juanan

AUTOR: JUANAN HERNÁNDEZ

CONTROL MOTOR CERVICAL

El dolor de cuello es un problema común en nuestra sociedad, afectando a más del 70% de la población en algún momento de sus vidas. Además, más de la mitad de estos paciente experimentarán recurrencias en su dolor entre los 1-5 años posteriores.

ANATOMÍA DE LA REGIÓN CERVICAL

Con el objetivo de contextualizar el contenido del artículo, presentaremos la musculatura de la región cervical, estableciendo una clasificación sencilla de la musculatura en función de su situación respecto a la columna vertebral. De esta forma, distinguiremos entre musculatura superficial y musculatura profunda.

1. Musculatura superficial: músculos con inserciones en cabeza, cintura escapular y tórax, abarcando múltiples segmentos. Tienen gran capacidad para generar movimiento. En este grupo encontraríamos al trapecio superior, al elevador de la escápula, al esplenio y semiespinoso de la cabeza en la región posterior, y al esternocleidomastoideo en la región antero-lateral.

2. Musculatura profunda: se insertan directamente en la columna vertebral, cruzando uno o pocos segmentos, y poseen capacidad limitada para generar movimiento. Proporcionan, por su anatomía, estabilidad segmentaria. Por su parte, en este grupo encontramos a los músculos: flexores profundos del cuello (rectos anterior y lateral, largo del cuello), semiespinoso y esplenio del cuello, y extensores profundos craneocervicales (multífidos y suboccipitales).

cervical anatomía

DOLOR MECÁNICO DE CUELLO: CONSECUENCIAS EN LA MUSCULATURA Y EN LAS ESTRATEGIAS DE CONTROL

La tendencia a cronificar algunos dolores mecánicos de cuello puede ser atribuida a una recuperación inadecuada de la función de la musculatura.

Estas alteraciones pueden deberse a una combinación de alteraciones del control motor y de las propiedades histológicas de las fibras musculares, que pueden potenciar o perpetuar este dolor, resumidas en la siguiente imagen:

cervical alteraciones
Centrándonos en las estrategias alteradas de control, los estudios revelan que:

Es común encontrar actividad aumentada de los músculos cervicales superficiales, tanto de los flexores como los extensores, así como una capacidad reducida para relajar dichos músculos (escalenos, esternocleidomastoideo, trapecio superior, elevador de la escápula y esplenio del cuello). Además, esta musculatura muestra una menor capacidad para relajarse tras la contracción, presentando periodos de descanso reducidos tras tareas repetitivas.

Asímismo, algunos estudios han mostrado niveles mayor de coactivación entre el esternocleidomastoideo y el esplenio del cuello, reduciéndose la especificidad de su acción.

Como consecuencia, existe un incremento de la activación de dicha musculatura cuando estos actúan como antagonistas. Este hecho se considera una estrategia habitual en pacientes con dolor cervical, con el objetivo de aumentar la rigidez y estabilidad de la columna cervical. Sin embargo, en condiciones normales, la mayor parte de la estabilidad de la columna cervical es proporcionada por la musculatura profunda, por lo que la estrategia errónea en el control puede contribuir a la recurrencia y agravamiento del dolor.

Por otro lado, en pacientes con dolor cervical mecánico, el nivel de actividad de los músculos profundos se encuentra reducido. La actividad de la musculatura profunda está alterada cuando se lleva a cabo movimientos rápidos del brazo o el tronco. Ante esta situación, el comienzo de la actividad de esta musculatura se muestra atrasada.

Por último, diferentes estudios nos informan sobre déficits en la fuerza isométrica de la musculatura cervical y craneocervical, así como en la resistencia de dichos músculos en pacientes con trastornos dolorosos del cuello. Además, estudios electromiográficos han mostrado que existe una alteración de la actividad muscular y en la fatigabilidad, así como una reducción de la propiocepción (mayores errores en el posicionamiento de la cabeza).

Los datos expuestos anteriormente se correlacionan con mayores niveles de dolor y de discapacidad percibida en los sujetos a estudio.

CONTROL MOTOR CERVICAL Y EJERCICIO TERAPÉUTICO

El ejercicio terapéutico ha demostrado eficacia en al reducción del dolor y la discapacidad percibida en pacientes con dolor cervical. Distintos tipos de ejercicio han demostrado eficacia en el alivio del dolor, incluyendo ejercicios de control motor, resistencia y propiocepción, posiblemente facilitando una analgesia endógena.

Además del control del dolor, el ejercicio es efectivo en la mejora del control neural de los músculos cervicales, alterado en los pacientes con dolor cervical.

Dentro de un programa de rehabilitación, deben ser introducidos en primer termino ejercicios de baja carga (ejercicios de control motor), con el objetivo de inducir a adaptaciones neurofisiológicas, especialmente mediante la facilitación de la activación de la musculatura profunda. Más tarde, se introducirán ejercicios de alta carga con el objetivo de inducir adaptaciones y cambios morfológicos, y mejorar la resistencia y la fuerza de determinados músculos.

De este modo, la evidencia científica nos muestra que un entrenamiento específico de reaprendizaje y control motor progresivo de 8 semanas de duración, con una frecuencia total de dos veces al día, provoca una mejora inmediata en la especificidad de la musculatura cervical y en la reducción de dolor. Este programa lo dividiremos en dos fases: un primera fase de 6 semanas de duración, en la que trabajaremos el control motor cervical con el ejercicio de flexión craneocervical; la segunda fase, de 2 semanas de duración, consistirá en el trabajo de la fuerza y la resistencia de la musculatura cervical, con ejercicios de flexión y extensión cervical.

