oscar1 150x150 POWERLIFTING

AUTOR: OSCAR

HALTEROFILIA: INTRODUCCIÓN

Este artículo es el primero de diferentes artículos en los que hablaremos sobre la halterofilia, abordando desde la técnica a la incidencia de lesiones, pasando por su análisis biomecánico. En esta primera parte hablaremos sobre qué es la halterofilia, cuáles son las características físicas necesarias para practicarla y los factores físicos asociados al rendimiento en este deporte y, por último, veremos los métodos de entrenamiento más importantes y utilizados.

INTRODUCCIÓN

La halterofilia es un deporte de fuerza que se incluye dentro de los Juegos Olímpicos de verano. Esta modalidad deportiva fue olímpica en los juegos de Atenas en 1896 y Saint Louis en el 1904, no obstante, desapareció en 1908 y no volvió a formar parte de los Juegos Olímpicos hasta Amberes en 1920. La modalidad femenina se introdujo en los juegos de Sidney 2000.

En la actualidad, la halterofilia está formada por dos ejercicios o movimientos diferentes en los que el objetivo es levantar la haltera (conjunto de peso de la barra y los discos) desde el suelo hasta por encima de la cabeza. Hablamos de la arrancada o snatch y el dos tiempos o clean and jerk.

• La arrancada consiste en levantar la barra por encima de la cabeza desde el suelo con un único movimiento.

• El clean and jerk consiste en levantar la barra hasta por encima de la cabeza desde el suelo en dos movimientos: un primer movimiento en el que la barra va desde el suelo hasta los hombros, y un segundo movimiento en el que la barra debe ir desde los hombros hasta acabar por encima de la cabeza.

halterofilia-snatch

En este deporte existen categorías de peso corporal, aunque estas han sido cambiadas varias veces durante el siglo XX. Las categorías actuales son las que se muestran en la siguiente tabla.

halterofilia-categorias
CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DE LOS HALTERÓFILOS Y FACTORES FÍSICOS ASOCIADOS AL RENDIMIENTO EN HALTEROFILIA

Los levantadores olímpicos son reconocidos por tener unas características físicas bastante concretas, como más densidad mineral ósea y mayor contenido mineral óseo que sujetos “normales” y saludables [1,2,3]. Además, también tienen menos grasa corporal y mayor masa muscular [4,5]. Hay bastantes factores que pueden influir en el rendimiento en la halterofilia. Podemos diferenciar factores que intervienen a corto plazo (como el estado de recuperación del deportista, su estado de hidratación o la calidad del sueño [6]) y factores que intervienen a largo plazo (como psicológicos, edad, antropometría, tipo de fibra muscular o fuerza entre otros) (7). A continuación, vamos a analizar más a fondo alguno de estos factores determinantes del rendimiento.

halterofilia-fibras-musculares
FACTOR 1: EDAD

Numerosas investigaciones han tratado la relación entre el rendimiento en halterofilia y la edad. En la mayoría de ellas los autores han llegado a la conclusión de que la pérdida de rendimiento y su relación con la edad guardan una relación lineal, en la que después de alcanzar el máximo rendimiento se produce una pérdida de rendimiento a medida que se cumplen años [8-10], aunque hay alguna investigación que no encontró una relación lineal entre las dos variables [11].

La reducción del rendimiento en halterofilia parece ser de un 1% por año [11], lo que significa una reducción similar a la capacidad de generar potencia, y que supone una pérdida de velocidad del doble si se compara con las pérdidas de fuerza máxima [12]. Por eso vemos como algunos deportistas de powerlifting, donde el principal atributo físico es la fuerza máxima, son capaces de mantener un alto nivel competitivo con edades incluso por encima de los 50 años. Además, se puede decir que los descensos de rendimiento son más pronunciados en hombres que en mujeres con el paso de los años [9]. La reducción de potencia y fuerza en deportistas máster de halterofilia es similar a la producida en la población general; no obstante, la línea base es bastante superior, lo que hace que un atleta máster de halterofilia tenga la misma fuerza y potencia que un sujeto sano con 20 años menos [12].

