powerexplosive_hector
Autor: HECTOR

DOPING CON HORMONA DE CRECIMIENTO HUMANA

INTRODUCCIÓN

El doping con hormona de crecimiento humana (hGH) es una realidad que afecta al deporte profesional desde hace varias décadas. El uso de hGH recombinante como agente dopante se popularizó entre los atletas debido a su presunto efecto anabólico, lipolítico y potenciador de la recuperación post-ejercicio. A día de hoy, forma parte de las sustancias prohibidas por la WADA (Agencia Mundial Antidopaje), al igual que los esteroides anabolizantes.

En este artículo trataremos de abordar de forma objetiva los datos actuales en torno al uso de hGH como agente dopante, sus efectos ergogénicos contrastados y los riesgos asociados a su consumo.

FISIOLOGÍA BÁSICA DE LA hGH: USO TERAPÉUTICO

La hGH es una hormona polipeptídica de cadena simple secretada por la pituitaria anterior a través de un patrón de liberación pulsátil, interviniendo en múltiples procesos celulares como el crecimiento de los tejidos, la proliferación celular y la lipólisis [1].

doping fisiologia

La liberación de hGH está regulada por las hormonas GHRH y somatostatina, las cuales actúan estimulando e inhibiendo su liberación desde la pituitaria, respectivamente. Factores como la edad, el sexo o la práctica de ejercicio físico condicionan la liberación de hGH desde la pituitaria, observándose un descenso significativo de sus niveles séricos asociado al envejecimiento, así como un pico en la concentración plasmática de esta hormona tras protocolos de ejercicio, el cual tiende a ser más precoz en mujeres [2, 5].

Gran parte de los efectos de la hGH se producen a través del IGF-1, un factor de crecimiento sintetizado en el hígado que está implicado en la captación de aminoácidos y síntesis proteica a nivel muscular, presentando un efecto hipoglucémico debido a su analogía estructural con la insulina. Es por ello que la ruta de señalización hGH – IGF-1 está altamente implicada en el crecimiento, desarrollo y diferenciación de múltiples tejidos, así como en el metabolismo de lípidos y carbohidratos [1, 2].

Dado que el tejido óseo y la musculatura esquelética constituyen las principales dianas de acción del eje hGH –IGF 1, parece lógico que los sujetos con déficit de hGH (GHD en adelante) presenten una pérdida de peso y masa muscular considerable (sarcopenia), así como alteraciones en el desarrollo. El tratamiento con hGH exógena muestra resultados favorables en este tipo de sujetos, observándose una regulación del metabolismo muscular mediante el estímulo de la síntesis proteica, así como la reducción de la oxidación de aminoácidos en un plazo de hasta 5 semanas [1-3].

B. Newman et al. reportan datos de un ensayo clínico realizado con pacientes diagnosticados de hipopituitarismo, a los cuales se sometió a un tratamiento de 6 meses con hGH recombinante (0.64 mg/día) [4]. Los resultados muestran una reducción significativa en los niveles totales de LDL (lipoproteínas de baja densidad, conocidas coloquialmente como “colesterol malo”), incremento en los niveles de IGF-1, así como ganancias de peso corporal y reducción de la masa grasa y porcentaje graso.

Pese a estos resultados, no se observaron cambios en el consumo máximo de oxígeno (VO2max) ni en otros parámetros electrocardiográficos respecto al grupo control durante la realización de ejercicio aeróbico.

DOPING CON r-hGH: UN FÁRMACO DE EFECTIVIDAD CUESTIONABLE

Como se ha mencionado anteriormente, el ejercicio físico constituye un estímulo positivo para la liberación de hGH e IGF-1 en el torrente sanguíneo, produciéndose un incremento en su concentración plasmática que podría repercutir de forma favorable en la recuperación de los tejidos post-ejercicio. Del mismo modo, la hGH podría mostrar un efecto favorable sobre la composición corporal a través del estímulo de la liberación de glicerol y ácidos grasos plasmáticos por su acción lipolítica, así como incrementar los niveles celulares de piruvato, lo cual repercutiría de forma indirecta en el incremento de los niveles de lactato, la actividad del metabolismo anaeróbico y el consumo de glucosa [5].

Cabe destacar que uno de los estímulos externos más potentes sobre la liberación de hGH es el ejercicio físico de alta intensidad y cortos intervalos de recuperación, como puede ser el entrenamiento con pesas o cualquier trabajo mecánico que imponga una elevación acentuada de los niveles de lactato en sangre [15].

