ruben-comeron

AUTOR: RUBÉN COMERÓN

       

EL DIAFRAGMA: PUNTO DE EQUILIBRIO DEL CUERPO

El título de este artículo define perfectamente la importancia de un músculo del que se habla con menos frecuencia de la que se debería y al que no se le presta demasiada atención. Vamos a tratar de analizarlo con algo más de detalle con el objetivo de darle el protagonismo y la importancia que se merece tanto en el ámbito de salud como del rendimiento deportivo.

Recuerdo anatómico

El diafragma es un músculo plano que separa, a modo de bóveda, las cavidades torácica y abdominal. Sus fibras externas se unen en un centro tendinoso, punto de inserción, conocido como centro frénico.

Posee tres orígenes diferentes:

1. Porción costal: borde 7ª a 12ª costilla.

2. Porción lumbar:

− Porción medial: Cuerpos vertebrales lumbares 1º – 3º, discos intervertebrales 2º y 3º y lig. longitudinal anterior.

− Porción lateral: Arco tendinoso del psoas y arco tendinoso del cuadrado lumbar.

− Porción esternal: Superficie posterior de la apófisis xifoides del esternón.

diafragma

Las dos cavidades que separa el diafragma están comunicadas por tres orificios a través de los cuáles pasan tres estructuras vitales como son la arteria aorta, vena cava inferior y esófago. Estos puntos que rompen la continuidad del músculo van a ser localizaciones susceptibles de producir lesiones como pueden ser las hernias.

Anatómicamente se ha podido comprobar que existe una continuidad entre las aponeurosis del diafragma con el transverso del abdomen, en la zona superior, y con el cuadrado lumbar en la zona inferior. Pero sin duda, una de las relaciones más importantes la posee con el triangular del esternón (en latín transversus toracis), el cual se puede entender como una prolongación del transverso del abdomen y en cuya unión aponeurótica parece tener punto de inserción el diafragma (Campignion, 2000).

diafragma-esternon
De esta manera se ve la estrecha relación y la fuerte influencia que tiene el diafragma con las estructuras vecinas.

Además de la unión aponeurótica a nivel osteomuscular, también hay un contacto directo con las fascias (envoltura de tejido conectivo) de las vísceras tanto de la cavidad superior, torácica, las cuáles se van a apoyar sobre este; como de la cavidad inferior, abdominal, dónde algunas de ellas van a estar literalmente suspendidas o colgadas del diafragma.

De la cavidad superior hay que destacar la fascia endotorácica, la cual reviste el espacio interno del tórax y se sitúa entre la musculatura interna de la pared torácica y la pleura parietal (envoltura del pulmón). Esta fascia en su polo caudal se une al diafragma en lo que se conoce como fascia frénicopleural. Esta unión es la que va a facilitar posteriormente que durante la fase de inspiración, el diafragma descienda, se distiendan los pulmones y pueda llegar aire hasta los alveolos.

En la cavidad inferior ocurre algo similar. En esta cara se encuentran anclados los ligamentos frenogástricos, ligamento falciforme del hígado y los ligamentos frenocólicos del intestino grueso y cuyo movimiento repercutirá directamente sobre estas vísceras.

BIOMECÁNICA DE LA MUSCULATURA RESPIRATORIA

El diafragma es el principal músculo de la inspiración, como hemos podido comprobar en otros artículos de nuestros compañeros Mario y Óscar. La contracción de las fibras musculares del diafragma genera una fuerza que hace que descienda el centro frénico con el fin de ampliar la cavidad torácica en el eje craneocaudal. Además, las fibras costales del diafragma aplican una fuerza sobre las seis últimas costillas que provoca que se eleven y roten hacia fuera (De Troyer, 1997, mencionado en Kapandji, 2007).

El movimiento de inspiración va a estar acompañado de otros músculos sinergistas que se encargarán de colaborar con el diafragma en este trabajo. Estos serán los intercostales externos, cuya contracción provocará una rotación interna que, junto con el resto, elevará la caja torácica. La acción contraria estará provocada por los intercostales internos, cuya contracción provocará el descenso de las costilla.

A la acción del diafragma y de los intercostales externos en la inspiración hay que sumarles la ayuda tanto del esternocleidomastoideo como de los escalenos cuya función durante la contracción será la de colaborar en la expansión de la caja torácica.

Pero este trabajo no sería completamente eficaz sin el principal elemento estabilizador, la musculatura abdominal, que durante el descenso del diafragma se encargará de contener y limitar el desplazamiento de las vísceras de la cavidad abdominal, así, la acción antagonista-sinérgica de los músculos abdominales es indispensable para la eficacia diafragmática. (Kapanji, 2007)

diafragma-grafica
PERO…¿ES ESA LA ÚNICA FUNCIÓN DEL DIAFRAGMA?