FACTOR 2: ANTROPOMETRÍA

Tanto un mayor peso corporal como un porcentaje de grasa menor están asociados a mayor rendimiento en halterofilia [13,14]. La altura no es un factor clave si buscamos la relación que tiene con el rendimiento deportivo, ya que, tanto sujetos de 145cm de estatura como sujetos de 190cm pueden tener un rendimiento deportivo excepcional [15], no obstante, claro está que competirán en categorías de peso diferentes. De manera general se puede decir que, los sujetos con mayor rendimiento pesan entre 5-15kg por encima de su estatura, es decir, un sujeto de 170cm de estatura para tener un nivel de masa muscular adecuado que le ayuden en un rendimiento deportivo óptimo participará en las categorías de -77Kg o de -85Kg.

FACTOR 3: TIPO DE FIBRA MUSCULAR

En una investigación llevada a cabo por Tesch y colaboradores [16] se encontró que un grupo formado por halterófilos y powerlifters tenía mayor proporción de fibras tipo II que un grupo formados por atletas de resistencia, No obstante, no se encontraron diferencias significativas en la proporción de fibras tipo II entre el grupo formado por atletas de fuerza y el grupo control de sujetos no entrenados.

halterofilia-perfil-del-atleta

FACTOR 4: FUERZA

Al ser la halterofilia un deporte de fuerza es evidente que esta capacidad física es fundamental a la hora de conseguir el mayor rendimiento posible. Los halterófilos muestran una mayor fuerza muscular que los sujetos no entrenados [17,18] o que velocistas [17], sin embargo, cuando se compara el 1RM en sentadilla trasera entre halterófilos y powerlifters, la fuerza entre ambos grupos de deportistas de fuerza es similar [18,19].

La fuerza de las piernas es un elemento clave en el rendimiento en snatch, mientras que en el clean, además de las piernas, la fuerza de la espalda es clave [20]. Hay indicios de que los atletas más fuertes muestran mayor rendimiento. Por ejemplo, en la investigación de Beckham y cols. [21] se evaluó el rendimiento en un grupo muy heterogéneo de halterófilos (desde atletas noveles a atletas muy veteranos) y se observó que la correlación entre los resultados en el total de kg levantados en una competición y la fuerza isométrica máxima generada por el muslo fue de r=0,8, de r=0,93 en snatch y de r=0,64 en clean and jerk. La relación más baja del dos tiempos puede ser causa de que la mayoría de fallos en el dos tiempos durante una competición se producen en el jerk o envión, por tanto, el resultado además de las piernas depende muchísimo de los hombros. Stone[22] encontró una relación de r=0,84 entre el 1RM en sentadilla y la arrancada o snatch.

halterofilia-fuerza

Una vez analizadas las características físicas de los halterófilos y algunos de los factores físicos determinantes para el rendimiento en halterofilia, es importante preguntarse cuál es la mejor manera de entrenar halterofilia. Es un tema polémico debido a la multitud de escuelas, pero parece claro que los atletas de halterofilia entrenan con mucha regularidad, entre una y tres veces al día, 6 días a la semana [23]. Entrenar varias veces al día se piensa que ayuda a la hora de recuperar mejor, en consecuencia, los resultados son mejores [24,25].

La mayoría de atletas, además de los dos levantamientos principales de competición, incluyen diferentes ejercicios accesorios que les ayuden a mejorar fases específicas de los levantamientos principales, o ejercicios accesorios de musculación que ayuden a crear masa muscular o que sirvan para arreglar cualquier debilidad o desequilibrio que tenga el atleta [23].

Dado que durante la década de 1980 la mayoría de las medallas de oro fueron conseguidas por los atletas rusos y búlgaros, los dos enfoques de estas escuelas se consideraron como las más eficaces para la mejora del rendimiento en la halterofilia [26]. Los métodos utilizados por países con éxitos deportivos posteriores como Grecia, Irán o Turquía son derivados del modelo búlgaro o del método ruso [27]. El famoso método chino se asemeja en la variedad de ejercicios al método ruso y en la intensidad al búlgaro siendo un híbrido de ambos métodos [27]. No obstante, no se sabe si el gran éxito de estos equipos es gracias al entrenamiento propiamente dicho o al abuso de esteroides y demás sustancias dopantes [28]. En cualquier caso, los dos métodos por excelencia en el entrenamiento de la halterofilia son el método búlgaro y el método ruso. A continuación, vamos a hablar un poco más detalladamente sobre estos métodos de entrenamiento.

