m-luisa-y-marcosAUTOR: MARÍA LUISA

    

AUTOR: MARCOS GUTIÉRREZ

 

CÓMO ENTRENAR LA VISUALIZACIÓN

Continuamos hoy con la serie sobre la visualización en el deporte. Tras haber explicado en la primera parte qué es la visualización, la evidencia científica que respalda sus beneficios y hablar sobre su aplicabilidad al deporte haciendo énfasis en los deportes de fuerza, en este artículo abordaremos aspectos más prácticos sobre dicha técnica.

EVALUACIÓN

Un paso previo antes de comenzar cualquier Programa de Entrenamiento de Visualización es la realización de una evaluación individualizada de la habilidad del deportista para la visualización. Para ello, los Psicólogos del Deporte en función de las características de deportista, modalidad y objetivos, hacen uso de cuestionarios validados, medidas comportamentales y fisiológicas para evaluar la visualización así como instrumentos de biofeedback (conductancia de la piel, respuestas electromiográficas, electroencefalográficas, etc) para evaluar y entrenar las habilidades de visualización.

Estos datos ayudarán tanto al Psicólogo como al Deportista, a adaptar el programa de entrenamiento en visualización a sus necesidades individuales.

FACTORES INFLUYENTES EN LA EFICACIA DE LA VISUALIZACIÓN

No existe consenso sobre cuál es el nivel de destreza óptimo para que el deportista tenga mayores beneficios con la utilización de la visualización, ya que tiene efectos positivos en el rendimiento de deportistas de cualquier nivel. A pesar de ello, sí hay consenso sobre el hecho de que para que un programa de entrenamiento de la visualización tenga éxito, es necesario que el sujeto tenga un mínimo de experiencia en la tarea que deben representarse mentalmente. Si la visualización es introducida sin que la experiencia previa con la tarea sea la suficiente, podría ser contraproducente para el aprendizaje. Por esta razón, es muy importante que el deportista haya adquirido una buena “sensación” de los movimientos físicos implicados (Martens, 1987). De hecho, la investigación ha puesto de manifiesto que los beneficios de la visualización son mayores en el caso de deportistas más experimentados (Hall, 2001). Esta evidencia se puede observar, por ejemplo, en el siguiente vídeo en el que el piloto de Fórmula 1, Fernando Alonso, es capaz de realizar una vuelta simulada en un tiempo de carrera al circuito de Catalunya, sentado en una silla y tan sólo con un volante, gracias a su gran habilidad de visualización.

La habilidad para imaginar se reflejará en dos dimensiones clave, la “viveza” y el “grado de control”.

• La viveza se refiere a la intensidad, claridad y detalles de las imágenes. Cuanto más similar sea la situación imaginada a la situación real, más intensos serán los efectos de la visualización. No sólo es importante prestar atención al ambiente físico, sino también a los pensamientos y las emociones que se experimentan en la situación imaginada.

• El grado de control ser refiere a la habilidad del deportista para manipular tanto el contenido como el dinamismo de las imágenes (Bird & Cripe, 1986). La habilidad para crear imágenes mentales vívidas y controladas es el factor que más va a influir en la eficacia de la visualización. Se ha demostrado que la visualización es más eficaz cuando los deportistas tienen más capacidad para visualizar (Isaac, 1992).

Atendiendo a la perspectiva de la visualización, el deportista se puede situar en una orientación externa (la persona imagina desde la perspectiva de un observador externo) o en una orientación interna (el deportista siente las sensaciones que sentiría si ejecutara la acción que se imagina). Los estudios que han comparado experimentalmente los efectos de ambos tipos de orientaciones no han conseguido demostrar la superioridad de ninguna de ellas (Murphy y Martín, 2002). No ocurre lo mismo con el tipo de modalidad de visualización utilizada (visual, cinestésica, auditiva). Algunos estudios han demostrado que la visualización cinéstesica tiene mejores efectos sobre el rendimiento deportivo que la visualización visual o auditiva, independientemente de que se usase una perspectiva interna o externa (Hardy, 1997).

PUNTOS A TENER EN CUENTA PARA ENTRENAR LA VISUALIZACIÓN

A pesar de que el primer punto a tener cuenta es el de adaptar el programa de entrenamiento en visualización a las necesidades, capacidades, intereses y habilidades de cada deportista, existen una serie de puntos generales que hay que considerar al entrenar la visualización:

1. Lugar y entorno apropiado: a pesar de que la visualización se puede llevar a cabo en cualquier lugar, es recomendable escoger un lugar tranquilo y sin distracciones en las primeras sesiones.

2. Motivación y Expectativas realistas: el primer paso para hacer algo es tener la motivación suficiente para hacerlo, aunque la motivación no será sostenible sin unas expectativas realistas. La visualización no tendrá un efecto mágico, ni va a compensar las carencias físicas o técnicas que pueda tener un deportista.

La clave del éxito no se encuentra en un método o una herramienta concreta, sino en la suma de todos esos métodos y todas esas herramientas. Al final, la unión siempre hace la fuerza.

3. Concentración relajada: antes de realizar las visualizaciones es recomendable que el deportista se encuentre en un estado de relajación que le permita una mayor concentración en la tarea de imaginar.