EJERCICIO DE COORDINACIÓN DE LA FLEXIÓN CRANEOCERVICAL

Los ejercicios de flexión craneocervical mejoran la activación de los flexores cervicales profundos, minimizando la activación de los flexores superficiales. El movimiento llevado a cabo es el de asentir con la cabeza (cómo si dijéramos que ‘si’), de manera lenta, suave y precisa.

cervical craneo
¿Cómo dosificamos este ejercicio? Como punto de partida tomaremos el mayor número de repeticiones en las que seamos capaces de mantener una contracción isométrica durante 10 segundos, de manera cómoda, sin dolor, y sin contracción de la musculatura superficial (en este caso, el esternocleidomastoideo). Tomaremos un intervalo de 10 segundos de descanso entre repeticiones. Desde este punto, progresaremos a un mayor número de repeticiones, teniendo en cuenta las pautas anteriores.

EJERCICIO DE FUERZA Y RESISTENCIA DE LA MUSCULATURA CERVICAL

Con el objetivo de aumentar la resistencia y disminuir la fatigabilidad de la musculatura cervical, utilizaremos la elevación de la cabeza (flexión de los segmentos cervicales inferiores) y extensión del cuello, manteniendo la región cervical superior en posición neutra.

¿Cómo dosificamos este ejercicio? 3 series de 10 repeticiones, con 2 segundos de descanso entre repeticiones, y 30 segundos entre series. Este protocolo lo seguiremos siempre y cuando se realice el ejercicio con facilidad y sin dolor.

En el caso de que el dolor aparezca, tomaremos como punto de partida el número máximo de repeticiones que seamos capaces de llevar a cabo sin fatiga y sin la aparición de dolor, y desde este punto progresaremos hasta alcanzar las 12 repeticiones.

cervical dolor

cervical ejercicios
BIBLIOGRAFÍA.

(1) Beer A, Treleaven J, Jull G. Can a functional postural exercise improve performance in the cranio-cervical flexion test? A preliminary study. Man Ther 2012 Jun;17(3):219-224.

(2) Boudreau SA, Falla D. Chronic neck pain alters muscle activation patterns to sudden movements. Exp Brain Res 2014 Jun;232(6):2011-2020.

(3) Drake RL, Vogl W, Mitchell AWM, Gray H. Gray’s anatomy for students. 2nd edition. Philadelphia: Churchill Livingstone/Elsevier; 2010.

(4) Falla D, Jull G, Hodges P. Training the cervical muscles with prescribed motor tasks does not change muscle activation during a functional activity. Man Ther 2008 Dec;13(6):507-512.

(5) Falla D, Jull G, Hodges PW. Feedforward activity of the cervical flexor muscles during voluntary arm movements is delayed in chronic neck pain. Exp Brain Res 2004 Jul;157(1):43-48.

(6) Falla D, Jull G, Russell T, Vicenzino B, Hodges P. Effect of neck exercise on sitting posture in patients with chronic neck pain. Phys Ther 2007 Apr;87(4):408-417.

(7) Falla D, Lindstrom R, Rechter L, Boudreau S, Petzke F. Effectiveness of an 8-week exercise programme on pain and specificity of neck muscle activity in patients with chronic neck pain: a randomized controlled study. Eur J Pain 2013 Nov;17(10):1517-1528.

(8) Falla DL, Jull GA, Hodges PW. Patients with neck pain demonstrate reduced electromyographic activity of the deep cervical flexor muscles during performance of the craniocervical flexion test. Spine (Phila Pa 1976) 2004 Oct 1;29(19):2108-2114.

(9) Izquierdo TG, Pecos-Martin D, Girbes EL, Plaza-Manzano G, Caldentey RR, Melus RM, et al. Comparison of cranio-cervical flexion training versus cervical proprioception training in patients with chronic neck pain: A randomized controlled clinical trial. J Rehabil Med 2016 Mar 1;48(1):48-55.

(10) Jull GA, O’Leary SP, Falla DL. Clinical assessment of the deep cervical flexor muscles: the craniocervical flexion test. J Manipulative Physiol Ther 2008 Sep;31(7):525-533.

(11) Lluch E, Arguisuelas MD, Coloma PS, Palma F, Rey A, Falla D. Effects of deep cervical flexor training on pressure pain thresholds over myofascial trigger points in patients with chronic neck pain. J Manipulative Physiol Ther 2013 Nov-Dec;36(9):604-611.

(12) O’Leary S, Falla D, Elliott JM, Jull G. Muscle dysfunction in cervical spine pain: implications for assessment and management. J Orthop Sports Phys Ther 2009 May;39(5):324-333.

(13) O’Leary S, Falla D, Hodges PW, Jull G, Vicenzino B. Specific therapeutic exercise of the neck induces immediate local hypoalgesia. J Pain 2007 Nov;8(11):832-839.

(14) Schomacher J, Erlenwein J, Dieterich A, Petzke F, Falla D. Can neck exercises enhance the activation of the semispinalis cervicis relative to the splenius capitis at specific spinal levels? Man Ther 2015 Oct;20(5):694-702.

(15) Schomacher J, Falla D. Function and structure of the deep cervical extensor muscles in patients with neck pain. Man Ther 2013 Oct;18(5):360-366.

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.