Antonio A Lenferding

AUTOR: ANTONIO A. LENFERDING

GRASA CORPORAL Y MASCULINIDAD

La ciencia nos demuestra que la cantidad de grasa corporal es inversamente proporcional a los niveles de testosterona e incluso a la calidad del semen. Interesante, ¿verdad?

GRASA CORPORAL, TESTOSTERONA Y FERTILIDAD

La testosterona es la hormona masculina por excelencia. Esta está vinculada al desarrollo muscular y óseo, a la pérdida de grasa, a la fertilidad y, en general, a un estado de salud óptimo del género masculino. Las concentraciones más altas de libido en hombres se dan entre los 20-27 años, mientras que para las mujeres, ocurren a partir de los 30-35 años. Pues bien, libido alta se relaciona con alta testosterona, aunque no hay que confundirlas entre sí.

La relación entre la testosterona y grasa corporal se puede observar en un interesante estudio realizado en 2015 en el que varios científicos analizaron a 57 hombres adultos con obesidad mórbida (de los cuales, 33 padecían de diabetes tipo 2) y 25 hombres adultos con un peso normal.

Tras la valoración del tamaño de las células del tejido adiposo, los niveles de triglicéridos en sangre y, por supuesto, de los niveles de testosterona libre, se demostró que los niveles de triglicéridos en sangre y el tamaño de las células adiposas resultaron ser inversamente proporcionales a los niveles de testosterona libre.

grasa corporal células
Además, a 40 de los sujetos obesos del estudio se les sometió a un bypass gástrico y sus niveles de testosterona libre, analizados 2 años después, eran superiores respecto a los originales gracias a la pérdida de grasa que habían experimentado a lo largo de todo ese tiempo.

En cuanto a la calidad del semen, la pérdida de grasa resulta ser un arma efectiva contra la infertilidad. Tras un único mesociclo de pérdida de peso de 14 semanas, 43 hombres adultos inicialmente obesos mejoraron la calidad del esperma. Según los investigadores, un alto porcentaje de grasa se asocia positivamente a la infertilidad.

GRASA CORPORAL Y SENSIBILIDAD A LA INSULINA

Sabemos que la sensibilidad a la insulina es un aspecto crucial para mejorar el rendimiento deportivo y la composición corporal. En pocas palabras, un individuo sensible a la insulina es eficaz y eficiente a la hora de asimilar los hidratos de carbono como glucógeno y un individuo resistente a la insulina no tanto, acumulando este último un mayor porcentaje de hidratos de carbono como grasa.

grasa corporal insulina
En un estudio del año 2000, varios individuos delgados y obesos se sometieron a un superávit calórico común. El resultado fue que el peso que ganaron los individuos delgados contenía un 60-70% de tejido magro, mientras que el peso que ganaron los individuos obesos contenía un 30-40% de tejido magro, vinculando la sensibilidad y la resistencia a la insulina con, respectivamente, niveles bajos y altos de grasa corporal.

CONCLUSIÓN Y RECOMENDACIONES

Un exceso de grasa corporal, además de suponer un problema grave para la salud relacionado con riesgos de eventos cardiovasculares y alteraciones endocrinas en general, minimiza los niveles de testosterona, promueve la resistencia a la insulina e incluso la infertilidad.

Sería recomendable, por tanto, mantener siempre porcentajes de grasa corporal relativamente normales o bajos; igual o menor al 17% en hombres (edad media 35 años) y menores al 23-25% en mujeres (edad media 35 años). Para ello, os invitamos a visitar las numerosas entradas de nuestro blog que hablan de metodología de entrenamiento y dieta.

REFERENCIAS

• Bekaert, M., Van Nieuwenhove, Y., Calders, P., Cuvelier, C. A., Batens, A. H., Kaufman, J. M., … & Ruige, J. B. (2015). Determinants of testosterone levels in human male obesity. Endocrine, 50(1), 202-211.

• Forbes, G. B. (2000). Body fat content influences the body composition response to nutrition and exercise. Annals of the New York Academy of Sciences, 904(1), 359-365.

• Håkonsen, L. B., Thulstrup, A. M., Aggerholm, A. S., Olsen, J., Bonde, J. P., Andersen, C. Y., … & Ramlau-Hansen, C. H. (2011). Does weight loss improve semen quality and reproductive hormones? Results from a cohort of severely obese men. Reprod Health, 8(1), 24.

• Spalding, K. L., Arner, E., Westermark, P. O., Bernard, S., Buchholz, B. A., Bergmann, O., … & Concha, H. (2008). Dynamics of fat cell turnover in humans. Nature, 453(7196), 783-787.

• Vouyoukas E. (2011). The Influence of Sexual Activity on Athletic Performance. Master of Applied Science (Exercise Science) at Concordia University Montreal, Quebec, Canada.

  1. 22 abril, 2016

    Me encanta la manera tan clara, sencilla y facil de entener

  2. 22 abril, 2016

    Muy bueno!!! ?????

  3. 22 abril, 2016

    Muy acertado y con gran precisión expresiva. Me gustaría ver mas publicaciones de esta firma. Un saludo

  4. 24 abril, 2016

    Muy buena reflexion amigo!??

  5. 27 abril, 2016

    Significa esto también, que una suplementación para producir más testosterona (en un vídeo Power trata el tema), reportaría una pérdida de grasa corporal?

    Más aún, mejoraría la composición corporal?

    Gracias y un saludo,

  6. 9 mayo, 2016

    JCrossfit:

    Suplementarte para maximizar tus niveles de testosterona provocará (en teoría) que tu cuerpo sea (un poco) más eficiente ganando/manteniendo músculo y perdiendo grasa, pero las calorías seguirán siendo determinantes y no podrás perder grasa sin un déficit calórico.

    Lo ideal sería mantener niveles óptimos de testosterona a largo plazo, mediante el entrenamiento con cargas, la nutrición óptima, un descanso adecuado y evitando tener un % alto de grasa corporal.

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
musculatura
ACTIVACIÓN DE MUSCULATURA AGONISTA-ANTAGONISTA EN SUPERSERIES

AUTOR: JON CIAURRI ACTIVACIÓN DE MUSCULATURA AGONISTA-ANTAGONISTA EN SUPERSERIES Sabemos que la planificación perfecta invariable no existe y que esta...

Cerrar