oscar1 150x150 POWERLIFTING

AUTOR: OSCAR

¿EXISTE REALMENTE LA HIPERTROFIA SARCOMÉRICA Y SARCOPLASMÁTICA?

Cuando un deportista acude al gimnasio para entrenar sus dos objetivos principales serán: Aumento de sección transversal del músculo (hipertrofia) y aumento de la fuerza y/o potencia (rendimiento). La clave radica en qué tipo de entrenamiento realiza esa persona para conseguir uno de los objetivos mencionados anteriormente. Por tanto, podemos diferenciar entre el entrenamiento culturista (cuyo objetivo prioritario es el aumento de hipertrofia o sección transversal del músculo) y el entrenamiento deportivo (cuyo objetivo es el aumento del rendimiento deportivo en base a la mejora de la fuerza y/o potencia). Es importante puntualizar que, en el entrenamiento culturista aunque el objetivo prioritario sea el aumento de hipertrofia, es muy probable que también se consigan mejoras en la fuerza, aunque este no sea el objetivo primario. Del mismo modo, en un entrenamiento de fuerza y/o potencia orientado a mejorar el rendimiento deportivo, aunque el objetivo prioritario sea aumentar la fuerza y/o potencia, seguramente también se consigan aumentos de la sección transversal del músculo, aunque como dice Badillo “esto sea un mal necesario”.

hipertrofia-sentadilla
ENTRENAMIENTO CULTURISTA VS ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

En el entrenamiento culturista, como ya dije antes, el objetivo prioritario es el aumento de sección transversal del músculo dejando los aumentos de rendimiento en un segundo plano. Por el contrario, en el entrenamiento deportivo sucede justo lo contrario, se busca mejorar la fuerza y/o potencia, pero en la mayoría de los casos, que estos aumentos de fuerza y/o potencia no vengan acompañados de aumentos de masa muscular (ya que esto podría suponer no entrar en una categoría de peso determinada o simplemente que aunque aumentes la fuerza absoluta la fuerza relativa no haya aumentado, por tanto, no se está mejorando el rendimiento).

Tanto para la mejora de la fuerza máxima, como, para la de la potencia, las adaptaciones a nivel neural son mucho más importantes que las adaptaciones estructurales, ya que, las mejoras de fuerza pueden conseguirse sin cambios estructurales, pero no sin cambios ni adaptaciones a nivel neuronal (Chicharro y López, 2008 ). Opuestamente, sí que se pueden conseguir cambios estructurales (hipertrofia) sin mejoras de fuerza. Lo que determina la orientación y el tipo de entrenamiento es el aumento o reducción del déficit de fuerza, por ejemplo, con un tipo de entrenamiento que busque la hipertrofia, como objetivo prioritario, se generan interferencias en los canales de trasmisión de impulsos nerviosos, y por tanto, un déficit de fuerza, por el contrario con un entrenamiento orientado a la mejora de la fuerza máxima y la potencia, como el nuestro, se reduce el déficit de fuerza. Por tanto, las adaptaciones neurales son el elemento que más nos interesa mejorar para conseguir un aumento de fuerza dinámica máxima y potencia.

Las mejoras a nivel de SNC o neurales se deben al aumento del reclutamiento y de la frecuencia de estímulo a nivel intramuscular, al aumento de la coordinación intermuscular, (manifestada a través del aumento de la activación de los músculos sinergistas) y por último, mediante una reducción de la activación de los antagonistas mediante la inhibición de los husos musculares (Brown, 2008).
Aquí es donde retomamos un término utilizado anteriormente y que es el gran causante de la teoría de la hipertrofia sarcomérica y sarcoplasmática: El déficit de fuerza.

hipertrofia-pesomuerto
FUERZA, MOMENTO DE FUERZA Y DÉFICIT DE FUERZA

Antes de adentrarnos a hablar un poco sobre el déficit de fuerza, me parece muy importante definir qué es la fuerza. Siguiendo a Badillo y Ribas (2002) la fuerza es, desde el punto de vista de la mecánica, toda causa capaz de modificar el estado de reposo o movimiento de un cuerpo, también es la causa capaz de deformar los cuerpos. Desde un punto de vista fisiológico, la fuerza es la capacidad de producir tensión que tiene el músculo al activarse. En la definición desde el punto de vista mecánico, se atiende al efecto externo de la fuerza, es decir, el efecto observable de la aplicación de fuerza, ya sea frenar o acelerar una masa; en la definición desde el punto de vista fisiológico, se presta más atención al efecto interno, que puede traer consigo un efecto externo.

