditis de Hashimoto, que da lugar a una reacción autoinmune que consiste en la destrucción progresiva de la tiroides (el organismo no la reconoce como propia, por lo que procede a su destrucción por medio de anticuerpos que produce el sistema inmune).

Esta afección es muy común en mujeres a partir de los 40 años, aunque puede darse también en los varones, y a otras edades.

-Tiroiditis posparto

Suele ser asintomática, por lo que la mayoría de las veces no se diagnostica. La mujer afectada sufrirá inicialmente hipertiroidismo y, posteriormente, hipotiroidismo. En el 80% de los casos las pacientes recuperan el funcionamiento normal de la glándula al cabo de un año aproximadamente.

-Defectos congénitos

• Hipotiroidismo congénito: al nacer, la persona presenta la enfermedad.

• Hipotiroidismo adquirido en el periodo neonatal: cuando se desarrolla poco después del nacimiento.

hipotiroidismo bocio

– Otras causas de hipotiroidismo

• Terapias de radiación en el cuello para el tratamiento de cáncer o una glándula tiroides hiperactiva (Ej: yodo radioactivo).

• Extirpación quirúrgica de parte o de toda la glándula.

• Tiroiditis granulomatosa subaguda.

• Medicamentos antitiroides (como el carbimazol, metimazol o propiltiouracilo).

• Tratamiento con litio, empleado en problemas de psicosis maniaco-depresivas.

• Carencia crónica de yodo en la dieta.

• Ausencia o desarrollo anormal de la glándula.

• Por insuficiencia de la hipófisis y que no sea posible estimular la tiroides.

• Formación defectuosa de las hormonas tiroideas.

SÍNTOMAS

El desarrollo de la enfermedad es habitualmente lento y progresivo. Sus síntomas se relacionan con una disminución en la actividad funcional de todos los sistemas del organismo, son sutiles y pueden confundirse con una depresión.

Los síntomas más comunes son los siguientes:

• Expresiones faciales toscas, voz ronca y dicción lenta.

• Párpados caídos, los ojos y la cara con un aspecto hinchado y abultado.

• Aumento de peso, tanto por retención de agua y sal como por la disminución del metabolismo basal.

hipotiroidismo sintomas

• Heces duras o estreñimiento.

• Períodos menstruales más abundantes o regulares.

• Fatiga.

• Sensación de frio y poca tolerancia a este.

• Piel pálida por anemia y vasoconstricción periférica de los vasos sanguíneos.

• El cabello se vuelve ralo, áspero y seco, y la piel cambia a áspera, gruesa, seca y escamosa. Las uñas son quebradizas y débiles.

• El pulso se vuelve más lento, y las palmas de las manos y las plantas de los pies adquieren un color anaranjado (carotenemia).

• Algunas personas se vuelven olvidadizas y parecen confusas o dementes (sobre todo, en personas mayores).

Si no se trata el hipotiroidismo adecuadamente, podría llegar a producir un coma mixedematoso (nivel de la hormona T4 extremadamente bajo), aunque es muy poco frecuente, y se caracteriza por:

• Temperatura por debajo de lo normal.

• Disminución de la respiración.

• Presión arterial baja.

• Niveles bajos de azúcar en sangre.

• Falta de reacción o respuesta.

• Estados de ánimo inapropiados o poco característicos de la persona.

DIAGNÓSTICO

Es importante realizar un diagnóstico temprano de esta enfermedad. La forma de diagnosticarlo es realizando una serie de pruebas, la cuales consisten en:

• Un examen físico.

• Radiografía del cuello.

• Analítica completa con interés en los niveles de TSH, tiroxina (T4), T3 libre y reversa, y anticuerpos antitiroideos, en sangre.

Los niveles de las hormonas van a variar según cuál sea la causa de la enfermedad. Un ejemplo claro es el hipotiroidismo subclínico donde en un principio podría no realizarse un acertado diagnóstico dada la complejidad del mismo.

La T3 es una hormona activa, cuyo 60% de producción es a partir de la T4. La T3 es una hormona energética que marca las pautas de velocidad con que se realizan todas las funciones de nuestro organismo (digestión, desinflamación, reparación…). Si la T3 libre está deficiente (< 0.3 ng/dL), aunque es los análisis se detecte TSH en valores normales, existirá hipotiroidismo subclínico.

hipotiroidismo diagnostico
Del 40% restante de la T4 que no se convierte en T3, un 50% (20% del total de T4) se convierte en T3 Reversa (valores normales = 11 – 32.2 ng/dL), una hormona inactiva opuesta a la T3. En situaciones de estrés la demanda puede aumentar en más del 50% ocasionando síntomas de hipotiroidismo aunque los resultados de los análisis sean normales.