La respuesta es clara y rotunda, NO. De forma activa va a ser su función principal, pero dado el número tan alto de relaciones anatómicas que posee y la disposición central en la que se encuentra, va a tener influencia sobre otras partes del organismo.

Si la principal función del diafragma es la de mantener la ventilación, por su carácter vital, la segunda es la de mantenimiento de la postura.

Tal y como hemos descrito al principio en su anatomía, por su disposición va a ser la pieza más importante en la variación de las diferentes curvaturas de la columna y, con ello, sobre la estática corporal, principalmente por el cambio de presiones que va a provocar en las cavidades torácica y abdominal, y su influencia sobre la posición de los diferentes segmentos vertebrales.

diafragma-movimientos
Hay estudios que han evidenciado de forma experimental esta función, como el llevado a cabo por Hamaoui et al. en 2014 en el que demostraron la influencia del diafragma sobre el desplazamiento del centro de gravedad en diferentes posiciones (de pie o sentado) y mediante la estimulación del diafragma de forma unilateral o bilateral y comprobaron qué características tenía esta variación en función de la posición y la estimulación que realizaran. De esta manera concluyen, en base al estudio, que las contracciones aisladas del diafragma inducen una alteración postural específica que varía en función de la posición.

diafragma-estimulacion
Estimulación diafragmática unilateral/bilateral en diferentes posiciones. (Hamaoui et al. 2014).

La alteración postural provocada por la afectación de la musculatura respiratoria, puede llegar a provocar compensaciones en otros niveles articulares que, en función de su severidad, podrán manifestarse dando clínica de dolor (lumbalgias, dorsalgias…). Esto fue demostrado en un estudio publicado en 2010 por Janssens y colaboradores donde valoraron la influencia de la fatiga de la musculatura respiratoria sobre los mecanismos de control postural en sujetos sanos y sujetos con dolor lumbar recurrente. Para ello valoraron el control postural en bipedestación en una serie de condiciones desfavorables como fueron:

− Ausencia de control visual (ojos tapados).

− Utilización de una base inestable.

− Estímulo mecánico vibratorio a nivel de tríceps sural y musculatura paravertebral lumbar. La vibración del tríceps sural induce una oscilación corporal involuntaria hacia atrás, mientras que la vibración sobre los paravertebrales lumbares provocan un balanceo del cuerpo hacia delante.

− Movimiento balístico de flexión anterior del hombro.

Se llevó a cabo una valoración inicial en estado basal en la que vieron que los sujetos sin dolor lumbar poseían mecanismos multisegmentarios para mantener la posición de bipedestación tanto en superficie estable como inestable, mientras que los sujetos con dolor lumbar limitaban ese control de la estática a las articulaciones distales de los miembros inferiores (tobillo y pie). Después de esta valoración inicial se sometió a ambos grupos a un protocolo de trabajo de la musculatura respiratoria hasta la fatiga.

En la valoración posterior al estado de fatiga vieron que las estrategias motoras del grupo control se veían anuladas después del protocolo de fatiga de la musculatura inspiratoria presentando un patrón similar al utilizado por las personas con dolor lumbar mientras que en el grupo de personas con dolor lumbar prácticamente no se alteraba este patrón.

Los investigadores sugirieron el déficit propioceptivo como una de las causas de dolor lumbar.

Posteriormente, el mismo grupo de investigación corroboró esta sugerencia (Janssens et al. 2014) valorando la influencia del entrenamiento de la musculatura inspiratoria sobre el dolor lumbar en unas condiciones similares al del estudio anterior realizando test similares en superficies estables e inestables y comprobando la intervención de la musculatura paravertebral en la estabilización postural. Los resultados tras 8 semanas de entrenamiento de la musculatura inspiratoria mostraron una mayor activación multisegmentaria en el control postural contrarrestando el déficit propioceptivo, y un descenso significativo en el dolor lumbar en el grupo experimental.

INTERACCIÓN DEL DIAFRAGMA CON LAS CADENAS POSTERIORES

La evidencia científica no se ha detenido otorgando esas dos únicas funciones al diafragma. Un grupo de investigadores españoles de la Universidad de Granada ha publicado recientemente dos estudios en los que se comprueba en trabajos independientes, por un lado, la repercusión de la manipulación del diafragma sobre el acortamiento de la musculatura isquiosural, y por otro, la influencia de esa misma técnica diafragmática sobre la movilidad de los diferentes segmentos vertebrales.

