MARIO e1414255396911 112x150 Suplementos de proteínas: tu médico no se lleva bien con ellos

AUTOR: MARIO MUÑOZ LÓPEZ

     

Efecto del cannabis en el rendimiento deportivo

El consumo de substancias derivadas del cannabis (Cannabis sativa), como el hachís y la marihuana, está extendido mundialmente. En total, más de 400 compuestos diferentes se han detectado en diferentes especies de plantas de cannabis, incluyendo su sustancia más activa: el tetrahidrocannabinol.

cannabis_cadena

En el ámbito del deporte, su popularidad entre los más jóvenes como una droga social (11,2 – 16% de jóvenes europeos de entre 15 y 24 años, y de 18 nacionalidades diferentes afirman haberlo consumido en el último mes) sitúa al cannabis en la cabeza de la lista de compuestos detectados por la lucha contra el dopaje en laboratorios acreditados por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) en todo el mundo.

Por este motivo, el cannabis está en la lista de sustancias prohibidas en la práctica del deporte desde el año 2004. Muchos defensores de esta planta como “terapia natural”, están en contra de su inclusión en dicha lista pues su efecto como potenciador del rendimiento deportivo aún no ha sido probada de manera clara. Sin embargo, si atendemos a los criterios de inclusión de una sustancia prohibida en la lista de la WADA, veremos que:

“Se considera sustancia o métodos prohibidos todos aquellos con el potencial para:

(i) mejorar el rendimiento;

(ii) poner en riesgo la salud de los deportistas; y

(iii) violar el espíritu del deporte.” (WADA, 2015)

Aunque muy debatido durante la elaboración del Código, y sus versiones revisadas hasta 2015, los comités científicos de la WADA, la gran mayoría de deportes y representantes gubernamentales están de acuerdo sobre la inclusión del cannabis en la lista; lo cual no quiere decir que no siga siendo con frecuencia debatido.

cannabis_agencia

¿Por qué su uso?

La característica principal del uso recreativo de cannabis es que produce una sensación de euforia con disminución de la ansiedad y aumento de la sociabilidad; por lo tanto, puede aliviar el estrés generado por una competición deportiva.

En contraposición, también pueden producir reacciones contrarias: incremento de la ansiedad, pánico severo, o trastornos como paranoia y psicosis, entre otras (especialmente entre sujetos ansiosos y/o psicológicamente vulnerables).

Cualesquiera que sean los efectos percibidos por un individuo concreto, estos se producen con más frecuencia (especialmente los segundos) después de su uso oral que después de fumar.

cannabis_planta

Los efectos psicológicos “positivos” agudos del cannabis en el ámbito deportivo han sido descritos por algunos deportistas:

1. Eficaz para la relajación y aliviar tensiones respecto a las presiones sociales.

2. Mejora en la cantidad y calidad del sueño.

La explicación se puede aproximar en la actualidad pues nuestro conocimiento sobre la farmacología de los cannabinoides (receptores, vías de síntesis, enzimas, etc…) ha aumentado enormemente.

Los principales receptores de la sustancia activa se denominan CB1 y CB2:

•  El CB1 se encuentra principalmente en el SNC, en alta densidad en la corteza cerebral, el hipocampo, la amígdala, el cuerpo estriado, el cerebelo y las áreas funcionales asociadas con el comportamiento.

cannabis_cerebro

Ello explica los efectos psicotrópicos más comunes de la marihuana y las afecciones cognitivas por intoxicación y uso prolongado: deterioro de la memoria a corto plazo; déficit en la inhibición motora, toma de decisiones y control inhibitorio; o comportamientos más intransigentes, introvertidos e indiferentes respecto a antes de iniciar su consumo.

•  El receptor CB2 se encuentra situado principalmente en la periferia, y tiene un papel crítico en la inmunomodulación y el efecto analgésico que produce.

cannabis_cb

Estos son los responsables de que se pueda esperar una mayor percepción sensorial, pero también se han descrito sensaciones de cierta pesadez y fatiga excesiva de las extremidades.

Estos receptores parecen estar involucrados también en la respuesta fisiológica al ejercicio pues el consumo de cannabis produce desequilibrios en la capacidad de cognición y rendimiento psicomotor y deportivo.

1. Por ejemplo, se ha demostrado concretamente que fumar un único cigarrillo de marihuana 10 minutos antes de un entrenamiento o prueba, reduce el rendimiento (tiempo) del ejercicio máximo hasta el agotamiento alrededor de un 6%.

