powerexplosive_cano

AUTOR: MIGUEL ÁNGEL

EL PSOAS-ILIACO: ANATOMÍA Y ACCIÓN MUSCULAR

Antes de comenzar – Repaso sobre el Psoas-Iliaco

Este artículo será una continuación del anterior con el objetivo de facilitar la lectura y comprensión. Debe leerse el anterior previamente.

El conocimiento anatómico quedaría resumido en la siguiente “Infografía 3´´, pero como veremos posteriormente, la complejidad de este músculo crea amplia discusión y debate entre autores.

psoas_conociendo
Infografía 3. Conocimiento anatómico del psoas-iliaco(Neumann.,2007)[5].

EL ÚNICO MÚSCULO QUE UNE LA PRIMERA CON LA SEGUNDA PLANTA…

psoas_planta
Infografía 4. Importancia la localización del complejo muscular[5].

Con la infografía vista con anterioridad podremos hacernos una idea de la trascendencia que tiene este músculo en el desarrollo biomecánico de tren inferior y superior.

De hecho, muchos autores consideran la cadera como el centro del cuerpo, de ahí la cantidad de patologías que se pueden causar directa o indirectamente (desde pubalgias, problemas respiratorios o cervicalgias).

PSOAS-ILIACO: ANÁLISIS BIOMECÁNICO

Su complejidad reside en que no tratamos un músculo flexor de cadera como tal, si atendemos a su acción en los diferentes planos y como definen los americanos: “multi-joint´´ o “multi-planar´.

El psoas-iliaco responde de manera diferente según su solicitación se dé en un plano u otro, y aunque conozcamos su principal virtud como flexor, lo que apuntan todas las investigaciones nos hará orientar el trabajo de otra manera, o al menos replantearnos parte del trabajo que orientamos directa o indirectamente a este músculo (véase los crunch/sit ups y otras variantes abdominales o elevaciones de piernas como mejor ejemplo).

psoas_planar
Infografía 5. Acción multi-planar[5,6].

• SU MOVIMIENTO

Aunque el psoas-iliaco se reconoce y divide en: psoas mayor, menor e iliaco (que descansa sobre la fosa iliaca), su acción muscular no se entendería por separado como demostró Basmajian después de un estudio electromiográfico[7].

El psoas-iliaco tiene una importancia vital en los movimientos dinámicos (andar/caminar) en los que ayuda en la flexión y evita posibles desviaciones de la columna, actuando también en movimientos estáticos manteniendo la postura en bipedestación.

Myers postula que el psoas-iliaco responde mejor a las acciones en una situación vertical y de flexión hacia delante sumada a la elevación de la pierna[8].

Al psoas-iliaco se le atribuyen diferentes funciones, entre las que destacan:

-Tronco fijo y piernas en movimiento; produce la flexión de caderas junto con la aducción y rotación externa (puede aumentar, por tanto, la lordosis lumbar).

-Piernas fijas y tronco móvil: puede actuar como extensor en co-activación con otros músculos adyacentes a la cadera [9 y 10].

-Aunque sin duda la acción en la que la mayoría de trabajos e investigaciones destacan su acción es como [11,12,13 Y 14] estabilizador.

• ESTABILIZADOR

La cadera es una articulación “TRIAXIAL´´, lo supone que desarrollará movimiento en diferentes planos. Por eso, según analicemos planos la mayoría de estudios coinciden:

Por ejemplo, un gran número de fuentes coinciden en que es un rotador lateral [1, 9, 10, 14, 17, 18, 19, 20], pero muchas de las mismas aclaran que su capacidad de rotación lateral es débil [10,14,19 y 21]. Debido a su capacidad de rotación débil, Myers describe el psoas mayor como un “no-rotador” [8].

John Basmajian se aventuró a plantear la controversia sobre si es un rotador medial o lateral debería ser abandonada, puesto que sólo destaca como un débil rotador lateral” [7]. Esto está respaldado por el hecho de que un número de autores que ni si quisiera discute la capacidad de la rotación en el plano transversal [5,11,22].

La mayoría de las fuentes no menciona incluso su capacidad para rotar la columna lumbar. De las pocas fuentes que lo hacen, se indica como un rotador contralateral [17, 23]. Esto encajaría con la acción inversa, generalmente, en la articulación de la cadera de [13].

La controversia sobre el psoas-iliaco y sus funciones se acrecienta cuando hablamos de su efecto sobre la columna lumbar en el plano sagital. Al evaluar su tirón en la zona lumbar en el plano sagital se complica, por el hecho de que existe un eje diferente (medio-lateral) del movimiento para cada una de las articulaciones de la columna vertebral lumbar.

Y para añadir más leña al fuego, el hecho de que la columna lumbar se curva en el plano sagital. Y si la columna lumbar tiene una curva lordótica normal, una curva de disminución (hypolordotic) o una curva mayor (hyperlordotic), puede cambiar la línea del músculo al contraer en relación con cada uno de estos ejes[17,23].

El psoas mayor puede afectar directamente el grado de la curva lumbar porque atraviesa estas uniones articulares; e indirectamente puede afectar la curva lumbar cambiando la postura de inclinación pélvica a través de la articulación de la cadera.