Considerando lo expuesto, parece lógico cuestionarse si la administración exógena de hGH sobre sujetos sanos puede incrementar su rendimiento y capacidad de recuperación ante el ejercicio físico, así como su respuesta adaptativa a nivel de crecimiento muscular y producción de fuerza. A continuación revisaremos los resultados de algunas publicaciones relevantes al respecto.

1. Efecto del doping con hGH sobre el rendimiento en deportes de resistencia.

Como se ha mencionado anteriormente, los efectos a nivel metabólico más referenciados en sujetos sometidos a dosis suprafisiológicas de hGH incluyen el incremento en los niveles de lactato intraejercicio y una mayor liberación de ácidos grasos y glicerol al plasma como consecuencia de la acción estimulante de la hormona sobre la lipólisis [5, 9]. Algunas publicaciones reportan una reducción significativa de la oxidación de leucina intra y post ejercicio, como veremos a continuación [6].

doping hgh

Si bien su efecto lipolítico puede favorecer una reducción de la masa grasa del deportista, no existe una evidencia sólida que respalde el efecto ergogénico del doping con hGH en el ejercicio de resistencia, ya que no se observa una relación significativa entre el incremento de los niveles plasmáticos de IGF-1 y el aumento del VO2max, la potencia aeróbica o la capacidad de resistencia del individuo [5-7, 9].

• Healy et al. publican en 2003 los resultados de un ensayo doble ciego realizado sobre 11 hombres adultos con experiencia en el entrenamiento de resistencia que fueron sometidos a un tratamiento diario con 0.067 mg/kg hGH recombinante (r-hGH en adelante) [6]. Se realizó la medición del recambio de leucina en el descanso, durante y tras un protocolo de resistencia aeróbica, con la finalidad de observar el efecto de las dosis suprafisiológicas de hGH sobre el metabolismo oxidativo de aminoácidos. Los resultados mostraron una reducción significativa en la oxidación de leucina intra y post-ejercicio respecto al grupo control, lo cual condujo a los autores a concluir que el doping con r-hGH puede tener un efecto positivo en el metabolismo proteico a nivel global, durante y tras el ejercicio aeróbico de resistencia.

• En 2005, A. Berggren et al. trataron de analizar los efectos a corto y medio plazo de la administración exógena de hGH recombinante sobre sujetos sanos. Para ello, se tomó una muestra de 30 sujetos activos de edades comprendidas entre 18 y 35 años (15 hombres y 15 mujeres) y se les sometió a un tratamiento de 28 días con diferentes dosis de hGH o placebo.

• El grupo 1 (dosis alta) fue sometido a dosis diarias de 0.067mg/Kg.

• El grupo 2 (dosis baja) fue sometido a dosis diarias de 0.033mg/kg.

• El grupo placebo no recibió dosis ninguna de hGH.

Tras ser sometidos a protocolos constantes de ejercicio en bicicleta estática en los que se registraron diferentes parámetros asociados al rendimiento, los resultados del protocolo no mostraron diferencias significativas en el VO2max, potencia muscular, presión sanguínea y otros parámetros electrocardiográficos entre grupos de estudio.

Se concluyó, por tanto, que la administración de dosis suprafisiológicas de hGH durante 4 semanas en sujetos sanos no mejora la potencia muscular o la captación de oxígeno [7].

2. Efecto del doping con hGH sobre deportes de predominio anaeróbico

Tal como se ha mencionado anteriormente, la hGH podría desempeñar un papel relevante en la potenciación del metabolismo anaeróbico, el cual cobra protagonismo en acciones musculares de alta intensidad y corta duración en las que la energía se obtiene de vías metabólicas carentes de oxígeno. Pese a que no son muchas las publicaciones disponibles al respecto, existe cierta evidencia que respalda un efecto ergogénico significativo del consumo de dosis suprafisiológicas de hGH en deportistas amateur [5, 8].

doping corredores

Meinhardt, U. et al. reportan un incremento del 3.9% en la capacidad de sprint de hombres y mujeres dopados con r-hGH, efecto que se vio potenciado en un tercer grupo al que se administró r-hGH y esteroides anabolizantes, los cuales mostraron un incremento del 8.3% en el rendimiento del sprint. Pese a que el efecto ergogénico desapareció tras 6 semanas de suspensión sin fármacos, parece que el uso de r-hGH en combinación con EAAs podría mejorar el rendimiento en deportes de predominio anaeróbico en sujetos entrenados no profesionales [5].