2. La frecuencia cardíaca (taquicardia pre-ejercicio) y la presión arterial (sistólica y diastólica) se elevan significativamente en reposo tras haber fumado marihuana y antes de realizar ejercicio. Una vez que se comienza a realizar el mismo, aunque la fuerza desarrollada puede mantenerse al mismo nivel que alguien que no hubiese fumado, el esfuerzo percibido y la capacidad de trabajo físico se reduce hasta en un 25%.

cannabis_grafico

El fallo muscular y la fatiga, por tanto, se alcanzarían antes que en condiciones de control (sin haber fumado). A medio-corto plazo, el progreso se convertiría en algo difícilmente viable pues el sistema nervioso en su conjunto estaría sobresolicitado en unas condiciones que realmente no deberían provocarlo.

Dependencia y abstinencia

Según aumenta su uso, provoca dependencia y adaptación (se necesita más dosis para los mismos efectos que al comienzo de su uso). En estos casos, algunos de los efectos secundarios ya han sido descritos en párrafos anteriores, pero completando la lista, alucinaciones, una alteración de la percepción de la realidad, y una marcada reducción en la concentración son parte de ellos.

Especialmente destacable es el descenso en la capacidad de concentración y de responder a estímulos (más lentitud en reaccionar) pues una vez que se comienza su uso o se acude a él para mejorar el rendimiento, precisamente se busca todo lo contrario: aumentar la concentración para responder más rápidamente.

cannabis_grafico2

Además, como el consumo más común de marihuana es la inhalación por combestión (fumada), esto sólo puede tener consecuencias negativas en el rendimiento deportivo y la salud: efectos perjudiciales en los pulmones, cavidad oral, y tracto respiratorio superior; y una reversibilidad de los efectos analgésicos deseados en un principio mediante la taquicardia prolongada.

Cortar la dependencia de una droga es difícil, pero se ha demostrado que el rendimiento deteriorado observado durante el uso crónico de cannabis puede volver a su línea de base después de un periodo de 28 días de abstinencia sostenida.

Conclusiones

Como bien se expone en la revisión al uso del cannabis en relación al deporte, parece ser que los principales motivos para acudir a él son:

1. Evadirse de presiones sociales que causan estrés y deterioran el sueño y la recuperación.

2. Mejorar la concentración mediante una mayor relajación en situaciones competitivas.

Ni que decir tiene que hay una gran parte de la respuesta fisiológica al ejercicio que recae en el sistema nervioso periférico, pero el sistema nervioso central (SNC) es el centro modulador de la respuesta, de la capacidad de concentrarse, de evadirse de las opiniones sociales negativas y de manejar el estrés al que pueda estar sometido un deportista en una determinada situación.

Acudir a este tipo de substancias demuestra una mentalidad no suficientemente fuerte para el nivel deportivo de quien lo consuma (sin entrar en valoraciones sociales). La psicología es una ciencia a la que se da poca importancia en el deporte, especialmente en el recreacional, en comparación con otras; pero no por eso significa que no debiera ser tratada al nivel de otras (fisiología, anatomía, biomecánica…

La mente hay que entrenarla. Estamos llenos de conexiones NEURO-musculares. Aprender a manejar todo tipo de situaciones, ya sean positivas (victorias, consecuciones y logros) y negativas, sin atentar contra la salud y la moral deportiva forjan al verdadero deportista hacia el éxito.

Fuentes

• Huestis, M. A., Mazzoni, I., & Rabin, O. (2011). Cannabis in Sport. Sports medicine, 41(11), 949-966.

• Lista de sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje (2015). Accesible en: https://wada-main-prod.s3.amazonaws.com/resources/files/wada-2015-prohibited-list-en.pdf

• Lorente, F. O., Peretti-Watel, P., & Grelot, L. (2005). Cannabis use to enhance sportive and non-sportive performances among French sport students. Addictive behaviors, 30(7), 1382-1391.

• Saugy, M., Avois, L., Saudan, C., Robinson, N., Giroud, C., Mangin, P., & Dvorak, J. (2006). Cannabis and sport. British journal of sports medicine,40(suppl 1), i13-i15.

  1. 6 mayo, 2015

    He visto varios artículos sobre el tema, y casi todos se centran en lo que has dicho, pero creo que nunca se ha analizado su uso después del entrenamiento, además las personas que hacen estos analísis, jamás la han probado en su vida, siempre hablan desde un punto de vista teórico y hacen trabajo de investiación, pero recuerda que el trabajo científico también se conforma de la experimentación, y si esta es personal, pues mucho mejor, mientras es riesgo no sea mortal, y no hablo de ético, porque se entraría en un debate filosófico, por ejemplo después de entrenar si fumas un poco, no digo un cigarrillo standar, sino quizá una tercera parte de uno, creo que puede mejorar tu apetito, si estás en etapa de volumen, y si no, pues puedes sentir un tipo de relajación muscular y psicológica. O sea, siempre después del trabajo a realizar, o al final de tu jornada, pues como has dicho mejora la calidad y el tiempo de sueño. Sabemos que todos los excesos son malos, hasta el ejercicio es malo si uno abusa de él, por ejemplo.

