aloMarcos gutierrez

AUTOR: MARCOS GUTIÉRREZ

CÓMO MEDIR LA FUERZA RELATIVA: MULTIPLICADORES DE PESO CORPORAL Y ESCALAS ALOMÉTRICAS

Comenzamos con este una serie de dos artículos en la que pretendemos responder objetivamente a una pregunta que es inherentemente subjetiva. ¿Quién es el mejor powerlifter de la historia?

En la primera parte, vamos a analizar en detalle un estándar que se utiliza comúnmente para medir la fuerza relativa, los multiplicadores del peso corporal, viendo sus problemas y diferenciándolo de un método moderno para juzgar la fuerza relativa de forma precisa que muy poca gente conoce (las escalas alométricas). En la segunda parte, compararemos estas escalas con el sistema de puntos Wilks empleado actualmente en powerlifting y propondremos dos alternativas novedosas que son altamente precisas y eficaces para medir la fuerza relativa.

FUERZA ABSOLUTA VS FUERZA RELATIVA

Antes de nada, echemos un breve vistazo a la diferencia entre ambos conceptos. La fuerza absoluta simplemente hace referencia a cuánto puede levantar una persona con independencia de su peso corporal.

Si alguien tiene un press de banca de 180kg pesando 70kg y otra tiene uno de 185kg pesando 140kg, el último tiene más fuerza absoluta. Sin embargo, el primero tiene más fuerza relativa; es capaz de mover más peso en relación con su peso corporal.

Estos son conceptos bastante simples y fueron explicados en otros artículos del blog como este, pero merece la pena recordarlos para asegurarnos de que todos partimos de la misma base.

MULTIPLICADORES DEL PESO CORPORAL

La manera más común y sencilla que la gente tiene de valorar su fuerza relativa es empleando lo que se conoce como multiplicadores del peso corporal. Estos hacen referencia simplemente a cuántas veces eres capaz de levantar tu peso corporal en un determinado ejercicio.

Algunos estándares de fuerza relativa que se suelen oír dentro del powerlifting para gente que se está iniciando son: una sentadilla de 2 veces tu peso corporal, un press de banca 1,5 veces tu peso corporal y un peso muerto de 2,5 veces tu peso corporal. Por otro lado, los multiplicadores para gente con bastante experiencia dentro de este deporte serían algo como lo siguiente: una sentadilla de 2,5 veces tu peso corporal, un press de banca de 2 veces tu peso corporal y un peso muerto de 3 veces tu peso corporal.

PROBLEMAS DE LOS MULTIPLICADORES DEL PESO CORPORAL

Existen dos principales problemas con estos cálculos:

1. FAVORECE A LOS LEVANTADORES DE CATEGORÍAS MÁS LIGERAS

Por ejemplo, un peso muerto de 3 veces tu peso corporal pesando 75kg sería 215kg. Y, aunque esta marca es bastante buena, no es nada extraordinario. Sin embargo, un peso muerto de 3 veces tu peso corporal pesando 150kg requeriría un peso muerto de 450kg – una marca que menos de 100 personas han conseguido en la historia.

Veamos por qué favorecen a los levantadores de categorías más ligeras.

En la siguiente tabla se presentan los récords del mundo en powerlifting raw en federaciones con test anti-doping tras el Campeonato Mundial de la IPF de junio de 2016 en Killeen, Texas (unidades en kg):

fuerza relativa levantadores

Como puedes ver, en la gran mayoría de los casos la fuerza medida como un multiplicador de tu peso corporal tiende a caer a medida que las categorías de peso aumentan. La realidad es que simplemente no vas a encontrar a gente en las categoría de 120 o 105 con un peso muerto de 5 veces el peso corporal como el de Lamar Gant o una banca de 3,5 veces el peso corporal como el de Andrzej Stanaszek.

Debido a que todas estas marcas son récords del mundo (sobra decir que son levantamientos absolutamente increíbles y extremadamente difíciles de conseguir), podemos entender que los multiplicadores del peso corporal no son buenos estándares para medir la fuerza relativa.