3. Efectos del doping con hGH sobre la fuerza muscular

Conociendo el potencial anabólico de la hGH sobre los tejidos, parece lógico pensar que la administración exógena de dosis suprafisiológicas de la hormona puede repercutir en un incremento de la fuerza. Sin embargo, el efecto anabólico de la hGH no se limita a la musculatura esquelética, actuando de igual forma sobre múltiples tejidos del organismo, reduciendo la oxidación de proteínas y estimulando la síntesis proteica. Cabe destacar que, existen investigaciones realizadas mediante el estudio molecular del tejido muscular que cuestionan la acción anabólica de la hGH sobre las miofibrillas, relacionándose su acción con la síntesis de fibras de colágeno en mayor medida, lo cual cuestionaría la acción directa de la hormona sobre el tejido muscular, especialmente en sujetos adaptados al entrenamiento cargas [5, 14].

• En 1993, un ensayo de Deyssig R et al. trató de analizar el efecto de la administración diaria de r-hGH (0.09 U/Kg) durante 6 semanas sobre atletas de fuerza de 23 años de edad. Se realizaron mediciones plasmáticas de IGF-1, hGH, proteínas de unión a IGF-1, insulina y tirosina de forma previa al experimento y durante su realización, cada dos semanas. Se realizaron mediciones de la fuerza máxima voluntaria del bíceps braquial y del cuádriceps en máquinas de musculación al comienzo y al final del ensayo, sin observarse una variación significativa en la capacidad de generar fuerza en el grupo control, pese a lo cual se registró un notable incremento en los niveles plasmáticos de GH, insulina, IGF-1 y proteínas de unión a IGF-1, así como reducción en los niveles de tirosina en los sujetos estudiados [9, 10].

• Yarasheski KE et al. publicaron un año antes los resultados de un estudio focalizado en determinar cómo la administración de r-hGH puede incrementar las ganancias de fuerza en sujetos sometidos a un entrenamiento con cargas [9, 11]. Para ello, se tomó una muestra de 16 individuos, de los cuales 7 recibieron dosis diarias de 0.04 g/Kg de r-hGH y los 8 restantes constituyeron el grupo placebo. Tras 12 semanas de tratamiento y realización de un mismo entrenamiento de fuerza, se observó un incremento significativo del ratio global de síntesis proteica en el grupo control, pese a lo cual el ratio de síntesis proteica de la musculatura del cuádriceps y la fuerza de la extensión de rodilla no presentó variaciones respecto al grupo control. Por ello, los autores concluyen en dicha publicación que el entrenamiento de fuerza combinado con administración exógena de r-hGH no mejora el anabolismo muscular ni la capacidad de generar fuerza por parte de la musculatura.

• Una review de 2010 de Birzniece, V et al. recopila los resultados de tres de las publicaciones más relevantes en torno al estudio de la influencia de la administración de r-hGH sobre la producción de fuerza [5]. Tal como puede observarse en la Tabla 1, los estudios realizados sobre diferentes poblaciones muestran que la administración de r-hGH durante 12 semanas en sujetos desentrenados no muestra un incremento en la ganancia de fuerza respecto al grupo control, al igual que ocurrió en ensayos de 6 a 8 semanas sobre sujetos entrenados y atletas recreacionales, los cuales no presentaron un incremento en su fuerza ni VO2max. Por ello, los autores concluyen que la administración de hGH no influye en la ganancia de fuerza o potencia en sujetos entrenados o sin experiencia.

doping estudio

Tabla 1. Resultados obtenidos en tres ensayos doble ciego donde se trató de determinar el posible efecto potenciador de la administración exógena de hGH sobre la fuerza en diferentes poblaciones de estudio. En ninguna de las tres publicaciones se reportó cambio alguno en la producción de fuerza o potencia muscular asociado al consumo de hGH. Tabla extraída de Birzniece et al. (2010) [5].

4. Efectos de la hGH en la composición corporal

Existe una sólida evidencia de que el consumo de dosis suprafisiológicas de r-hGH produce un notable incremento de la masa magra (LBM) debido principalmente a la acumulación de agua extracelular [5 – 9, 12].

• Un ensayo doble ciego realizado por Moller, J et al. sobre atletas recreacionales sometidos a 8 semanas de tratamiento con 2 mg diarios de r-hGH reportó ganancias de LBM de 2.9 Kg en hombres y 2.5 Kg en mujeres, si bien se comprobó que dicho aumento se debía principalmente a la acumulación hasta 2.4L de agua extracelular en hombres y 2.1 L en mujeres [5, 12].