EL MÉTODO RUSO Y EL MÉTODO BÚLGARO

Los rusos utilizan, además de los ejercicios principales de competición, ejercicios accesorios como las sentadillas traseras, sentadillas frontales, zancadas, buenos días, power snatch y power clean desde diferentes posiciones de inicio [29]. Por el contrario, los ejercicios utilizados por los búlgaros sólo eran seis: clean and jerk, snatch, power clean, power snatch, sentadillas traseras y sentadillas frontales. Una característica reseñable de los búlgaros era que entrenaban 3 veces al día pero las sesiones era muy cortas, de alrededor de 45 minutos.

Una de las características más relevantes del método ruso es que todo está planeado y planificado de manera detallada y se utiliza una amplia variedad de ejercicios y un alto volumen de entrenamiento realizado con menores cargas relativas, mientras que el método búlgaro se caracteriza por una menor planificación, menor inclusión de accesorios y por utilizar una intensidad más alta si la comparamos con el método ruso [29]. La principal diferencia entre los dos métodos, como hemos dicho antes, es la intensidad; y es que mientras los rusos realizan una media de 600 levantamientos por encima del 90% al año, los búlgaros pueden llegar a realizar hasta 4000 levantamientos por encima del 90% al año [29].

halterofilia-levantamiento
En el siguiente artículo sobre halterofilia, hablaremos de los efectos de los levantamientos olímpicos sobre el rendimiento deportivo.

Referencias

1. Virvidakis, K., Georgiou, E., Korkotsidis, A., Ntalles, K., & Proukakis, C. Bone mineral content of junior competitive weightlifters. Int J Sports Med. 1990;11(3):244-246

2. Conroy, B. P., Kraemer, W. J., Maresh, C. M., Fleck, S. J., Stone, M. H., Fry, A. C., & Dalsky, G. P. Bone mineral density in elite junior Olympic weightlifters. Med Sci Sports Exerc. 1993;25(10):1103-1109.

3. Karlsson, M. K., Johnell, O., & Obrant, K. J. Is bone mineral density advantage maintained long-term in previous weight lifters?. Calcif Tissue Int. 1995; 57(5):325-328

4. Heinonen, A., Sievänen, H., Kannus, P., Oja, P., & Vuori, I. Site-specific skeletal response to long-term weight training seems to be attributable to principal loading modality: a pqct study of female weightlifters. Calcif Tissue Int. 2002;70(6):469-474

5. Nikander, R., Sievänen, H., Heinonen, A., & Kannus, P. Femoral neck structure in adult female athletes subjected to different loading modalities. J Bone Miner Res. 2005;20(3):520-8

6. Blumert, P. A., Crum, A. J., Ernsting, M., Volek, J. S., Hollander, D. B., Haff, E. E., & Haff, G. G. The acute effects of twenty-four hours of sleep loss on the performance of national-caliber male collegiate weightlifters. J Strength Cond Res. 2007 Nov;21(4):1146-54.

7. Mahoney, M. J. Psychological predictors of elite and non-elite performance in Olympic weightlifting. Inter J Sport Psych. 1989;20(1):1-12

8. Ward, T., Groppel, J. L., & Stone, M. Anthropometry and performance in master and first class Olympic weight lifters. J Sports Med Phys Fitness. 1979;19(2):205-12

9. Anton, M. M., Spirduso, W. W., & Tanaka, H. Age-related declines in anaerobic muscular performance: weightlifting and powerlifting. Med Sci Sports Exerc. 2004;36(1):143-7

10. Baker, A. B., & Tang, Y. Q. Aging performance for masters records in athletics, swimming, rowing, cycling, triathlon, and weightlifting. Exp Aging Res. 2010;36(4):453-77

11. Meltzer, D. E. Age dependence of Olympic weightlifting ability. Med Sci Sports Exerc. 1994;26(8):1053-67

12. Pearson, S. J., Young, A., Macaluso, A., Devito, G., Nimmo, M. A., Cobbold, M., & Harridge, S. D. Muscle function in elite master weightlifters. Med Sci Sports Exerc. 2002;34(7):1199-206

13. Sinclair, R. G. Normalizing the performances of athletes in Olympic weightlifting. Can J Appl Sport Sci. 1985;10(2):94-8