2. NO TIENEN EN CUENTA LA REALIDAD BIOLÓGICA – LA ALOMETRÍA

La alometría hace referencia a los cambios que tienen lugar dentro de la misma especie (alometría intraespecífica) o dentro de especies relacionadas (alometría interespecífica) a medida que varía el tamaño (Zaballos et al , 2009).

Una de las aplicaciones, probablemente, más interesantes de este concepto es la relación existente entre la tasa metabólica basal y el tamaño del cuerpo de un animal. Si elevas la masa de su cuerpo a un exponente de ¾, obtienes de manera bastante precisa su gasto metabólico. Esto es lo que se conoce como Ley de Kleiber (nombrada por el biólogo suizo que la formuló en los años 30).

fuerza relativa Ley de Kleiber

* El exponente (¾) es a la vez la pendiente de la línea de tendencia entre la tasa metabólica en reposo y la masa.

Desde el descubrimiento que hizo Kleiber en 1947, se ha demostrado que existe la misma relación entre la masa y la tasa metabólica basal en bacterias y mitocondrias. Sin embargo, con el paso de los años, esta Ley ha tenido que ser adaptada según la población de estudio: seres vivos unicelulares, animales de sangre fría y animales de sangre caliente, al verse que exponente de ¾ no se ajusta por completo.

Aun así, 70 años más tarde de haber sido formulada, esta relación alométrica básica ha sido irrefutable hasta el momento.

fuerza relativa relación alométrica
Pongamos un ejemplo sencillo para poner esta relación en perspectiva:

Un ratón que pesa 30g tiene una tasa metabólica basal de unas 5kcal/día (Speakman et al., 2013). Quizá no parezca mucho, pero es 1kcal/día por cada 6g de peso. Un humano que pesa 80kg (80.000g), por otro lado, tendría una tasa metabólica basal de unas 1800kcal/día, lo cual significa que tendría que comer 1kcal/día por cada 44-45g de peso. En otras palabras, el metabolismo de un ratón es 7-8 veces más rápido que el nuestro por unidad de masa.

La fuerza presenta una relación con la masa muy similar. Por ejemplo, podemos comparar una hormiga a Hafþór Björnsson, uno de los 3 mejores strongman del mundo.

Las hormigas cargan más de 20 veces su peso corporal de forma rutinaria durante largas distancias y la investigación científica nos muestra que una hormiga podría teóricamente soportar hasta 5000 veces su propio peso corporal (momento en el que el cuello, la parte más débil de su cuerpo se rompería)3.

Por otro lado, Björnsson impresionó al mundo a principios de 2015 al ser capaz de dar 5 pasos llevando un tronco de 640kg (aproximadamente 3,5 veces su peso corporal). No se sabe de forma precisa cuánto peso exactamente sería capaz de soportar un humano sin que sus huesos se fracturasen (posiblemente, esto no se ha estudiado empíricamente por limitaciones éticas en el ámbito científico), pero parece bastante claro que sería mucho menos que 400.000kg – aproximadamente 5000 veces el peso de una persona de tamaño medio.

ESCALAS ALOMÉTRICAS

Las escalas alométricas son un método moderno para juzgar la fuerza relativa de forma precisa. Son aplicables a la fuerza relativa por dos relaciones simples que varían a tasas predecibles en función del tamaño de diferentes personas:

1. La fuerza del músculo contráctil, la cual está directamente relacionada (con una relación casi perfecta de 1:1) con el área de la sección transversal del músculo. El área de la sección transversal es una característica de segundo grado (elevado a 2); se mide en cm2.

2. La masa corporal, la cual se relaciona con el volumen del cuerpo. Si dos personas tienen similares densidades (y la mayoría de la gente las tiene), entonces la persona con más volumen pesará más de manera proporcional a la diferencia de volumen. El volumen es una característica de tercer grado (elevado a 3); se mide en cm3 o m3.

