Antoni

AUTOR: ANDONI

      

CALENTAMIENTO EN BOXEO

Como hemos visto en artículos más generales sobre calentamiento, se utiliza previo a una actividad deportiva (ya sea entrenamiento o competición) con la intención de activar el cuerpo para dicha actividad, reducir el riesgo de lesionarse y mejorar el rendimiento posterior.

Esto es debido a una serie de mejorías fisiológicas y biomecánicas que el cuerpo ofrece ante dicho estímulo, entre las cuales podemos destacar las siguientes:

• Mejora de la respuesta muscular y tendinosa.

• Aumento del flujo sanguíneo.

• Aceleración de las reacciones metabólicas.

• Mejora en la velocidad de conducción nerviosa.

Estas adaptaciones, de cara a la mejora del rendimiento en la competición, son realmente importantes ya que producen una variación en la curva fuerza-tiempo y en la curva de fuerza-velocidad, desplazando estas a la izquierda y a la derecha respectivamente. De esta manera, somos capaces de aplicar mayor cantidad de fuerza en menos tiempo (Ball, Brown & Cardinale, 2003).

calentaminto curva
Figura 1: Cambios en la curva fuerza-velocidad tras el calentamiento. Extraído de Cunniffe et al. (2016).

En el boxeo, buscar el desplazamiento de estas curvas es un aspecto a tener muy en cuenta, ya que nos permitirá lanzar puñetazos más rápidos, con el consecuente aumento de la probabilidad de puntuar en los golpeos y aplicar mayor fuerza en estos.

Para ver si los protocolos de calentamiento más habituales en este deporte son verdaderamente efectivos Cunniffe, Ellison, Loosemore & Cardinale (2016) realizaron un estudio en el que se observó tanto qué tipo de calentamiento se llevaba a cabo como los efectos de dicho calentamiento.

MÉTODOS

Para realizar la investigación se les pidió a 6 boxeadores de nivel olímpico amateur (top 10) que realizaran el protocolo de calentamiento que normalmente solían hacer previo a un combate.

Tras el calentamiento, los sujetos estuvieron parados durante 25 minutos antes de empezar 4 asaltos de sparring de 2 minutos cada uno con 1 minuto de descanso entre ellos.

Para la medición de los efectos del calentamiento se midió la temperatura corporal tanto a través de la temperatura del interior del cuerpo (T core) como la temperatura de la piel (T skin). También se tomó la frecuencia cardíaca de los sujetos, la cual se separó en 5 zonas diferentes (50-59%; 60-69%; 70-79%; 80-89% y 90-100% FC máx)

calentamiento cambios

Figura 2: Cambios en la temperatura corporal a lo largo del protocolo. Extraído de Cunniffe et al. (2016).

Junto con los aspectos anteriormente mencionados, se realizaron una serie de test para analizar la mejora en el rendimiento debida al calentamiento:

• Para medir el rendimiento del tren superior se realizó un press banca puramente concéntrico con el 20%, 40%, 60% y 80% del RM de cada sujeto. La medición de este test se realizó a través de un encoder lineal.

• Para la medición del rendimiento del tren inferior se realizó un CMJ (salto con contramovimiento) y un DJ (Drop-Jump) desde 30cm de altura. Se realizaron 3 saltos de cada uno de ellos, con 30s de descanso entre saltos.

RESULTADOS

Protocolo de calentamiento

A pesar de que se les permitió a los sujetos utilizar su propio protocolo de calentamiento, se observó una gran similitud entre todos ellos. Tras colocarse los vendajes y los guantes, todos ellos realizaron una serie de ejercicios generales con el propio peso corporal, skipping y sombras (con una alta frecuencia de puñetazos).

calentamiento vendas
Seguido a esto, realizaron varias series de intervalos de alta intensidad de alrededor de un minuto de pads con su entrenador. La duración de los calentamientos tuvo cierta variabilidad entre sujetos (desde 7.4 min hasta 18.5 min).

Frecuencia Cardíaca

La frecuencia cardíaca pico obtenida durante el calentamiento fue significativamente inferior que la obtenida durante los asaltos realizados tras el periodo de descanso (158 vs 189 ppm, respectivamente).

La frecuencia cardíaca media, igual que la pico, fue inferior durante el calentamiento que aquella observada durante el sparring (123 vs 164 ppm).

La frecuencia cardíaca bajó durante el periodo de espera entre el calentamiento al comienzo de los asaltos (30 min) a unos valores inferiores a los observados durante el calentamiento.

calentamiento porcentaje

Figura 3: Porcentaje del tiempo pasado en cada zona de intensidad, tanto del calentamiento, como en el periodo de espera y en el sparring. Extraído de Cunniffe et al. (2016).