Normalmente, se tiende a simplificar todo a que el sujeto A levanta 10Kg más que el sujeto B en sentadilla; consecuentemente, el sujeto A esta más fuerte y está generando más fuerza. No obstante, esto no tiene por qué ser así. A continuación voy a poner un ejemplo muy sencillo para que se puede comprender este fenómeno. Antes, es importante decir que la fuerza que está generando una articulación en un ángulo determinado se llama momento de fuerza. El momento de fuerza es igual a la Fuerza (carga) por la distancia al eje de giro de la articulación.

Vamos con un ejemplo con un curl de bíceps. El ejemplo es con un ejercicio monoarticular porque con ejercicios multiarticulares el momento de fuerza seria la suma de momentos de fuerza de todas las articulaciones implicadas, y en el curl de bíceps solo se implica el codo y es más sencillo de ejemplificar.

hipertrofia-fuerza
La L del ejemplo representa un brazo en flexión de 90º, es decir, un típico curl de bíceps. Ahora supongamos que el círculo en ambos brazos representa una mancuerna de 15Kg. Como se puede ver en el ejemplo, aunque los dos, aparentemente, están generando el mismo momento de fuerza en ese punto (es decir, están levantando 15Kg), no obstante, el segundo está generando mayor momento de fuerza ante la misma carga, debido a que su palanca es más desfavorable y hay más distancia entre la mancuerna y la articulación del codo. Y recordemos que, el momento de fuerza es igual a la fuerza que representa la mancuerna por la distancia al eje de giro, en este caso el codo. Como vemos, la biomecánica del movimiento es muy muy importante. Por ejemplo, en powerlifting es determinante y no siempre gana el que mayor fuerza genera desde el punto de vista mecánico, sino que otro que genere menor fuerza pero con unas palancas más favorables, puede mover más carga y ganar.

Todo lo relacionado con el momento de fuerza y las palancas tiene que ver con la fuerza desde una perspectiva mecánica, pero como se mencionó en la definición de fuerza también hay una definición que se relaciona más con la fisiología del ejercicio que dice que, la fuerza es la capacidad del músculo para generar tensión.

Aquí es donde retomamos el término de déficit de fuerza, podemos definirlo como la diferencia entre la fuerza interna que genera un músculo y la fuerza que es capaz de aplicar ante una resistencia externa. Como dijimos anteriormente una persona con un SNC desarrollado tendrá un déficit de fuerza pequeño y será capaz de aplicar prácticamente toda la fuerza generada por sus músculos. Por el contrario, alguien con un déficit de fuerza grande, aunque tenga unos músculos muy grandes que generan muchísima fuerza, puede que tenga un SNC más ineficiente y no sea capaza de aplicar dicha fuerza. Si quieres saber más sobre el déficit de fuerza en este artículo de mi compañero Mario Muñoz se habla sobre este tema. Es muy importante también a nivel fisiológico tener en cuenta la arquitectura muscular y la tensión especifica generada por la fibra dependiendo de su tipología, aunque son temas que trataré en siguientes artículos porque pueden dar mucho de sí.

hipertrofia-poses
Ahora os estaréis preguntado qué tiene que ver todo este rollo con la hipertrofia sarcomérica y sarcoplasmática. Algunos autores lo vieron claro. Su teoría decía que, existen dos tipos de hipertrofia.

• Una hipertrofia sarcomérica, que es más funcional y se basa en el aumento de proteínas contráctiles del músculo (actina y miosina)

• Otra hipertrofia de tipo sarcoplasmática, menos funcional que se centra en el aumento de proteínas no contráctiles del músculo (ribosomas, núcleos, lisosomas etc.) que se encuentran entre las miofibrillas, y en su conjunto son llamadas citoplasma.

