powerexplosive ricardo

Autor: Ricardo

Blog: http://fitness10.org

Uno de los últimos libros que leí trata sobre el dopaje genético, y como me parece un tema muy interesante y a la vez poco conocido voy a compartir con vosotros unos pasajes de ese libro.

Dopaje Genético

En un sentido estricto, por terapia génica humana (TG) se entiende: “La administración deliberada de material genético en un paciente humano con la intención de corregir un defecto específico”.

Otra definición más amplia considera la terapia genética como: “Una técnica terapéutica mediante la cual se inserta un gen funcional en las células de un paciente humano para corregir un defecto genético o para dotar a las células de una nueva función”.

dopaje genetico atleta

La terapia génica está orientada no al diagnóstico, sino a la curación de las enfermedades. El espectro de éstas, que podrían ser tratadas, es teóricamente bastante amplio. Entre ellas, se encuentran enfermedades infecciosas, cánceres, enfermedades hereditarias recesivas y dominantes o trastornos del sistema inmune, como alergias y enfermedades autoinmunes. Sin embargo, en la práctica, las dificultades para aplicar con éxito la mayor parte de las estrategias de terapia génica son numerosas y los resultados obtenidos hasta ahora han sido mucho más modestos de los que en un principio se esperaba, aun cuando las perspectivas de futuro son muy esperanzadoras.

Entre las técnicas de terapia génica se están estudiando en la actualidad métodos encaminados a regenerar el músculo, aumentar su resistencia o protegerlos de la degradación. Esta terapia génica se ha concebido como un tratamiento potencial para numerosas enfermedades, entre ellas la distrofia muscular, una alteración caracterizada por la pérdida de músculo. La estrategia consistiría en sustituir el gen defectuoso que provoca la patología por otro sintético que supla la carencia del natural y restablezca el funcionamiento correcto del organismo.

Desde el inicio de las investigaciones en este área se ha apuntado la posibilidad de que la terapia génica pudiese emplearse en el futuro para aumentar las capacidades del organismo en lugar de devolver a la normalidad a estructuras y funciones deterioradas. En definitiva, para “crear” superatletas (esto se pone interesante jeje).

Actualmente, parece haber comenzado a dibujarse como una realidad que es  (además, difícil de controlar) porque una de las ventajas para los adictos al dopaje es que resulta muy complicado detectar cuando un individuo se ha sometido a manipulación genética. Ni una sola pista en la sangre o en la orina, solo una biopsia del músculo puede dar con el resto del gen incrustado o del virus que lo ha transportado a su destino.

Lee Sweeney, especialista en terapia génica de la Universidad de Pensilvania (EEUU), ha afirmado haber recibido la petición por parte de deportistas de modificar genéticamente sus cuerpos para convertirse en superhumanos con una masa muscular o una resistencia al esfuerzo fuera de lo común.

Sweeney es uno de los investigadores que ha logrado los resultados más espectaculares, en lo que a musculatura se refiere, trabajando con animales de laboratorio. El mencionado científico (que ha publicado recientemente un artículo en la revista Scientific American en el que explica el estado de la cuestión) ha realizado interesantes estudios con el gen que produce IGF-1, una proteína que estimula el crecimiento del músculo. Los miembros de su equipo “engancharon” el fragmento de ADN correspondiente a dicho gen a un virus que actúa como lanzadera transportando a su pasajero hasta el núcleo de las células musculares. A continuación, inyectaron la combinación a un grupo de ratones jóvenes. El resultado fue que los animales desarrollaron una masa muscular entre un 15% y un 30% superior a lo normal, incluso llevando una vida sedentaria.

dopaje genetico adn

Uno de los pasos cruciales y que mayores problemas ha planteado hasta ahora ha sido el seleccionar el vector adecuado para la transferencia génica. Los principales tipos de vectores son virus (especialmente adenovirus), aunque también se han realizado ensayos con liposomas, con conjugados moleculares y con ADN desnudo. El uso de virus como vectores en terapia génica para introducir genes en células se realiza destruyendo la actividad patogénica del virus y su capacidad de multiplicación dentro de las células. Para ello, se eliminan de su ADN los genes responsables de estas funciones, que son sustituidos por los fragmentos de ADN terapéutico que se desean transferir.

