powerexplosive_cano

AUTOR: ENRIQUE

ENTRENAMIENTO EN OCLUSIÓN/RESTRICCIÓN DE FLUJO SANGUÍNEO

Con el presente post, empezamos en el blog una saga de artículos sobre la oclusión del flujo sanguíneo en el entrenamiento, explicando tanto los mecanismos fisiológicos como la evidencia, así como los tipos de manguitos y sus aplicaciones prácticas.

INTRODUCCIÓN

El entrenamiento oclusivo, de restricción de flujo sanguíneo o Kaatsu (entre otros nombres) surge por la imposibilidad para la población anciana de realizar ejercicios de fuerza de alta intensidad.
Su creador fue Yoshiaki Sato en la década de los 70 en Japón.

La técnica consiste en una disminución del flujo sanguíneo del músculo mediante la aplicación de un dispositivo de constricción externa, como un manguito de presión arterial o torniquete, para conseguir un estado de hipoxia temporal.

Una vez realizada la “restricción” se aplican ejercicios de fuerza de baja intensidad (20%-40% de 1RM) y alto número de repeticiones (15-30 o incluso al fallo). Consiguiendo mejoras de hipertrofia y/o fuerza similares a entrenamientos de intensidad alta.

MECANISMOS FISIOLÓGICOS

Pero, ¿qué ocurre en el cuerpo cuando realizamos ejercicio con un dispositivo de oclusión sanguínea?

La siguiente imagen muestra las reacciones del cuerpo durante la actividad con oclusión:

entrenamiento oclusivo
REFLEJO PRESOR DE EJERCICIO

El Reflejo Presor de ejercicio (RPE) juega un papel esencial en la regulación del sistema cardiovascular y respiratorio durante el ejercicio, aumentando la frecuencia cardiaca y tensión arterial, principalmente [17].

El entrenamiento con restricción del flujo sanguíneo activa este reflejo y puede hacerlo de forma gradual dependiendo de la anchura del manguito. Por lo tanto, es de vital importancia en las personas con enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial (HTA), la insuficiencia cardíaca (IC), y enfermedad arterial periférica (PAD) adecuar la intensidad del ejercicio.

RESPUESTAS CENTRALES DEL SISTEMA CARDIOVASCULAR

En [11] observaron valores cardiovasculares centrales inferiores que los estudios de entrenamiento con resistencia tradicionales, se utilizaron diferentes ejercicios.

La coagulación sanguínea no se vio alterada después de la RFS.

La actividad fibrinolítica aumentó después de la RFS, pero no más de lo habitual que después de actividad normal con cargas.

Los efectos explicados se aplican según el estudio en intensidades de hasta una 30% de 1RM, con oclusiones hasta 200mmHg y 15 minutos máximos de duración.

Todo parece indicar que, los cambios en la fuerza muscular conseguidos con RFS se obtienen mayoritariamente por el crecimiento del músculo (hipertrofia) y no por adaptaciones neurales.

DAÑO MUSCULAR Y ESTRÉS OXIDATIVO

La evidencia disponible no apoya la hipótesis de que los BFR en combinación con el ejercicio de baja intensidad aumenta la incidencia de daño muscular.

Después del uso de entrenamiento de RFS no se encuentran cambios en la creatina quinasa o en el contenido de mioglobina en ejercicios de resistencia al 20% de 1RM o al caminar a 50metros/min. [11].

La literatura actual sugiere que hay un daño mínimo o ninguno debido a que:

• No hay decrementos prolongados en la función muscular.

• No hay inflamación muscular prolongada.

• Las calificaciones de dolor muscular son similares al obtenido con bajas cargas.

• No hay elevación de bio-marcadores sanguíneos de daño muscular.

A pesar de esto, la investigación sobre este tema es escasa [8].

DIFERENCIAS ENTRE CONTRACCIÓN CONCÉNTRICA Y EXCÉNTRICA

Es bien sabido que, la contracción excéntrica crea daño muscular después de su entrenamiento por diversos factores [14]. En el siguiente estudio [18] (hay que tener en cuenta que se usaba un modelo animal y niveles de oclusión muy altos) se comparó el daño muscular a nivel celular entre contracción excéntrica y RFS + excéntrico con diferentes niveles de presión:

entrenamiento concentrica
A: Excéntrico sin RFS, B: RFS-140 + Excéntrico, C: RFS-160 + Excéntrico, D: RFS-200 + Excéntrico.

Las diferencias de daño entre el grupo A y D son muy significativas, observándose una gran diferencia de daño en A y prácticamente inapreciable en D. Además, aumentó de forma significativa la fosforilación de S6K1 (relacionado con la hipertrofia).

Resumiendo, el ejercicio excéntrico con RFS favorece las condiciones para conseguir hipertrofia sin aparente daño muscular.