Si lo pensamos, esta teoría tiene muchísimo sentido porque hay atletas que sin una gran masa muscular pueden generar muchísima fuerza, es decir, claramente su hipertrofia es sarcomérica. Por el contrario, existe la creencia bastante generalizada de que los culturistas no tienen la fuerza que deberían tener de acuerdo a los niveles tan grandes de masa muscular que poseen, por tanto, su hipertrofia es sarcoplasmática y “sus músculos están llenos de agua”. El problema de esta teoría es que siendo tan fácil de entender se extendió como la pólvora…sin embargo, es mejor no sacar conclusiones adelantadas, ya que, puede pasar como con las grasas saturadas y el colesterol que durante décadas hemos estado equivocados.
Pues bien, esto no funciona exactamente así. Quizás ahora entiendes mejor por qué nos hemos detenido antes a hablar un poco sobre fuerza, déficit de fuerza etc. Como dijimos antes, una cosa es la tensión que genera un músculo, que está estrechamente ligada a su sección trasversal, es decir, a mayor masa muscular el músculo generará mayor tensión. No obstante, como también se dijo antes, el factor nervioso es el más importante a la hora de ser capaz de utilizar esa tensión interna generada por el músculo para producir fuerza útil o aplicada.

QUÉ DICEN LA CIENCIA Y LOS CIENTÍFICOS SOBRE LA HIPERTROFIA

Después de preguntar a varios doctores en Ciencias del Deporte bastante prestigiosos, entre ellos Calbet, todos coinciden en que, aunque es un tema controvertido, no hay evidencia científica de que se puedan producir distintos tipos de hipertrofia de manera crónica por realizar un tipo de entrenamiento u otro. O dicho de otra manera, no hay más hipertrofia relativa de unas partes de la célula respecto a otras. Sí que podemos decir que sí que existe una diferenciación entre proteínas sarcomérica y sarcoplasmática. Las proteínas sarcomérica hacen referencia a las miofibrillas (compuestas por actina y miosina) y tienen la capacidad de contraerse. Las proteínas sarcoplasmática (compuestas por lisosomas, núcleos etc.) no tienen capacidad de contraerse y se sitúan en el espacio entre miofibrillas. Las proteínas contráctiles (miofibrillas) y no contráctiles (espacio intermiofibrilar) son las que forman la fibra muscular junto con las mitocondrias y algunas gotas de grasa. Las miofibrillas representan sobre el 83% del total de la fibra, el espacio intermiofibrilar alrededor del 9%, las mitocondrias sobre un 7% y las gotas de grasa menos del 1% (Wang et al. 1993). Como ya hemos mencionado antes, no hay evidencia de que unas partes de la célula aumenten más su tamaño respecto a otras; por el contrario, sí que hay algunas investigaciones que observan que el contenido relativo de las diferentes partes que forman la célula es igual en sujetos culturistas respecto a los controles (MacDougall et al. 1984). Además, otras investigaciones muestran que después de realizar un entrenamiento de fuerza en sujetos sanos el contenido relativo de la célula se ve invariable (Mikesky et al., 1991; Roman et al., 1993). Por tanto, como el porcentaje relativo de las diferentes partes de la fibra es constante, la fuerza está estrechamente ligada a la sección trasversal del músculo (Eisenberg et al., 1993).

Sí que es importante comentar que, como menciona Bompa y Cornacchio (2010) en su libro, sí que existe una hipertrofia sarcoplasmática aguda después de entrenar, que desaparece a las pocas horas de dicho entrenamiento. Esta hipertrofia es producida por el edema típico que se produce debido al propio entrenamiento, pero repito, tiene carácter agudo y no crónico.

CONCLUSIONES

-Está muy extendida la idea de que existen dos tipos de hipertrofia, una sarcomérica y otra sarcoplasmática. No obstante, y aunque es un tema controvertido, parece que la investigación científica muestra que cuando se produce la hipertrofia de la fibra muscular, tanto las proteínas contráctiles, como las no contráctiles como las demás partes que forman la célula lo hacen en la misma proporción. Por consiguiente, el área de sección transversal está estrechamente ligada a la capacidad de un músculo para generar fuerza.

-Los mecanismos por los que algunos culturistas tengan menos fuerza que otros atletas de fuerza que presentan menos área de sección transversal (hipertrofia) no se deben a que sus músculos sean “agua” sino a otros mecanismo relacionados con la tensión especifica generada por dichos músculos, déficit de fuerza, mejor utilización del SNC etc.

– Quizás ahora veas la hipertrofia de otra manera. ¿Aún sigues pensando que los músculos de un culturista están hinchados de agua y no tienen fuerza?

hipertrofia-levantamiento
BIBLIOGRAFÍA

Badillo, J.J., Ribas J. (2002). Bases de la programación del entrenamiento de fuerza . Barcelona: Editorial Inde.

Bompa, T.O., Cornacchio, L.J. (2010). Musculación: entrenamiento avanzado. Barcelona: Editorial Hispano Europea.