14. Fry, A. C., Ciroslan, D., Fry, M. D., leroux, C. D., Schilling, B. K., & Chiu, L. Z. Anthropometric and performance variables discriminating elite American junior men weightlifters. J Strength Cond Res. 2006;20(4):861-6

15. Ford, L. E., Detterline, A. J., Ho, K. K., & Cao, W. Gender-and height-related limits of muscle strength in world weightlifting champions. J Appl Physiol (1985). 2000;89(3):1061-4

16. Tesch, P. A., Thorsson, A., & Kaiser, P. Muscle capillary supply and fiber type characteristics in weight and power lifters. J Appl Physiol Respir Environ Exerc Physiol. 1984;56(1):35-8

17. Mcbride, J. M., Triplett-mcbride, T., Davie, A., & Newton, R. U. A Comparison of Strength and Power Characteristics Between Power Lifters, Olympic Lifters, and Sprinters. J Strength Cond Res. 1999;13(1):58-66

18. Harbili, S. Relationship between lower extremity isokinetic strength and anaerobic power in weightlifters, basketball and soccer players. Isokinet Exerc Sci. 2015;23(2):93-100

19. Di Naso, J. J., Pritschet, B. L., Emmett, J. D., Owen, J. D., Willardson, J. M., Beck, T. W., & Fontana, F. E. Comparing thigh muscle cross-sectional area and squat strength among national class Olympic weightlifters, power lifters, and bodybuilders. Int J Sports Med. 2012;13(2):48-57

20. Shetty, A. B. Quantification of Selected Segmental Strengths in Weightlifting. J Strength Cond Res. 1990;4(2):37-41

21. Beckham, G., Mizuguchi, S., Carter, C., Sato, K., Ramsey, M., Lamont, H., & Stone, M. Relationships of isometric mid-thigh pull variables to weightlifting performance. J Sports Med Phys Fitness. 2013;53(5):573-581

22. Stone, M. H., Sands, W. A., Pierce, K. C., Carlock, J., Cardinale, M., & Newton, R. U. Relationship of maximum strength to weightlifting performance. . Med Sci Sports Exerc. 2005;37(6):1037

23. Storey, A., & Smith, H. K. Unique aspects of competitive weightlifting. Sports Med. 2012;42(9):769-790

24. Häkkinen, K., & Kallinen, M. Distribution of strength training volume into one or two daily sessions and neuromuscular adaptations in female athletes. Electromyogr Clin neurophysiol. 1994;34(2):117-124

25. Hartman, M. J., Clark, B., Bemben, D. A., Kilgore, J. L., & Bemben, M. G. Comparisons between twice-daily and once-daily training sessions in male weight lifters. Inter J Sports physiol Perform. 2007;2(2):159

26. Zatsiorsky, V. M. International Perspective: Intensity of Strength Training Facts and Theory: Russian and Eastern European Approach. Strength Condit J. 1992;14(5):46-57

27. Garhammer, J., & Takano, B. Training for weightlifting. Strength Power Sport. 1992;11:357-69

28. Franke, W. W., & Berendonk, B. Hormonal doping and androgenization of athletes: a secret program of the German Democratic Republic government. Clinical chemistry. 1997;43(7):1262-1279

29. Zatsiorsky, V. M. Intensity of strength training facts and theory: Russian and Eastern European approach. http://www.salisbury.edu. Recuperado el 16 de agosto de 2016 de: http://www.salisbury.edu/sportsperformance/Articles/INTENSITY%20OF%20STRENGTH%20TRAINING%20FACTS%20AND%20FALLACIES%20-%20ZATZIORSKY.pdf

  1. 26 septiembre, 2016

    Gracias¡¡¡ Hacia falta muchísimo artículos sobre halterofilia, un saludo y en espera de mas 😀

One Trackback

  1. […] arrancada o Snatch es el primero de los dos levantamientos requeridos en la halterofilia, y consiste en llevar la barra desde el suelo hasta por encima de la cabeza en un único […]

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
hrc
HRC (High-Resistance Circuit Training)

AUTOR: ANTONIO EXPÓSITO HRC (High-Resistance Circuit Training) La carga de entrenamiento está compuesta por intensidad, volumen, duración, frecuencia, etc. Sin...

Cerrar