En este punto merece la pena hacer una rápida aclaración antes de continuar con el fin de entender correctamente el resto del artículo. Por desgracia, existen imágenes como la siguiente por todo internet normalmente con el mensaje de “el músculo es más denso que la grasa, por lo que puedes pesar lo mismo y tener menos volumen si pierdes grasa y ganas músculo”.

fuerza relativa músculo

Aunque el mensaje no es incorrecto, las imágenes son simplemente manipulaciones de la realidad. La densidad del músculo es aproximadamente 1,06kg/L y la densidad de la grasa 0,9kg/L (William et al., 2014). En otras palabras, el músculo es más denso que la grasa, en efecto, pero sólo un 15% más. La imagen siguiente es, sin duda, una representación más precisa de la realidad:

fuerza relativa grasa
Volviendo a las escalas alométricas, es de esperar que la masa incremente más rápido que la fuerza.

Utilizando esta relación, podemos utilizar la relación (cociente) entre la fuerza y la masa elevada a 2/3 para obtener una puntuación alométrica y comparar dos levantamientos. Por ejemplo, digamos que queremos comparar una sentadilla de 140kg pesando 70kg y una de 180kg pesando 100kg.

El primer levantamiento obtendría una puntuación alométrica de 8,24 y el segundo una de 8,35; por lo que, aunque el primer levantamiento es 2 veces el peso corporal y el segundo es de 1,8 veces, la sentadilla de 180kg es la más impresionante teniendo en cuenta la realidad biológica del sujeto.

Volviendo al cuadro de los récords mundiales actuales en powerlifting en federaciones con test antidoping y aplicando las escalas alométricas, obtenemos las siguientes puntuaciones:

fuerza relativa puntuaciones
Este estándar no tiene punto de comparación con los multiplicadores del peso corporal. Como puedes observar, utilizar las escalas alométricas pone mejor en contexto cada levantamiento.

En la sentadilla, descontando el excepcional récord de Stanaszek con 290kg pesando 53kg (una hazaña que sin su condición de enanismo difícilmente habría alcanzado), la puntuación alométrica del resto de levantamientos oscila entre 13,5 y 16,5 y no parece existir un sesgo ni hacia las clases pesadas ni hacia las ligeras. En este caso, los récords de 310kg y 330kg de Amit Sapir en -105 y -120 reciben una puntuación menor por ser simplemente menos impresionantes respecto a los del resto de categorías, no porque exista necesariamente un sesgo contra las categorías pesadas.

Respecto al press de banca, parece haber un ligero sesgo a favor de las clases más ligeras, ya que las puntuaciones más bajas fueron justamente las correspondientes a los récords de 235kg y 240kg de Mike Macdonald en -105 y-120 correspondientemente. Aun así, en términos generales las puntaciones alométricas no presentan alta variabilidad entre sí, hallándose en la horquilla 9,9 y 12,6.

En el peso muerto, las puntuaciones alométricas tampoco parecen tener ningún sesgo hacia uno u otro lado a pesar de los increíbles 255kg de Lamar Grant o 395kg de Belyaev. Las puntaciones en este caso oscilan entre 15 y 19,3.

En lo que se refiere al total, parece innegable que entre las clases de -53 y -93 no existe ningún tipo de sesgo, aunque habría que estudiar por qué en -105 y -120 la puntuación alométrica desciende tan notablemente (lo explicaremos en un instante). En cualquier caso, las puntaciones aquí se hallan en el intervalo 35,8 a 44,5.

Las escalas alométricas están respaldadas enormemente por la teoría y son defendidas por numerosos investigadores en el campo de la Fisiología del Ejercicio (Vanderburgh, 1999), además de que ya han sido validadas en jugadores de fútbol americano (Jacobson et al, 2013). A pesar de esto, hay que reconocer que tienen un ligero sesgo en detrimento de las categorías más pesadas.

Y es que, amigos, esta es precisamente su principal desventaja.

¿QUÉ HACEMOS CON LAS CATEGORÍAS MÁS PESADAS?

Las escalas alométricas funcionan muy bien porque la relación entre la producción de fuerza (directamente relacionada con el área transversal del músculo) y el peso (la masa del cuerpo) es normalmente constante. Sin embargo, en cuanto esta varía a tasas que no son predecibles, esta herramienta deja de ser precisa para comparar los levantamientos de diferentes individuos.

