MARIO e1414255396911 112x150 Suplementos de proteínas: tu médico no se lleva bien con ellos

AUTOR: MARIO MUÑOZ LÓPEZ

     

DNP: algo más que un quemador de grasa (potencialmente peligroso)

Estar recortados al máximo, buscar la máxima definición muscular posible con un alto porcentaje de masa magra y perder peso son algunos de los objetivos para lo que se ha llegado a utilizar (y, sorprendentemente, se sigue haciendo) el DNP (2,4-dinitrofenol), un fármaco extremadamente peligroso.

Para tener una idea de su peligrosidad para todo organismo vivo, el DNP lleva disponible más de un siglo y en un principio se usaba en la fabricación de municiones, debido a sus propiedades explosivas. La mezcla comercial de 2,4-DNP y cantidades más pequeñas de otros isómeros (2,3- y 2,6-DNP) se utilizan también en la síntesis de colorantes, ácido pícrico, conservantes de la madera e insecticidas.

dnp_estructura

A partir de la década de 1910, hubo especial interés por sus propiedades para aumentar la tasa metabólica basal, lo que llevaría a una pérdida de peso asociada extremadamente importante. Sin embargo, en 1918 ocurrió algo que empezó a demostrar de manera irreversible los peligros asociados a su consumo como “quemador de grasa”. En este año, se dio la primera muerte por ello.

Posteriormente, tras una serie de muertes en la década de 1930, la Food and Drug Administration de los Estados Unidos (FDA) determinó que el DNP era “extremadamente peligroso y no apto para el consumo humano”.

A pesar de estos acontecimientos y prohibiciones, como hemos citado anteriormente, se sigue utilizando en el presente con los objetivos indicados, y hay una increíble disponibilidad creciente en Internet de productos que contienen DNP, sobre todo, en formas de píldoras para adelgazar. Tal es la despreocupación que existe en algunos sectores del culturismo y “fitness” (¿¿bienestar??…¿se puede incluir el consumo de DNP como “suplemento” dentro del bienestar?), además de en el de la pérdida de peso que se han reportado dos muertes especialmente sonadas en los últimos años.

1. Eloise Aimee Parry, 21 años

Tras casos como los de Sarah Houston en 2013, 23 años de edad; Sarmad Alladin (2012, 18 años); y Sean Cleathero (2012, 28 años). La muerte de Eloise Parry en abril de 2015 tuvo especial relevancia (aunque no suficiente) en los medios de comunicación de Reino Unido y redes sociales.

No hace mucho, su madre, explicaba lo siguiente a los medios:

“Conforme la sustancia se diseminaba por su organismo, el metabolismo de ‘Ella’ se disparaba; y aunque en el hospital se hacía todo lo posible por frenarlo… era una lucha en vano contra un enemigo que cada vez se hacía más fuerte. Mi hija se estaba literalmente “quemando” desde el interior. Cuando dejó de respirar, le aplicaron respiración asistida y siguieron luchando por salvarla. Pero cuando su corazón se detuvo no pudieron reanimarla.

Literalmente, mi hija reventó. Tomó tanto DNP que las consecuencias fueron inevitables. En esas condiciones el personal sanitario jamás tuvo la menor posibilidad de salvarla. Mi hija se carbonizó y reventó”.

2. Zyzz

Probablemente uno de los impulsores del término Aesthetics, en el que una vez más se prioriza la estética por encima de la salud. Este chico ruso nacido en 1989, expuso lo siguiente como sus “razones” para entrenar y, añado, llegar a esos límites (¿alguno se siente identificado?):

“Yo quería convertirme en un culturista para impresionar a las chicas. En mis comienzos, miraba
las fotos de artículos de culturistas y me decía que iba a ser algún día como ellos” (Aziz Shavershian en http://www.simplyshredded.com/exclusive-zyzz-interview.html).

dnp_zyzz

El 5 de agosto de 2011, Aziz Shavershian sufrió un ataque cardíaco en una sauna. La autopsia reveló un diagnóstico previo de defecto congénito del corazón. Su familia dijo que había mostrado varios síntomas menores en los meses previos a agosto, incluyendo hipertensión arterial y disnea (falta ocasional de la respiración).

Por supuesto, estos problemas hereditarios aumentan el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, pero no de una manera tan fehaciente en un chico de 22 años. Ello se agravó por el uso de esteroides, sauna, falta de ejercicio cardiovascular, suplementos que contenían DMAA, metilsinefrina y, en los meses previos a los que hacía referencia su familia, DNP, como posteo en un reconocido foro:

dnp_foro

¿Por qué es tan peligroso?

El DNP es una molécula bioquímicamente activa que inhibe la producción de energía (ATP) en las mitocondrias. El DNP actúa como un protonóforo, es decir, permite a los protones de la fosforilación oxidativa desacoplarse de ella, filtrarse a través de la membrana mitocondrial interna evitando la enzima ATP-sintasa y volver a la matriz mitocondrial.