Brown, L. (2008). National Strenght and Conditioning Association: Entrenamiento de la fuerza. Madrid: Editorial Médica Panamericana.

Chicharro, J.L., López, L.M. (2008). Fisiología clínica del ejercicio. Madrid: Editorial Médica Panamericana.

Eisenberg B. Quantitative ultrastructure of mammalian skeletal muscle. In: Peachey LD, editor. Handbook of Physiology, section 10, Skeletal Muscle. Bethesda MD USA: American Physiological Society; 1983. pp. 77–112.

MacDougall JD, Sale DG, Alway SE, Sutton JR. Muscle fiber number in biceps brachii in bodybuilders and control subjects. J Appl Physiol. 1984;57:1399–1403.

Mikesky AE, Giddings CJ, Matthews W, Gonyea WJ. Changes in muscle fiber size and composition in response to heavy-resistance exercise. Med Sci Sports Exerc. 1991;23:1042–1049.

Roman WJ, Fleckenstein J, Stray-Gundersen J, Alway SE, Peshock R, Gonyea WJ. Adaptations in the elbow flexors of elderly males after heavy-resistance training. J Appl Physiol. 1993;74:750–754.

Wang N, Hikida R, Staron R, Simoneau J. Muscle fiber types of women after resistance training – quantitative ultrastructure and enzyme activity. Pflugers Arch (1993) 424:494-502Journal of Physiology.

  1. 6 noviembre, 2015

    Grandísimo artículo!!!
    Leer artículos basados en la evidencia científica pero al mismo tiempo desde la experiencia da mucho gusto.
    Gran trabajo y espero seguir leyendo más como este!!

  2. 6 noviembre, 2015

    Buen Artículo Oscar, sigue así! Abrazos a todo el equipo.

  3. 6 noviembre, 2015

    Entoces, ¿cual seria la diferencia estructural y funcional entre un powerlifter (1-5reps) y un culturista (8-12reps)? Ya que ambos tipos de entrenamiento aumentan en la misma proporcion ambas fibras.

  4. 6 noviembre, 2015

    Y que pasaría si un culturista con una masa muscular muy desarrollada aprendiera a utilizar más eficientemente sus músculos, es decir mejorara su SNC a través del entrenamiento. Sus ganancias de fuerza serían mayores y más rápidas que las de alguien menos musculado? crees que podría ponerse a nivel de competición, de powerlifting por ejemplo, en menos tiempo que la media?

  5. 6 noviembre, 2015

    Buenisimo el articulo!!

  6. 6 noviembre, 2015

    Grande Oscar! Muy buen artículo!!! Espero que algún día la gente aprenda gracias a estos artículos tan cercanos a la realidad y dejen de creerse cualquier cosa que se encuentran por internet. Un saludo compañero!

  7. 6 noviembre, 2015

    Buenas Carlos, como menciono la diferencia no será muy grande y vendrá determinada por el volumen de entrenamiento (normalmente mucho mayor en culturistas) y por el hecho de que un culturista llegue cerca del fallo, haga la fase excéntrica mas controlada etc. y un powerlifter se cuide un poco más de llegar al fallo para no provocar una fatiga excesiva y poder darle más frecuencia al movimiento. De hecho la base del entrenamiento de muchos culturistas es la fuerza (de 1 a 5 repes). Un saludo.

    Hola Mikel, efectivamente hay muchos ejemplos de culturistas que han sido grandes powerlifter, sin ir más lejos franco columbu, arnold, coleman….etc. Busca en facebook al español Daniel Martinez y verás un claro ejemplo de lo que pueden hacer algunos culturistas cuando se pasas al power. Un abrazo.

    Gracias Jorge, José y Pipo 😉

  8. 6 noviembre, 2015

    Gran articulo Oscar, me has despejado toda duda existente leyendo este articulo pero me surge una pregunta. ¿Si quiero aumentar mi seccion transversal del musculo (hipertrofia) pero al mismo tiempo ganar funcionalidad mejorando mi coordinacion intermuscular (reducir deficit de fuerza y + potencia) simplemente trabajando en rangos de 1-5 repeticiones al 85-100% deL 1RM al mismo tiempo que sigo una dieta hipercalorica me bastaría?

    Un saludo y reitero, GRANDISIMO trabajo

  9. 8 noviembre, 2015

    Excelente articulo….sigue así, esperamos puedas dar seguimiento con temas relacionados..