Aquí es donde entra la clave: la grasa corporal. La mayoría de los levantadores que se encuentra en las categorías de peso más ligeras o incluso las medias tienden a tener porcentajes de grasa corporal similares (la mayoría entre el 10-15%), mientras que los de las categorías más pesadas en federaciones con test antidoping (-105 y -120) tienden a estar un poco pasados de peso. Esto, desde luego, afecta inevitablemente a su puntuación con las escalas alométricas. Por ejemplo, la gran sentadilla de 425,5kg de Ray Williams pesando 171,65kg le deja con una puntación de 13,78. La media de las otras categorías de peso es de 15,8; su sentadilla tendría una puntuación un 14,65% inferior respecto al resto de récords del mundo.

En definitiva, queda patente que es necesario encontrar una manera de que los powerlifters de las categorías pesadas reciban una puntuación algo más justa. De hecho, eso es lo que otros intentos de comparar la fuerza relativa, como el sistema de puntos Wilks han tratado de hacer.

En la próxima entrega de esta serie analizaremos cómo solucionar este sesgo que perjudica a las clases más pesadas, analizaremos críticamente la fórmula Wilks y ofreceremos dos alternativas que creemos ofrecen una visión más objetiva y consistente de la fuerza relativa.

Fuente

• Nuckols, G (2016) Who’s the most impressive powerlifter? http://strengtheory.com/ Traducido, adaptado y recuperado el 9 de agosto de 2016 de http://strengtheory.com/whos-the-most-impressive-powerlifter/

Referencias

[1] Zaballos, J. P., Díaz J.A. & Moreno A.G. (2009). Modelos adaptativos en Zoología: Tamaño, forma y alometría. Reeduca (biología), Serie Zoología, 2(2):20 ‐30. Disponible en https://www.researchgate.net/publication/258257046_Modelos_adaptativos_en_Zoologia_Manual_de_practicas_2_Tamano_forma_y_alometria

[2] Speakman, J. R. (2013). Measuring energy metabolism in the mouse–theoretical, practical, and analytical considerations. Energy metabolism, 6. Disponible en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3596737/

[3] https://www.osc.edu/press/scientists_study_biomechanics_behind_amazing_ant_strength

[4] McArdle, W.D., Katch, F.I., & Katch, V.L. (2014). Exercise Physiology: Nutrition, Energy, and Human Performance, EE.UU, pp. 743.

[5] Vanderburgh, V.M. (1999). A simple index to adjust maximal strength measures by body mass. JEPonline,2(4). Disponible en https://www.asep.org/asep/asep/Vander.html

[6] Jacobson, B.H., Thompson, B.J., Conchola, E.C. & Glass, R. (2013). A Comparison of Absolute, Ratio and Allometric Scaling Methods for Normalizing Strength in Elite American Football Players. Journal of Athletic Enhancement, 2:2. Disponible en http://www.scitechnol.com/comparison-of-absolute-ratio-and-allometric-scaling-methods-for-normalizing-strength-in-elite-american-football-players-n3N8.pdf

  1. 31 agosto, 2016

    Increíble !!
    Que buen artículo el que publicaste me acabas de hacer entender mucho sobre los medidores que se utilizan en la fuerza y como se pueden valorar de mejor forma
    Aplausos y un saludo

3 Trackbacks

  1. […] Vía POWEREXPLOSIVE […]

  2. […] haber analizado en la primera parte de esta serie de artículos  formas de medir la fuerza relativa como los multiplicadores del peso corporal y las escalas […]

  3. […] haber analizado en la primera parte de esta serie de artículos  formas de medir la fuerza relativa como los multiplicadores del peso corporal y las escalas […]

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
patelofemoral
VASTO MEDIO Y SÍNDROME DE DOLOR PATELOFEMORAL

AUTOR: Raúl Ortega VASTO MEDIO Y SÍNDROME DE DOLOR PATELOFEMORAL INTRODUCCIÓN Así como el número de corredores populares incrementa, también lo...

Cerrar