POWEREXPLOSIVE_JUAN

AUTOR: JUAN ANTONIO

LA REALIDAD DEL “BAREFOOT” DESDE LA

PERSPECTIVA DEL METAANÁLISIS CIENTÍFICO

Cuando hablamos de andar o correr descalzos aún algunos piensan que es totalmente absurdo. Sin embargo, existe evidencia científica bastante consistente que muestra los enormes beneficios del “barefoot”. En este artículo vamos a tratar la temática fundamentándonos en un metaanálisis de alta calidad que fue publicado en 2013 y desde el que analizaron 18 estudios que cumplían los requisitos previamente establecidos. Vamos a ello:

El primer punto sobre el que cualquier persona que se plantee cambiar al “barefoot” prestaría atención serían las probabilidades de lesión a las que nos estemos exponiendo. ¿Nos lesionaremos con más facilidad? Además del ámbito de seguridad, pensaría cuáles son esos supuestos beneficios que ha escuchado, ¿serán ciertos o puro marketing?

Se puede pensar que “Correr descalzos es más lesivo”, Pues ciñéndonos a la evidencia científica en forma de metaanálisis existente hasta hoy día, se ha podido vislumbrar justamente lo contrario, es decir, se producen menos lesiones y hay una clara mejora del rendimiento. Entre otros aspectos es debido a una mejora en la eficiencia en la biomecánica de la zancada, aumentando la frecuencia de zancadas y haciendo que cada zancada frene menos el avance (lo que tiende a ocurrir al utilizar un calzado con drop y amortiguación). No olvidemos que la gráfica de carrera sería (o debería ser) algo así: aceleración + frenado + aceleración + frenado…

BAREFOOT_GRAFICA

En la mayoría de casos, las lesiones que se producen al iniciarse en el “barefoot” no son debidas al propio “barefoot” sino a una mala transición-adaptación realizada o directamente por no haber llevado a cabo dicho proceso de adaptación. Ello provoca que, después de toda la vida andando y/o corriendo sobre zapatillas con drop y amortiguación, enseguida aparezcan dolores en la planta del pie debido a una falta de tono muscular previa en la musculatura plantar, causada por la inhibición provocada por la amortiguación de las zapatillas convencionales. Ello produce una sobrecarga muscular en dicha zona y automáticamente se atribuye (erróneamente) a la utilización del calzado minimalista o “barefoot”. Así pues, se generan diferentes cargas sobre las articulaciones dependiendo de los patrones de apoyo (antepié o retropié), relacionado directamente con el patrón de zancada y con el tipo de calzado utilizado (minimalista/barefoot o tradicional), siendo siempre menos lesivo y más eficiente los apoyos con la parte delantera de los pies.

Asimismo, el drop produce un acortamiento de la musculatura posterior, lo cual es muy negativo para la higiene postural y el rendimiento del individuo, tanto en personas con objetivos meramente de salud como en atletas de élite.

Por otra parte, hay moderada evidencia científica relativa a que el barefoot running genera un menor pico de fuerza de reacción contra el suelo, lo que podría significar un menor impacto a nivel articular y, por tanto, menor riesgo de lesión por estrés mecánico.

No obstante, y como en el propio metaanálisis se expone (en función de la prueba “Downs and Black quality index”, la cual está validada científicamente), la evidencia científica existente hasta el momento relativa al “barefoot” es de baja calidad, por lo que se debe seguir investigando al respecto, tratando de llegar a un punto de objetividad cada vez más preciso y a partir del cual podamos afirmar rotundamente sus beneficios con respecto a andar o correr con zapatillas con drop y amortiguación.

En definitiva, parece bastante recomendable la utilización de zapatillas minimalistas o “barefoot” a todos los niveles, siempre teniendo en cuenta la realización de la imprescindible fase de transición que se debe llevar a cabo previamente.

BIBLIOGRAFÍA

  1. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23996137
  2. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9764259
  1. 20 marzo, 2015

    Estoy de acuerdo, solo una puntualizacion recalcar la importancia de la fase de adaptacion, y es que segun las caracteristicas de cada individuo este fase se puede alargar mucho, si queremos conseguir una buena adaptacion, por otra parte sin llegar a realizar un trabajo de investigacion si he realizado un trabajo de campo sobre atletas que corren totalmente descalzos sin zapatillas de ningun tipo y es cierto que tienen menos lesiones pero tambien hay algun que otro iconveniente en cuanto al terreno sobre el que se corre, que hay que tener en cuenta

  2. 21 marzo, 2015

    Y para gente que necesita de plantillas porque tenemos el pie cavo. ¿Seria un inconveniente a la hora de adaptarnos a este calzado?.

  3. 21 marzo, 2015

    alex, yo uso fivefingers y la pisado se arregla despues de un tiempo, 6 meses o mas, yo era supinador y la pisada se me arreglo sola, claro que despuees de una larga transicion

  4. 21 marzo, 2015

    Seguramente el patrón de pisada también influye. Tal vez unas minimal con drop 0 y un patrón Ffp sea igual de recomendable y evitas inconventientes de ir descalzo. Lo d las lesiones debería demostrarse en estudios a largo plazo, igual sufririamos lesiones en fascia, aquiles y metas…

  5. 22 marzo, 2015

    Sin duda la pisada mejorará con el tiempo de uso de zapatillas minimalistas, pero debemos darle una importancia clave al periodo de transición, el cual debe ser llevado a cabo sin prisa y de manera adecuada.

Escribir un comentario

*

Your email address will not be published.

Leer entrada anterior
rapida_grasa
Dieta rápida de perdida de grasa

AUTOR: ORIOL TWITTER: @fitnessoriol Dieta rápida de pérdida de grasa En este artículo voy a tratar el PSMF de Lyle McDonald....

Cerrar