Con las características de la terapia génica puede añadirse, por tanto, un gen al músculo vehiculizado dentro de un vector, que lo transporta hasta el interior del núcleo de la célula, donde inducirá síntesis proteica.  En la reparación normal del músculo, la proteína IGF-1 transmite una señal a las células satélite, células madre especificas del músculo, para que se proliferen. La introducción del gen que expresa la IGF-1 producirá, por tanto, una mayor proliferación de células satélite y una fibra muscular hiperplasia.

Otra molécula de interés es la miostatina, un miembro de la familia de factores de crecimiento TGF-beta que se expresa predominantemente en el músculo esquelético. La miostanina evita la proliferación de las células satélite y limita el desarrollo de las fibras musculares. Se ha demostrado que mutaciones en el gen de la miostatina son responsables del crecimiento muscular anormal en ganado de razas Belgian Blue y Piamontés, y que la deleción del gen de la miostatina produce un marcado incremento de la masa y fuerza muscular en ratones. Estrategias tales como la inyección de anticuerpos monoclonales neutralizantes o métodos para el bloqueo de la fragmentación de la molécula precursora de la miostasina pueden traducirse en una marcada hipertrofia e hiperplasia muscular.

Sin embargo, estas técnicas están comenzando, y aparte de la eficacia, la seguridad constituye uno de los muchos aspectos que se deben investigar antes de su utilización en el hombre. Por ejemplo, la transferencia génica para acelerar la síntesis de etripoyectina ya se ha ensayado en animales. Sin embargo, los resultados de algunos experimentos no han sido exitosos, pues el recuento de hematíes se llegaba a incrementar en exceso, y sangre de animales se volvía tan densa que era necesario diluirla con regularidad para evitar un fallo cardíaco.

Un paso más allá puede ser la utilización de células madre embrionarias de la masa interna del blastocito, con capacidad virtual de transformarse en prácticamente cualquier célula del cuerpo. Prodría pensarse, por ejemplo, en la implantación de dichas células modificadas genéticamente con vectores que programen la expresión de proteínas tales como la eritopoyectina o la hormona del crecimiento.

La manipulación génica no se halla por el momento al alcance de un atleta medio, pues requiere técnicas demasiado complejas. La Agencia Mundial de Antidopaje, no obstante, teme que como ya sucedió con los esteroides anabolizantes y la eritropoyectina, pronto emerja un mercado ilegal de potenciación génica.

Fuente:

Nutrición en el deporte: Ayudas ergogénicas y dopaje.

  1. 3 octubre, 2014

    Qué miedo…

    Hasta donde llegaremos… el problema de modificar los genes es en sí mismo ese… que se modifican… nuestros genes se modifican continuamente de forma espontánea, es nuestra forma de evolucionar con el entorno… quien sabe las consecuencias de modificaciones directas sobre ellos.. el tiempo lo dirá.

    Un saludo

  2. 3 octubre, 2014

    De aquí a unas décadas ejércitos de clones geneticamente modificados a lo Star Wars.

    Bromas aparte, buen aporte, muy interesante.

    Ojalá su aplicación en medicina nos pueda dar alegrías en un futuro no lejano.

  3. 3 octubre, 2014

    Yo creo que si modificamos los genes para crear superhombres dejaremos de ser humanos, esta bien para corregir enfermedades pero de ahí ha usarlos para modificar las capacidades humanas son palabras mayores, ademas de que dejaría de tener sentido el trabajo…

  4. 4 octubre, 2014

    Va a pasar lo mismo que pasó con la comida. La gente se arto de comer cosas artificiales y perjudiciales al fin.
    Estaría bueno que para el próximo artículo trates de hacerlo un poquito menos tedioso, si es posible

  5. 4 octubre, 2014

    Al final la película del capitan américa no va a resultar tanta ciencia ficción jajaja

  6. 5 octubre, 2014

    nunca había escuchado hablar de dopaje genético!!!

  7. 6 octubre, 2014

    Primero agradecerte el escribir un buen artículo y bastante interesante
    Cada vez el ser humano juega más a ser dios, esta bien que se busquen nuevas respuestas y tratamiento tos contra enfermedades pero otra cosa muy distinta es jugar a “fabricar superhombres” (como Dani Nieto también comenta)….se perderá la esencia del deporte y del trabajo duro porque ganará aquel que más dinero tenga (si llega a implantarse en unos años)

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
dieta_paleolitica
DIETA PALEOLITICA

AUTOR : VÍCTOR FACEBOOK: Fitnessreal TWITTER: @fitnessreal_ WEB: www.fitnessreal.es Es la dieta de moda, sin duda. La dieta más buscada en...

Cerrar