Este fenómeno se debe a la retención de líquidos producida por las altas dosis de r-hGH, el cual tiene un efecto antinatriurético que conduce a ganancias de agua extracelular, lo cual explica el efecto nulo sobre el rendimiento en deportes de fuerza.

• Una review publicada en 2008 reporta los resultados de múltiples ensayos realizados sobre personas sanas a las que se administraron dosis suprafisiológicas de r-hGH, observándose un incremento de LBM (probablemente líquido extracelular) de 1.3 a 2.9Kg, así como reducción de entre 0 y 1.9Kg del tejido graso y un incremento medio de 2.1 Kg en el peso corporal de los sujetos estudiados (Ver Tabla 2) [9].

doping resumen

Tabla 2. Resumen de los resultados obtenidos en la review de 11 estudios en los que se analizaron los cambios en la composición corporal debidos al tratamiento con dosis suprafisiológicas de r-hGH en sujetos sanos. Fragmento de tabla original, extraída de Hau Liu et al. (2008) [9].

En general, parece haber consenso en que el doping con r-hGH produce un incremento del LBM por retención de líquidos y reducción de la masa grasa, debido principalmente al incremento en el metabolismo basal y la lipólisis. Los efectos del fármaco parecen verse potenciados por su combinación con esteroides anabolizantes [5, 9]

POSIBLES EFECTOS ADVERSOS Y PERJUICIOS PARA LA SALUD

Los efectos secundarios del doping con hGH se deben principalmente a su potencial antinatriurético, así como a su potente acción estimulante sobre la proliferación celular de los tejidos. El efecto secundario inicial del doping con r-hGH en individuos sanos es normalmente la retención de líquidos, lo cual cursa en ocasiones con edema, artralgias y síndrome del túnel carpiano, además de observarse incremento anormal en la sudoración de pies y manos, fatiga y mareos [5, 13].

doping grafico
Imagen 1. Resumen de los principales efectos secundarios observados en diferentes estudios realizados sobre sujetos sanos sometidos a una dosis diaria media de 0.04 mg/Kg durante 4 a 12 semanas. Los datos están expresados como porcentaje de sujetos que experimentaron dichos efectos secundarios en el transcurso del experimento. Imagen extraída de Virdnieze et al. (2010) [5].

Los efectos a largo plazo del consumo de hGH aún no han sido totalmente esclarecidos, pudiéndose desarrollar síntomas similares a la acromegalia, ya que esta patología se origina por una liberación masiva de hGH desde la pituitaria [13].

doping efectos
Imagen 2. Ejemplos de sujetos con signos de acromegalia dedicados al deporte profesional. A la izquierda, Dalip Singh (The Great Khali) dedicado a la lucha libre en la WWE y a la derecha Roberto Dueñas, conocido por ser el jugador más alto del baloncesto español de los años 90. Una de las características de las personas con acromegalia es el aumento desproporcionado del tamaño de la mandíbula, con artralgia temporomandibular en muchos casos.

Una de las alteraciones metabólicas más destacables asociadas al consumo recurrente de r-hGH es la diabetes, debido a las propiedades anti-insulínicas de la hormona. Igualmente, las altas dosis de hGH pueden afectar negativamente a la función cardíaca, asociándose con el engrosamiento de la pared ventricular izquierda y problemas del miocardio. Estos efectos se ven potenciados por el consumo de esteroides anabolizantes de forma combinada con hGH, pudiendo desencadenar incluso casos de acromegalia que cursan con hipertensión, complicaciones cardíacas, metabólicas y articulares, reduciéndose la esperanza de vida en torno a 10 años [5, 13].

CONCLUSIÓN

El consumo de r-hGH como agente dopante no ha demostrado tener un efecto significativo en la producción de fuerza, potencia muscular, VO2max y resistencia cardiovascular de los sujetos entrenados.

• Si nos referimos a la composición corporal, existe una sólida evidencia que respalda el incremento de la masa magra como consecuencia del consumo de r-hGH, si bien está contrastado que dicho cambio se debe principalmente a la acumulación de líquido extracelular y no a la densidad de miofilamentos o contenido intracelular.

Pese a ello, la acción lipolítica de la hGH y su papel estimulante sobre la síntesis proteica global parece favorecer la pérdida de tejido graso en los consumidores y reducir la oxidación de aminoácidos intra y post ejercicio en deportes de resistencia.