4. Viveza y control de las imágenes: Se ha demostrado que la visualización es más eficaz para aquellos deportistas que tienen mayor capacidad de visualización. Por ello, la habilidad de imaginar del deportista es un factor clave en el entrenamiento de la visualización.

5. Imaginar en tiempo real: es muy importante que el tiempo invertido en visualizar una acción concreta sea igual al tiempo que lleva ejecutar la acción en la realidad.

6. Visualización de las acciones y los resultados: es muy importante que la visualización incluya tanto la ejecución de la acción como el resultado final.

¡Visualízate haciéndolo y visualízate consiguiéndolo!

visualizacion-montana

PROBLEMAS Y POSIBLES RESULTADOS ADVERSOS DEL USO DE LA VISUALIZACIÓN

A pesar de que la visualización puede ser una técnica muy eficaz para la mejora del rendimiento deportivo, no practicarla de forma estructurada y regular puede minimizar sus efectos. Es imprescindible que los programas sean individualizados en términos de contenido y que la figura del Psicólogo Deportivo se encargue de enseñar al deportista cómo integrar las habilidades psicológicas en los programas generales de entrenamiento deportivo (Shambrook y Bull, 1999).

Aunque el uso de la visualización tiene como finalidad la mejora del rendimiento deportivo, en la práctica es posible que el deportista experimente algún deterioro de su respuesta motora (Jowdy, Murphy y Durtschi, 1989). Se ha demostrado que la visualización puede afectar al rendimiento deportivo tanto positiva como negativamente. Las dificultades y efectos negativos de la visualización puede deberse a diferentes razones: la baja capacidad de visualización de algunos deportistas, la utilización de un tipo de visualización no adecuada a la tarea y función que se pretende practicar o al imaginar acciones incorrectas en sus prácticas de visualización pueden programar errores en la secuencia de movimientos y, en la práctica, degradar el rendimiento deportivo (González, 2006).

Murphy y Martin (2002) destacaron que situaciones como la ansiedad, distracción, falta de control y exceso de confianza, pueden contribuir a que el uso de la visualización tenga resultados negativos.

A pesar de lo mencionado anteriormente, el aspecto positivo a destacar es que la habilidad para imaginar es entrenable, por lo que con la práctica repetida y constante irá aumentando la capacidad de visualización del deportista. Para poder utilizar la visualización eficazmente los deportistas necesitan desarrollar esta habilidad, lo que se consigue de manera similar a las habilidades físicas, es decir, mediante una práctica sistemática y continuada (Hall, 2001)

visualizacion-frase

Referencias bibliográficas

• Bird, A., & Cripe, B. (1986). Psychology and sport behavior. St. Louis. Time Mirror/ Mosby College Publishing.

• González, A.M (2006). El uso de la visualización en el deporte. En D. Marín. (Ed.), Psicología y Deporte (pp. 259-295). Murcia, España: DM.

• Hall, C. Imagery in sport and exercise. En R. Singer, H., Hausenblas y C. Janelle (Eds.), Handbook of Sport Psychology (pp. 529-549). New York, NY: John Wiley.

• Hardy, L. (1997). The Coleman Roberts Griffith Address: Three myths about applied consultancy work. Journal of Applied Sport Psychology, 9, 277-294.

• Isaac, A. (1992). Mental Practice: Does it Work in the Field? The Sport Psychologist, 6, 1992-198.

• Jowdy, D.P., Murphy, S.M y Durtschi, S. (1989). An assessment of the use of Imagery by elite athletes: Athlete, coach, and psychological perspectives. United States Olympic Committee. Colorado Springs, CO.

• Martens, R. (1987). Coaches guide to sport psychology. Campaign, IL: Human Kinetics.

• Murphy, S.M y Martin, K.A. (2002). The use of imagery in sport. En T.S. Horn (Ed.), Advances in sport psychology (2ª ed) (pp. 405-439). Champaign, IL: Human Kinetics.

• Shambrook, C. J. y Bull, S. J. (1999). Adherence to psychological preparation in sport. En S.J. Bull (ed.) Adherence issues in sport and exercise (pp. 169-196) New York: John Wiley.

  1. 13 noviembre, 2016

    Hace unos años, la Guarid Civil de Tráfico paró a un tipo que iba por la autovía a 200 km/h; tuvo que pagar una multa elevada, claro, pero ahí no quedó la cosa: resulta que el tipo llevaba varios años cobrando una pensión por pérdida total de la visión, aparte de la indemnización que en su día cobró de una cia. aseguradora, pues esa supuesta ceguera fue causada por un accidente laboral.
    La aseguradora se querelló contra el tipo por estafa. ¿Cómo puede un ciego ir a 200 por la autovía?
    El tipo argumentó en su defensa que era capaz de visualizar el recorrido que hizo infinidad de veces cuando aún veía.
    Ahora que leo vuestro artículo empiezo a darle algo de crédito al tipo ese. oh my god.

  2. 13 noviembre, 2016

    Podéis aclarar los tipos de visualización (visual, cinestésica y auditiva?

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.