Algunas de esas situaciones por las que el organismo puede crear un exceso de T3 Reversa serían demasiada T4 sintética (Eutirox, etc.), diabetes, hipoglucemia, resistencia a la insulina, píldora anticonceptiva, fatiga adrenal, cortisol alto/bajo…

El ratio T3 reversa / T3 total es el marcador más útil para el hipotiroidismo tisular y como marcador del funcionamiento celular disminuido. Este debería ser del 10% ó más; por lo que si es menor, significa que existe un problema con la T3 Reversa.

TRATAMIENTO

Una vez sufres de hipotiroidismo, este requiere tratamiento de por vida. En aquellos casos en los que la causa sea circunstancial o temporal (Ej: tiroiditis posparto), las acciones a tomar no serán curativas sino que servirán para establecer una calidad de vida normal, evitar un empeoramiento y evitar los posibles efectos adversos.

El tratamiento farmacológico consiste en la administración de la hormona T4. El medicamento más utilizado es la levotiroxina, el cual sigue siendo el más recomendado frente a otros fármacos. Deberá utilizarse la menor dosis posible que restablezca los niveles normales de esta hormona.

hipotiroidismo levotiroxina
También hay que seguir una serie de pautas a la hora de abordar el tratamiento con esta medicación:

• Funciona mejor tomar levotiroxina con el estómago vacío media hora antes del desayuno (en ayunas) para prevenir el deterioro de la absorción por los alimentos.

• No dejar de tomar el medicamento aunque se sienta mejor.

• No se debe tomar junto con calcio, hierro, suplementos multivitamínicos, antiácidos de hidróxido de aluminio y colestipol.

• Se debe informar al médico en caso de síntomas que reflejen un incremento en la actividad de la tiroides como la pérdida rápida de peso, inquietud, temblores o sudoración.

Algunos cambios en la alimentación pueden afectar a la absorción adecuada del medicamento, sobre todo si es una dieta rica en soja o fibra.

Además, la actividad física puede afectar positivamente sobre esta patología. Tanto el tema de la actividad física  como el de la alimentación en personas con hipotiroidismo serán tratados en futuros artículos.

Un paciente con hipotiroidismo, con un buen tratamiento tendrá un peso equilibrado con respecto a su altura (Ej: IMC adecuado), niveles de T4 entre 4 y10 μg/dL (microgramos por decilitro) y TSH entre 0,5 y 5 μUl/L. Una dosis inicial en el tratamiento que resulte segura y eficaz estaría basada en el peso corporal, en el orden de 1.6 μg/kg/día.

En la mayoría de casos, la terapia sustitutiva con levotiroxina restablece los niveles normales de las hormonas tiroideas mientras se mantenga la administración del fármaco. Cabe destacar que las dosis demasiado altas aumentan el riesgo para el paciente de sufrir complicaciones cardíacas y osteoporosis, por lo que recomendamos encarecidamente que sigas las pautas facilitadas por tu médico.

Bibliografía

Brent, G., Davies, T. (2011). Hypothyroidism and thyroiditis. En: S. Melmed, K. Polonsky, P. Larsen, H. Kronenberg (coord.). Williams Textbook of Endocrinology (12th ed.). Philadelphia, PA: Editorial Elsevier Saunders.

Chakera, A., Pearce, S., Vaidya, B.(2011). Treatment for primary hypothyroidism: current approaches and future possibilities. Dove Press, 6, 1-11. doi: 10.2147/DDDT.S12894

Ferri, F.(2015). Hypothyroidism. En: F. Ferri (coord.). Ferri’s Clinical Advisor 2015. Philadelphia, PA: Editorial Elsevier Mosby.

Garber, J., Cobin, R., Gharib, H.(2012). Clinical practice guidelines for hypothyroidism in adults: cosponsored by the American Association of Clinical Endocrinologists and the American Thyroid Association. Endocr Pract.18, 988-1028.

Guber, H., Farag, A. (2011) Evaluation of endocrine function. En: R. McPherson, M. Pincus (coord). Henry’s Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods (22nd ed.). Philadelphia, PA: Editorial Elsevier Saunders.

Jonklaas, J., Bianco, A.C., Bauer, A.J., Burman, K.D., Cappola, A.R… Sawka, A.M.(2014). Guidelines for the treatment of hypothyroidism: prepared by the american thyroid association task force on thyroid hormone replacement. Mary Ann Liebert, Inc., 24(12), 1670-1751. doi: 10.1089/thy.2014.0028

Salvatore, D., Davies, T., Schlumberger, M.(2011). Thyroid physiology and diagnostic evaluation of patients with thyroid disorders. En: S. Melmed, K. Polonsky, P. Larsen (coord.). Williams Textbook of Endocrinology (12th ed.). Philadelphia, PA: Editorial Elsevier Saunders.