Temperatura corporal

Tanto la T core, como la T skin aumentaron tras el calentamiento (un 4.4% y 3.7%, respectivamente), valores que disminuyeron durante el periodo de espera para la T skin, pero no para la T core.

calentamiento temperatura

calentamiento corporal

Figura 4: Temperatura corporal en grados centígrados durante el calentamiento, tiempo de espera y sparring. Extraído de Cunniffe et al. (2016).

Análisis del rendimiento

Respecto al tren inferior se observó una tendencia de crecimiento tanto en el CMJ (4.8%) como en el DJ (5.8%). Dichos valores disminuyeron durante el periodo de espera en un 2.6%, alcanzando un valor significativo a partir de los 15 minutos de inactividad.

En lo que al tren superior se refiere, al igual que los saltos, la velocidad en el press banca aumentó de manera significativa tras el calentamiento, pero disminuyó durante el periodo de espera, especialmente ante cargas ligeras (se observó una disminución del 6.9% con el 20%RM), aquellas que permiten aplicar la mayor velocidad y por ende resultan más específicas al boxeo.

calentamiento rendimiento

Figura 5: Rendimiento del tren inferior medido a través de CMJ y DJ (30cm) durante el calentamiento, tiempo de espera y sparring. Extraído de Cunniffe et al. (2016).

CONCLUSIONES

El protocolo de calentamiento realizado parece ser muy similar en los boxeadores, observando la mayor variabilidad en la duración del mismo y no en el contenido.

Este parece estar formado principalmente por movimientos con el propio peso corporal, acompañados de diferentes golpeos, tanto al aire como al saco o a los pads.

Si nos fijamos en los valores de frecuencia cardíaca obtenidos tanto en el calentamiento como en el sparring (más parecida al combate de boxeo), nos damos cuenta de que el calentamiento realizado no es capaz de simular las exigencias fisiológicas de la competición, quedándose muy por debajo de las demandas a las que será expuesto el luchador al comenzar el combate.

Por ello, sería interesante realizar en un futuro una comparación de los efectos entre los protocolos habituales actualmente con algún otro protocolo de carácter más intenso que se asemeje en mayor medida a la competición.

Por otro lado, se observa que tras 15 minutos de inactividad post-calentamiento se da una reducción significativa de la producción de potencia, tanto del tren superior, como del tren inferior.

Recomendaciones prácticas

Debido a dicha reducción se recomienda:

1. Evitar, dentro de lo posible, un periodo de espera cercano o superior a 15 minutos entre el final del calentamiento y el comienzo del combate.

2. Por otro lado, especialmente si debido a la normativa del torneo no se puede reducir dicho tiempo, evitar quedarse totalmente parado y tratar de realizar un pequeño recalentamiento.

Por último, una opción para evitar esta pérdida de rendimiento es tratar de minimizar la pérdida de temperatura corporal, por lo que especialmente en ambientes fríos o húmedos colocarse algo por encima puede ser una buena estrategia.

calentamiento dibujo

Articulo Principal

Cunniffe, B., Ellison, M., Loosemore, M., & Cardinale, M. (2016). Warm-up Practices in Elite Boxing Athletes: Impact on Power Output. Journal of strength and conditioning research/National Strength & Conditioning Association.

Referencias

• Ball, D., Brown, P., & Cardinale, M. (2003). In vivo contractile characteristics of human muscle: the effect of acute temperature change. Medicine & Science in Sports & Exercise, 35(5), S389.

• Gray, S. R., De Vito, G., Nimmo, M. A., Farina, D., & Ferguson, R. A. (2006). Skeletal muscle ATP turnover and muscle fiber conduction velocity are elevated at higher muscle temperatures during maximal power output development in humans. American Journal of Physiology-Regulatory, Integrative and Comparative Physiology, 290(2), R376-R382.

  1. 20 febrero, 2017

    Tremendo artículo. Gracias.

    Espero seguir leyendo más sobre deportes de contacto en Powerexplosive.

    Personalmente intento compatibilizar mi entrenamiento de fuerza (531) con mis clases de boxeo, y no es fácil (sobre todo por mi disponibilidad de tiempo).

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
powerlifters
¿DEBERÍAN ENTRENAR LOS POWERLIFTERS MÁS COMO LOS CULTURISTAS?

AUTOR: MARCOS GUTIÉRREZ ¿DEBERÍAN ENTRENAR LOS POWERLIFTERS MÁS COMO LOS CULTURISTAS? No es infrecuente ver cómo powerlifters de clase mundial...

Cerrar