Como resultado, la acción del psoas-iliaco en las vértebras lumbares puede ser diferente de su acción, y en otra articulación actuar sobre la zona espino-lumbar. Cada una de estas acciones podría cambiar la posición de las articulaciones implicadas.

No está claro, por tanto, qué sucede en el eje sagital pero sí afirman que el psoas-iliaco aumenta la lordosis [17,15,11].

• ¿ES UN VERDADERO FLEXOR DE CADERA?

Stuart McGill, uno de los mayores expertos mundiales en cuanto a los estudios del raquis, determina que “el papel del psoas-iliaco es puramente como flexor de la cadera”[21].Y muchas fuentes describen que el psoas mayor tiene un papel como flexor de cadera algo efusivo. Janet Travell y David Simons describen “el psoas mayor como un músculo importante de hip flexion´´[10].

Un estudio afirma que el psoas actúa en la flexión de cadera, pero su acción es relativamente débil en el comienzo y el final los rangos de movimiento, y que es más fuerte entre los 45 y 60 grados de flexión[24].

Lo que tendría una conexión directa con la prevalencia de lesiones que acontecen en fútbol como se muestra en la siguiente “infografía 6´´.

psoas_futbol

Infografía 6.Máxima solicitación del psoas-iliaco(Yoshio et al., 2002)[24].

Hasta aquí todo apuntaba a su acción como flexor, pero… siempre existe el `PERO´´.

Diferentes estudios señalan que, la arquitectura de la fibra del psoas mayor no es fusiforme; por el contrario, es unipennate [24,25].

psoas_musculo

Infografía 7.Tipo de músculo.

Los músculos pennate están diseñados para producir una mayor fuerza sobre una distancia más corta, mientras que los músculos nonpennate están diseñados para producir un mayor rango de movimiento (ROM). Por lo tanto, la capacidad del músculo para acortar es menos de lo que se creía. Esto pone en entredicho su eficacia como un flexor de la cadera.

De hecho, muchas fuentes creen que el papel principal del psoas-iliaco no es que realmente mueva los huesos en la articulación de la cadera por contraer concéntricamente, sino más bien para estabilizar los huesos de la articulación de la cadera contrayendo isométricamente [1,9,25].

A lo que Travell y Simons plantean que, el psoas-iliaco sólo asiste a la acción, después de que dicha acción se iniciara por otros músculos[10]. Es decir, es un co-activador en la flexión de cadera.

REFERENCIAS

1. Osar, E. (2012). Corrective exercise solutions: To common hip and shoulder dysfunction. Chichester: Lotus Publishing.

2. Serner, A., Tol, J. L., Jomaah, N., Weir, A., Whiteley, R., Thorborg, K., … & Hölmich, P. (2015). Diagnosis of Acute Groin Injuries A Prospective Study of 110 Athletes. The American journal of sports medicine, 0363546515585123.

3. Weir, A., Brukner, P., Delahunt, E., Ekstrand, J., Griffin, D., Khan, K. M., … & Hölmich, P. (2015). Doha agreement meeting on terminology and definitions in groin pain in athletes. British journal of sports medicine, 49(12), 768-774.

4. Muscolino, J. E. (2014). Kinesiology: the skeletal system and muscle function. Elsevier Health Sciences.

5. Neumann, D. A. (2007). Cinesiología del sistema musculoesquelético. Paidotribo.

6. Kapandji, I. (2002). Fisiología articular: esquemas comentados de mecánica humana. Tomo II: Miembro Inferior. Editorial Médica Panamericana.

7. Basmajian, J. V. & DeLuca, C. J. (1985). Muscles alive: Their func- tions revealed by electromyography (5th ed.). Baltimore: Williams & Wilkins.

8. Myers, T. W. (2009). Anatomy trains: Myofascial meridians for manual and movement therapists (2nd ed.). Edinburgh: Churchill Livingstone of Elsevier.

9. Sahrmann, S. A. (2002). Diagnosis and treatment of movement impairment syndromes. St. Louis: Mosby.

10. Simons, D. g. & Travell, J. g. (1999). Travell & Simons’ Myofascial pain and dysfunction: The trigger point manual: The trigger point manual: Volume 1: upper half of body (2nd ed.). Baltimore: Williams & Wilkins.

11. Levangie, P. K. & Norkin, C. C. (2001). Joint structure and func- tion: A comprehensive analysis (3rd ed.). Philadelphia: F. A. Davis.

12. Mcginnis, P. M. (2005). Biomechanics of sport and exercise (2nd ed.). Champaign: Human Kinetics.

13. Muscolino, J. E. (2011). Kinesiology: The skeletal system and Muscle function (2nd ed.). St. Louis: Mosby of Elsevier.

14. Oatis, C. A. (2004). Kinesiology: The mechanics & pathomechan- ics of human movement. Baltimore: Williams & Wilkins.

15. Jenkins, D. B. (2002). Hollinshead’s Functional anatomy of the limbs and back 98th ed.). Philadelphia: W. B. Saunders Company of Elsevier.limbs and back 98th ed.). Philadelphia: W. B. Saunders Company of Elsevier.