  2. 6 mayo, 2015

    Me gustaría que alguien me aclarase la relacion entre los dos primeros parrafos y la conclusión del tercero: “Por este motivo, el cannabis está en la lista de sustancias prohibidas en la práctica del deporte desde el año 2004”.
    Cual es el motivo, su popularidad?
    Es la sustancia mas detectada porque está prohibida o se prohibió por ser la sustancia mas detectada?

    Por otra parte me gustaría que se corrigiese o que se redactase lo siguiente de forma mas veraz:
    “Además, como generalmente la marihuana más accesible es la que se fuma…”
    Esto no es asi, la sustancia a la que se accede, en sus distintas presentaciones (cogollos, extracciones, hachís, etc.) es independiente de su metodo de consumo (oral, tópico, inhalado…).
    Sería más correcto decir que el medio de consumo mas común es la inhlación por combustión (aunque no tengo los datos), pero esto nada tiene que ver con su presentación.

  3. 6 mayo, 2015

    Hola Mat,

    Como bien dices, la mayoría de artículos que puedas leer se centraran sobre el efecto general o sobre el efecto agudo antes del entrenamiento porque faltan estudios acerca de su efecto en el post-entreno, aunque desde luego que los efectos generales podrían ser, al menos en parte, extrapolables.

    En cualquier caso, ¿quién te asegura que los investigadores no sean también consumidores? De la misma manera que hay investigadores sobre fuerza o hipertrofia que nos tomamos como sujetos de determinados protocolos, ¿por qué no con respecto al Cannabis (y otras drogas)?.

    Para terminar, estoy de acuerdo en que todos los excesos son malos. En una dosis suficiente para ser óptima, no consumida de manera habitual y sólo en condiciones realmente controladas, los efectos que produce no tendrían por qué ser negativos.

    Gracias por tu comentario.
    Un saludo.

  4. 6 mayo, 2015

    Hola Boris,

    Relación primeros párrafos: el consumo habitual entre sujetos jóvenes deportistas lo situó como un foco de atención especial en los laboratorios de la WADA. Obviamente, si se le presta atención en laboratorios es para experimentar efectos con él; de ahí que fuera prohibido en el deporte (explicación más exhaustiva durante el resto del artículo).

    La segunda parte de tu comentario, estoy de acuerdo con ella y me parece que queda más claro como propones, por lo tanto, así se va a modificar.

    Muchas gracias por tu aportación.
    Un saludo.

  5. 21 junio, 2015

    Hola soy de Argentina y tengo el titulo de licenciado de educación física. Soy velocista, corro 100 metros y realizo a lo largo de la semana 3 tipos de trabajos, en la pista, en el gimnasio y trabajos de flexibilidad. Fumo antes y después de cualquier practica corporal. Desde mi opinión y mi experiencia que tengo con el uso de esta sustancia, puedo decir que el mismo se fundamenta desde muchos puntos. El principal es sobre la conciencia que se logra sobre el movimiento, desde su forma hasta su amplitud de las palancas por ejemplo. Al ser mas consciente del movimiento que se esta realizando la perspectiva cambia, los sentidos se amplían, los detalles cobran importancia, se puede ir mas allá desde la conciencia sobre tu propia corporalidad. Se corrigen los errores técnicos ( desde una postura, hasta un levantamiento olímpico o un skipping) mucho mas rápido. Particularmente en mi caso no siento ninguna desventaja o disminución en cuanto al rendimiento, cabe aclarar que hace 5 años que entreno y hace 3 que consumo cannabis y el rendimiento ha ido en mejora. Por otro lado, la recuperación del trabajo neuromuscular mejora, se disminuyen los dolores, se elimina casi por completo cualquier signo de estrés, al volver de los entrenamientos tengo mas apetito que un día que no he consumido la sustancia. Descanso mejor y al otro día me siento totalmente recuperado.
    A su vez convivo a lo largo de la semana con otros deportistas que fuman, consumen de forma oral u otros tantos que no lo consumen de ninguna forma, todos compartimos nuestros puntos de vista a cerca del tema, algunos están en contra y otros a favor, los que están en contra tienen sus fundamentaciones totalmente subjetivas, ya que han probado la sustancia y saben lo que es entrenar bajo los efectos de esta droga. Creo aquí, que este aspecto subjetivo es sumamente importante, es algo nuevo que esta surgiendo de forma social y cultural, y los debates de forma subjetiva cobran una importancia fundamental, como he dicho los estudios están tomando una buena iniciativa y están creciendo de forma exponencial para poder algún día ser objetivos al resto de la población, hoy por hoy carecen.