En el primero de ellos (Valenza, 2015) tomaron a 60 individuos divididos en grupo experimental (n=30) y grupo control (n=30) y se valoró la movilidad con los test de Schober modificado y Test de ángulo poplíteo. En el grupo experimental se aplicó la maniobra de “abombamiento”, técnica diseñada para relajar el diafragma, mejorando sus funciones de contracción y relajación. Está diseñado para crear un mayor gradiente de presión entre el tórax y el abdomen, aumentando la fase de espiración. El tórax es cuidadosamente girado hacia izquierda y derecha para determinar en qué dirección ofrece el mayor grado de libertad y facilidad de movimiento. El tórax se facilita en la dirección en la que gira más libremente.

Los pacientes sometidos a esta técnica en el estudio mejoraron significativamente tanto rango de movimiento vertebral como flexibilidad isquiosural.

diafragma-relajacion
Técnica de relajación diafragmática (Valenza, 2015; González-Álvarez, 2016).

Esta misma técnica se aplicó en el otro estudio (González-Álvarez, F. J., 2016) donde se valoró a 80 pacientes ROM cervical, flexibilidad lumbar, flexibilidad de la cadena posterior y movilidad de la caja torácica y cavidad abdominal y nivel de la apófisis xifoides. Los resultados del estudio, al igual que en el anterior, fueron contundentes, mostrando una mejoría en todos los parámetros de movimiento valorados en el grupo experimental, en detrimento del grupo control en el cual no hubo ninguna mejoría.

CONCLUSIONES

− El diafragma es una pieza fundamental en el control postural.

− El entrenamiento y fortalecimiento de la musculatura respiratoria repercute directamente sobre el dolor lumbar.

− La fatiga de la musculatura respiratoria lleva a la pérdida de elementos propioceptivos que influyen sobre el control postural y que se asemeja al patrón presente en la población con dolor lumbar.

− Las técnicas de estiramiento y relajación del diafragma repercuten directamente sobre la movilidad tanto de la caja torácica, como de la columna vertebral y la flexibilidad isquiosural.

Bibliografía

• Kapandji, I. A. (2007) Fisiología Articular. Tomo 3 (6ª ed). Madrid: Panamericana.

• Schünke, M., Schulte, E., Schumacher, U. (2008) Prometheus. Texto y Atlas de Anatomía (1ª ed.). Buenos Aires; Madrid: Médica Panamericana.

Referencias

• Campignion, P. (2000) Respir-Acciones. Madrid: Autor

• González-Álvarez, F. J., Valenza, M. C., Torres-Sánchez, I., Cabrera-Martos, I., Rodríguez-Torres, J., & Castellote-Caballero, Y. (2016). Effects of diaphragm stretching on posterior chain muscle kinematics and rib cage and abdominal excursion: a randomized controlled trial. Brazilian Journal of Physical Therapy, (AHEAD), 0-0.

• Hamaoui, A., Hudson, A.L., Laviolette, L., Nierat, M.C., Do, M.C., Similowski, T. (2014). Postural disturbances resulting from unilateral and bilateral diaphragm contractions: a phrenic nerve stimulation study. J Appl Physiol, 117, 825-832.

• Janssens, L., Brumagne, S., Polspoel, K., Troosters, T., McConnell, A. (2010). The effect of inspiratory muscles fatigue on postural control in people with and without recurrent low back pain. Spine. 35 (10). 1088-1094.

• Janssens, L., McConnell, A., Pijnenburg, M., Claeys, K., Goossens, N., Lysens, R., Troosters, T., Brumagne, S. (2014). Inspiratory muscle training affects propioceptive use and low back pain. Med Sci Sports Exerc., 47(1), 12-19.

• Kapandji, I. A. (2007) Fisiología Articular. Tomo 3 (6ª ed). Madrid: Panamericana.

• Valenza, M.C., Cabrera-Martos, I., Torres-Sánchez, I., Garcés-García, A., Mateos-Toset, S. & Valenza-Demet, G. (2015). The Effects of Doming of the Diaphragm in Subjects with Short-Hamstring Syndrome: A Randomized Controlled Trial. Journal of Sport Rehabilitation, 24:4, 342-348.

  1. 23 septiembre, 2016

    Buen artículo
    Creo que este es un padecimiento que no he podido sanar (tengo dolor en los lumbares y me dijeron que posiblemente era mi forma de respiración) por eso pregunto que es lo me recomendarías como terapia o rehabilitación
    Saludos y sigue asi

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
sprints-resistidos
SPRINTS RESISTIDOS

AUTOR: ANTONIO EXPÓSITO SPRINTS RESISTIDOS El entrenamiento para mejorar la fuerza, esa capacidad física denominada como la capacidad por excelencia...

Cerrar