Por otro lado en [24] se observan las diferencias entre la actividad EMG entre los dos tipos de contracción durante la ejecución del ejercicio:

entrenamiento muscular
Como se puede ver en la tabla, en el grupo concéntrico (CON-BFR) la activación muscular aumentaba paulatinamente hasta la cuarta serie; en cambio, en el grupo excéntrico (ECC-BFR) no se producían prácticamente cambios entre la primera y cuarta serie.

En el artículo justo anterior [18] nombraba que aunque no se conseguían picos de fuerza altos en el grupo RFS+200 comparados al grupo sin oclusión sí que había una diferencia positiva entre las puntuaciones más altas del grupo RFS+200 y las más bajas del grupo sin oclusión.

Estos niveles son, lógicamente, bajos pero se conseguían sin daño muscular alguno y mejorando el entorno hormonal para la hipertrofia. Serían necesarios más estudios para determinar el beneficio real del ejercicio excéntrico con RFS quedando claro que no hay daño muscular.

ADAPTACIONES CORTICALES

Adaptaciones corticales a largo plazo iguales a las conseguidas con entrenamiento de altas cargas de forma crónica. [1] Esto es debido a que la excitabilidad corticomotora aumenta rápidamente después del ejercicio con RFS y permanece facilitada durante un máximo de 60 minutos.

Curiosamente, encontramos que el aumento de la excitabilidad corticomotora fue mayor después de un protocolo continuo de RFS en comparación con un protocolo intermitente y de otro con técnicas tradicionales de ejercicio de resistencia.

Falta investigación para aclarar el impacto de estas adaptaciones corticomotoras sobre la fuerza muscular y la función global tras el entrenamiento con RFS con el fin de comprender mejor las adaptaciones neuromusculares que ocurren después del entrenamiento.

DETRIMENTO DE LA FUERZA

En el estudio [23] se ve que, después de un entrenamiento de 6 semanas con RFS, se medía la disminución de la fuerza isométrica y dinámica otras 6 semanas después sin entrenamiento.

entrenamiento fuerza
Los mediciones de fuerza e hipertrofia se mantenían, consiguiendo resultados similares al entrenamiento de fuerza con cargas altas.

BIBLIOGRAFÍA

1. Brandner, C. R., Warmington, S. A., & Kidgell, D. J. (2015). Corticomotor Excitability is Increased Following an Acute Bout of Blood Flow Restriction Resistance Exercise. Frontiers in human neuroscience, 9.

2. Loenneke, J. P., Thiebaud, R. S., & Abe, T. (2014). Does blood flow restriction result in skeletal muscle damage? A critical review of available evidence.Scandinavian journal of medicine & science in sports,24(6), e415-422.

3. Loenneke, J. P., Wilson, J. M., Wilson, G. J., Pujol, T. J., & Bemben, M. G. (2011). Potential safety issues with blood flow restriction training. Scandinavian journal of medicine & science in sports, 21(4), 510-518.

4. Schoenfeld, B. J. (2012). Does exercise-induced muscle damage play a role in skeletal muscle hypertrophy? J. Strength Cond. Res. 26:1441–1453.

5. Spranger, M. D., Krishnan, A. C., Levy, P. D., O’Leary, D. S., & Smith, S. A. (2015). Blood flow restriction training and the exercise pressor reflex: a call for concern. American Journal of Physiology-Heart and Circulatory Physiology, 309(9), H1440-H1452.

6. Sudo, M., Ando, S., Poole, D. C., & Kano, Y. (2015). Blood flow restriction prevents muscle damage but not protein synthesis signaling following eccentric contractions. Physiological reports, 3(7), e12449.

7. Yasuda, T., Loenneke, J. P., Thiebaud, R. S., & Abe, T. (2015). Effects of detraining after blood flow-restricted low-intensity concentric or eccentric training on muscle size and strength. The Journal of Physiological Sciences, 65(1), 139-144.

8. Yasuda, T., Loenneke, J. P., Thiebaud, R. S., & Abe, T. (2012). Effects of blood flow restricted low-intensity concentric or eccentric training on muscle size and strength. Plos one, 7(12), e52843.

  1. 29 febrero, 2016

    Muy interesante, donde se pueden adquirir las cintas para realizar los torniquetes?

2 Trackbacks

  1. […] dado una introducción al entrenamiento con oclusión del flujo sanguíneo y conociendo mejor los mecanismos fisiológicos derivados, en este artículo veremos la evidencia […]

  2. […] (SNC) y la musculatura esquelética. Para más información al respecto, recomiendo consultar este artículo de Enrique […]

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
whey protein-hsn
WHEY PROTEIN: ¿DAÑO RENAL Y HEPÁTICO?

AUTOR: JOSÉ MARÍA WHEY PROTEIN: ¿DAÑO RENAL Y HEPÁTICO? Sabemos que el concepto “batidos de proteína” es un término frecuentemente...

Cerrar