  10. 10 noviembre, 2015

    Sólo algo que comentar respecto a lo que has mencionado sobre el entrenamiento de la potencia en el primer párrafo de este artículo
    ¿Existe el “entrenamiento de potencia”?
     No existe el “entrenamiento de potencia”, porque en cada sesión se entrena la potencia. Solo mejorando la “fuerza aplicada” (fuerza máxima ante una misma carga) se garantiza la mejora de la potencia. Es decir, cualquier entrenamiento que tenga como efecto la mejora de la fuerza, producirá una mejora de la velocidad ante una misma carga, lo que, necesariamente, significa mejora de la potencia.
    Mi fuente es González Badillo solo lo comento porque se me hace raro que se siga mencionando que hay “entrenamientos de potencia” . Me gusto mucho el artículo ? Muy bueno

  11. 10 noviembre, 2015

    Entonces en el libro de David, las tablas donde se divide la hipertrofia en sarcoplasmatica y sarcomerica estarían mal?

  12. 17 noviembre, 2015

    Muy bueno el articulo, habre mucho la mente (algo que debía haber tenido cuando empeze a entrenar) mi enorabuena:)

    En cuanto al libro de Explo, claro que salen los dos tipos, se diferencian y demas pero hay que tener claro que no hay verdad absoluta,conforme pasa el tiempo se va investigando más y por ende descubriendo mas y las ideas cambian, posiblemente la mayoría de libros de un pasado,también no estarán del todo correctos ahora y en un futuro menos o incluso tengan más razón que antes,depende mucho, constantemente nos actualizamos; ) Un saludo

  13. 24 noviembre, 2015

    Notable artículo.
    Ha sido muy entretenido leer algo tan refrescante sobre la teoria del entrenamiento muscular, sin embargo el articulo me ha dejado mas dudas que las que ha resuelto.

    Un culturista tendria el mismo tamaño de fibra muscular que un atleta de fuerza?
    Como un cambio tan simple en la carga de trabajo respecto a la RM y al numero de repeticiones (simplificando excesivamente) puede acarrear cambios tan significativos en la hipertrofia entre un culturista y un atleta de fuerza?
    Un culturista que aprenda a usar su SNC de forma mas eficiente seria superior en fuerza a un atleta de fuerza si ambos tienen momentos de fuerza similares?

    como dice condorito. exijo una explicacion!

  14. 24 noviembre, 2015

    excelente articulo y muy interesante

  15. 24 noviembre, 2015

    En un entrenamiento de hipertrofia útil o de rendimiento hay que tener en cuanta la velocidad de ejecución del ejercicio, dejando de hacer repeticiones una vez que la velocidad de ejecución baje un 30% o más. Y en un culturista la velocidad del movimiento no ha de ser al máximo de velocidad posible.

  16. 24 noviembre, 2015

    No está teniendo en cuenta la velocidad de ejecución del ejercicio. En rendimiento se busca velocidad, sin pérdida de la misma entre repeticiones, generando potencia, aumentando la fuerza, y a nivel de crecimiento muscular en un culturista sin necesidad de tener fuerza para su trabajo las repeticiones han de ser más lentas y series más largas sin tener que realizarlas a una velocidad máxima. Tema muy dificil

  17. 24 noviembre, 2015

    pero ojo desde mi poco conocimiento, que pasa con el tipo de miofibrilla que se produce? quizas el contenido de fibras contráctiles no cambie, pero si el tipo de esta, sean las lentas, “de fuerza” o “explosivas.
    La potencia en física se define como la cantidad de energía liberada por segundo, los ejercicios de potencia si buscan esto, ya que a diferencia de los ejercicios de fuerza, la velocidad del movimiento no varia respecto a la fuerza generada. Es decir un halterofilo que va subiendo sus pesos no cambia el tiempo de ejecución del movimiento, solo cambia la fuerza aplicada en ese tiempo, un powerlifter no le importa el tiempo que se demore, solo le importa en cuanta fuerza genera. De otra forma, la cantidad de energía liberada por segundo en un ejercicio de potencia debe ser mayor que en la de un ejercicio de fuerza, ejemplo de esto es levantar 200kg en presbanca vs 200 en envión, la cantidad de energia gasta de es la misma, pero el tiempo muy distinto y la cantidad de fuerza igual.