Vallarino, D.C.(2015). Estado nutricional y su relación con el hipotiroidismo en mujeres de 40 a 65 años de edad en el Hospital SOLCA en la ciudad de Guayaquil, Octubre – Febrero, 2014-2015. (Tesis de maestría). Recuperado de http://repositorio.ucsg.edu.ec/handle/123456789/3849.

  1. 10 marzo, 2016

    Hola
    Me llamo Fernando y tengo hasimoto desde crío,

    Me interesaría tu opinión respecto al deporte,
    Me gusta mucho y llevo un par de años practicándolo asiduamente.,Crossfit,careras de obstáculos,halterofilia.
    Tengo 39 años y me cuesta ganar fuerza…y no soy capaz de mejorar en ningún deporte

    Que me aconsejas

  2. 11 marzo, 2016

    Hola Fernando,

    Supondré por lo que dices que tomas la medicación pertinente. Con esto mejoran bastante los síntomas y las limitaciones, pero depende también del grado de tu enfermedad.

    En general, en pacientes con esta patología existe un déficit en el VO2 max, por lo que el metabolismo oxidativo se resiente. Es decir, existe una cinética de entrada y salida de oxígeno menos eficiente y a menor disponibilidad de oxígeno, más difícilmente suceden ciertas reacciones metabólicas oxidativas que están involucradas con la obtención de energía, la fatiga y el rendimiento físico en actividades intensas y de potencia sobre todo reduciendo el tiempo durante el cual se puede mantener un desempeño alto. El tiempo de descanso también se vería afectado.

    Aun así te digo que sí que tendrías que mejorar poco a poco si tienes una buena alimentación y un buen plan adaptado a tus circunstancias si además tienes la medicación pertinente. No esperes los mismos resultados que otros, hacer esto sería tu gran limitación. Pero sí que tienes que progresar poco a poco, habría que analizar otros posibles limitantes además de tu enfermedad para delimitarlo mejor, aunque tener el problema ya es algo molesto de por sí para conseguir un gran rendimiento. Por lo que entiendo en lo que pones, hacer muchas actividades a la vez sería un gran problema para conseguir una buena adaptación de sobrecompensación y mejoría de fuerza. Realizar descansos más amplios entre series y darte también un buen descanso entre sesiones te sería muy favorable, ten en cuenta que tus funciones metabólicas (las reacciones bioquímicas de tu organismo, tanto de anabolismo como de catabolismo) suceden de forma más lenta y complicada de la media.

    También puedo entender que llevas dos años y has probado todos esos deportes, por lo que tal vez no le hayas dado el tiempo a ninguno para especializarte y adaptarte lo suficiente al método específico de entrenamiento de cada disciplina, junto con algún otro factor limitante. Esto son especulaciones por lo que dices, corrígeme su me equivoco.

    Está por venir más información que te será útil. Espero haberte ayudado compañero.

  3. 11 marzo, 2016

    Muy buen artículo. Espero con ansias los siguientes. Yo tengo h. de Hashimoto e ingenuamente pensé que con la medicación (la cual llevo desde hace año y medio) volvería a tener un desempeño normal. Pero a veces me siento muy cansado, y no progreso como quisiera en las rutinas de fuerza/hipertrofia que hago en el gym.

    Ahora mismo, por primera vez, estoy haciendo un periodo de definición. En el cual tengo días donde estoy fatalmente cansado, y apenas puedo entrenar. Ojalá no tardes en publicar la alimentación y la rutina adecuada para alguien con esto. En verdad es frustrante esforzarse tanto y que tu cuerpo no te responda a veces. Pero bueno, es lo que hay. Saludos y gracias por publicar sobre esto.

  4. 12 marzo, 2016

    Por definición la medicación con levotiroxina es especialmente importante para reducir los síntomas, lo que obviamente implica algún grado de corrección del desequilibrio de la enfermedad. Pero REDUCE, no corrige completamente el problema. Esto hace que siempre haya una pequeña diferencia entre alguien que tiene el problema y alguien que no. ¿Qué quiero decir, que nunca podréis ser fuertes? PARA NADA.

    Veréis, existen muchas patologías y buena parte limitan la capacidad física máxima del paciente. Esto es algo que una persona afectada debe entender, aceptar, y ADAPTARSE porque no se está diciendo que no pueda conseguir algo, solo que lo hará a otro ritmo por la circunstancia bioquímica, anatómica, fisiológica, etc… que sea.