  6. 30 junio, 2015

    muy buen articulo..saludos!!!!!!!!!!!!!!

  7. 7 enero, 2016

    Buenas Mario, a mi me gustaría saber si el consumo de cannabis afectaría al crecimiento muscular, y en caso de que así fuera, en que medida afectaría a este. Agradecería muchísimo que respondieras. Gracias.

  8. 7 enero, 2016

    Genial artículo

  9. 8 enero, 2016

    Hola Federico,

    No se han realizado estudios convincentes que puedan llevar a concluir que el Cannabis es bueno o malo para el aumento de la masa muscular magra, aunque sí es cierto, por otro lado, que su consumo habitual a medio plazo (4-6 semanas a razón de 3-4 veces por semana) disminuye significativamente los niveles de testosterona (principal hormona anabólica) y los principales factores del crecimiento (GH, IGF-1).

    Siento no poder darte una respuesta cerrada, pero no aconsejaría su consumo; y en caso de hacerlo, no más de 1 vez por semana si se pretenden objetivos relacionados con el aumento de fuerza y/o hipertrofia.

    Un saludo.

  10. 6 febrero, 2016

    Hola Federico Carro,

    Como bien dice Mario hay estudios concluyentes sobre el consumo de cannabis y la reducción de testosterona, en especial en consumidores crónicos.

    Siento no poder enlazar datos exactos. No he sido capaz de localizar la fuente en concreto pero los leí hace años y es algo bastante estudiado.

    He sido consumidor habitual de cannabis durante muchos años (demasiados).
    Hace unos meses conseguí dejarlo por completo y dentro de un tiempo tendré una opinión más objetiva sobre los avances en mi cuerpo a la hora de entrenar una vez liberado del THC pero estoy convencido que el avance será notorio a pesar de no disponer de tiempo para entrenar a diario como venía haciendo.

    FACU, sobre tu comentario sólo decirte que 3 años es un plazo de tiempo relativamente corto.
    La cronificación de los efectos producidos varía mucho de una persona a otra y eso sin hablar de la cantidad ni la calidad de lo que se consume, factores que distorsionan mucho los resultados obtenidos.

    Personalmente tan sólo quería hacer una recomendación:

    No dejes que tu mente y tu cuerpo lleguen a ese punto de tolerancia.

    Cómo bien dice el artículo, una vez superado un punto, la tolerancia se amplía, el consumo debe ser mayor y entras en un círculo del que es difícil salir y acaba invirtiendo los efectos de la sustancia.

    – Crees que duermes mejor pero te levantas más cansado (sueño no reparador).
    – La atención y acentuación de sentidos a la que haces referencia se transforman en torpeza, lentitud e inexactitud en lo que haces (ya sea físico o mental).
    – La parte de “cardio” se ve bastante afectada con arritmias e incluso taquicardias en casos extremos.
    – Genera pereza mental, muscular y termina por producir una procrastinación de la que tampoco te das cuenta (pero está).

    Por no decir que afecta al carácter y la empatía.

    “Todas las sustancias son venenos, no existe ninguna que no lo sea. La dosis diferencia un veneno de un remedio” – PARACELSO –

    Disculpad la perorata, tan sólo quería aportar mi experiencia personal después de 15 consumiendo cannabis y entrenando.

  11. 5 agosto, 2016

    Buenas tarde,
    Gran artículo! una curiosidad, existe algún artículo sobre el rendimiento deportivo en verano? como afecta el calor o algo similar?
    Gracias.

  12. 6 agosto, 2016

    Un artículo excelente, muy bien expuesto. Me ha encantado el párrafo final. A ver si poco a poco vamos abandonando los prejuicios con respecto a estos temas.

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
3VhNVyEchx4.jpg
DOLOR DE HOMBRO: 7 CLAVES IMPORTANTES

DOLOR DE HOMBRO: 7 CLAVES (CONSEJOS, APLICACIONES PRÁCTICAS…) ►MI LIBRO - ENTRENAMIENTO EFICIENTE http://powerexplosive.com/libro/ ► BLOG http://powerexplosive.com/ ► REDES SOCIALES...

Cerrar