  18. 25 noviembre, 2015

    pero los fisicoconstructivismo novatos que usan esteroides muy rapido, ellos no pueden levantar gran cantidad de peso y creo que cualquier experto del deporte sabe la explicacion.

    y tal vez me meti al tema del dopage, pero en el mundo de las pesas la algunos usan los ciclos para aumentar su masa sin saber que pasa en su cuerpo.

    buen articulo felicidades

  19. 11 enero, 2016

    Buen artículo, muy oportuno, pero todavia pienso que los culturistas tienen los musculos llenos de agua y esteroides, por eso su deficit de fuerza es alto, y a su SNC. le será imposible controlar esas células mutantes?

  20. 20 marzo, 2016

    Que gran articulo!

  21. 25 mayo, 2016

    Me hace gracia que los científicos dicen que no hay evidencia científica de que se puedan producir distintos tipos de hipertrofia de manera crónica por realizar un tipo de entrenamiento u otro, osea de entrenamiento (recalco la palabra entrenamiento), ¿pero que dicen al respecto de las sustancias que toman los culturistas? Según estudios científicos, individuos que tomen esteroides ganarán más masa muscular sin hacer ejercicios que personas naturales haciendo musculación, ¿Me estás diciendo que esa masa muscular que han ganado las personas que han tomado esas sustancias no es en mayor parte ”agua”?

  22. 28 mayo, 2016

    Creo que las séries de repeticiones más utilizadas para lograr mayor crecimiento muscular, estimulan en mayor medida convertir el músculo en un gran depósito de glucógeno muscular debido a la fórmula de dichas series y repeticiones, que suelen ser a intensidades no superiores al 85%, lo cual entiendo que provocan adaptaciones mas de acorde a la fuerza resistencia que a la fuerza máxima. ¿Un estímulo que demanda mucho combustible, convierte el músculo en un depósito rico en éste?

  23. 16 junio, 2016

    Me encanto el artículo! mi duda es:

    En el libro de David hace referencia muchas veces a que dichos entrenamientos o métodos van dirigidos ha una hipertrofia sarcoplasmatica, entonces como debemos interpretar esos métodos si en verdad no surge un aumento de las proteínas no contráctiles hay muchas dudas aun sobre las mesa.

  24. 10 agosto, 2016

    Buen articulo. Dentro de los comentarios alguien habla sobre un libro que habla sobre los dos tipos de hipertrofia, como se llama el libro? Para leer un poco, saludoa y gracias

  25. 22 agosto, 2016

    hola, me interesa mucho el entrenamiento de la fuerza. estudio,leo todo lo que puedo y quiero entender el proceso desde adentro. podrian hablar sobre los sistemas energeticos utilizados en cada uno de los entrenamientos. por que por lo que tengo entendido realizar hipertrofia sarcoplasmatica podria traer futuros problemas de salud y esto se estaria dando por la cantidad de repeticiones, el tiempo de ejecucion, los desechos que quedan. espero respuestas. gracias ! muy bueno el informe. saludos!!

3 Trackbacks

  1. […] (TUT, de sus siglas en inglés “Time Under Tension”) es una variable a tener en cuenta para aumentar masa muscular, y digo en este aspecto ya que 1) es el objetivo más buscado en la mayoría de asiduos al gimnasio […]

  2. […]  Nota: La hipertrofia sarcomérica y sarcoplasmática, aunque existen como tal, no hay evidencia de que puedan desarrollarse a niveles distintos entre sí, sino que parecen darse proporcionalmente (tienden a estar en equilibrio) independientemente del tipo de entrenamiento que se realice. Más sobre ello en este articulo: ¿Existe realmente la hipertrofia sarcomérica y sarcoplasmática? […]

  3. […] Nota: La hipertrofia sarcomérica y sarcoplasmática, aunque existen como tal, no hay evidencia de que puedan desarrollarse a niveles distintos entre sí, sino que parecen darse proporcionalmente (tienden a estar en equilibrio) independientemente del tipo de entrenamiento que se realice. Más sobre ello en este articulo: ¿Existe realmente la hipertrofia sarcomérica y sarcoplasmática? […]

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
rhodiola-bote
RHODIOLA ROSEA: EL SUPLEMENTO ANTI-FATIGA

AUTOR: JOSÉ MARÍA RHODIOLA ROSEA: EL SUPLEMENTO ANTI-FATIGA Las personas que conozco que se han suplementado con rhodiola rosea, siempre...

Cerrar