    Entonces, personas “más fuertes del mundo” hay pocas, y entre ellas y una persona normal existen miles de personas con diferentes grados de fuerza. Muchos tienen una fuerza enorme, pero claro, no son “el hombre más fuerte del mundo” que levanta media tonelada en peso muerto y sienten que no están al máximo de lo que pueden dar. Lo cierto es que pocas personas pueden llegar al “máximo nivel”, pero todos podemos llegar a un nivel increíble en relación a nosotros mismos, y en relación a la “normalidad” sobre todo si somos personas dedicadas que hacemos las cosas bien a lo largo del tiempo.

    El que más o el que menos tiene algún tipo de limitación o problema, al menos porque es inevitable que un deportista mínimamente ambicioso llegue a sufrir una lesión (seguramente en aquel ejercicio que más practique y en el que se quiera especializar) y esto deja “marcado” al deportista para siempre. Pero puede recuperarse y superar su punto anterior, ¿debería sentirse frustrado porque si no se hubiera lesionado estaría mejor? Para nada, incluso puedo apostar por que si no se hubiera lesionado no habría aprendido la lección de qué está haciendo mal y cómo corregirlo.

    Un paciente con hipotiroidismo tiene una limitación que la medicación no puede “borrar”, aunque sin duda ayuda. Es una circunstancia especial que lo limitará y le hará funcionar a otro ritmo. Es cuestión de adaptarse, entender esto y saber qué esperar para no frustrarse, y para no forzarse pensando que “tal vez necesito entrenar más” sobre todo porque en esta enfermedad en concreto con más entrenamiento solo acumularás más fatiga y será más costosa la recuperación, así que ese ímpetu sería contraproducente. Tampoco hay que desmotivarse, ¡claro que progresaréis! Pero a vuestro ritmo. Tenéis que llegar a tener una buena planificación (de alimentación, entrenamiento y el descanso suficiente), seguirla y adaptarla a lo largo del tiempo. Siendo dedicados y conociendo vuestra circunstancia, si, incluso quienes padezcan hipotiroidismo, podéis destacar sobre la media.

    Un abrazo y mucho ánimo compañer@s.

  5. 14 marzo, 2016

    Hola, ante todo felicitarte por buen artículo, pero tengo una duda al respecto, después de leer los comentarios.
    Soy una persona muy deportista suelo mezclar entrenamientos de fuerza con entranmientos de atletismo(que son mis dos grandes pasiones =)) y tengo hipotiroidismo. La médica que me trata siempre me ha dicho que una vez consigues, gracias a la medicación, que el valor de hormona sea el ideal no tienes ningún tipo de penalización respecto a una persona normal. Además, hay casos, como el de Cristina Jordan(una atleta de élite de renombre), en el que se ve como con la correcta medicación está al nivel que tenia antes de sufrir la enfermedad.
    Por lo tanto, a ser posible, me gustaría saber la fuente en la que se estudia y se concluye que una persona que llega a los niveles adecuados de hormona, usando medicación, tiene algún tipo de penalización respecto a una persona que no necesita la medicación, ya que me resulta un tema curioso y en mi caso bastante interesante de saber.
    En cuanto a lo que leo en otros comentarios sobre masa muscular, definición y demás, tengo que decir que en mi caso, al menos, progreso incluso más rápido que la gente que conozco que está sana, incluso pese a correr en torno a 100kms semanales. No tengo especiales dificultades para hacer sentadillas con cerca de 200kgs o pesos muertos con 220, por lo tanto, nada de desanimarse, es cuestión sobretodo de no hacer caso a la normativa española ya que en paises como Estados Unidos u otros paises europeos, se ha establecido que lo realmente correcto es que el TSH esté por debajo de 2 y no 5 como pasa en España. Y esto último significa que hay mucha gente que piensa que esta bien por las analíticas, pero realmente sigue estando sin tener la hormona normalizada.
    Un saludo y como he dicho antes, muchas gracias por el artículo.

2 Trackbacks

  1. […] la saga de artículos sobre hipotiroidismo en la que ya hemos tratado las generalidades de la enfermedad y el caso concreto del hipotiroidismo subclínic…, en este nos centraremos en la importancia de los alimentos  para un paciente con hipotiroidismo, […]

  2. […] la serie de artículos sobre hipotiroidismo (Hipotiroidismo: Análisis general , Hipotiroidismo: Importancia de los alimentos), en este trataremos algunas peculiaridades a la […]

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
riesgo
¿EXISTE RIESGO EN LA PRÁCTICA DEPORTIVA?

AUTOR: JON CIAURRI ¿EXISTE RIESGO EN LA PRÁCTICA DEPORTIVA? Los beneficios de realizar actividad física son innumerables y los encontramos...

Cerrar