Esto hace menos eficiente la producción de energía vía ATP; y parte de esa energía que normalmente se produciría a partir de la respiración celular se pierde en forma de calor (aumentando el metabolismo basal…”quemándose” interiormente). La ineficiencia conseguida es proporcional a la dosis de DNP que se toma (dosis “normalmente” utilizadas de 200 a 600 mg).

dnp_mitocondria

Los síntomas iniciales más importantes de intoxicación por DNP incluyen una sed insaciable dada la alta hipertermia (elevación de la temperatura corporal hasta unos 44ºC), además de otros combinados y similares a los observados con productos a base de fenol:

  • Bajos niveles (1 – 4 mg) pueden producir cataratas, graves erupciones en la piel y disminución del número de glóbulos blancos.
  • Niveles altos (4 – 46 mg) pueden producir taquicardia, diaforesis, neuralgias, anafilaxis y taquipnea con colapso cardiovascular asociado, paro cardiaco y muerte (¡¡y se llegan a tomar hasta 200 mg/día como “dosis recomendada”!!)

No hay tratamiento específico para las personas con la toxicidad relacionada con DNP, pero para intentar salvar la vida es imperativo, en primer lugar, que la temperatura se baje tan rápidamente y tan pronto como sea posible para reducir una toxicidad sistémica imposible de revertir.

¡Se sigue vendiendo y utilizando!

En base a los relatos históricos, la razón principal por la que este producto se suspendió y posteriormente se prohibió a mediados de siglo fue la mentalidad consumista: “si una cápsula funciona bien (con riesgo, pero menor que con dosis superiores), tampoco pasará nada por tomar dos o tres; debería funcionar aún mejor”.

El efecto de esta prohibición se puede observar en la siguiente gráfica que representa el número de muertes por consumo de DNP en las diferentes décadas desde 1910.

dnp_comparativa

En el S.XXI, se observa un claro incremento de las muertes aunque el DNP aparece en numerosas listas de “químicos venenosos” (¡ojo a la clasificación porque no se habla de él como SUPLEMENTO!)

Es necesario pararse y reflexionar

¿Hasta dónde estamos dispuestos a llegar por un cuerpo estético? ¿Realmente la imagen es TAN SUMAMENTE importante como para arriesgarse a perder la vida? El DNP es un inhibidor de la cadena respiratoria, un proceso VITAL.

Yendo un paso más allá, la filosofía de “por un poco más no va a ocurrir nada” también es aplicable a otros suplementos (sin clasificar el DNP como tal, pues debería entenderse como una sustancia tóxica) cuyo upper limit, que es el límite superior a partir del cual existe riesgo de toxicidad, está establecido aunque no se atienda a ellos. Vitaminas, algunos minerales, cafeína…

dnp_ensayo

Por supuesto que a todos nos gustaría estar lo más sanos posible con un cuerpo que nos satisfaga. Pero he aquí el principal problema en el que se puede caer al intentar percibir con normalidad la tendencia al máximo volumen muscular con un índice de grasa muy bajo, o a la extrema delgadez.

Visitar foros como en el que Zyzz posteaba su ciclo acompañado de productos tan peligrosos como el DNP y considerarlo algo normal también acentúa el proceso de deformación de la realidad, especialmente entre los más principiantes. La obsesión por conseguirlo es una señal inequívoca de alerta para la que, en muchos casos como los citados anteriormente, la madurez intelectual y psicológica no está preparada. Estos casos son los que tratamos de prevenir.

Sin malinterpretar esta reflexión, los amantes del deporte en general, entre los que me incluyo, debemos disfrutar del proceso para conseguir nuestros objetivos (destacadamente un estado saludable integral, que incluye el psíquico), porque el componente estético se adaptará inherentemente a ellos. Pero, sin caer en tentaciones tan absurdas y peligrosas como las que se han presentado en el presente artículo.

Invitados estáis a reflexionar:

Fuentes:

  • Bartlett, J., Brunner, M., & Gough, K. (2010). Deliberate poisoning with dinitrophenol (DNP): an unlicensed weight loss pill. Emergency medicine journal, 27(2), 159-160.
  • Colman, E. (2007). Dinitrophenol and obesity: an early twentieth-century regulatory dilemma. Regulatory Toxicology and Pharmacology, 48(2), 115-117.
  • Grundlingh, J., Dargan, P. I., El-Zanfaly, M., & Wood, D. M. (2011). 2, 4-dinitrophenol (DNP): a weight loss agent with significant acute toxicity and risk of death. Journal of Medical Toxicology, 7(3), 205-212.
  • Institute Of Medicine (IOM). Food and Nutrition Board. (2010). Dietary Reference Intakes: Recommended Intakes for Individuals. http://fnic.nal.usda.gov/. Recuperado el 2 de mayo de 2015 de http://www.iom.edu/Activities/Nutrition/SummaryDRIs/~/media/Files/Activity%20Files/Nutrition/DRIs/5_Summary%20Table%20Tables%201‐4.pdf
  • Shropshire. (2015). Mother’s plea after Eloise Parry ‘diet pills’ death. 3 de mayo de 2015, de BBC UK Sitio web: http://www.bbc.com/news/uk-england-shropshire-32391903
  1. 24 julio, 2015

    He visto la foto de DNPX II y no tiene nada que ver con el DNP el cual pones más abajo. Yo no sé hasta que punto es peligroso porque habría que saber que dosis han tomado, hay muchos foros que indican que se nota menos que el clen, como todo, en exceso es malo.

  2. 1 septiembre, 2016

    El clen aumenta tu metabolismo un 10% el DNP un 30%, se notará más pero te reventara por dentro.

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
ZAPATILLAS
EMPEZANDO EN EL RUNNING

AUTOR: JAVIER EMPEZANDO EN EL RUNNING En mi primera entrada (Running: lo que debes saber antes de empezar a correr)...

Cerrar