• Existen publicaciones que sugieren un posible efecto ergogénico del doping con r-hGH en deportes de predominio aeróbico, principalmente en el sprint y con mayor significación cuando se produjo policonsumo con esteroides anabolizantes.

• Es importante tener en consideración que el consumo de r-hGH no está exento de riesgos para la salud a medio y largo plazo, pudiendo verse agravados por el consumo combinado con esteroides anabolizantes.

 

¡VALORA ESTE ARTÍCULO Y COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES!

BIBLIOGRAFÍA

1. Bird, S. R., Goebel, C., Burke, L. M., & Greaves, R. F. (2015). Doping in sport and exercise: anabolic, ergogenic, health and clinical issues. Annals of Clinical Biochemistry: An international journal of biochemistry and laboratory medicine, 0004563215609952.

2. Imperlini, E., Mancini, A., Alfieri, A., Martone, D., Caterino, M., Orrù, S., & Buono, P. (2015). Molecular effects of supraphysiological doses of doping agents on health. Molecular BioSystems, 11(6), 1494-1506.

3. M. G. Burt, J. Gibney, D. M. Hoffman, A. M. Umpleby and K. K. Ho, Growth Horm. IGF Res., 2008, 18, 55.

4. Newman, C. B., Frisch, K. A., Rosenzweig, B., Roubenoff, R., Rey, M., Kidder, T., … & Kleinberg, D. L. (2011). Moderate doses of hGH (0.64 mg/d) improve lipids but not cardiovascular function in GH-deficient adults with normal baseline cardiac function. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism,96(1), 122-132.

5. Birzniece, V., Nelson, A. E., & Ho, K. K. (2011). Growth hormone and physical performance. Trends in Endocrinology & Metabolism, 22(5), 171-178.

6. Healy, M. L., Gibney, J., Russell-Jones, D. L., Pentecost, C., Croos, P., Sonksen, P. H., & Umpleby, A. M. (2003). High dose growth hormone exerts an anabolic effect at rest and during exercise in endurance-trained athletes.The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 88(11), 5221-5226.

7. Berggren, A., Ehrnborg, C., Rosén, T., Ellegård, L., Bengtsson, B. A., & Caidahl, K. (2005). Short-term administration of supraphysiological recombinant human growth hormone (GH) does not increase maximum endurance exercise capacity in healthy, active young men and women with normal GH-insulin-like growth factor I axes. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism,90(6), 3268-3273.

8. Meinhardt, U. et al. (2010) The effects of growth hormone on body composition and physical performance in recreational athletes: a randomized placebo-controlled trial. Ann. Intern. Med. 152, 568–577

9. Liu, H., Bravata, D. M., Olkin, I., Friedlander, A., Liu, V., Roberts, B., … & Hoffman, A. R. (2008). Systematic review: the effects of growth hormone on athletic performance. Annals of internal medicine, 148(10), 747-758.

10. Deyssig R, Frisch H, Blum WF, Waldho¨r T. Effect of growth hormone treatment on hormonal parameters, body composition and strength in athletes. Acta Endocrinol (Copenh). 1993;128:313-8.

11. Yarasheski KE, Campbell JA, Smith K, Rennie MJ, Holloszy JO, Bier DM. Effect of growth hormone and resistance exercise on muscle growth in young men. Am J Physiol. 1992;262:E261-7.

12. Moller, J. et al. (1991) Expansion of extracellular volume and suppression of atrial natriuretic peptide after growth hormone administration in normal man. J. Clin. Endocrinol. Metab. 72, 768–772

13. Saugy, M., Robinson, N., Saudan, C., Baume, N., Avois, L., & Mangin, P. (2006). Human growth hormone doping in sport. British journal of sports medicine, 40(suppl 1), i35-i39.

14. Doessing, S. et al. (2010) Growth hormone stimulates the collagen synthesis in human tendon and skeletal muscle without affecting myofibrillar protein synthesis. J. Physiol. 588, 341–351

15. Baechle, T. R., Earle, R. W., & Wathen, D. (2000). Essentials of Strength and Conditioning: National Strength and Conditioning Association (NSCA).

  1. 9 abril, 2016

    Amigo, es cierto que con esta hormona se puede crecer de estatura?

  2. 9 abril, 2016

    hGH es una redundancia, por lo demás buen artículo

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
canela polvo
CANELA: BENEFICIOS Y POSIBLE PELIGRO

AUTOR: JOSÉ MARÍA CANELA: BENEFICIOS Y POSIBLE PELIGRO La canela se utiliza muy frecuentemente como ingrediente alimentario a diario para...

Cerrar