16. Kendall, F. P., McCreary, E. K. & Provance, P. g. (1993). Muscles: Testing and function (4th ed.). Baltimore: Williams & Wilkins.

17. Kapandji, I. A. (1974). The physiology of joints: Volume three: The trunk and the vertebral column. Edinburgh: Churchill Livingstone of Elsevier.

18. Smith, L. K., Weiss, E. L. & Lemkuhl, L. D. (1996). Brunnstrom’s Clinical kinesiology (5th ed.). Philadelphia: F. A. Davis.

19. Standring, S. (Editor) (2008). gray’s Anatomy: The anatomical basis of clinical practice (40th ed.). Edinburgh: Churchill Livingstone of Elsevier.

20. Thieme (2005). Atlas of anatomy: general anatomy and muscu- loskeletal system. Stuttgart: georg Thieme Verlag.

21. Mcgill, S. (2007). Low back disorders: Evidence-based preven- tion and rehabilitation. Champaign: Human Kinetics.

22. Hamilton, N, Weimar, W. & Luttgens, K. (2012). Kinesiology: Scien- tific basis of human motion (12th ed.). New York: Mcgraw Hill.

23. Neumann, D. A. (2010). Kinesiology of the musculoskeletal system: Foundations for rehabilitation (2nd ed.). St. Louis: Mosby of Elsevier.Hamilton, N, Weimar, W. & Luttgens, K. (2012). Kinesiology: Scien- tific basis of human motion (12th ed.). New York: Mcgraw Hill.

24. Yoshio, M., Murakami, g. & Sato, T (2002). The function of the psoas major muscle: Passive kinetics and morphological studies using donated cadavers. Journal of Orthopedic Science 7:199-207.

25. [2Gibbons, S. (2007). Clinical anatomy and function of psoas major and deep sacral gluteus maximus. Published in Movement, stabil- ity & lumbopelvic pain: Integration of research and therapy (2 ed.). (Edited by Vleeming, A., Mooney, V., & Stoeckart, R.) Edinburgh: Churchill Livingstone of Elsevier.

  1. 26 septiembre, 2015

    cada vez esta peor este blog…enserio….meses sin un articulo decente.

  2. 28 septiembre, 2015

    “Yo”, Los aportes de Cano en general, y estos relacionados con el Psoas en particular, me parecen de una calidad extraordinaria.

    Una pena que no sepas valorar el trabajo que supone y la verdadera utilidad de estos posts. Espero que no tengas que lesionarte para encontrarla.

    PD. Que algo no te interese, no significa que no sea bueno. Creo que estás muy equivocado.

    David.

  3. 29 septiembre, 2015

    Es un buen articulo ademas me parece interesantisimo, bueno, que la información siempre queda a bien, sea del tipo que sea, y si es para evitar lesiones y potenciar mejoras pues a leerlo que sienta excelente.
    sobre el comentario de “Yo”, pasen de largo, creo que intenta hacer referencia a que ya no es tan común la información que se da en las que se enfatiza el tema de “hipertrofia” que es por lo que muchos te siguen, pero ignoren todos esos comentarios que tu y tus colaboradores hacen un buen trabajo.

    por favor sigan con el excelente trabajo que hasta ahora han hecho, y actualicen el blog mas seguido que me tienen siempre a la espera de su nuevo articulo. jajajajaja

    un Saludo y abrazos.

  4. 30 septiembre, 2015

    Es posible que al hacer un gran esfuerzo subiendo con la bicicleta por una pendiente bastante pronunciada 18 o 20% durante unos 15 min, se pueda inflamar??

  5. 1 octubre, 2015

    Buen articulo, alguna vez tuve un tipo de lesión en la ingle y para mi fue muy frustrarte por que me dolía a tal punto que no podía caminar, no pude practicar fútbol por varias semanas y fue triste para mi. En ese tiempo no sabia por que pasaba pero ahora me queda mas claro, gracias.

  6. 14 octubre, 2015

    Muy Buena tirada de artículos sobre el psoas, querría añadir una cosa, el dorsal ancho une cintura pélvica y escapular. Psoas y dorsal ancho distribuyen las fuerzas de manera cruzada, por ejemplo al correr. por lo que una patología de psoas puede repercutir hasta el hombro. Saber potenciar y estirar los dos, nos salva de muchas lesiones.

  7. 22 marzo, 2016

    GRACIAS POR EL POST… MUY CURRADO

2 Trackbacks

  1. […] 2. El psoas-iliaco: Anatomía, acción muscular y biomecánica. […]

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
CyrxXpNHyEU.jpg
POWEREXPLOSIVE – FALLAR NO ES UNA OPCIÓN

POWEREXPLOSIVE - FALLAR NO ES UNA OPCIÓN ► MI LIBRO "Entrenamiento eficiente" http://goo.gl/OaNLbN ► CAMISETA OFICIAL POWEREXPLOSIVE http://goo.gl/yTydkN ► BLOG...

Cerrar